Archive for abril 18th, 2008

abril 18, 2008

חג הפםח כשר ושמח לכל היהודים

por bajurtov

Jag Pesaj kasher ve sameaj le culam les desea a todos nuestros lectores la administracion del blog

abril 18, 2008

Nena yemenita de ocho años de edad pide el divorcio de su ”marido”,de treinta,porque éste la golpeaba y violaba.

por bajurtov

En lugar de cursar el tercer grado de la escuela primaria o de jugar con muñecas junto a amiguitas de su edad,Nujud Nasser,niña de 8 años,de Yemen,irrumpió de improviso en el juzgado de asuntos penales de su país y le gritó al Juez de turno:” Socorro… !,Ayudeme…! quiero divorciarme de mi esposo.”
Luego de recibir los golpes y amenazas de su propio padre que si la llegaran a violar,este la asesinará por ”orgullo de familia”,fue obligada Nujud a casarse con Ali Tamar,de 30 años de edad,vecino pedófilo que le ”echó el ojo” y al cual le fue vendida la niña.
”Mi padre esta desocupado y no teníamos dinero para comer,entonces me vendió”,comento la desdichada víctima al Juez.Tambien luego de su boda siguió recibiendo palizas la pequeña Nujud,esta vez de manos de su marido,pues ella se escapaba de el para evitar que la violara.
”Me escondía dentro de la casa hasta que el me encontraba,entonces me golpeaba y despues me hacía cosas muy feas”,contó entre sollozos.
Pese que la ley de Yemen prohibe los casamientos de menores de 15 años de edad,muchos de sus habitantes suelen ”arreglar” los matrimonios de sus hijas cuando aun estas son niñas.
El juez ordenó de inmediato la detencion de su esposo,que padece de retraso mental,quien declaró ante los periodistas:
”Tengo pleno derecho de hacerle a mi esposa lo que me plazca,asi esta escrito en el Coran,y no pienso cederle el divorcio aunque me obligue el Juez:Yo la he comprado y es mia”.
Por orden del Juzgado,fue enviada la niña a un hogar de huérfanos financiado por el estado bajo la extricta prohibicion de mantener ningun tipo de contacto con sus familiares para que no vuelva a sufrir violacion y golpes.
Fuente:’Yediot Ahronot”

abril 18, 2008

Matze para primates

por bajurtov

ISRAEL: Cuando los árabes israelíes descubrieron la matzá

18/4/2008 – 07:38

En el país donde los judíos nacionalizaron el jumus, los árabes se volvieron aficionados a la matzá. Sólo lamentan que no haya Pesaj todo el año. Relaciones culinarias.
“Ojalá hubiera muchos Pesaj durante el año”, dice Omer Abed El-Aal a Yoav Stern, el periodista del matutino Haaretz. El-Aal es dueño de la panadería El-Barake en Iksal, aldea aledaña a Nazaret, y se toma un recreo matutino, entre el horneado de las pitas matutinas y el de los pebetes.
Además de tener sus opiniones sobre el aumento del precio de la harina en el mundo, habla también de la festividad que comienza: Pesaj es una bendición para la panadería El-Barake. Los habitantes de la aldea, en general trabajan en el centro del país, salen de vacaciones y compran más pan.
Y hay otra ventaja: los vecinos judíos laicos de la zona vienen en masa durante la semana a comprar pitas frescas, pebetes y demás productos “jametz”, hechos con la harina leudante prohibida en Pesaj.
Pero uno de los fenómenos más interesantes en Pesaj es el inverso: la matzá, el pan ácimo de la festividad judaica, se vende casi en todo poblado árabe de Israel. “Tal como los judíos nacionalizaron el jumus y el lábane, nosotros tomamos las ‘sufganiot’ de Januca y la matzá de Pesaj”, dice un amigo árabe.
La mamá de una nena en el colegio judeo-árabe “Un puente sobre el valle” en la aldea Qara cuenta que a ella no le gusta mucho la matzá, “pero los chicos piden”; pensé que era porque lo veían en las viandas de los chicos judíos, pero resulta que no, que justamente en las casas árabes hay matzá, y también en todos los negocios”.
En las empresas fabricantes de matzá dicen que el producto pascual se convirtió en el sector árabe en una “galletita de estación”. La matzá es como una golosina: se come generalmente untada con chocolate o mermelada. Por eso la demanda de matzá viene especialmente del público árabe infantil, que le pide a sus padres comprarla.
Hay quienes la mojan en el té de la mañana, quienes lo usan como crutones en la sopa, o lo mojan con aceite de oliva. Un periodista árabe confiesa que “peca” de consumo de matzá, en especial antes de irse a dormir, untado con lábane. “Yo sé que engorda, pero ¿sabes qué rico que es?”
En “Matzot Rishon Letzion” informaron que el porcentaje de sus productos vendidos a los árabes israelíes era en el pasado de unos pocos porcentuales. Hoy alcanza el 10% por lo menos. Este año, indicaron, no lograron satisfacer toda la demanda del sector árabe. “Es que los judíos tienen obligación de comerlo una sola semana al año. En cambio, con los árabes, y también en Europa, el producto tiene una ‘vida de estante’ mucho más larga”.

Fuente:”Povesham”