Archive for marzo 4th, 2009

marzo 4, 2009

Príncipe ”arabuco” quiere comprar a Messi y a Maradona

por bajurtov

maradonamessi278

El dueño del Manchester City sueña con juntar a Diego Maradona y Lionel Messi

El propietario del Manchester City y miembro de la realeza de Abu Dhabi, Sulaiman Al Fahimd, dijo que nunca trabajo con el “Diez” pero que espera “que venga pronto con Messi, porque éste es un jugador que me hace amar Argentina otra vez”.

“No sé si Diego Armando Maradona puede ser un buen entrenador. Creo que debe ser el presidente de un club, con el derecho de escoger y comprar jugadores. En Nápoles empezó de cero y llevó al equipo a ganar. Tiene el poder de cambiar el destino de una sociedad…”, aseguró Al Fahim, según el diario Marca.

El dueño del City también se deshizo en elogios para Leo Messi. “Nunca he trabajado con Maradona, pero espero que venga pronto con Messi, porque éste es un jugador que me hace amar Argentina otra vez”, afirmó.
TELAM

marzo 4, 2009

Este es el famoso genocída de Darfour

por bajurtov

ist105_wh2
Omar Al -Bashir,”el carnicero de Darfour”

El Presidente de Sudan Omar al Bashir ,responsable de la masacre de 350.000 personas en su país,y de la expulsion de otros dos millones,ya tiene orden de captura internacional por parte del Tribunal de La Haya.
El genocida musulman no reconoce su orden de captura y detencion aduciendo que ”Si a Israel no le hacen nada por la ”masacre” de Gaza,por que debo ir yo preso,por mucho menos de eso…?

marzo 4, 2009

A Hussein Obama,ya se le está escapando el ”moro” que lleva dentro suyo y comienza a ”mostrar la hilacha”

por bajurtov

Estados Unidos y cinco potencias del mundo buscan abrir el diálogo con Irán

AJN.- La administración de Barack Obama dio un giro en la política de confrontación que llevaba adelante el gobierno estadounidense durante la gestión de George Bush. La intención es calmar el enfrentamiento nuclear y tratar de frenar el desarrollo armamentista del régimen islámico.

Estados Unidos y las cinco naciones más poderosas del mundo se comprometieron a iniciar conversaciones directas con Irán para calmar un enfrentamiento nuclear y frenar así la campaña armamentista del régimen islámico.

barak-obama-arabe
Hussein Obama

La medida marca un giro en la política de confrontación y aislamiento de Estados Unidos contra el gobierno del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, llevada adelante durante la gestión de George Bush.
La noticia surgió luego de una reunión de vigilancia nuclear de Naciones Unidas, en la que los representantes de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China expresaron la grave preocupación por los avances atómicos de Irán y las crecientes restricciones a los inspectores de la ONU para hacer un seguimiento del proyecto iraní.

No obstante, el grupo no mencionó la posibilidad de un endurecimiento de las sanciones como medio para frenar a Irán.
“Seguimos firmemente comprometidos con una solución diplomática, incluso mediante el diálogo directo”, dijo el grupo en una declaración enviada al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), según informó el portal de noticias Ynet.

Este nuevo compromiso de la administración de Obama con la cooperación multilateral para resolver los conflictos congelados fue bien recibido en el OIEA.
Irán reaccionó con cautela y confirmó que está abierto a conversaciones, aunque ya anticipó que exigirá cambios fundamentales en la política de Estados Unidos.
GB

marzo 4, 2009

Nuevamente Alberto Arce

por Galili

Hace un tiempo comentabamos aca ,quien era este Alberto Arce,el 19 de Diciembre del 08 ,llego desde Chipre a bordo de una nave del movimiento Free Gaza,fueron los ultimos que la marina israeli dejo entrar a Gaza ,se quedo durante la operacion “Plomo fundido” .Todo lo que filmo ha sido editado y se presenta al público mundial en el documental “Borrados del mapa”.

http://www.wipeoffthemap.com/

marzo 4, 2009

LA LEGITIMIDAD DE ISRAEL

por jabotito

Por Prof. Manuel Tenenbaum (*)

israel11

Desde que en 1948, contra todas las previsiones de estrategas militares, expertos diplomáticos y pedantes formadores de opinión, Israel no se dejó arrojar al mar, el Estado judío tiene problemas de imagen y de legitimidad.

A menos de una década de su establecimiento ya estaba estigmatizado por la Unión Soviética y tercermundistas de diversa filiación como “avanzadilla del imperialismo”, mientras el régimen de Nasser y los dos partidos “baathistas” de Siria e Irak recibían el rótulo de “progresistas”.

Cuando Nasser cerró el Estrecho de Tirán y obligó el retiro de las fuerzas de la ONU en vísperas de lo que fue la Guerra de los Seis Días, el Presidente francés Charles De Gaulle declaró agresores a los israelíes y tuvo su frase famosa “pueblo seguro de sí mismo y dominador”.

Vino después el abyecto aquelarre en la ONU cuando se declaró racista al sionismo. El Siglo XX necesitaba su libelo de sangre y lo tuvo en el más alto nivel internacional.

Atacado en medio del Yom Kipur, Israel -perdidoso al principio- tuvo la osadía de recuperarse y expulsar al enemigo hacia su territorio. Israel se defendió y resultó victorioso en guerras que, de haber sido derrotado en una, habría dejado de existir. Recibió más de medio millón de judíos perseguidos y saqueados en el mundo árabe y en lugar de conservarlos como refugiados los transformó en ciudadanos. Además Israel no entrena a sus niños y adolescentes en la estrategia del fanatismo antiárabe, del terror y del desprecio a la vida humana. Tampoco pertenece a ningún bloque regional, no tiene veintiún estados hermanos ni más de cincuenta que practiquen su misma religión.

Sin duda, todas estas circunstancias no contribuyen a pulir la imagen israelí. Más de veinte mil soldados y civiles muertos en las guerras que se le impusieron y en atentados terroristas, son “poca” sangre derramada. Haberse defendido con eficacia un “pecado” mayor. No haber mantenido y expuesto a sus propios refugiados en la miseria, un demérito para atraer la compasión universal. Y lo peor de todo, Israel prefiere mantenerse firme e incomprendido, antes que destruido y consolado en su desgracia.

La actual pulsión anti-israelí del mundo mediático y de la opinión pública, que conlleva espasmos de antisemitismo con “honrada conciencia”, está plagada de tergiversaciones e hipocresías. Hay un par de groseras mentiras que han sido adoptadas con entusiasmo digno de mejor causa por la “non sancta alianza” de agitadores propalestinos, energúmenos neonazis, izquierdistas llenos de odio por el hundimiento del mundo comunista e intelectuales y políticos -sobre todo europeos- que se solazan vilipendiando a Israel, rasgándose las vestiduras en nombre del derecho internacional y de los Derechos Humanos mientras protestan de no ser antisemitas.

Mentira número uno: Israel es un Estado extranjero en el Cercano Oriente.

Mentira número dos: Israel invadió a Palestina.

Si estas mentiras tuvieran un ápice de verdad, todo lo que se denomina civilización occidental caería por su base y literalmente no existiría. La carta constitucional del pueblo judío es el Tanaj, la Biblia que el mundo civilizado considera como la fuente primigenia de legitimidad, cultura y moral.

Mil años antes del nacimiento del judío Jesús de Nazareth y más de 1600 años de que surgiera el Islam en el desierto de Arabia, David y Salomón ya reinaban como gobernantes de un Estado judío en Eretz Israel y nunca, en ninguna época, hubo en dicha tierra un Estado autóctono que no fuera judío. Hubo sí invasiones imperialistas que destruyeron la independencia hebrea durante largos interregnos, sin que los judíos jamás renunciaran a reivindicar sus derechos sobre su tierra ni dejaran de habitarla por un solo día.

La legitimidad del Estado de Israel, refundado en 1948 en Eretz Israel (conocida entonces como Palestina y el país de los judíos) se basa en incontestables fundamentos de orden religioso, histórico, cultural, jurídico y político.

Todo el Tanaj, a partir de la concesión superior contenida en la Torah, da fe de la propiedad judía de Eretz Israel, espacio territorial en que se formó la personalidad del pueblo judío, se desarrolló la experiencia monoteísta y se dieron al mundo los principios fundamentales del derecho y de la ética, sin los cuales la humanidad estaría en tinieblas. Fue en ese pequeño territorio, pero lleno de santidad y profecía, que los judíos se propusieron irradiar luz para las naciones, misión que cumplieron cabalmente en las más diversas esferas y que tan ingratamente les fuera recompensada.

Toda la historia universal habla de pueblos que van y vienen, pero los judíos permanecen y siempre en la dirección de Eretz Israel, sin cuya centralidad su legado espiritual sería incomprensible.

En el mundo contemporáneo la política y el derecho han construido el paradigma de la autodeterminación de los pueblos y en la ONU se reconocen 192 naciones, entre ellas 57 islámicas y 21 árabes. A un solo Estado se le pretende discutir su legitimidad, al Estado del pueblo del Tanaj. Sin embargo, se trata de un vano propósito que solo esconde la frustración de los que tienen que resignarse a no poder destruir militarmente a Israel. Nadie le hace un favor al Estado judío por reconocer su derecho a la existencia, ni nadie puede afectarla por desconocerlo. Israel se funda por la decisión del pueblo judío y la justicia de su causa, amparado no sólo por la promesa bíblica, por la historia, por la cultura y por decisiones relevantes del derecho internacional, sino por su propio derecho natural a ser un Estado en la tierra de su origen y constitución.

En el mundo del revés de la media y de la política actuales, destruir las Torres Gemelas, atentar contra la Estación de Atocha o colocar bombas en Londres es siempre terrorismo de la peor calaña. En cambio enviar bombas humanas para masacrar israelíes en confiterías, discos, ómnibus escolares, paradas de transporte y otros lugares de aglomeración pública, “no es terrorismo, es resistencia”. Lanzar miles de cohetes contra la población civil del sur de Israel, “lucha”.

Tamaña aberración sólo se explica porque el desacreditado antisemitismo post Segunda Guerra Mundial ha encontrado por fin su válvula de escape: el antiisraelismo. Hoy Israel es entre los Estados lo que los judíos fueron durante siglos entre los pueblos y es objeto de idénticas calumnias y libelos.

Que los judíos somos los únicos aliados fieles con que Israel puede contar ya no es una mera frase retórica. Hoy más que nunca la misión de las comunidades judías en el mundo es levantarse en apoyo de Israel, repudiando y desenmascarando las difamaciones e infundios de que es víctima. La confrontación es en esencia un choque de voluntades y la primera parte que se desmoraliza pierde. Es por esta razón que profundizar la conciencia judía en nuestras comunidades se ha vuelto hoy más que nunca una tarea urgente. Con fe en nuestro destino, el pueblo y el Estado judío ganarán también esta batalla, que es la batalla no solo de Israel, porque en esta lucha se juega al mismo tiempo el honor y la seguridad de las comunidades judías del mundo entero.

(*) Prof. Manuel Tenenbaum es asesor del Congreso Judío Latinoamericano, institución que dirigió durante más de 30 años.

FUENTE: RADIO JAI
FUENTE: CONGRESO JUDÍO LATINOAMERICANO

marzo 4, 2009

Ayuda multimillonaria a Gaza, mientras continúan cayendo cohetes en Israel

por jabotito

Donaciones a Gaza, un premio al terrorismo de Hamas

Por Ruben Kaplan

Fuente y reenvio: www.porisrael.org

hamas-diplomats

El día en que el índice Dow Jones, a pesar del reiterado salvataje, abrió en su peor nivel en 11 años, y se derrumbaron los mercados europeos, arrastrando en su caída a los asiáticos, en un marco de dramáticas perspectivas económicas y financieras globales, en la glamorosa ciudad balnearia de Sharm el-Sheik, situada en el extremo meridional de la península de Sinaí, Egipto, participantes de numerosos países, aglutinados en un una conferencia de donantes, han comprometido una cifra cercana a los 4.500 millones de dólares para ayudar a la derrumbada economía de los palestinos y reconstruir la Franja de Gaza.

Las siderales sumas anunciadas, se erogarán a pesar que la frágil tregua en Gaza, entre Israel y el grupo terrorista Hamas, es violada por éste, continua y flagrantemente desde su tácita aceptación.

Inmediatamente después del alto el fuego unilateral decretado el 17 de enero por parte de Israel, seguido al día siguiente por el de Hamas con igual característica, los terroristas continuaron con el tráfico de armas en los túneles que permanecieron operativos y lanzaron desde entonces, decenas de cohetes desde Gaza a las ciudades israelíes de Netivot, Ashkelon, Sderot, el Néguev occidental y la región de Eshkol.

La advertencia de Israel, alertando que cualquier violación a la tregua virtual, sería respondida duramente, hasta el momento no se concretó en retaliaciones importantes. Escasa trascendencia tienen en los medios, las recurrentes provocaciones del Hamas. El atacar cotidiana e impunemente al Estado hebreo, se acepta como normal. Con seguridad, esperan la lógica reacción defensiva de Israel, para la consabida, feroz crítica.

En Sharm el-Sheik, donantes internacionales, que afirmaron que los fondos no caerán en manos del Hamas, se comprometieron el 2 de marzo a regalar cuatro mil 481 millones de dólares para apoyar a la maltrecha economía de los palestinos y reconstruir la Franja de Gaza, luego de la ofensiva israelí de tres semanas, conocida como operación “Plomo Fundido”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha recordado a los países donantes que, además de conceder los fondos, consideren cuestiones más generales como el alto el fuego, que es el cimiento para comenzar la reconstrucción de la Franja.

“Así también con nuestro trabajo hoy, cuando comencemos a reconstruir Gaza, estos cimientos deben ser un alto el fuego duradero”, subrayó

Las Naciones Unidas y las agencias de ayuda humanitaria dijeron que la reconstrucción del enclave costero era una tarea desalentadora mientras que los pasos fronterizos con la maltratada Gaza permanezcan cerrados.

“La situación en los pasos fronterizos es intolerable. Los trabajadores de las agencias humanitarias no tienen acceso. Los productos esenciales no pueden ingresar”, dijo, Ban Ki-Moon, a los donantes.

En una de sus habituales omisiones, el secretario general de la ONU, no se refirió a los ataques diarios del Hamas a territorio israelí, ni hizo mención a la absoluta responsabilidad que le cupo al movimiento terrorista en la destrucción de Gaza. No exhortó como es su deber, a la liberación de Guilad Shalit, el soldado israelí secuestrado hace más de dos años por Hamas y que Egipto no quiere que se vincule con el acuerdo de una tregua, como pretende Israel y suscribe el presidente francés Nicolas Sarkozy, que lo considera un tema prioritario.

Por su parte, la comisionada general de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, según sus siglas en inglés), Karen AbuZayd, tampoco comentó acerca de la agresión de Hamas y aplaudió hoy los resultados de la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Gaza.

“No sólo hemos tenido anuncios de donaciones, sino evaluaciones de qué hacer para emplear ese dinero”, declaró la titular de la UNRWA a la Radio de Naciones Unidas.

AbuZayd pronosticó que habrá “mucha presión para que Israel abra los cruces y se puedan enviar los recursos necesarios para la reconstrucción, además de la ayuda humanitaria”.

E.E.U.U. uno de los mayores benefactores, a través de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció una ayuda de 900 millones de dólares, enfatizando que evitará que el dinero llegue a Hamas.

“Hemos trabajado con la Autoridad Palestina para establecer salvaguardias que garanticen que nuestros fondos sólo sean usados donde y para lo que están destinados y no terminen en las manos equivocadas”, aseveró Clinton.

De los 900 millones de dólares que el Gobierno estadounidense ha anunciado, y que todavía faltan ser aprobados en el Congreso, sólo una tercera parte se destinará específicamente a suministrar ayuda humanitaria urgente para Gaza tras la ofensiva militar israelí. Además, otros 200 millones ayudarán a cubrir las carencias presupuestarias del Gobierno de Abbas y 400 millones de destinarán a la reforma económica y del sector privado, así como a proyectos en Cisjordania, actualmente controlada por el presidente Mahmoud Abbas.

Parece ser que E.E.U.U. acuciado por gravísimos problemas económicos, se olvidó que los atentados a las Torres Gemelas y al Pentágono cometidos por Al Qaeda, fueron festejados con alborozo en los territorios palestinos, al grito de ¡Muerte a América! , ¡Muerte a Israel! , mientras repartían caramelos como señal de júbilo.

Hamas, que no fue invitado a la conferencia, dijo que rechaza la vinculación de la reconstrucción de Gaza con la obligación de los palestinos a hacer concesiones.

El portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum, deslindando la inequívoca responsabilidad del movimiento terrorista, dijo en otra perorata, que la ocupación israelí es responsable de la destrucción y de las matanzas, y debe ser considerado responsable de “crímenes a sangre fría contra el pueblo palestino, de las matanzas y de crímenes contra la humanidad”.

Barhoum, pidió a los participantes que establezcan un mecanismo para entregar la ayuda directamente a los palestinos de Gaza al margen de la rivalidad entre las distintas facciones. En todo caso, Barhoum dejó claro que evitar al actual “gobierno palestino legítimo” en Gaza, supone un paso equivocado y “una premeditación para impedir la reconstrucción

La Unión Europea, que alberga en los países que la conforman, un cada vez más significativo número de musulmanes, y que también trata de sobrellevar la terrible crisis económica que aflige al mundo, donará 554 millones de dólares a los palestinos, para ser invertidos especialmente, en la reconstrucción de la Franja de Gaza.

marzo 4, 2009

El Islamismo y la fascioizquierda autista

por jabotito

REVISTA AMIGOS UNIVERSIDAD DE TEL-AVIV EN LA ARGENTINA (AUTA) – MARZO 2009

La Hoz y la Espada

Por Julián Schvindlerman

Analista político internacional

chavezyzapateroconkefia

Que la mezcla de un progresista occidental y un fanático musulmán conforman un cóctel ideológico extraño -y además profundamente incongruente- nadie lo puede negar. Después de todo, el primero adhiere al ideario de la emancipación física, mental y espiritual del individuo, mientras que el segundo postula el encarcelamiento del cuerpo, de la mente y del alma del hombre. El progresismo supone la búsqueda de la libertad de los pueblos; el Islam fundamentalista materializa la opresión popular. El progresismo aspira a la hermandad universal; el Islam fanatizado al sometimiento mundial. Uno propone integración, el otro conquista. El progresista desea la democracia, el islamista la teocracia. El progresista respeta la variedad, el musulmán extremista la uniformidad. Donde uno celebra la paz, el otro canta a la guerra (“santa” si es que cabe tal noción). Mientras que el buen progresista adopta el laicismo como manifestación de superación intelectual frente al rito y al mito, el fanático musulmán abraza la religión -ese mentado “opio de los pueblos” en la doctrina marxista- de la manera más oscurantista y primitiva posible.

En efecto, y en apariencia, ningunas cosmovisiones podrían estar más distanciadas la una de la otra que el progresismo occidental y el fanatismo musulmán. Y sin embargo, es cada vez más usual el deplorable espectáculo de identificación -ya no solo política sino afectiva- existente entre unos y otros. O más bien, de enamoramiento unilateral progresista con el Nuevo Hombre Islámico; ese hijo martirizado descendiente del Che Guevara y de Robin Hood según la curiosa teoría evolutiva darwainiano/izquierdista contemporánea. Varios desarrollos de los tiempos recientes han probado que los izquierdistas fanáticos y los musulmanes radicales tienen más en común de lo que las primeras vistas sugieren. Sí, tienen sus importantes diferencias. No obstante, ambos habitan un mismo planeta en el cuál la adhesión al dogma ortodoxo, la supresión del pensamiento crítico, y el fervor por la ideología totalitaria, son elementos vitales para ellos tal como el aire lo es para los terráqueos.

El izquierdista radical y el fundamentalista islámico son seres eminentemente autoritarios. En las palabras del sociólogo Patricio Brodsky, “en un caso será la tiranía en nombre de Allah, y en el otro en el de Marx, Lenin y el proletariado”. Pero tiranía será. Y ambos son cabalmente religiosos. El caso de los musulmanes fundamentalistas no requiere mayor elaboración, y en el de los “talibanes de izquierda” -en la colorida caracterización de Brodsky- dicha religiosidad se expresa en la creencia en La Verdad Absoluta del manifiesto izquierdista, en su férreo dogmatismo ideológico, y por sobre todo en la infalibilidad intelectual (ese noble talento para nunca equivocarse) que colma de virtud y grandeza a la sagrada empresa izquierdista cuyo cánon incluye, por supuesto, al antisionismo y al antisemitismo. Se trata de una izquierda caduca, según la periodista española Pilar Rahola, “que ha perdido las utopías que ella misma traicionó y que, en su ingenuidad, cree recuperar parte de la épica perdida en cualquier pañuelito panarabista que se pone al cuello”. Pañuelito, debemos agregar, que también cubre sus ojos al punto de enceguecerlos.

Prueba de ello se expresó en las recientes protestas públicas contra Israel en tanto decidió defenderse de los cohetes de Hamas, que reunieron a personalidades que fueron desde Annie Lennox hasta Hugo Chavez y desde Javier Bardem hasta Luis D´Elía. Más hemos visto en pasadas manifestaciones de los militantes de Quebracho, cuando -kefiá en el rostro, palo en la mano, y banderitas del Hizbollah como pancarta- exhiberon su clamor filoislamista y judeófobo en la calles porteñas. También la hemos visto en las aulas de ese bastión del izquierdismo argentino que es la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde pintadas gritaban “¡Por la destrucción del estado sionista fascista de Israel!” y  “Judíos invasores, matemos judíos, hacé patria”. Más evidencia surgió en la solicitada del 2006 “Detengamos el genocidio israelí” publicada en el diario izquierdista Página12, en la que intelectuales de la talla de Beatriz Sarlo y Horacio Verbitzky han puesto sus firmas al servicio de la insensatez y la vileza del calibre más pueril. Y la hemos visto, asimismo, en la “Carta sobre el conflicto Israel-Palestina” escrita por las figuras estelares del anti-occidentalismo contemporáneo Noam Chomsky, José Saramago, Harold Pinter y John Berger, que acusó al estado judío de llevar adelante “una estratagema militar, económica, y geográfica de largo plazo cuyo objetivo político es nada menos que la liquidación de la nación palestina”.

A este ritmo, deberíamos esperar demandas legales por parte de Tacuara contra los filósofos y letrados progre por el plagio ideológico de “haga patria, mate a un judío” y otro tanto por parte del Hamás, Hizbollah, la OLP y otras agrupaciones extremistas árabe-islámicas por robarles los intelectuales chick de Occidente la idea original de anhelar la obliteración de otro estado. Pero su plagio más peligroso sea quizás aquél que adopta la actitud nihilista del terrorismo-suicida. Tal como el escritor Marcelo Birmajer ha postulado: “buena parte del coro intelectual de las democracias liberales está copiando una de las novedades que nos propone el fundamentalismo de Al-Qaeda y compañía: el suicidio. Los intelectuales se están autodestruyendo al no alzar su voz contra la amenaza del terrorismo”.

Hasta hace algunas décadas atrás, luchar contra el racismo, el fascismo y el genocidio, significaba estar a favor de los judíos. Hoy, producto de una indecente corrupción del lenguaje -donde el sionismo es racista, los israelíes son nazis, y los judíos somos cómplices del crimen que es Israel- la lucha contra el racismo, el fascismo y el genocidio engloba, absurdamente, la oposición al estado judío. Ello ha sido el éxito más acabado de la incesante propaganda árabe que ha inescrupulosamente envenenado el discurso moral junto a sus fans en Occidente, esos tontos útiles de siempre cuya complicidad converge imperdonablemente en una matriz de errores, malicia e irresponsabilidad.