Las murallas de Jerusalem “ciudad de oro”

por as1944

 

Vista a la muralla de Jerusalem,obra de Dauzats

 

 

La Meguilá (Ester 9:20-22) dice que los judíos prevalecieron por sobre sus enemigos el 13 de Adar, y el 14 festejaron para celebrar la victoria. Pero en Shushan, la capital, la batalla duró un día más y la festividad no fue celebrada sino hasta el 15.

 

Cuando los sabios instituyeron Purim, tomaron en cuenta que Shushan era una ciudad amurallada, e hicieron la siguiente estipulación: Mientras que la mayoría de las ciudades celebrarán Purim el 14 de Adar, las ciudades que eran amuralladas en la época de Yehoshua (Yehoshua Bin Nun) celebrarán un Purim especial – llamado “Shushan Purim” – el 15 de Adar.

(Los sabios originalmente consideraron establecer “Shushan Purim” de acuerdo a si una ciudad era amurallada en el tiempo de Ajashverosh – ya que la victoria ocurrió en aquella época. Sin embargo, para no honrar a una ciudad persa por sobre la Tierra de Israel, que estaba en ruinas en la época del milagro de Purim, los sabios condicionaron la celebración de “Shushan Purim” a las ciudades amuralladas en la época de Yehoshua.)

La única ciudad que definitivamente era una “ciudad amurallada” en la época de Yehoshua es Jerusalem.

Shushan Purim se celebra en Jerusalem y también en los suburbios de Jerusalem y en los asentamientos desde los cuales se alcanzan a ver los muros de la ciudad vieja. Asentamientos y suburbios a menos de un kilómetro de distancia de los muros también celebran Shushan Purim, incluso aunque no puedan ver los muros de la ciudad.

La batalla y victoria judia fué contra el Amalek que quiso exterminar a todos los judios que vivian entonces en Persia,era un plan de Solución final preparado por el Amalek de aquella época:Hamán.

En cada época nace un nuevo Amalek antisemita mortal.¡No lo olvides!Es un precepto.

 Amalék era un nieto mamzer de Eisav. Su padre fue Elifáz, el hijo mayor de Eisav, y su madre Timná, la concubina de Elifáz e hija de uno de los príncipes de Seír.(Génesis 36.12)

Eisav comprendió que no lograría destruir a Iaacov, pues El Guardián de Israel no dormita ni duerme (Salmos 121:4); por lo tanto, ordenó a sus hijos que se hicieran cargo de su venganza. Algunos de ellos abandonaron la esperanza de lograrlo, ya que se decían a sí mismos: “Nunca lograremos prevalecer sobre quien es protegido por el Rey del Universo. Nuestros propios bienes nos bastan y no abrigamos deseos de recibir el legado de Avraham e Itzjak, ni sus obligaciones, ni sus derechos”. Así, se apartaron del camino de Avraham e Itzjak, eligiendo vidas marcadas por una perversión incesante.
Amalek se hizo cargo de la tarea asesina.

El odio profundamente arraigado que guarda Amalék hacia Israel-ver vol Sanhedrim,99B.Babili.- no tiene paralelo con el de ningún otro pueblo antisemita. Mientras el rencor de otras naciones se ve ocasionalmente apaciguado, la aversión de Amalék es implacable y constantemente planea nuestra destrucción. Los demás enemigos del pueblo judío son sobornados y se aplacan, pero Amalék no se deja apaciguar con ningún recurso. Las otras naciones que procuraban destruir al pueblo de Israel, al ver abatirse sobre ellas el castigo de la mano de Di s, de inmediato sintieron miedo y se rindieron. Amalék, en cambio, nunca desistió ni se mostró vacilante. Pese a ser testigo de las maravillas y los milagros de Di s, y presenciar Su venganza contra los enemigos de Su pueblo, y a sabiendas de que sería castigado de atacar a Israel, no se vio disuadido de su propósito. Toda su esencia es el odio al pueblo de Israel, un odio que es puesto de manifiesto aunque no obtenga beneficio alguno a cambio, un odio sin motivo ni razón. Es un odio por el odio mismo; un odio que nunca cesa.Porque alzó la mano contra el trono de Di s, habrá guerra del Eterno contra Amalék de generación en generación (Exodo 17:16).Por eso, en el Futuro Venidero, todas las naciones del mundo que transitaron la senda del mal abandonarán sus conductas perversas y buscarán protección bajo las alas de la Divina Presencia (Shejiná); pero Amalék, carente de vestigio de decencia alguna, en quien todas sus acciones están encaminadas hacia el mal, su fin será la desaparición.

El Precepto 189,positivo,nos dice comentado por Maimonides,sea su memoria bendición:Zejitat maase Amalek.

Es el precepto con el cual se nos ordenó recordar lo que nos hizo Amalek, quien se adelantó a nosotros con mal. Que lo digamos en todo momento y estimulemos a las personas con palabras para luchar contra él, que exhortemos a la gente a odiarlo — a fin de que la cosa no sea olvidada, no se debilite el odio hacia él, ni disminuya en las almas con el correr del tiempo.

Y esto es lo que El, exaltado sea, dijo: Recuerda lo que te hizo Amalek.

En expresión del Sifrí: “Recuerda lo que te hizo Amalek — con la boca; no olvides — con el corazón”. Es decir: di con tu boca cosas que lleven a la gente a ello, a que el odio a él no se aparte del corazón. En la expresión del Sifrá: “Recuerda lo que te hizo Amalek — podría (yo pensar que debes hacerlo) en tu corazón; (mas) cuando El dice: No olvides, el olvido del corazón, pues, ya está dicho. ¿Cómo, entonces, cumplo yo el ‘recuerda’? Que lo repitas con tu boca”

Verás, pues, cómo hizo el Profeta Samuel cuando vino a cumplir este precepto: primero recordó y luego ordenó matarlos, y es lo que El dijo: He recordado lo que hizo Amalek a Israel.

Desde la felicidad y unión que nos permite el trabajo estas fechas les deseamos sus amigos de este pequeño grupo sionista AS1944 mucha alegría el mes de Adar ll.Alegres pero no olvidamos, ni olvidaremos lo que los agentes del Mal hicieron estos dias.Por ello seguiremos diciendo  todos nosotros juntos:¡VENGANZA!

One Comment to “Las murallas de Jerusalem “ciudad de oro””

  1. En mi opinión, lo mismo que el Amalek del siglo XX para el pueblo judío fueron los nazis y los islamistas radicales, en el siglo XXI podríamos decir que ya son solo los islamistas radicales, aunque por desgracia esta tendencia va derivando (si no ha derivado ya del todo) hacia el islam en general y sin tendríamos que personalizar la figura de Amalek en alguien, éste no podría ser otro que el sátrapa iraní Ahmadinejad.

    Un saludo cordial!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: