UN PAIS UNICO

por Israel y Oriente Medio

ESE MALDITO ISRAEL

Artículo de Marcos Aguinis para la Nacion:

La sistemática descalificación del Estado de Israel se ha convertido en una moneda corriente tan grave como la descalificación de los judíos que hizo el Tercer Reich para cometer el Holocausto. Así como algunos fanáticos piden ahora un Medio Oriente Israelrein (‘limpio de Israel’), los nazis querían un mundo Judenrein (‘limpio de judíos’). La misma mecánica. En ambos casos se procura señalarlos como indeseables, criminales, y hasta como bacterias infecciosas. Dicen que es necesario exterminar ese “cáncer” (Israel, ahora; todos los judíos, antes) como medida de higiene, para que haya paz, para conseguir justicia, para bien de la humanidad. La mayor parte del mundo cree en esas diatribas o duda, o se mantiene indiferente, o es cómplice. Antes de 1939, Hitler promulgó suficiente cantidad de “leyes raciales” que invitaban al más remiso para hacer desaparecer judíos. No hubo una eficaz repulsa a semejante atrocidad. Y la atrocidad pudo llevarse a cabo sin dificultades. Ahora, cualquier ojo informado puede advertir la doble vara con la que se mide a Israel, exagerando siempre sus errores y, al mismo tiempo, dejando al margen sus virtudes. Martilla el concepto de que Israel es culpable, porque bogue o porque no bogue, convertido en victimario despreciable e irredimible, eterno. Por consiguiente, debe ser borrado del mapa, como proclama un jefe de Estado sin que las Naciones Unidas le exijan retractarse siquiera.

Se cumplieron 62 años de la independencia israelí.

Voy a ser políticamente incorrecto…Yme acostumbré al rol- y señalaré los méritos de Israel. Sólo los méritos. Sus defectos ya inundan la prensa y los corrillos.

Es uno de los países más pequeños, con la milésima parte de la población mundial. Fue desértico en la mayor parte de su extensión. No tiene recursos naturales. Está rodeado por un vasto cerco de acoso permanente. Debe mantener activo un ejército popular integrado por sus ciudadanos para defenderse de día y de noche, todos los días y todas las noches. Padece conflictos interiores debidos a su gran pluralidad. No obstante, mantiene la admirable calidad de su sistema democrático y se ha convertido en una potencia científica, cultural y económica. Da envidia. Y, en gran parte, esta envidia genera odio.

Veamos algunos hechos.

Su población alcanza a los siete millones y medio de personas, de las cuales un 20 por ciento son árabes que llegan a intendentes, diputados, académicos y ministros. Un vicecanciller israelí fue árabe musulmán y visitó la Argentina en tal carácter.

Pese a la amenaza de sus vecinos y la tensión generada por los mártires místicos asesinos (acertada definición de Carlos Escudé), la esperanza de vida actual trepa a los 81 años, muy por arriba de la media mundial, que se queda en los 67 años. Supera a Inglaterra, Estados Unidos y Alemania. Más del 60 por ciento de los ciudadanos se sienten satisfechos o muy satisfechos por la calidad de vida, pese a las obvias dificultades que genera la tenaz amenaza de algunos países y organizaciones terroristas.

El desarrollo científico y tecnológico alcanzado coloca a Israel entre los países más progresistas del orbe. No es mezquina en invertir en este rubro. Tiene la mayor proporción de ingenieros per cápita del mundo entero. Su creación de patentes es asombrosa. Basta hacer algunas comparaciones: de 1980 a 2000, se registraron 77 patentes egipcias y 171 saudíes en los Estados Unidos, frente a 7652 israelíes. En esa catarata de patentes sobresalen las que mejoran los equipos médicos. Sus hospitales brillan por la excelencia y en ellos son pacientes, médicos y jefes de equipo tanto los judíos como los árabes, sin discriminación alguna.

Israel ha sido reconocido como uno de los ocho únicos países con capacidad de enviar un satélite al espacio. Produce más papers científicos per cápita que cualquier otra nación del globo. Está a la cabeza de las compañías valuadas en el Nasdaq, con la excepción de Estados Unidos; más que toda Europa, India, China y Japón combinados. En proporción con su población, Israel desarrolló el número más grande de compañías de emprendimientos (start-up) tecnológicos del mundo.

Pocos prestan atención al hecho de que es un país más seguro que Suiza, por ejemplo. En sus calles, el promedio de asesinatos anuales es de 1,8 por cada 100.000 personas. En tierras helvéticas, la cifra llega a los 2,3: en Rusia supera los 16, y en Sudáfrica se acerca a los 40. La mayor parte de los heridos y muertos son consecuencia de los ataques con misiles que lanzan las organizaciones terroristas desde los territorios que Israel ha evacuado.

El viceprimer ministro, Dan Medidor, acaba de formular una síntesis. Dijo: “Debemos estar muy satisfechos en este 62º aniversario de la independencia. En el desierto, en una tierra sin recursos naturales, construimos un Estado con gran fortaleza, vitalidad y excepcionales logros en ciencia, cultura, medicina, agricultura, economía y altas tecnologías. Afrontamos amenazas graves en una zona que siempre fue hostil. Nuestro gobierno debe reflexionar con sentido común y actuar. Y no siempre a nivel militar”.

El Estado ofrece, por ley, prestaciones de asistencia social, subsidios, servicios médicos, pensiones, educación, infraestructuras y demás beneficios sociales a los 250.000 palestinos que viven en la zona oriental de Jerusalén, los mismos de los que disfrutan los demás ciudadanos árabes del país.

Es la única nación en la historia de la humanidad que logró hacer revivir una lengua que no se hablaba. El hebreo bíblico, la lengua que se utilizó durante los dos primeros Estados judíos que existieron en ese territorio, se ha convertido en un instrumento que permite expresarse a poetas, novelistas, científicos, periodistas y políticos, con una riqueza que conjuga las maravillas del pasado con los desafíos del presente.

Desde su independencia, ha obtenido más premios Nobel per cápita que cualquier otro país del planeta.

Un fenómeno impresionante es la obsesión israelí por forestar su suelo. Desde antes de la independencia, funcionaba un fondo destinado a plantar árboles. Por esa razón, cuando en 1947 las Naciones Unidas propusieron la partición de Palestina -por entonces dominada por los británicos- en un Estado árabe y otro judío, a este último le asignaron casi todas las zonas áridas. Israel planta árboles con una obsesión febril.

Conmueve observar las alfombras verdes que se dilatan en colinas y planicies que habían carcomido la erosión y el abandono. En muchas partes, ahora existen frondosos bosques y hasta ha comenzado a modificarse el clima. Desde hace décadas, es tradición que los homenajes se traduzcan en plantación de árboles, no en monumentos. Allí, para mantener la memoria, por cada muerto se planta un árbol o un bosque.

Israel creó el único sistema colectivista democrático de la historia, por el cual se puede entrar y salir sin restricción alguna. Me refiero al kibutz.

Se fundaron y prosperaron cientos de aldeas conforme a ese tipo de vida. La mayor parte de los padres fundadores del Estado nacieron, vivieron o se formaron en algún kibutz. Casi el 93% de los hogares en Israel utilizan la energía solar para calentar el agua. Es el porcentaje más alto del mundo, y se trabaja con entusiasmo en la creación de otras energías alternativas. La falta absoluta de petróleo y otros recursos naturales exige fortificar la imaginación. Golda Meir solía criticar a Moisés: “Habiendo tanto petróleo en la zona, ¿tuvo que encajarnos en el único rincón donde no existe una gota?”.

Desde hace décadas, Israel atrae una enorme cantidad de inversiones extranjeras. Son las más grandes del mundo, si se las mide per cápita: 30 veces más que Europa.

Desde antes de la independencia, puso el acento en la cultura y el conocimiento. En Jerusalén fundó una prestigiosa universidad, con el compromiso personal y apasionado de Albert Einstein. En Rejovot erigió el primer centro de investigaciones científicas de Medio Oriente y en la ciudad de Haifa, el imponente Tecnión. Ahora funcionan seis universidades de reconocidos méritos y se han formado cuatro Silicon Valleys.

Así como hubo ceguera ante el absurdo que publicitaba el nazismo sobre el carácter de “raza inferior” o “raza infecta” que constituían los judíos, hay ceguera respecto de las virtudes impresionantes de Israel. Como referencia final de este artículo, que podría alargarse con más datos, mencionaré los formidables movimientos por la paz que desarrollaron sus habitantes y dirigentes, muy superiores a los que se formaron (¿se formaron?) en todo el resto de Medio Oriente. Quedaría para otra ocasión analizar por qué se quedaron sin fuerzas.

A ese “maldito Israel” pretenden borrar del mapa. Prometen que, sin su existencia, todo funcionaría mejor, así como los nazis prometieron que el mundo funcionaría mejor sin judíos. Es tan evidente el grotesco, que ni cabe perder el tiempo en una refutación.

Fuente: La Nación

3 comentarios to “UN PAIS UNICO”

  1. nunca es facil ser politicamente correcto, pero a quienes apoyamos a israel nos asiste la razon, quienes lo critican se valen de palabras huecas, de alharacas. y lo que es peor, quienes critican a Israel apoyan a paises verdaderamente antidemocraticos.

    Me gusta

  2. Es que la naciones no han querido aprender que Israel ha sido elegido perpetuamente por el Eterno. Les ha ocurrido lo que al obstinado y terco Balac, que se propuso maldecir a Israel y hacerlo desaparecer. Se buscó a alguien entendido en hechicerías, adivinación y agüeros para que pronunciara una contundente maldición sobre Yaacov (Israel). Este divertido relato recogido por Dios en la Torah, en el libro de Números, nos muestra cómo Dios estorbó al tal profeta llamado Bilaam (o Balaam, en el Antiguo Testamento), impidiéndole maldecir a su heredad -Israel. A pesar de hablarle a Bilaam de diferentes maneras, el tal profeta no estaba aun muy seguro de que no debía proferir palabras de maldición sobre Yaacov y sale a encontrarse con Balac. En el camino, Dios hizo que la burra de Bilaam se negara a andar y, en vistas de que este la golpeara injustamente, Dios hizo que la burra hablara de parte del Eterno como confirmación de que NO DEBÍA, NI PODÍA maldecir a Israel.Dios ordena a Bilaam ir hacia Balac, pero le manda hablar sólo lo que EL le diga.

    En un principio, cuando había Bilaam acampado en los campos de Moab, el rey de Moab, Balac, le envía emisarios rogándole al profeta que profiera una maldición sobre Israel:

    “Un pueblo ha salido de Mitzraim (Egipto), y he aquí cubre la faz de la tierra, y habita delante de mí. Ven pues, ahora, te ruego, maldice por mí este pueblo, PORQUE ES MÁS FUERTE que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; porque yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito …Entonces dijo Dios a Bilaam:No vayas con ellos, ni maldigas al pueblo, porque BENDITO ES”.

    Una vez más, vuelven los enviados de Balac, y el Eterno le permite ir con ellos, pero le manda a hablar sólo las palabras que el EL pronunciare.

    El rey dispuso que Bilaam maldijera, pero de su boca brotó una bendición. Enojado, dispuso que el profeta emitiera su profecía desde diferentes ángulos, en dirección al pueblo de Israel. “Ven, maldice por mí a Yaacov, y ven, execra a Israel” (esta había sido su mandato).

    Veamos ahora las “maldiciones” que salieron de la boca de Bilaam:

    1.- “Por qué maldeciré yo al que DIOS NO MALDIJO? Y por qué he de execrar al que el ETERNO NO HA EXECRADO? …He aquí un pueblo que HABITARÁ CONFIADO, y no será contado entre las naciones. Quién contará el polvo de Yaacov, o el número de la cuarta parte de Israel?”

    Es decir, su descendencia sería muy numerosa, pues se multiplicarían aun más. Y así ocurrió en la historia (especialmente cada vez que los enemigos de Adonai han tratado de destruir a su pueblo).

    2.- “Balac, levántate y oye; escucha mis palabras, hijo de Tzipor: Dios NO ES HOMBRE, para que mienta, ni HIJO DE HOMBRE para que se arrepienta. El dijo, y no hará? Habló, y no jecutará?

    He aquí, he recibido orden de bendecir; EL DIÓ BENDICIÓN Y NO PODRÉ REVOCARLA. No ha notado iniquidad en Yaacov, NI HA VISTO PERVERSIDAD EN ISRAEL. EL Eterno, SU DIOS, ESTÁ CON EL. Dios lo ha sacado de Mitzraim (Egipto); tiene fuerzas COMO DE BÚFALO. Porque contra Yaacov NO HAY HECHICERÍA, NI ADIVINACIÓN CONTRA ISRAEL…. Será dicho de Yaacov y de Israel:

    LO QUE HA HECHO DIOS!!! He aquí el pueblo que como león se levantará, y como león se ergirá; no se echará hasta que devore la presa, y beba la sangre de los muertos.”

    “Entonces Balac dijo a Bilaam: Ya que no maldices, tampoco lo bendigas”.

    No conforme con la respuesta del profeta lo lleva a la cumbre de Peor, que mira hacia el desierto, para que maldijera desde allí.

    3.- “Cuando vio Bilaam que PARECÍA BIEN al Eterno que él bendijese a Israel, no fue, como la primera y segunda vez, en busca de adivinaciones, sino que puso su rostro hacia el desierto; y alzando los ojos, vio a Israel, alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él…. “Cuán hermosas son tus tiendas, oh Yaacov, tus habitaciones, oh Israel!!!!…Dios lo sacó de Mitzraim; tiene fuerzas como de búfalo. DEVORARÁ A LAS NACIONES ENEMIGAS, DESMENUZARÁ SUS HUESOS, Y LAS TRASPASARÁ CON SUS SAETAS….Benditos los que te bendijeren, y MALDITOS LOS QUE TE MALDIJEREN”.

    Como la ira de Balac se encendió sobre Bilaam, el profeta le declara una profecía final a Balac que tendrá cumplimiento muy próximamente, ya que la profecía es para este tiempo:

    4.-“…Ven, te indicaré lo que este pueblo (Yaakov) ha de hacer a tu pueblo AL FINAL DE LOS DÍAS:

    …Saldrá ESTRELLA de Yaacov, y se levantará cetro de Israel, y herirá a los nobles de Moab, y destruirá a todos los hijos de Set. Será tomada Edóm, será también tomada Seir por sus enemigos, e Israel HARÁ RIQUEZAS. De Yaacov saldrá el dominador, y destruirá lo que quede de la ciudad.” Y viendo a Amalec, profetizó sobre los Amalecitas:
    “Amalec, cabeza de naciones; mas su fin es perecer para siempre”.
    También dijo a los queneos:
    “…Fuerte es tu habitación …el keni será echado, cuando Asiria te llevará cautivo …AY! Quién vivirá cuando hiciere Dios estas cosas? …Naves de las costas de Quitim, …afligirán a Ashur, afligirán también a Heber; mas él también perecerá para siempre”. (Números capítulos 22-24).

    Si buscáramos en internet los nombres actuales de cada una de esas naciones a las que Israel destruirá, nos quedaríamos boquiabiertos: son todos los enemigos actuales de Israel.

    Israel, no duermas, levántate con rostro erguido y no te olvides de tu Dios; el es la Roca Eterna. Tu fuerza de búfalo viene de El. Oh, descendencia de Yaacov, no te olvides de tu Dios!!!!!! No confiéis en príncipes, te ha dicho Adonai. SHALOM!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: