Alegría de Purim.

por as1944

 \aleph 2,mujeres del AS 1944.

  

Al modo sefaradita:

 

PURIM, UN DÍA DE ALEGRÍAS



Es un precepto rabínico llevar a cabo un banquete festivo el día de Purim, y es apropiado comer pan en el mismo. Escribe Rambam (Leyes sobre Meguilá cap. 2 inc. 15) Cómo se lleva a cabo la comida de Purim? Se debe comer carne y todo tipo de comidas placenteras de acuerdo a sus posibilidades, y se debe beber hasta adormecerse por efecto del vino.
 
Y es un precepto comer carne vacuna en esta comida. Escribe el Meiri en su cometario sobre el Talmud (Meguilá 7b) que aún cuando es un mandato beber copiosamente en esta comida, no debe llegar a emborracharse y perder la compostura, pues ello no es un precepto ya que no nos fue encomendado incurrir en excesos sino alegrarnos y alabar al Eterno por lo milagros y las salvaciones que nos hizo.
 
De lo anterior, es necesario sacar conclusiones personales y aún cuando considere que su personalidad no le permite hacer comentarios de Torá en público, debe investirse de fuerza y osadía para que su casa se convierta en un hogar donde reine una dicha impregnada de santidad y Torá, y su persona sea admirada por pronunciar comentarios de Torá.
 
Escribe la obra Orhot Hayim (Leyes sobre Purim, letra 38) que lo escrito en el Talmud (Meguilá 7b) sobre que es necesario emborracharse en Purim, lo cual legisla Maran (cap. 605) no debe ser interpretado en forma literal, ya que lo mismo supondría una trasgresión, sino la idea es beber algo más que lo acostumbrado. Y así lo legislan Rama y otras numerosas autoridades halájicas de las distintas generaciones. Y el gran erudito Rabí Eliahu de Vilna z”l –el Gaón de Vilna- escribe que no es necesario emborrachase sino al beber algo más de lo habitual y dormir por efecto de la bebida, en su sueño ya no puede diferenciar entre bendito Mordejai y maldito Haman y así cumple con esta halajá. El Rasha”sh (Rabí Shelomó Shtrason z”l uno de los grandes comentaristas del Talmud hace ciento cincuenta años) escribe en su comentario sobre el citado Talmud, que en la antigüedad existía un cántico cuyos párrafos terminaban alternativamente con las palabras Arur Hamán –maldito Haman- y Baruj Mordejai –Bendito Mordejai- y al beber algo más de la cuenta no coordinaban totalmente en el canto y podían incurrir en el error de invertir las afirmaciones, de esta manera se cumplía con el precepto de beber hasta confundir estos dos términos. La obra Rob Dagan interpreta esta afirmación de que es preciso beber hasta desconocer la diferencia entre bendito Mordejai y maldito Haman, como la dificultad de relatar el milagro tal y como ocurrió.
 

bajo la dirección de Rabí Ovadia Yosef, Shlit”a,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: