Fraternidad de Judios Negros de Francia

por as1944

FRATERNIDAD DE LOS JUDIOS NEGROS DE FRANCIA

 
 
 
 

«…Descendiente de la familia Abouhatzeira de Tafilalet en el Sahara marroquí ,Baba Elazar era hijo de Baba Meir ,que fué la mayor autoridad rabínica de los judios marrocanos.Y nieto del Baba Sali ,santo místico cuyo peregrinaje es el más popular de Israel, atrayendo anualmente a más de un millón de visitantes.

Las circunstancias de la muerte de Baba Elazar son misteriosas e inquietantes.¿Por qué un hombre piadoso y humilde le agredió de modo tan violento y por qué una autoridad tan grande de la comunidad marrocana  no estaba mejor protegida por los servicios de seguridad?

 Millones de judios marrocanos se han juntado para compartir su dolor junto con los de otras comunidades de Africa del N.,del resto de Africa y de oriente donde Baba Elazar y la familia de los Abouhatzera gozan de un especial respeto causado por sus sacrificios hacia esas comunidades.

Baba Elazar estaba entre los que sostenían con toda su fuerza la integración de los judios negros en el seno de Israel, junto con Rav Ovadia Yossef  y del difunto Rav Kadouri.

El fallecido  nació y creció en Erfoud,Sahara marrocano,estudió la Torá bajo la dirección de su ilustre padre «Baba Meir»,emigró a Israel con toda su familia. Nunca abandonó sus tradiciones y nunca dejó su vestido tradicional de los judios del Sahara y hablaba Judeo-marrocano en familia.

La FJN en nombre de todos los Judios Africanos y de todo el mundo deplora la precipitada muerte ,brutal, de Baba Elazar ,un gran guia espiritual perdido lamentáblemente.

La FJN ora con su familia ,sus amigos,su comunidad y todos los judios del mundo porque Hashem nos traiga consuelo.

Que su mérito y el de sus antepasados sigan intercediendo en favor de la Paz por cada uno de nosotros y por todos.

Amen «

..Tehilim 23..

Un Salmo por David: Adonái es mi pastor, nada me ha de faltar. En verdes praderas me hace recostar; me conduce junto a aguas tranquilas. El revive mi alma; me guía por sendas de rectitud en aras de Su Nombre. Aún si anduviere yo por el valle de la sombra de la muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estás conmigo; Tu vara y Tu cayado, ellos me consolarán. Tú prepararás una mesa para mí ante mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está colmada. Sólo bondad y misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y yo he de morar en la Casa de Adonái por muchos largos años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: