Raid contra Ben Laden: Informadores de la CIA detenidos

por malapeste

 

Esta noticia del diario “Le Figaro” ya tiene un par de semanas, pero aún conserva su interés.

Según el New York Times, los servicios secretos pakistaníes (ISI) han arrestado a cinco personas, entre ellas un oficial del ejército, sospechosos de haber ayudado a la CIA a preparar el raid de los Seals contra la residencia donde se escondía Ossama Ben Laden.

El ISI parece estar mas dispuesto a  castigar a los militares sospechosos de colusión con los Estados Unidos que a los que informan a al-Caeda.

Como se recordará, el pasado 2 de Mayo, el jefe de al-Caeda que desde hace mas de cinco años se escondía en Abottabad, ciudad-guarnición a menos de cien kilómetros de Islamabad fue eliminado mediante una operación relámpago de 40 minutos de la que no estaban al corriente ni el Gobierno Civil de Islamabad ni los militares pakistaníes.

Uno de los informadores de la CIA en concreto habría comunicado los números de las placas de matrícula de los vehículos que entraban y salían del complejo en que Ben Laden tenía la madriguera. Poco después de la operación, se supo que espías pakistaníes que trabajaban para la CIA, habían alquilado desde hacía varios meses un alojamiento enfrente de esa verdadera fortaleza, lo que les había permitido seguir las idas y venidas de varios “residentes”. Sin embargo nunca vieron a Ben Laden en persona.

Esta nueva revelación del New York Times, que cita fuentes de la administración americana, confirma si aún fuese necesario que las relaciones entre la CIA  y el ISI están en su punto mas bajo. Según el diario americano, en el curso de su visite a Islamabad el último fin de semana, Leon Panetta, que todavía era el jefe de la CIA, se habría interesado por la suerte de los cinco detenidos con el general Ashfaq Kayani, jefe del Ejercito Pakistaní, y con el del ISI, Shuja Pasha. Leon Panetta también habría intentado que sus anfitriones comprendiesen que era necesario para Estados Unidos intensificar el lanzamiento de misiles desde drones en las zonas tribales pakistaníes, auténticos santuarios para los talibanes y al-Caeda. O incluso para ampliar el ámbito geográfico.

La crisis entre la CIA y el ISI, la más grave en varios lustros, perjudica a la administración de Obama. Estados Unidos planea retirar una parte de sus tropas en Afganistán el mes de julio. Con esta perspectiva, Washington pretende entablar negociaciones con los talibanes y cuenta con Pakistán, que mantiene buenas relaciones con grupos de rebeldes, para “ejercer presión sobre ellos”, dice el New York Times.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: