Archive for enero 22nd, 2010

enero 22, 2010

El verdadero ”Muro de la verguenza”se encuentra en un país moro.

por bajurtov

Al otro lado del muro

por RAQUEL QUÍLEZ

Un muro de 2.500 kilómetros atraviesa el desierto del Sáhara. Lo levantó Marruecos en los años 80 para repeler los ataques del Frente Polisario, con quien mantenía una guerra abierta de la que se selló el alto al fuego en 1991 bajo el auspicio de Naciones Unidas. Hoy, cerca de dos décadas después de ese acuerdo, esta fortificación sigue separando a saharauis y marroquíes. La precede un área de cinco kilómetros plagada de minas antipersona —hasta cinco millones, según las organizaciones humanitarias— y vigilada las 24 horas por soldados de Marruecos.

El muro minado, en el que pierden la vida periódicamente pastores que nomadean por la zona, marca el límite entre saharauis y marroquíes, pero también entre familias, que quedaron dividas tras la Marcha Verde de 1975. A un lado, los que huyeron a los campos de refugiados —la construcción se eleva 90 kilómetros al oeste de Tinduf—. Al otro, los que viven en territorios controlados por Marruecos.

Se desconoce la cantidad exacta de saharauis que residen en cada área: la elaboración de un censo ha sido uno de los escollos históricos del conflicto —esta tarea corresponde a la MINURSO, misión de la ONU encargada de velar por el alto el fuego y de elaborar un censo para un referéndum de autodeterminación aplazado en múltiples ocasiones—, pero lo cierto es que hay cientos de familias que no han vuelto a verse desde 1975.

Según han denunciado el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, organizaciones como Human Rights Watch (HRW) y el Parlamento Europeo (PE), los saharauis que viven en territorio marroquí se encuentran privados de derechos fundamentales. La última en denunciarlo ha sido una delegación ‘ad-hoc’ del Parlamento Europeo que visitó El Aaiún, la capital del Sáhara controlado por Marruecos, en enero de 2009.

Violaciones de Derechos Humanos

La comisión estaba presidida por el ex ministro de Asuntos Exteriores chipriota, Ioannis Kasoulides, e integrada por los eurodiputados Carlos Carnero (socialista español), Carlos Iturgaiz (del PP español) y Luca Romagnoli (italiano no inscrito). Según su informe, de marzo de 2009, sus interlocutores marroquíes pusieron a su disposición «todas las facilidades necesarias», pero «las fuerzas del orden impidieron acceder al lugar de la reunión» a varios saharauis que debían entrevistar, que padecieron «intimidaciones y malos tratos». En su estudio, basado en entrevistas y testimonios, la delegación constata que se han producido «violaciones recurrentes de los derechos humanos, especialmente de la libertad de expresión, asociación, manifestación y comunicación» en el territorio marroquí. Además, pedía a Marruecos que se admitan a trámite las denuncias contra policías formuladas por los independentistas y a la representación de la Comisión Europea en Rabat, que envíe «observadores a los juicios de militantes saharauis».

En el mismo sentido se expresaba HRW en un informe de 2008 en el que acusaba a las autoridades marroquíes de golpear y torturar a los activistas saharauis que expresan sus ideas proindependentistas. Según la asociación saharaui Afapradesa (Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharaui), 65 presos políticos permanecían en cárceles marroquíes en marzo de 2009.

Preguntados por la valoración que hacen de estos informes, los respresentantes en España de las autoridades marroquíes han asegurado a este periódico que «los habitantes de las provincias del sur son ciudadanos marroquíes y gozan de los mismos derechos y obligaciones que los de otras regiones del país». En lo que se refiere a las alegaciones de tortura, aseguran que «la ley marroquí dispone que la evidencia obtenida bajo tortura es inadmisible en los procesos de juicio» y que, en febrero de 2006, su gobierno aprobó una nueva ley prohibiendo la tortura y castigando los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad. Argumentan además, citando informes de Amnistía Internacional, abusos por parte del Frente Polisario relativos a detenciones arbitrarias de supuestos opositores, desapariciones forzosas y torturas.

El PE y HRW también viajaron a los campos de refugiados. Sus informes son menos críticos con la situación del territorio controlado por el Polisario, aunque denuncian que las condiciones de vida «extremadamente precarias» que allí imperan «son, en parte, achacables a los dirigentes que temen que el desarrollo de las infraestructuras sea interpretado por la población como una manera de echar raíces y, en consecuencia, como una renuncia a la perspectiva de regresar a su país», en palabras de la delegación europea.

En definitiva, los saharauis viven indefinidamente separados. Los de un lado del muro, sometidos a presiones por defender una postura. Los del otro, bombardeados por propaganda para mantenerla viva.

enero 22, 2010

Netanyahu entrega a los judíos al terrorismo palestino

por bajurtov

FDI se prepara para abrir un camino israelí al tránsito ”palestino”

AJN.- Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se están preparando para abrir la autovía 443 al tránsito palestino, cumpliendo el último dictamen de la Corte Suprema de Justicia.

La Corte Suprema de Justicia dictaminó que prohibir a los palestinos el uso de la autovía, que une la costa con el norte y el este de Jerusalem, es desproporcionado a las necesidades de seguridad, por lo que ordenó a las FDI que encuentren una alternativa conveniente en cuanto a seguridad dentro de los cinco meses.
El plan alternativo está siendo formulado bajo el liderazgo del líder del Centro de Comando, Motti Almoz. Desde detalles que cita el diario israelí Haaretz, pareciera que el bloqueo será colocado a 5 kilómetros del bloqueo Atarot, que será reemplazado.
El ejército también está considerando eliminar el bloqueo en Ramot, entre Jerusalem noroccidental y el suburbio de Ramot y Givat Ze’ev.
En su apelación al Alto Tribunal, los palestinos pidieron que el bloqueo Bitunia en el cruce con Ofer sea abierto al tránsito desde la autovía 443 en sentido a Ramallah. IDF se negó a aceptar esta propuesta, dado que los soldados en el área estarían expuestos al peligro. El tribunal aceptó el argumento del ejército. Por lo tanto, los vehículos palestinos podrán hacer uso de la autovía 443 sólo para manejar entre las ciudades linderas, no para llegar a Ramallah.
La oficina del portavoz del ejército israelí publicó el siguiente comunicado: “las Fuerzas de Defensa de Israel se están preparando para implementar el dictamen de la Suprema Corte y están haciendo un extenso estudio de las acciones requeridas para hacerlo”.

Etiquetas: