Archive for abril 21st, 2009

abril 21, 2009

Rudolf Kastner: Culpable o inocente ?

por bajurtov

rudolfkastner1
Rudolf Kastner

Rudolf (Israel) Kastner fue un judío húngaro acusado por el Estado de Israel de colaboracion con los nazis en Hungría y deportacion de 227.000 de sus hermanos al campo de concentracion de Auswitzch para su consiguiente exterminio y apropiacion de las tierras y bienes de los damnificados por su perversa accion.

Antes que finalizace su juicio,fue interceptado al bajar de su vehículo ,en Tel Aviv,cuando regresaba de sus tareas habituales como periodista de un diario en idioma húngaro,editado en en esa ciudad,por tres jóvenes:Uno de ellos le preguntó si él era Kastner,al contestar afirmativamente,le descerrejó tres balazos,uno que se le incrustó en la vertebra inferior de su columna vertebral,fue el que le causó la muerte.
A los pocos días de su liquidacion,La corte supema de justicia de Israel lo declara inocente de culpa y cargo post mortem.

Sus asesinos,condenados a cadena perpetua,son amnistiados por el presidente de la Nacioin siete años despues.

ESTA CONSIDERADO COMO EL PRIMER CRIMEN POLITICO DESDE LA CREACION DEL ESTADO DE ISRAEL.

abril 21, 2009

Los trelnta y dos millones de judíos

por bajurtov

20/4/2009

Hoy habría 32 millones de judíos

poblacion-de-judios-en-19331

El Prof. Sergio de la Pérgola -prestigioso demógrafo judío de la Universidad Hebrea en Jerusalén y del Instituto de Políticas del Pueblo Judío- estima que de no ser por culpa del Holocausto, el número actual de judíos en el mundo oscilaría entre los 20 a 30 millones; cuando en la realidad hoy en día hay solo algo más de 13 millones de judíos.
Estas estimaciones aparecen en un trabajo demográfico próximo a publicarse en la Revista Científica “Bishvil Ha’zikaron” la cual de la Pérgola intenta evaluar la envergadura del daño demográfico sufrido por el judaísmo como consecuencia del Holocausto.

El artículo señala que “las consecuencias demográficas del Holocausto trascienden en su magnitud a lo que generalmente pensamos”. El profesor subrayó que se trata de la aniquilación total de toda una generación de judíos, lo que hoy falta no es solo esa generación eliminada, sino también sus hijos y descendientes.

En vísperas del Día del Holocausto, en Israel residen 233700 sobrevivientes del Holocausto. A partir de esta noche y durante todo el día de mañana martes, todo Israel se congregará en torno a ellos para señalar con profunda unción el recuerdo de los 6 millones de judíos ausentes.

Tzvi Neumann desde Jerusalem para Radio Jai

abril 21, 2009

El antisemitismo de siempre en la Argentina…

por bajurtov

Pintadas antisemitas en cementerio judío

chavez-460x2761
La ”petera” con su maestro privado de antisemitismo.

AJN.- Se trata de pintadas antisemitas en el cementerio judío de Liniers. El Secretario General de la AMIA recorrió las instalaciones y está haciendo la presentación ante la justicia.

En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, AJN, el Secretario General de la AMIA, Dr. Julio Schlosser, confirmó a esta agencia que esta madrugada aparecieron pintadas antisemitas en el cementario judío de Liniers.

“Se trata de un atentado antisemita. La guerra en Mdio Oriente terminó. No permitiremos más actos antisemitas en nuestro país. Repudiamos firmemente el hecho como un acto de intolerancia, justamente, en un dia como hoy que recordamos a la victimas del Holocausto”.

Consultado acerca de las características de las pintadas, Schlosser describió el hecho diciendo que la en puerta principal apareció la inscripción judíos putos y estrellas de David tachadas dentro de un círculo.

“Yo recorrí las instalaciones esta mañanba y estamos haciendo la presentación ante la justicia en estas horas”, concluyó.

abril 21, 2009

Por coincidencias tragicómicas de la historia: Yom HaShoá y Durban II‏

por jabotito
Durban II y la Shoá, una infeliz coincidencia de la historia
Por Rubén Kaplan para Guysen International News
Martes 21 abril 2009 – 02:27
Mientras miles de jóvenes y adultos procedentes de diversos países del mundo, como lo vienen haciendo desde 1988, marchan por las calles de Varsovia, Cracovia y Lublin recorriendo los campos de concentración de Auschwitz, Birkenau, Treblinka y Maidanek en conmemoración del Iom Hashoá Vehagburá (Día del Holocausto y el heroísmo), y en Israel se honra la memoria de aquellos seis millones de judíos que fueron masacrados por los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial, en Ginebra, Suiza, se celebra la Conferencia contra el Racismo y la Xenofobia Durban II, evento cuyo verdadero propósito es demonizar a Israel, propagar la judeofobia, aventar toda crítica al Islam y atacar a Occidente. Y como si fuera poco, el momento de inicio de la cumbre Durban II coincidía con el 120 aniversario del nacimiento de Adolf Hitler.

Suiza, el país anfitrión de la oprobiosa cumbre Durban II, es conocido por su declamada prescindencia y neutralidad. Amparándose en esos antecedentes, su presidente Hanz Rudolf Herz, quien también detenta el cargo de ministro de Finanzas, recibió el domingo previo a la cumbre, en un acto repudiable, al presidente de la República Islámica de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, el pertinaz y cínico negador del Holocausto, que en reiteradas oportunidades amenazó con borrar a Israel del mapa.

El cuasi agasajo dispensado al desvariado Ahmadinejad por parte del presidente suizo Herz, mereció la reprobación de Israel que a través del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Ygal Palmor, definió al persa como “el representante de un régimen que viola los derechos humanos, que asesina y persigue a los opositores y a los grupos minoritarios y exporta el odio y el terrorismo en todo el Medio Oriente. “Dignificar este régimen con un apretón de manos, sólo refuerza la posición del ayatolá y envía un mensaje equivocado a todos aquellos que en el Medio Oriente y en el resto del mundo, arriesgan sus vidas defendiendo la causa de los derechos humanos”.

En su patética defensa, Hans Rudolf Herz, en una entrevista radial justificó la reunión con su colega Mahmoud Ahmadinejad diciendo que la crítica no era justificada. “Suiza es un país neutral y no forma parte de ninguna alianza”, añadiendo que es parte de la tradición de su país ofrecer sus servicios de mediación.

El rol que le cupo al país helvético durante la Segunda Guerra Mundial, originó muchas controversias. Concretamente, Suiza ha sido acusada de haber rechazado miles de refugiados judíos, entregándolos en ocasiones a las autoridades alemanas, condenándolos de esa manera a una muerte segura, de comprar el oro perteneciente a judíos, que fuera robado por los nazis, y rechazar posteriormente la entrega de activos depositados en sus bancos, supuestamente a buen recaudo, por inversores que murieron en la guerra. Asimismo, ha sido inculpada de haber prolongado la guerra, suministrando material bélico al Tercer Reich.

No obstante que el ex presidente suizo Kaspar Williger en 1995 se disculpó por la conducta de su país con los judíos, el actual mandatario Herz, con su abrazo de recepción el domingo pasado al desvariado Ahmadinejad, consecuente con su oscuro pasado, protege entre otros intereses, el convenio del consorcio suizo-iraní Erdgas- Elektrizitätsgesellschaft Laufenburg (EGL) y la National Iranian Gas Export Company (Nigec) quienes sellaron su unión con un contrato por 30.000 millones de dólares firmado en Teherán.

Tal como se preveía, el lunes 20 de abril, la Conferencia de Naciones Unidas contra el Racismo Durban II, que se desarrolla con la ausencia de Israel, Canadá, USA, Alemania, Italia, Australia, Nueva Zelanda, Los Países Bajos y Polonia, que se negaron a participar, reveló claramente su real naturaleza.

Apenas comenzó su virulento discurso en la conferencia que sucede a la cumbre de Durban de 2001, el inicuo Ahmadinejad, empezó a hablar de “gobierno racista” y “racismo barbárico”, en referencia a Israel.

“Después de la Segunda Guerra Mundial ellos recurrieron a las agresiones militares para hacer que toda una nación quedara sin hogar bajo el pretexto del sufrimiento judío”. “Y ellos enviaron inmigrantes desde Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo para establecer un gobierno totalmente racista en la ocupada Palestina”.

Los exabruptos de Ahmadinejad, que fue interrumpido y abucheado por unos manifestantes con pelucas de payasos, que le gritaban racista, suscitaron la inmediata retirada del recinto, de 23 delegados que dejaron sus asientos cuando el presidente iraní , insistía en acusar a Israel de ejercer un “régimen racista cruel y represivo” contra los palestinos. “Hay que hacer esfuerzos para poner fin a los abusos de los sionistas y de sus partidarios.”

Las críticas a la perorata inflamada de odio fueron instantáneas.

Washington condenó el discurso de Ahmadinejad como “vil y cargado de odio”, mientras que el Vaticano (que no abandonó la sala) lo calificó de “extremista e inaceptable”.

Navi Pillay, la Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, quien había criticado a los Estados Unidos por su negativa a participar de la Cumbre, dijo que el discurso era “desagradable” y “detestable”.

“Estuve impactada y profundamente triste por todo lo que él dijo”, expresó Pillay a periodistas. “No creo, sin embargo, que su conducta sea ninguna justificación para que ningún otro miembro de Estado se saliera de la conferencia.” El desenlace deja a la Alto Comisionado, sin sustento para la queja.

“Tan atroces comentarios antisemitas no deberían tener lugar en un foro anti racismo de la ONU”, dijo el embajador británico Peter Gooderham, cuyo país decidió no enviar un ministro a Ginebra, pero convalidó con su presencia al igual que Francia la Cumbre de la ignominia.

Por su parte, el presidente francés Nicolas Sarkozy “condenó ese discurso cargado de odio” y pidió por parte de la Unión Europa reacciones de “extrema firmeza” ante lo que consideró una grave “falta de respeto a los valores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, deploró el discurso que llevó a decenas de delegados a dejar sus asientos, otro contratiempo que se sumó al boicot a la conferencia liderado por Estados Unidos y seguido por otros países. “Lamento la utilización de esta plataforma por parte del presidente iraní para acusar, dividir e incluso provocar”, aseveró. Agregando en una conferencia de prensa al final del día: “Esta fue una experiencia muy incómoda para mi como Secretario General”.

“Yo no había visto, ni experimentado, este tipo de procedimiento tan perjudicial de la asamblea, de la conferencia, por parte de ningún miembro de Estado. Esta fue una situación totalmente inaceptable”, agregó.

Parece olvidar Ban Ki- Moon que Ahmadinejad fue agasajado el 25 de setiembre de 2008 en el Grand Hyatt Hotel de Nueva York por el cura católico Miguel D’Escoto Brockmann el Presidente de la Asamblea General de Las Naciones Unidas, quien abrazo mediante, lo distinguió como invitado de honor, antes que pronunciase un discurso en esa sede, análogo al de hoy.

Aunque la mayoría volvió al recinto cuando Ahmadinejad terminó de hablar, la República Checa dijo que su delegación no seguiría participando en la conferencia.

El discurso de Ahmadinejad fue televisado en directo en Irán. La transmisión se interrumpió abruptamente cuando se retiraron los delegados europeos en señal de protesta; por supuesto, se reanudó al final del mismo, cuando algunos países árabes y tercermundistas aplaudieron tibiamente.

El día martes 21 de abril, en Israel, con el corazón contrito, se recuerda a las víctimas de la Shoá, el mayor crimen cometido en la historia de la Humanidad. Por una irónica coincidencia, en Durban II, al presidente de Irán, Ahmoud Ahmadinejad, quien niega ese irrefutable hecho histórico y amenaza con otro genocidio se le permite disertar en un ámbito auspiciado por las Naciones Unidas.

Con inocultable dolor, el presidente israelí, Shimon Peres sentenció: “El nazismo ha sido vencido, pero el antisemitismo aún respira.”


También recomiendo la lectura de un breve análisis de Ana: http://ana-ana2008.blogspot.com/2009/04/335-durban-ii-no-nos-defraudo.html

La Shoá no comenzó con las cámaras de gas ni la aparición de Auschwitz. Comenzó con la incitación al odio, comenzó con cosas como esta:
http://elrejunteil.wordpress.com/2009/04/20/el-mensaje-de-hamas/

abril 21, 2009

En vísperas de Yom HaShoá recordamos a una heroína anónima: Silvia Herman

por jabotito

Argentina: Nuevo libro redescubre el secuestro de Adolf Eichmann
Por Gabriel Ben-Tasgal para Guysen International News
p90_eichmann4
El jóven escritor y periodista neoyorquino Neal Bascomb publicó hace poco su nuevo libro “Hunting Eichmann” (Cazando a Eichmann), en donde muestra los dilemas de los agentes del Mossad y su sentido de la justicia histórica al secuestrarle en Argentina. No es el primer libro que explica el secuestro de Eichmann, ni tampoco la primera vez que se prueba la ayuda brindada por el gobierno del General Perón a los nazis. Sin embargo, Bascomb detalla en una entrevista para el diario israelí Yediot Ajaronot como tuvo que obligar a las autoridades argentinas para que le permitan fotocopiar al pasaporte argentino de Ricardo Klement (así se hizo llamar Eichmann) que le facilitó la huída de Europa o el hecho que la mujer que identificó a Eichmann en Argentina sigue ocultándose por temor a ser atacada por nazis deseosos de vengar su participación en el secuestro.

Se han publicado muchos libros sobre Adolf Eichmann y su secuestro en Argentina. Desde el libro parco y frío del jefe del Mossad de entonces Isaar Harel, llegando a la biografía de Eichmann y su captura publicada por la prestigiosa académica judía-alemana Hannah Arendt. El nuevo libro de Neal Bascomb es especial, y no solamente por el hecho que el escritor no es judío. “Hace como 15 años estaba estudiando en una universidad de Luxemburgo y de casualidad me topé con sobrevivientes del Holocausto. Ellos me dijeron que habían logrado hablar abiertamente sobre el Holocausto desde el secuestro de Eichmann. Recuerdo que el tema me sedujo desde el punto de vista histórico y periodístico. Leí todos los libros que es escribieron sobre el tema… No, no soy judío, mi familia tampoco sufrió el Holocausto, no tengo ningún tipo de relación o mi familia la tiene hacia el tema, algunas personas que sabían que estaba estudiando para escribir el libro me decían “tú no eres judíos, ¿qué te importa?… pero no es así”, afirmaba Neal Bascomb en la entrevista para el diario israelí.

Cuando uno revisa la huída de Eichmann a Argentina, no sorprende la colaboración de las autoridades de este país para con los genocidas nazis. En 1945, tras la caída del régimen nazi, Eichmann huye a Argentina por medio de la organización ODESSA con un pasaporte entregado por la delegación de Génova del Comité Internacional de la Cruz Roja el 1º de junio de 1950, que le reconoce llamarse Ricardo Klement, natural del Tirol del Sur, Italia, y de condición apátrida. Con este pasaporte, con datos falsos, recibe el permiso de inmigración otorgado por el Consulado General de la República Argentina en Génova. En Argentina, se encontraba de vez en cuando con otro personaje nefasto, Joseph Mengele, de aspecto gordo, bajo y espesos cabellos oscuros, que se hacía llamar doctor Gregor. Mengele huyó luego a Paraguay y a Brasil.

Por otro lado, cuando se revisa el estilo de vida y las medidas adoptadas por Eichmann y su familia para ocultarse, sorprende el relativo “desdén” en sus medidas de seguridad… como si se sintiesen muy seguros de su refugio en Argentina. Es verdad, por un lado, Eichmann adoptó un estilo de vida muy parco, vivía pobremente en una casa sin luz. Eichmann quiso terminar su vida de incógnito en el Gran Buenos Aires, como electricista, vendedor de licuados y criador de conejos. Junto con la identidad falsa de Klement, Eichmann adoptó una estrategia que no abandonó hasta el final: la pobreza. Trabajó en un taller mecánico en Palermo (Serrano al 1800), vivió en el Tigre y se trasladó a San Miguel de Tucumán, donde la compañía Capri, que empleaba a varios científicos alemanes y era promovida por el gobierno de Perón, le encargó trabajos de hidrografía. Sin embargo, en 1957 es descubierto cuando trabajaba como mecánico en la fábrica Mercedes Benz, en González Catán. Veamos ahora cómo fue descubierto.

Un día a finales de diciembre de 1956, una chica argentina descendiente de inmigrantes alemanes llamada Silvia Herman invita a su casa a un jóven que había conocido en una discoteca y con el que había salido varias veces. El muchacho decía llamarse Nic Eichmann… si, uno de los hijos del buscado nazi, responsable de coordinar las deportaciones de los judíos de Alemania y de otras partes de Europa occidental, meridional y norteña, a los campos de exterminación y de planear la deportación detalladamente.

El día que Nic Eichmann llega a la casa de Silvia Herman, la jóven le presenta a su padre Lothar, una persona ciega que se desempeñaba como abogado y que aunque no lo contó, era un judío que se había casado con una mujer cristiana escapando de la Alemania nazi tras la Noche de los Cristales. Nic Eichmann comienza a vanagloriarse del pasado nazi de su padre. Entre otros comentarios judeófos, Nic Eichmann dice que “es una lástima que los nazis no hayan terminado el trabajo con los judíos”. Le cuenta; a una persona que apenas conoce; que su padre había sido un Obersturmbannführer (Teniente Coronel) de las SS nazi. Lothar Herman se muestra conmocionado pero no dice nada…

Al cabo de unos días, Silvia le lee a su padre una información en el diario alemán local en donde se informa que las autoridades creen que Eichmann se escapó a Argentina. Lothar Herman decide no informar sobre sus sospechas a la Embajada alemana en Argentina ya que suponía que dichas autoridades avisarían a Eichmann. Al final, decide enviarle una carta al fiscal de Frankfurt, cuyo nombre aparecía en la crónica, llamado Fritz Bauer. Bauer pertenecía a una familia de judíos de Stutgart, fue apresado por sus actividades en el partido social democrático y luego terminó huyendo a Dinamarca. El ahora Fiscal General no transmitió la información al Ministerio de Relaciones Exteriores de su país porque, también él, entendía que dicha información llegaría a Eichmann. Lo extraño es que Bauer tampoco confiaba en el Ministerio de Justicia. En cambio, le transmitió la información a un agente del Mossad en Alemania.

Lo que pocos conocen es que Silvia Herman, guiada por su padre ciego, se arriesgó para identificar en persona a Adolf Eichmann. A familia se había mudado por la zona de Coronel Suárez hacía poco tiempo. Nic Eichmann no había invitado nunca a Silvia a su casa. Sin embargo, ella se presentó de improviso en la modesta vivienda en donde se encontró con la segunda esposa de Adolf Eichmann que, tras dudarlo, la invitó a entrar al escuchar que Silvia se presentaba como amiga (por lo visto era la novia) de su hijo Nic. Dichter, hermana de Nic, estaba en la casa y le sonrió al verla ya que con ella si se conocían. Al rato, entró a la sala de estar una persona de unos 60 años que portaba anteojos que se presentó como el tío de Nic, Ricardo Klement. Luego, regresó a la casa Nic que no se mostró feliz al ver a la muchacha. “¿Quién te dio la dirección?”, le preguntó Nic, “unos amigos, estaba por la zona y decidí venir a verte”, le respondió Silvia. Nic le ofreció acompañarla cuando la jóven decidió irse y notó que Nic y Ricardo se despedían con un “¡adiós papá!”. ¿Por qué le dices a tu tío papá? Lo interrogó Silvia cuando estaban fuera de la casa… “¡es una forma cariñosa de llamarnos en alemán!”, justificó el hijo de Eichmann.

Silvia Herman confirmó que Ricardo Klement era, probablemente Adolf Eichmann. La información fue enviada a Fritz Bauer y así comenzó la operación para confirmar la identidad de Eichmann y su secuestro por agentes del Mossad. Para eso, se invirtieron dos años. La participación de judíos argentinos que ayudaron en los operativos para confirmar la identidad de Eichmann, el secuestro y el traslado del nazi como parte del equipo del avión de El Al que llegó para “festeja” los 150 años de la independencia de Argentina… son hechos más conocidos.

“Silvia Heman vive en la clandestinidad desde que se conoció el caso – decía Neal Bascomb a Yediot Ajaronot – hasta el día de hoy se oculta porque teme que los hijos de Eichmann se venguen de ella. Hablé con su madrastra y con vecinos de ella y descubrí muchas cosas”.

El Museo del Holocausto en Buenos Aires había expuesto el pasaporte argentino de Klement. Quizás, el documento presentado es el mismo que figura en la wikipedia cuando uno busca el nombre Adolf Eichmann. Cuesta saber si Neal Bascomb sabía esto o no. Lo cierto es que el pidió permiso para acceder a los documentos argentinos sobre el caso en donde se topó con el pasaporte. Bascomb deseaba recibir una copia para saber quienes fueron los argentinos que intervinieron en la expedición de este documento que incluye datos falsos. La Justicia argentina rechazó el pedido por lo que tuvo que contratar a un abogado para lograr recibir el documento. “Veo en este pasaporte una prueba importante para saber quien lo ayudó a escapar”, afirmó Neal Bascomb.

“Me encontré con personas que solían emborracharse con Eichmann – agregó el escritor – muchos de ellos no lo querían. Dijeron que era una persona a la que le estrechabas la mano y luego te daban ganas de ir a lavarte las manos. Me encontré con personas que me dijeron que estrecharle la mano era como apretar una rata mojada”.

En la medianoche del 31 de mayo de 1962 Eichmann fue ahorcado tras ser juzgado en Israel. Posteriormente su cuerpo fue cremado y las cenizas fueron esparcidas en el mar, más allá de las fronteras marítimas de Israel, en aguas internacionales, para que jamás hubiera un memorial en el futuro a su persona y ninguna nación sirviera como su lugar de descanso final. La ejecución de Adolf Eichmann ha sido la única vez que Israel ha decretado una sentencia de muerte.

La sociedad israelí y muchos judíos en el mundo comenzaron a contar sus experiencias en el Holocausto tras el secuestro y juicio a Eichmann. Una parte de esta “apertura” es producto de la valentía de Silvia Herman.

abril 21, 2009

Durban II: repudio público a Ahmadineyad‏

por jabotito

img43e612e7138ad

Además de las naciones democráticas que decidieron boicotear desde un principio la patraña de ese festival del odio llamado “Durban II” (me refiero a Canadá, Israel, Estados Unidos, Australia, Holanda, Alemania, Italia, Nueva Zelanda y Polonia), también hubieron valientes delegaciones de otros países que, a pesar de haber asistido a ese patético evento, inmediatamente se retiraron del recinto cuando tomó la palabra uno de los mayores violadores de derechos humanos en el mundo, racista, homófobo, negador del Holocausto e incitador del odio y el genocidio…. me estoy refiriendo por supuesto al enano fascista iraní Mahmud Ahmadineyad, cuyo podio utilizó cínicamente para dar un discurso cargado de odio antisemita en una conferencia donde supuestamente se debería tratar el problema del racismo en el mundo, ni siquiera criticando al Estado hebreo, sino directamente deslegitimando desde un principio el derecho a la existencia de un solo país de los 192 que hay en el mundo…. ¿adivinen cuál? sí, la obsesión con Israel es realmente demoledora. Pero esto no es ninguna sorpresa, las delegaciones de los países que se retiraron del recinto en repudio a Ahmadineyad sabían lo que era esta conferencia y sabían lo que diría Ahmadineyad cuando tuviera la oportunidad de hablar. No obstante eso, luego de que una persona vestida de payaso llamara al presidente iraní en la cara “racista, racista” (hasta que fuera sacado por personal de seguridad), por lo menos estas naciones decidieron tomaron una actitud y, antes de no hacer nada, boicotear al menos al dictador iraní, en medio de los aplausos de los presentes felicitando esta actitud de condena al presidente iraní y haciendo ruido entre silbidos en medio de la declaración de odio de Ahmadineyad que le fue difícil de proclamar ante tanto ruido de protesta de los presentes. Este fue el caso de los representantes de Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Estonia, Luxemburgo, Malta, Portugal, Rumania, Eslovaquia, España, Suecia, Noruega y el Reino Unido. El presidente de la ONU, Ban Ki Mon, afirmó sentirse profundamente consternado por el discurso de Ahmadineyad y pidió que no se volviera a repetir. De las delegaciones que se quedaron a presenciar el discurso completo, entre las cuales se encontraban las más brutales dictaduras antidemocráticas y regímenes violadores de los derechos humanos, realmente muy pocas lo aplaudieron al dictador nazi iraní (casi como un aplauso de burla). Veamos en este video testimonial una muestra general de lo que sucedió:

http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/8008572.stm

Me quedo con la declaración del señor Shimón Peres en relación a este lamentable suceso: “el Nazismo fue derrotado, pero el antisemitismo sigue vivo. El gas se evaporó, pero el veneno perdura”.

A propósito del famoso dicho “el que calla otorga”… ¿qué hizo la delegación argentina ante esta situación? (recordar que Argentina es uno de los países activos participantes de la conferencia). Ya que se habla tanto del tema de los derechos humanos en relación a la última dictadura militar, me parece un poco hipócrita no protestar ante el hecho de que el presidente iraní, acusado por la justicia argentina de proteger a los criminales buscados por INTERPOL por el atentado a la embajada israelí y la masacre de la AMIA en Buenos Aires, exponga públicamente su odio antisemita en un podio nada menos que de las Naciones Unidas, y lo peor es que no es la primera vez que pasa (podrían simplemente haberse retirado del recinto en el momento de su discurso como hizo una veintena de países, pero los representantes argentinos decidieron quedarse). Eso se llama complicidad por omisión y me averguenza profundamente esta actitud de un país democrático como el mio.

UPDATE: Como siempre hace la Argentina, tarde pero seguro, finalmente se acopla a la posición común de la comunidad internacional. El comunicado oficial de la Cancillería de ese país dice que “para la Argentina la negación del Holocausto es inaceptable. Es por eso que en febrero pasado fue expulsado de nuestro país el Obispo Richard Williamson, quien había puesto en duda que el pueblo judío hubiese sido víctima de un genocidio durante la segunda guerra mundial”. “Las declaraciones del Presidente de Irán ponen de relieve una gran irresponsabilidad, tanto más cuando ocurren en el seno de una Conferencia destinada a tomar medidas contra el racismo y el antisemitismo, por lo cual sus dichos merecen la total condena del Gobierno argentino”.