Archive for marzo 10th, 2009

marzo 10, 2009

Carta a un antisemita

por jabotito

Carta a Antonio Gala
Por Isaac Querub Caro (presidente para España del Museo de la Memoria del Holocausto de Jerusalén y ex presidente Comunidad Judía de Madrid)

Sr. Gala,

Su columna del diario El Mundo publicada el pasado 5 de febrero titulada Pueblo elegido es un alegato vil y antisemita. Vd., Sr. Gala, odia a los judíos. Defiende, sin pudor, argumentos de sobra conocidos, prejuicios y estereotipos con los que a lo largo de la historia se han atacado y asesinado a judíos. No se distingue del ministro del rey Asuero llamado Haman, de Hitler, de Goebbels o de Ahmadinejad. Usa los mismos tópicos recogidos por Los Protocolos de los Sabios de Sión, por el Tercer Reich o por Irán.

Ataca al Estado de Israel y al Sionismo –movimiento de liberación nacional judío- que devolvió la esperanza, la dignidad y la independencia al pueblo judío en su tierra de Israel tras la Shoá.

Una nación no se construye contra otros, sino a favor de unos ideales que recogen la memoria de un pueblo, la mancomunidad de destino y el afán de vivir en paz, en seguridad y en armonía con los vecinos.

Israel no nació para ocupar el territorio de otra nación sino para albergar al pueblo judío y recuperar la normalidad tras miles de años de exilio y sufrimiento. Vd., Sr. Gala, –a quien se presume culto y particularmente sensible– hace un flaco favor a los palestinos, pues éstos tienen derecho a su autodeterminación, soberanía e independencia, a su libertad y su dignidad, sin por ello tener que destruir Israel u odiar a los judíos.

Tergiversa la historia a su caprichoso antojo. Ni los judíos ni Israel han cometido nunca genocidio. El Estado de Israel se defiende cuando le atacan. Y cuando ataca, no tiene más opción que vencer. Israel no empezó nunca ninguna contienda militar. Ocupó Jerusalén este, Cisjordania y Gaza en 1967, durante la Guerra de los Seis Días, arrebatando dichos territorios a Jordania y Egipto. No a los palestinos.

No imagina, Sr. Gala, cuán fuerte es el deseo de los israelíes de devolver esos territorios ocupados a sus legítimos dueños a cambio de paz y de una cohabitación plausible. Pero todos hemos visto lo que ha ocurrido cuando Israel se retiró de Gaza en 2005.

Me gustaría, Sr. Gala, que visitara Vd. Israel, sus colegios, universidades, centros de investigación, hospitales y museos. Que conociera de cerca a judíos e israelíes y que se convenciera de que la paz es posible si ambas partes lo desean y educan a sus jóvenes generaciones para ello.

Puede que el pueblo judío se encuentre en la otra orilla. Sin embargo, ésta no es necesariamente la orilla equivocada, como Vd. insinúa, porque mucha gente o países nos hayan perseguido, maltratado, expulsado, asesinado o intentado exterminar a lo largo de la historia. ¿Acaso los judíos no han contribuido con fundamentos esenciales a la civilización judeo-cristiana que nos ha permitido progresar a todos como hombres, mujeres y ciudadanos libres? ¿Acaso los judíos no se movilizan a favor de causas humanitarias? ¿Qué han hecho si no Moisés, Jesucristo, Freud, Marx, Einstein o Cassin? ¿Acaso los judíos deben sentirse culpables de que el 0,2% de la población mundial haya obtenido hasta ahora un 20% de los Premios Nobel?

Vd., Sr. Gala, aspirante a campeón de la causa árabe, parece olvidar hechos históricos relevantes como la alianza del Gran Mufti de Jerusalén con Hitler a favor de la Solución Final de los judíos. Olvida también los cantos de sirena y los llamamientos a la destrucción de Israel de esos líderes populares de la nación árabe como Nasser, Assad, o Saddam Hussein. ¿Acaso levantaron un dedo por sus hermanos palestinos? ¿Supieron traer el progreso y el bienestar a sus pueblos? ¿Trabajaron por la paz y la democracia en Oriente Medio?

Vd., Sr. Gala, tan sensible y abierto de mente, no menciona nada acerca de los niños usados como escudos humanos por Hamás ni de las ejecuciones sumarias de los militantes de Al Fatah sin juicio previo. Omite también el trato a los extranjeros, la aplicación en público de la pena capital a los homosexuales, la inexistencia de los derechos básicos de las mujeres, la prohibición de otras prácticas religiosas aparte de la islámica, la falta de libertades y la enseñanza del desprecio y del odio al otro –el infiel– en la mayoría de los países árabes.

¿Por qué no dice nada, Sr. Gala, acerca de la angustia de los habitantes de Sderot? ¿Por qué guarda un silencio cómplice acerca de lo que ocurre en Darfur, Afganistán, Pakistán, Cachemira, norte de Nigeria, Irán o Siria? ¿Por qué olvida los atentados terroristas en Nueva York, Londres, Madrid, Bali o Bombay? Pretende apagar el fuego vertiendo gasolina. Ni árabes ni judíos, ni palestinos ni israelíes necesitamos de su rencor, su frustración o su odio.

Como dice la sabiduría popular, sólo se tiran piedras a los árboles que dan frutos. Pero Israel no sucumbirá jamás, bien que le pese. Además –y eso me tranquiliza, Sr. Gala– en caso de no existir el Judío, Vd., parafraseando a Sartre, lo inventaría.

marzo 10, 2009

Menem se negó a declarar en la causa que involucra a Siria con el atentado de AMIA

por bajurtov

POLITICA

Menem se negó a declarar en las dos causas por las que fue a Comodoro Py

menemauto235
Esta ”metido hasta las bolas” en el atentado
de AMIA.

El ex presidente optó por el silencio ante los dos jueces federales que querían indagarlo por la obstrucción de la “pista siria”, en la causa por el ataque a la AMIA, y por la venta del predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural a menos de su valor real. El fiscal Alberto Nissman, quien investiga el atentado, anticipó que pedirá su procesamiento.

El ex presidente Carlos Menem optó ayer por el silencio ante los dos jueces federales que querían indagarlo por presuntos delitos cometidos durante su gestión y en ambos casos se limitó a presentar escritos asegurando que es “absolutamente inocente”.

El actual senador riojano concurrió ayer por la mañana a los tribunales de Comodoro Py 2002, de esta Capital donde los jueces Ariel Lijo y su colega Sergio Torres lo habían convocado para que ejerza el derecho de defensa que es la indagatoria, a lo que Menem se negó.

De acuerdo a las normas procesales, los imputados por delitos penales pueden negarse a declarar sin que ello “sea tomado como presunción en su contra” y en ello se basaron los letrados del ex Jefe del Estado para sugerirle que se abstenga de contestar preguntas.

Lijo quería indagar a Menem acusado de haber obstaculizado la “pista siria” en la investigación por el atentado a la mutual israelita que provocó 85 muertes, mientras que Torres lo había citado como imputado por la firma del decreto de autorización para la venta, presuntamente a “precio vil”, del predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural Argentina (SRA), en 1991.

Menem arribó a las 10:25 a los tribunales de la zona de Retiro, donde ingresó a una cochera subterránea y a los tres minutos ya estaba en el tercer piso del edificio donde tiene su asiento el despacho de Lijo.

Con saco sport beige claro, pantalón al tono, camisa blanca y corbata amarilla Menem salió del despacho de Lijo, cinco minutos antes de las once; y se dirigió a lo de Torres donde también iba a adoptar la estrategia del silencio.

Acompañado por una decena de personas, entre abogados, miembros de su custodia personal y efectivo policiales; Menem subió lentamente los escalones hasta el cuarto piso mientras una treintena de seguidores lo vivaban en las afueras del Tribunal.

Tras la negativa de Menem a declarar ante Lijo, el fiscal especial para investigar el atentado a la mutual judía, Alberto Nissman anticipó a Télam que pedirá el procesamiento del ex presidente ya que el escrito que presentó en su descargo “está plagado de generalidades” y no hace “ningún descargo en concreto”.

Nissman ratificó que el senador riojano “presentó un escrito de siete carillas plagado de generalidades” en el que sostiene que es “absolutamente inocente y que todo es una infamia” pero “nada dice sobre las acusaciones en su contra”.

“No aborda ninguna cuestión” por las cuales está sospechado de haber intercedido para que la pesquisa que llevaba adelante el entonces juez federal Juan José Galeano tomara un cauce diferente, explicó Nissman al término de la breve audiencia en la que Menem se limitó a presentar el escrito.

En ese texto, resumió Nissman tras la lectura del documento, el ex presidente “no dice ni una palabra sobre la visita de (Alberto Jacinto) Kannore Edul a la Casa de Gobierno, tras la cual se “desactivaron diversas líneas de investigación”.

Ante Torres -y el secretario Diego Slupsky- el actual senador riojano también presentó un escrito negando irregularidades en la venta del predio ferial, tal como hizo su ex ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo, en la audiencia del 19 de febrero último.

La operación investigada habría significado a la entidad ganadero-agropecuaria un beneficio patrimonial superior a los 100 millones de dólares ya que el decreto presidencial autorizó su venta a 30 millones cuando su “valor piso”, según estudios periciales, ascendía a 131 millones de la moneda estadounidense.

Por su parte, Eduardo Agustín Carlos Zavalía y Juan Alberto Ravagnani, ex presidente y ex secretario de la Sociedad Rural Argentina ya fueron indagados, a fines de 2008, y deslindaron responsabilidad en el hecho al sostener que la entidad agropecuaria pagó el precio que fijó el Estado.

En las actuaciones también están involucrados tasadores del Banco de la Ciudad y del Hipotecario que habían fijado para el inmueble el valor de 30 millones de dólares cuando el “piso de venta” del predio debió ser, al menos, 131.800.000 dólares, según la tasación oficial.

TELAM