Musulmanes de Bélgica amenazan de muerte a candidato homosexual

por bajurtov

¿Un sabotaje de alto nivel a la amnistía de los “fachas” belgas del 45? (amenaza de muerte en nombre de Alá contra Elio di Rupo)

Elio Di Rupo, probable futuro primer ministro belga (socialista) de ascendencia italiana, acaba de verse amenazado de muerte por una misiva anónima con visos de verosimilitud más que suficientes por más que las autoridades competentes estén dando la impresión de querer quitar hierro al asunto a toda costa. Y lo más curioso tal vez lo sea el análisis que ofrece el descifraje de la forma en como habrá sido dada la noticia en los medios francófonos en comparación con la presentación de la misma noticia en los medios flamencos y en general en el extranjero.

“En un país musulmán -transcribe la principal cadena de radiotelevisión estatal belga francófona– un homosexual (de notoriedad publica, es cierto) no puede ser primer ministro” Lo que así transcrito raya en el absurdo- y despoleta “ipso facto” casi toda la carga explosiva del mensaje. Si se lee en cambio la nota tal y como habrá sido transcrita en neerlandés o sin ir mas lejos en español cobra de pronto un cariz muy distinto: en vez de un país musulmán”, debe leerse “en un fu-tu-ro país musulmán” (un homosexual no puede ser primer ministro) lo que aumenta de golpe el índice de credibilidad de la amenaza.

Una desinformación -lo que en francés llaman intoxicación informativa- nada trivial si se tiene en cuenta lo sensible del tema de la inmigración en la política belga y el papel además de impulsor principal que habrá desempeñado el partido socialista francófono de antiguo -al que pertenece Elio di Rupo- en la acogida de inmigrantes de confesión musulmana y su integración mas o menos traumática y forzosa, “nolens volens”, en la sociedad belga.

¿Futuro país musulmán Bélgica o por lo menos lo que quede de ella al cabo de la crisis política aparentemente sin salida en la que el conjunto de la sociedad belga se ven a al presente envuelta? Que la amenaza fuera creíble y seria y grave por su inminencia, así lo creía yo hace unos años todavía. Sigo sin tenerlas todas conmigo, pero hoy me parece que hay mucha guerra de propaganda (psicológica) -de nervios- en el tema.

En un blog blega que ha caído ahora ante mi vista ahora se cuenta la anécdota -sin duda nada reciente- de una monja belga con toda un carrera a cuestas de directora de establecimientos católicos de enseñanza en Bélgica que circulaba un día en el tranvia sentada en frente de una joven musulmana, vistiendo velo como ella que la abordó desafiante preguntándola si era católica y ante la respuesta afirmativa de la otra le acabó espetando: “pues aprovecha todo lo que puedas porque cuando Bélgica se haya convertido en un pais musulmán no podrás seguir dándonos la vara -“nous embêter”- con esos hábitos como hasta ahora” (…)

La anécdota es creíble y perfectamente verosímil incluso, pero yo la situaría cronológicamente un poco lejos ya en el tiempo como digo; antes desde luego del estallido de la guerra en Irak y de la caída de Saddam Hussein desde luego (…) La principal amenaza hoy por hoy que tienen que afrontar los belgas es el riesgo (serio) de partición del país en dos que aquí muchos -“in crescendo”- están empezando a vivir como una inminencia.

Como sea, una cosa está clara para mí y lo es que los autores de la misiva amenazante no son tontos, que saben muy bien lo que estaban buscando con esa amenaza y que entre los principales destinatarios, o de blanco escogido de esa maniobra (insidiosa) -y de indiscutibles piras desestabilizantes- figuran sin lugar a dudas los católicos belgas (bautizados) de uno y del otro lado de la frontera lingüística, francófonos como flamencos.

Y la clave de explicación de lo que estoy queriendo aquí dejar sentado lo son algunas de las lineas maestras del pontificado del papa polaco aún sobrevivientes de una forma u otra con el actual pontífice Benedicto XV. A saber una actitud de gran intransigencia hacia los homosexuales por un lado -en un celo análogo al que destilaría la causa antiabortista durante el anterior pontificado- y por el otro (y por paradójico que parezca) una actitud manifiesta de mano tendida al integrismo islámico como lo ilustraron con creces gestos y declaraciones de palabra o por escrito a cual mas inequívoco, y gestos innúmeros a cual mas espectacular repetidos sin pausa nid scanso durante los años de del pontificado anterior y a lo largo de los viajes (planetarios) del papa polaco.

Un chantaje sutil y sibilino que se podría traducir por la fórmula “mas vale rojos que muertos” -en vigor hace no tanto- o traducido en coordenadas y parámetros propios al mundo de hoy a veinte años ya de la caída del Muro “mas vale que os acabéis convirtiendo -al Islam- si no queréis tener que acabar bajandoos los pantalones” (con perdón pero no encuentro otra forma mas expresiva y elocuente) Lo que viene a ser lo mismo, me explico: otra forma un poco mas púdica, vergonzante que me diga, de amenaza -de una bajada general de pantalones-, certo la que algunos fanáticos con esa misiva están lanzando tal vez al conjunto de los belgas.

La misiva precisa además que el futuro primer ministro sera muerto a golpe de “espada blanca” una alusión (coránica) sin doblez ninguna al asesinato ritual y también a algunos casos recientes de extraordinario impacto en los medios, como el asesinato de un obispo de nacionalidad italiana en Turquía, o de hace algunos años ya -pero sin duda en la mente aún de todos aquí- a saber la muerte atroz del cineasta holandés Theo van Gogh, descendiente del pintor célebre víctima igualmente de un asesinato ritual -degollado en plena vía publica- por un joven fanático musulmán (de origen magrebí) Y no muerto “a tiros” como anunciaba -desinformando- el diario “El Mundo” (…)

Y puestos a seguir hilando fino esta claro que el blanco último de la misiva es el propio destinatario y sus tentativas -que ven cobrando un tinte un tanto desesperado en las últimas semanas- de sacar al país de la crisis (de confianza sobre todo) en la que se ve empantanado. La partición del país, objetivo a corto o a medio plazo, ¿en la estrategia del integrismo islámico (y de sus tentáculos terroristas)? Como sea, está claro que se les da una higa -por qué deberían preocuparse si no?- el problema de catarsis entre belgas que arrastra del país desde hace décadas y en particular desde la terminación de la segunda guerra mundial en el 45.

¿Una maniobra sutil y sibilina si no, la misiva amenazante, proveniente del lado francófono y en particular de ciertos sectores de la clase política y en particular de la (numéricamente minúscula) casta dirigente que tira aquí de los hilos (en secreto) y de las riendas del poder desde la creación del estado belga indepediente, tendente a boicotear y a sabotear por todos los medios las propuestas de amnistía a los “fachas” belgas del 45? De todas se me antoja la hipótesis mas verosímil y más plausible desde luego.

¿Cazando fantasmas como aqui les pueda parecer algunos? Lo que esta claro desde luego -para los que aquí me leen al menos- lo es mi falta absoluta de convicciones democráticas y mi escepticismo absoluto a la vez en relación con el sistema político belga como ya lo deje sentado en alguna de mis anteriores entradas y en particular a través de un análisis pormenorizado del dogma (político/judicial) -y de sus funcionamiento en la práctica aquí- de la separación de poderes.

No creo en el sistema político belga, ni en sus dirigentes. No se me obliga a creer en ellos además, en pura lógica democrática. Y por lo tanto cualquier hipótesis por descabellada y peregrina que a algunos les pueda resultar no me parece rechazable “a priori”, en el terreno de la puras hipótesis aunque sea. La solución “Di Rupo” a la crisis que atraviesa Bélgica es un caballo (de quinielas) por el que a algunos a pesar de todo no se atreven a apostar por tantos y tantos conceptos, dentro incluso de su propio partido.

Por su homosexualida (notoria) -mas que sabida sobreentendida, y de la que nunca hizo alarde tampoco, también es cierto-, sus orígenes italianos que le pesan sin duda como a mi español me pesan mis raíces en Bélgica, y sin duda también por ese tema de la amnistía que no deja de gravitar en la crisis de cerca desde que se iniciaron las gestiones y conservaciones con vistas a la formación del nuevo gobierno.

La hipótesis de la maniobra o provocación de alto (o altísimo nivel) se ve reforzada además por un hecho histórico irrefutable que en Bélgica se ve rodeada del mas espeso de los tabúes como ya creo aquí haberlo dejado sentado y lo es la división que la segunda guerra mundial y la ocupación alemana traería consigo entre las filas del socialismo belga. La figura de Henri de Man emblemático en extremo en ese asunto sirve de recordatorio primero principal sin duda que una fracción notable de la militancia socialista en Bélgica se pasó armas y bagajes del lado de la Colaboración…el tiempo que duró la guerra.

No son figuraciones mías ni acusaciones gratuitas tampoco. Entre las formaciones que desempeñaron un protagonismo político importante durante los años de la ocupación alemana figuraría el AGRA (Asociación de Amigos del Gran Reich Alemán) de los que siempre se dio por sentado -entre belgas- provenir de la izquierda y de la extrema izquierda una gran mayoría de sus miembros.

Pero hay otro elemento mucho mas visible y mas reciente también que da cuenta sin duda de esa fractura histórica del socialismo belga resultante directa e inmediata del estallido de la segunda guerra mundial. Y lo es la línea divisoria de la que fui siempre testigo desde que aquí resido entre dos grandes tendencias en el seno del partido socialista francófono (abstracción hecha de los socialistas flemancos, mera emanación de los primeros.

De un lado, una corriente que reivindicaba la etiqueta de “renardistas”, del nombre -André Renard- de un líder sindicalista (minero) que encabezó grandes movimientos de reivindicación obrera desde finales de los cuarenta y en la década de los cincuenta, y tuvo un destacado protagonismo en la cuestión real (“verbi gratia” la abdicación del rey Leopoldo) del lado de los anti-leopoldistas por cierto, y de los que se puede decir sin riesgo de verme contradicho que pasaron por los años de la segunda guerra mundial -ellos y sus curriculum de “resistentes” respectivos- con la punta de los pies muchos de ellos.

En la medida que un abismo -como un cañon o un desfiladero- separaría la tendencia de resistencia no/violenta que ellos encarnarían, de la otra corriente, de una tendencia dura, antifascista militante que reivindicaría en la posguerra la causa de la resistencia/armada que en Bélgica como ya vimos fue muy minoritaria y no escapo nunca -hasta hoy- a las acusaciones (tenaces) de terrorismo individual y colectivo. Y en la que como lo consignaría por escrito un historiador belgo/judío (comunista) recién fallecido -rompiendo así un espeso tabú sobre el tema- tuvieron un protagonismo de lo más activo numerosos judíos operando sobre todo en un área urbana correspondiente a la aglomeración de Bruselas. Y una de las figuras más emblemáticas de esa corriente interna del socialismo belga lo sería el antiguo hombre fuerte del partido los primeros años de mi estancia en Bélgica, André Cools, de padre socialista ejecutado por los alemanes, asesinado en un atentado que nunca se vería del todo esclarecido.

A esta última tendencia cabe asociar un figura patriarcal e iconográfica del socialismo belga de los años de la guerra mundial, deportado en Alemania, Arthur Haulot, hoy ya fallecido, al que yo oí de mis propios oídos declarar en la radio belga francófona -hace no tanto, unos diez o doce años- que con gusto hubiera tirado de la cuerda si hubiera podido asistir al ahorcamiento de León Degrelle en persona; sin suscitar emoción o reacción ingenua aparente en la clase política. belga ni en la opinión pública.

Y una figura tan irreconciliable como la suya daría cuerpo sin duda en su momento a las acusaciones contenidas en unas declaraciones, viejas de hace ya bastantes años, del político francés Jean Marie le Pen para quien Degrelle no había podido nunca comparecer en Bélgica -tras recibir (eventualmente) la venia real y bajo condiciones por cierto- y así poder explicarse ante la opinión publica belga como ese era su deseo -tal y como lo expresó en repetidas ocasiones desde su exilio español (la última vez residiendo yo ya aquí, como lo pude leer yo mismo en la prensa belga)-por culpa del veto de una pequeña minoría en la clase política belga -Le Pen evocaba “no mas de unas cincuenta personas”-, que siempre se opusieron encarnizadamente a ello.

De esa “banda (irreconcilliable) de los cincuenta” tal vez no queden muchos ya.en vida pero entre ellos y sus descendientes cabría sin duda buscar -y encontrar- los mentores de la actitud permanente de boicot al las propuestas (enel fondo catárticas y reconciliadoras) de amnistía y de reconciliación entre belgas, mantenida aquí sin pausa durante décadas. Y sin duda también entre ellos los autores (intelectuales) de esta reciente misiva de amenaza en contra de Elio Di Rupo, que según informaciones de última hora, no le merece a las autoridades judiciales y policiales belgas el meno dispositivo de protección especial del futuro primer ministro (…)

Con lo que la hipótesis de la intimidación -de alto nivel- no hace más que precisarse y concretarse a mi juicio: tierra y más tierra a la memoria de los vencidos -cualquier parecido con la realidad (española) pura coincidencia-, aunque el país entero salte en pedazos (y partido en dos de una vez por todas)

(Moraleja de la historia: salvaremos la unidad del país mal que les pese a algunos belgas y sin necesidad de flotadores o balsas salvavidas -socialistas-, en el nombre de una Memoria Histórica que liga a los belgas con los españoles, hoy como ayer. Lo reconozcan -del todo- o no lo reconozcan)


http://blogs.periodistadigital.com/juanfernandezkrohn.php/2010/08/08/p277174

4 comentarios to “Musulmanes de Bélgica amenazan de muerte a candidato homosexual”

  1. Es tremendo, además todos estamos publicando lo mismo, con un formato u otro (yo lo he puesto cortíto y con un enlace a una página belga) pero aun así, te puedo asegurar que alucino viendo que aun hay gente que dice que esos son “cuatro gatos fanáticos que no representan la realidad”.

    No se si habeis visto esto (está practicamente todo en inglés): http://ramrock.wordpress.com/2010/08/10/america-se-esta-despertando/
    Es un principio, pero para mi, la acción debe ser aun mas “dura” y a nivel global.

    Y desde luego, está claro, una vez mas donde la gente despierta es allí, en Europa siguen “amodorrados” con esa estupida creencia de que “es necesario ser tolerantes, somos demócratas, creemos en los derechos humanos, blablalbla…” esperando ingenuamente que ellos cambien.

    TODO LO CONTRARIO, SE APROVECHAN DE ELLO, LO TOMAN COMO UNA DEBILIDAD QUE DEBEN APROVECHAR.

    STOP ISLAM!!

    Me gusta

  2. Este tema esta muy bien desarrollado en tu blog,amigo Ramrock,de hecho casi te pido permiso para copiar textualmente tu nota.

    Me gusta

  3. ¿Permisos en mi blog?, jajajaja, TU TRINCA POR LA CARA.

    Soy anti-SGAE.

    Salud.

    Me gusta

  4. bien bien , esto es bueno, amenazar a los politicos es el mayor error que podian cometer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: