YOSEF BAR MATTITYAHU (Flavio Josefo)

por YaakovBcn

Flavio JosefoFlavio Josefo nació en Jerusalén en el año 37 o 38 de la Era Común. Su nombre era Yosef bar Mattityahu. Perteneció a una familia de sacerdotes que tal vez estuviera relacionada con la casa real de los Asmoneos. Estos habían sido Sumos Sacerdotes y jueces en Judea desde mediados del segundo siglo hasta el primero a EC. Yosef creció en Jerusalén. Fue un niño prodigio, al que los sumos sacerdotes y otros principales de la época consultaban en materias legales cuando él sólo tenía catorce años (Vita 9). También decía estar relacionado con las tres ramas principales del Judaísmo: Fariseos, Saduceos y Esenios y haber pasado un tiempo en el desierto con un eremita ascético llamado Bannus. Pero después de haber pasado tres años con él, decidió volver a la vida de la ciudad. Se discute mucho si fue en ese momento que se hizo Fariseo. A los veintiséis años, viajó a Roma en una misión para ayudar a algunos sacerdotes que habían sido arrestados en Judea y enviados a Roma para ser juzgados.

Poco después de su regreso a Jerusalén, estalló la gran revuelta contra Roma en el año 66 de la Era Común. El papel de Josefo es confuso y objeto de controversia. Según su Guerra Judía, fue elegido general encargado de la Galilea, para defender el norte del país de la inminente invasión romana (Guerra Judía 2.562-568). Según su propia autobiografía, escrita mucho después (en los años 90 EC), su papel consistió más en mantener la paz, tratando de mantener la situación calma y bajo control en Galilea (Vita 28-29). En cualquier caso, finalizó rindiéndose a los romanos en lugar de llevar a cabo un pacto de suicidio. Salvó su vida pero fue tomado prisionero. Después de su arresto, predijo que Vespasiano, el comandante del ejército romano, sería emperador. Cuando esta predicción se cumplió, lo liberaron. Además, como recompensa por sus servicios, le fue dada —por el emperador Vespasiano— la ciudadanía romana, una esposa, una casa en Roma, una pensión y un trozo de tierra en Judea (Vita 423-425). Según parece, Josefo pasó el resto de su vida en Roma, donde compuso todas las obras que le sobrevivieron. Estas incluyen, además de los siete libros de la Guerra, las Antigüedades Judías en veinte libros con un apéndice autobiográfico, la Vita. A su última obra, una defensa del Judaísmo en dos libros, se la conoce con el título de Contra Apionem.

En Roma, Josefo pudo vivir cómodamente. La casa que recibió había sido la residencia de Vespasiano (Vita 423). Desgraciadamente, no sabemos exactamente dónde quedaba. Aparentemente es la casa donde había nacido Domiciano, el hijo de Vespasiano, en una calle llamada “El Granado”, tal vez identificada con la Via Quattro Fontane.

Por desgracia, no tenemos ninguna información directa sobre las relaciones de Josefo con la comunidad judía de Roma. ¿Fue aceptado como miembro? ¿Fue considerado traidor porque cooperó con Tito y el ejército romano? No sabemos, pero a través de su obra podemos descubrir algunas indicaciones útiles. Como trataré de mostrar más adelante, cualquiera haya sido el propósito de Josefo y la audiencia a quien iba dirigida la Guerra Judía, su obra no fue una obra de propaganda romana. Más bien, tiene que verse ésta como un esfuerzo, si bien no completamente exitoso, para corregir concepciones erróneas esparcidas sobre los judíos y el Judaísmo. Los veinte libros de las Antigüedades están dirigidos, primeramente, a una audiencia de, en cierto modo, benevolentes Gentiles de habla griega, interesados en Roma y en segundo lugar a los judíos. Debemos entender la obra en el contexto de los años difíciles de la post guerra, cuando existían en Roma sentimientos contra Judea y contra los judíos. Martín Goodman sugiere, en oposición a criterios anteriores, que “debería dársele crédito a Josefo por su valiente posición al defender el derecho que debían tener los judíos romanos de practicar su religión a pesar del entorno profundamente hostil … La longitud y la meticulosidad de las Antigüedades son testimonio suficiente para mostrar la seriedad con la que cumplió su papel. Si los judíos de Roma le hubieran estado agradecidos por sus esfuerzos como deberían haber estado, Josefo no hubiera vivido los años de su vejez como un hombre solitario.”

5 comentarios to “YOSEF BAR MATTITYAHU (Flavio Josefo)”

  1. Que gran personaje y cuanto le debe roma.

    Me gusta

  2. Josefo fue despreciado tanto por los judíos cautivos ,traidos a Roma como esclavos para ser arrojados a los leones y gladiadores para diversion del cruel pueblo romano ,como tambien por aquellos judíos libres y ciudadadanos de Roma que habitaban alli desde hacía varios siglos antes de su llegada.
    Cuenta el Midrash que los sabios sobrevivientes del Senadrín en la clandestinidad dispusieron que cada judío debía mantener por lo menos siete pasos de distancia con su persona para no contaminarse con su tumá (se lo consideraba hombre muerto,sin alma, a raíz de su traicion)
    DESPRECIABLE PERSONAJE,SIN NINGUN TIPO DE DUDAS.

    Me gusta

  3. La historia no seria la misma sin el bajurtov, tampoco hay que cegarse ante la cultura, no nos volvamos como los talibanes.

    Me gusta

  4. Es cierto que a los ojos de cualquiera fue un autentico traidor a su Patria y a su pueblo pero ello no impide que su aportación a la humanidad a través de sus escritos históricos haya sido de excepcional valor. Personalmente pienso que como hombre dejó mucho que desear pues solamente él se importaba a si mismo (solo hay que leer su autobiografía para darse cuenta) sin embargo sin él muchas cuestiones de gran valor histórico hubieran quedado casi en el olvido.

    Me gusta

  5. El problema con sus informes,tu debes saberlo mejor que yo,pues eres historiador,siempre los sicarios son los crueles asesinos y los romanos son el muchacho bueno de la película tampoco los números que menciona son tan fiables,exagera mucho ,tanto sobre las víctimas como dobre los soldados,pese a todo coincido contigo sobre la importancia de sus informes,de hecho,luego del incendio de la gran biblioteca de Alejandría,son los únicos que nos llegaron hasta ahora sobre la destruccion del Templo ”on line” como se diría hoy.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: