Separación Estado / Religión en Israel. ¿Es admisible la laicidad en la vida política israelí?

por Arturo

He leído en una web sionista  un tremendo comentario de una persona que emigró a Israel, se convirtió, recibió (imagino) la nacionalidad y comenzó su vida allí.

Esta persona critica ahora que los servicios médicos son malos y que el gobierno debió pensárselo antes de abrir las puertas a la Aliyah desde Rusia. Y que, palabras textuales, “…este país necesita urgentemente una constitución primero para decir ser democrático y segundo separar la religión de la política”

¿Cómo es posible permitir el debate acerca de la separación de la religión de la vida política en Israel? ¡¡Al contrario…!!  Israel es la Tierra prometida para el Pueblo Judío. Y quien no acepta la Torah no es Judío. Y quien niega la necesidad de que la observancia de la Torah guíe las vidas de los políticos israelíes, está negando la esencia misma de Israel.

Israel es un país que sólo puede ser Judío. No es admisible la separación entre el Estado y la Religión porque el primero debe emanar de la segunda. Es un escenario absurdamente incapaz de ser asumido el de un Israel laico al estilo de España. Israel es la Tierra del Pueblo Judío, repito, y la nacionalidad debe ir pareja sin ninguna duda a la observancia o al menos el respeto a la religión Judía. Quien no quiera asumir o como mínimo respetar la Torah no pertenece al Pueblo de Israel, y por lo tanto no debe vivir en Israel. Esto hay que aplicarlo a todos los que moran en él.

Y por supuesto que actuaciones como la de algunos diputados árabes que llaman a la invasión de Israel por parte de los árabes, esas gentes deben ser deterradas o encerradas en la cárcel de por vida. En el momento que Israel sea asimilado, en ese mismo instante el Pueblo Judío quedará desposeído de todo aquello que le sirve de referencia en la Diáspora. Y eso no debe suceder por nada del mundo. Se alegan razones más poderosas que las puramente culturales. Se habla de razones que provienen de la misma raíz del pueblo judío, y por lo tanto de su Estado. Israel jamás debe renunciar a su identidad judía por nada del mundo, y llamamientos o propuestas encaminadas a ese execrable acto deben ser tipificadas como delito de traición.

Y el mundo no tiene que decir nada acerca de lo que Israel decida a este respecto. Y si alguien osa acudir a estamentos internacionales para exigir aquello que atente contra este principio fundamental del estado, debe ser considerado enemigo de facto y debe ser sometido a la Justicia Israelí. La maldad de los hombres no puede ni debe destruir a Israel desde dentro de su mismo seno.

Hay que replantearse la concesión de conversiones y retrocederlas, devolviendo a sus países de origen a aquellos que habiendo sido recibidos con los brazos abiertos, son quienes luego desde dentro socavan los cimientos del estado hebreo.

.. Y pensar que para mi conversión yo debo demostrar que soy más judío que Abraham y que el Rey David juntos, y mientras tanto haya gentes no judías pero que sí han recibido sus conversiones, que se dedica a destruir lo más sagrado e importante que existe en el mundo… ¡Esto es un cachondeo!…

13 comentarios to “Separación Estado / Religión en Israel. ¿Es admisible la laicidad en la vida política israelí?”

  1. Gedeon,no entendi si lo que escribiste es lo que piensa la persona esa que emigro y luego se convirtio,supongo a la religion judia,o es lo que tu piensas al respecto.

    Me gusta

  2. A partir del tercér párrafo («¿Cómo es posible permitir el debate acerca de la separación …») ya es mio todo. Los párrafos anteriores hablan sobre esa persona. Pero para más información usa este link
    http://noti.hebreos.net/enlinea/2011/10/11/8454/comment-page-1/#comment-35221

    Es el usuario Mónica

    Me gusta

  3. Y quien es usted para decir que los que somos no creyentes no somos judios.
    Para ser judio se de luchar por Israel, usted a luchado?
    Yo pienso que si no se lucha por la Patria, no se es judio, no por leer un libro se es.

    Me gusta

  4. Stern, tú lo tienes más complicado que yo. Porque ser judío no creyente es ignorar los principios básicos que identifican a un judío con su pueblo. Allá tú, aunque siempre está la posibilidad de retorno.

    Aunque yo conozco de un caso que aún siendo judío le fue negado el enterramiento en un cementerio judío. Había perdido su identidad e insultaba a aquellos que seguían siendo observantes de los principios de vida judía. Al verse morir suplicó ser enterrado como judío, pero habían sido tan grandes y graves sus malas actuaciones que no se aceptó su petición.

    Ojo; ser judío es un compromiso muy grave, y antes de dar el paso a la conversión hay que tener las ideas muy claras ya que es un camino de ida en el que no cabe la vuelta.

    Que tú quieres retozar por la campiña…? Vale, retoza. Y cuando vuelvas, si tu sentimiento es noble y sincero, tu pueblo te abrirá sus brazos.

    Yo sí que soy quien para decir muchas cosas. Pero lo que tú dices yo no lo he dicho. Lo que yo he dicho es que quien no observe, o como minimo respete la Torah, no tiene derecho a vivir en Israel. Porque Israel es diferente al resto del mundo.

    ¿Y quien soy yo para decir esto? Una persona que busca su conversión.Ni mejor que tú ni, por supuesto, peor. Olvida el orgullo y la vanidad de decir pírricamente «Yo soy judío». No sólo se es judío, sino que debe vivirse ese judaismo con entrega y amor.

    Y no, no he luchado en el ejército ¿Y tú? Además de atacar a un partidario defensor de Israel qiue soy yo ¿Has hecho tú algo? Posiblemente hayas hecho el servicio militar, por supuesto. Pero lamentablemente hay grados de judaismo porque hay grados de personas.

    Y reitero lo dicho… hay que replantearse conversiones concedidas a gentes que la alcanzaron con fines puramente económicos, por interés material. La solidaridad judía es un reclamo para algunos que no tienen dónde caerse muertos, y luego son, lamentablemente, los que peor imagen dan del pueblo judío.

    ¿Acaso quieres tú dejar que se pudra por dentro Israel y asistir a su derrumbe? ¿Eso quieres? ¿Eso buscas?

    Desde hace mucho tiempo vengo dando vueltas a este asunto tan grave, la excesiva «democratización» que no sea más que caer en el pan y circo romano, y que los bárbaros invadan y arrasen Israel.

    A ese que defiende a tu país (imagino que será tu pais, por tus palabras), a ese que se preocupa por el futuro de tu tierra y posiblemente el tuyo y de tu familia, si vives allí, a esa persona es a quien has dirigido tus duras palabras.

    Y no me avergüenza estar en el camino a mi conversión, BS»D, Porque aquí en España hubieron muchas cosas gravísimas cometidas contra el pueblo judío. Muchos quedaron, y algunos fueron quemados. Otros no tuvieron más remedio que asimilarse. Pero el alma judía no muere.

    Demuéstrame tú que mi alma no es judía.

    Y sí que lucho por Israel.

    Me gusta

  5. Perdón porque sí que he dicho algo similar a lo que tú dices, pero no con esas palabras que empleas.

    Sí que he dicho «Y quien no acepta la Torah no es Judío» y eso es indiscutible. El que rechaza la Torah está renunciando a su judaismo, aunque luego tiene la vía del arrepentimiento sincero para retornar.

    Sí que he dicho «Quien no quiera asumir o como mínimo respetar la Torah no pertenece al Pueblo de Israel» Y se sustenta en los mismos argumentos que el párrafo anterior

    Tú has dicho «Y quien es usted para decir que los que somos no creyentes no somos judios». Y mi snetir no es exactamente ese… Un no creyente puede haber llegado hasta ese extremo por una crisis de fe, que es algo normal en todo el género humano. ¿No crees…? vale. No creas, Pero respeta. No quieras abolir esto, porque esto está por encima de tí, de mí y de los políticos.

    La secularización de la política Israelí será el hundimiento de Israel. Hacen falta los partidos con contenido religioso, que refieran a la Torah las cosas a aplicar, que en todo caso, con esa hermosa fuente, serán justas.

    Aunque luego se hable de la micropolítica con sellos y con formularios y con registros de entrada y con dossieres.

    Me gusta

  6. Gedeon,si ud. descubrio en el judaismo el camino que lo hara feliz y para ello estudia y se refuerza dia a dia para concretar su conversion me parece muy correcto,ya que soy partidario del libre albedrio.
    Ahora con respecto a sus ideas religioso-politicas ,estoy totalmente en desacuerdo.

    Me gusta

  7. Bien, Galili. Pero no olvides que toda discusión debe tener presente que sólo es una discusión de ideas, cosa que es buena para contrastar las de los que discuten y que estos mejoren en su la calidad de sus razonamientos y en la facilidad de expresión.

    Yo seguiré teniendo el mismo buen concepto de tí. Tal vez en el futuro te des cuenta de que aunque parezca integrismo radical, esta postura es necesaria para evitar la desaparición de Israel.

    A no ser, por supuesto, que los paises árabes entren en una vía de democratización sincera y radical que los transforme y dejen de tener como objetivo la eliminación y extirpación de Israel.

    Pero, es que aún así, amigo mío… ¿Crees que es posible que Israel termine convertido en un país tan pobre de alma como España?

    Yo no defiendo a los políticos, sino al sistema. El sistema, la confesionalidad judía, es necesario por la peculiaridad que es Israel, que es un Estado Histórico de raiz absolutamente religiosa. Y eso es bueno, porque la Torah es buena.

    ¿Que hay que hacer otra «Defenestración de Praga» en la Knesset? Pues vayamos para allá.

    Me gusta

  8. ¿cual es la popuesta? ¿una teocracia disfrazada de democracia?. Una cosa o la otra. La religion al ambito privado. El estado laico

    Me gusta

  9. Aunque hay muchas cosas que todavía no comprendo de vosotros y no puedo opinar por no comprender, si que hay una cosa irrefutable en la historia de todos los paises y pueblos de la humanidad, y es que los políticos y los sistemas políticos de diferente naturaleza e ideología, pasan y cambian, pero ……..
    las ideas religiosas y sus bases se mantienen a través de los siglos.
    Iván

    Me gusta

  10. Marina, eso lo tienes en cualquiera de los paises civilizados del mundo, en cualquiera de la Diáspora. Frente a posturas como la tuya, no cabe más opción que el integrismo. No tienes más que irte a alguno de ellos.

    ¿Votamos democráticamente para elegir a quienes nos van a gobernar? Perfecto, por ese camino en veinte años Israel ya no existirá porque partidos árabes habrán sido elegidos democráticamente y expulsarán a los judíos, primero de la knesset y luego del país.

    El dibujo que ilustra mi comentario es definitorio. Alabáis y adoráis a un becerro de oro que es la democracia, que será el motivo de que el pueblo de Israel sea asimilado o arrasado. Asimilado en el mejor de los casos, que será el caso de que sus vecinos hayan entrado en la misma vía democrática y se haya consolidado la paz. Arrasado será el caso más probable, porque vuestros vecinos (si es que tú vives en Israel) no van a entrar en la vía de la sensatez y van a seguir maltratando a tu pueblo (si es que eres judía).

    Y, por supuesto, además de asesinar y bombardear, a partir de ahora preparémonos para sufrir secuestros de soldados para sacar a asesinos de las cárceles.

    Me gusta

  11. No del todo, Iván… vas muy bien orientado en tu camino. De hecho es lo que sucede con la ola de conversiones que se está produciendo en los últimos años.

    Dicen que para ser judío debes tener una sólida formación intelectual que te permita entender muchas cosas. Que esta sólida formación intelectual es la base del razonamiento que hace de este pueblo un pueblo especial.

    El camino hacia la conversión está basado en el estudio y entendimiento de los textos sagrados y de las costumbres, tradiciones y leyes que rigen la vida del pueblo judío. Es exactamente eso, una conversión… te conviertes en judío, en una persona diferente a la que eras antes de iniciar ese camino.

    El aprendizaje del hebreo es cosa fundamental en este estudio, entre otras cosas porque te ayuda a entender mejor la Torah.

    Pues bien… tenemos a las personas que han realizado estas conversiones que son tan judíos como un nacido de vientre judío. Es más, y aunque suene a falta de humildad, pero es que es realidad, un converso ha sido llamado por D-os para sumarse a este, su pueblo. Tenga antíguas raices judías (muy habitual en Sefarad) o sea un esquimal de Groenlandia.

    Por otro lado tenemos a los nacidos de vientre judío, con un historial judío de generaciones e incluso, por supuesto, de miles de años de Judaismo. Que han sufrido en sus familias la tragedia de la Shoá.

    Yo creo que en ninguna de estas dos clasificaciones tendremos a nadie que pida democratización de Israel ni separación de la religión y el Estado.

    Y no me refiero a una teocracia, sino a una referencia. De la misma manera que en los paises civilizados la vida política gira en torno al referente de sus constituciones, la constitución de Israel es su Torah. Por supuesto que correctamente intepretada, por ejemplo hoy en día es posible apartar a alguien «tóxico» de la sociedad sin necesidad de ajusticiarlo. Hoy en día no hay Templo, por lo tanto los sacrificios de animales no tienen sentido y en el futuro, cuando se reconstruya, tal vez habrá que estudiar una ofrenda más digna de D-os que el simple sacrificio de un animal (que nadie hable de sacrificar a personas, jajajaja).

    Pero no siempre las religiones superan la crisis de la excesiva secularización de sus sociedades. No se trata de un salvajismo teocrático como el existente en Irán, ni de una absoluta degradación de la Humanidad como pueda existir en el peor barrio de la peor ciudad del peor país del mundo. Existe un término internedio. Es posible hacer política teniendo presente para ello los contenidos de la Torah. No ciñéndonos a ella ciegamente (integrismo teocrático) sino enriqueciendo nuestros corazones con sus enseñanzas y gestionando con equidad, justicia y honestidad.

    Estamos hablando de Israel. Israel es especialmente delicado porque es el gran regalo de D-os a su pueblo, que este debe conservar. Ya la ayudará Él a recuperar sus territorios históricos, poco a poco… en el momento menos pensado, en un futuro de paz y armonía, tal vez Jordania tenga la grandeza de devolver las tierras indebidamente anexionadas, en un gesto de amistad sincera que contribuya a expandir la paz en la región. Eso, con democracia en esos paises, es posible.

    No se trata de democratizar a Israel, eso ya está hecho, prueba de ello son los casos de corrupción y de falta de sensibilidad social que puntualmente aparecen en sus políticos (y los casos de traición a la Patria permitidos en la Knesset a algunos diputados árabes). Se trata de democratizar a los otros, y eso no se consigue relajando indebidamente las cosas en Israel. La gente debe entender que está permanentemente en Estado de Guerra.

    Si Israel no tuviese que dedicar el 50% de sus ingresos a la defensa, la vida en Israel sería radicalmente diferente, y la gente no se plantearía caminos alternativos y erróneos como la separación religión /Estado o el abandono de la religión como fuente de Vida.

    Sí que hay que hacer cambios en Israel, pero a otro nivel, y es la confesionalidad del Estado. Israel no es una Alemania, una Holanda, o una Irlanda, que les importa un comino el aspecto religioso. Allí se pueden ir todos aquellos que critican y perjudican la Esencia de Israel. Israel es JUDIO.

    Y como es judío, deben estudiarse los mecanismos legales para impedir la secularización del país y la asimilación del mismo. Y aplicarlos. Y sobre todo, en el caso de las conversiones, retroceder aquellas que han sido concedidas a personas que verdaderamente no son judías y que lo han hecho movidas por intereses económicos. Que hay MUCHOS.

    Para mí la conversión no es más que un paso de confirmación de mi judaismo. Si complican las cosas (como las complican), seguiré mi senda personal en la comunidad que pueda hallar. Pero hay otros que sí que necesitan esa conversión por otros motivos. Pues a ellos va dirigido este mensaje de que hay que respetar el país que te acoge y sus singularidades políticas, Singularidades que beben en la fuente que tú has aceptado «libremente» en tu conversión (lo de «libremente» lo pongo por la sinceridad de esa aceptación), y que es la Torah.

    Apreciado Ivan… no estamos libres del alto riesgo de secularización de la vida en Israel y de la desaparición del país. Y aunque sobreviva el espiritu de la Diáspora, la pérdida habrá sido tan inmensamente grande que el judaismo quedará herido de muerte. Y cuando el pueblo judío desaparezca, estaremos al mismo nivel de almas que las gentes de antes del Diluvio. Y vendrá otro. Y eso no es justo. Además de rezar, hay que trabajar día a día en muchos frentes.

    Me gusta

  12. Gedeón, hermosas palabras que te salen de lo más profundo del alma.
    Se podrán o no compartir todos tus puntos de vista, pero lo que es innegable Gedeón, es que tu forma de expresarte y decir las cosas, llegan profundamente al corazón.
    No te conozco de nada Gedeón, pero sin conocerte ya he aprendido a apreciarte.
    Un sincero abrazo.
    Iván

    Me gusta

  13. Ivancito, que te veo con la Kipah de aquí a nada, jajajaja…

    Bueno, nada de eso, uno de los grandes preceptos del judaismo es no hacer proselitismo. Que las personas son felices con sus creencias, y que lo hermoso es que vivan conforme a ellas. Sencillamente con la observancia de las siete leyes nohájidas cualquier persona tiene garantizada la vida de su alma.

    Pobre de aquel que escoge el camino del judaismo por vanidad o por una simple y pasajera moda… yo me hago muy a menudo la pregunta acerca de la sinceridad de mis sentimientos y de mis creencias. Y es muy peligroso meterse en un fangal como este porque si equivocas el camino luego siempre te acompañará en el alma la sensación de haber traicionado a D-os. Y ese sentimiento debe pesar en los momentos en que te encuentras contigo mismo. No es un buen plan de vida ese.

    Así que lo de la Kipah, tómatelo como broma amistosa.

    Muchas gracias por tu aprecio, que es mutuo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: