Bobby Kennedy y la historia de los candidatos pro-israelíes

por bajurtov


Sirhan Sirhan,nacido en Jerusalem.es el terrorista árabe
que lleva mas tiempo en prision.
EEUU no lo larga,como lo hace Olmierd con Samir Kuntar.

Bobby Kennedy fue asesinado hace 40 años, en el primer aniversario de la Guerra de los Seis Días. La historia reescrita, nos enseña que no fue una víctima del final de los tumultuosos años sesenta, sino más bien la primera víctima del terrorismo árabe. Por Shmuel Rosner. Haaretz.

Bobby Kennedy fue asesinado porque estaba a favor de Israel . Así se podía entender de lo que clamara su asesino palestino, Sirhan Sirhan, por lo menos en una ocasión. Este hecho ha sido por lo general minimizado, principalmente porque en el momento del asesinato, en 1968, la cuestión palestina no encabezaba ninguna agenda. Pero ahora el asesinato es objeto de renovado interés, debido a la fecha, y una interpretación moderna y acorde a la situación. Kennedy. La historia reescrita, nos enseña que no fue una víctima del final de los tumultuosos años sesenta, sino más bien la primera víctima del terrorismo árabe.

Su postura pro-israelí era un secreto a voces. A la edad de 22 años hace una gira por Tierra Santa, y las columnas que enviara para el periódico The Boston Post – ya extinto – han vuelto a ver la luz, ahora publicadas por Lenny Ben David, ex embajador de Israel en Washington. Varias sombrías previsiones de Kennedy resultaron precisas. “Estados Unidos nunca será capaz de recuperar la posición de predominio que antes disfrutaba con el mundo árabe, porque apoyó la Partición de Palestina”, escribió entonces. Kennedy advirtió contra la influencia de la política británica que, según dijo, “quiere aplastar” el sueño sionista. Diez años antes, cuando su hermano y futuro presidente, John Kennedy, visitara Palestina, sus informes eran mucho menos simpáticos.

La actitud hacia Israel de la administración en Estados Unidos está determinada en gran medida por la situación política. La administración Kennedy significó una mejora respecto de la administración Eisenhower, incluso si esto no quedó de manifiesto la primera etapa de su primera correspondencia e incluso si no era lo que élmismo tenía en mente. Es dudoso si el filo-semitismo de Kennedy habría sido más beneficioso para Israel que el antisemitismo de Nixon. Él no fue asesinado y siguió adelante con su campaña electoral. Vale la pena recordar todo esto cuando leemos las declaraciones del primer ministro Olmert sobre la urgente política contra reloj, porque “esta administración es especialmente amistosa” y “que esto no será necesariamente así en la próxima”.

Olmert considera conveniente argumentar que no es su inminente colapso lo que lo lleva a hacer convocatorias de urgencia, sino más bien la salida de Bush de la escena. Sin embargo, sólo dos candidatos centrales se disputarán la elección en Estados Unidos, e incluso si uno es “menos bueno” para Israel, no es precisamente un enemigo. Ninguno es del tipo de candidato que exigirá un rápido y cruento acuerdo con los palestinos. En cualquier caso, la hipocresía de Olmert se complementa con una hipocresía paralela: la dercha israelí, que abiertamente aplaude a Bush y en secreto advierte contra un posible presidente Obama, ya está lista para asumir riesgos y esperar al próximo presidente. Quienquiera que sea.

La larga campaña electoral en Estados Unidos traerá muchos más análisis y argumentaciones. Las predicciones de quienes ya saben si Obama o McCain será el ganador, son una apuesta, porque por el momento las posibilidades están 50/50. También las predicciones de aquellos que ya dicen saber que Obama o McCain será más o menos amistoso que el presidente Bush. En la mayoría de los casos no se trata de una predicción, sino de un “spin” político.

Cuando Bobby Kennedy fue candidato a Senador en Nueva York en 1964, el entonces Senador titular , Kenneth Keating, advirtió que su rival demócrata – el mismo al que hoy se presenta como un gran amante de Israel – no era realmente un candidato deseable o conveniente para Israel. El candidato republicano anunciaba entonces en su campaña: “Keating, el enemigo número uno de Nasser, el amigo número uno de Israel”. Si los votantes le hubiesen creído, Sirhan Sirhan tendría que haberse buscado otra víctima.

”POVESHAM”

One Comment to “Bobby Kennedy y la historia de los candidatos pro-israelíes”

  1. La verdad, por ahora no se sabe qué les pasó a los hermanos Kennedy para que acabaran siendo asesinados.

    Siempre he pensado que mucho poder, política y dinero se juntó en el camino de los hermanos…Dicen que en el 2020 se desclasificarán los archivos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: