Algo huele a podrido en Irán

por malapeste

El ministro de Economía de Irán logró superar hoy con éxito una moción de censura por parte del Parlamento, que lo acusaba de la sustracción de más de 2.500 millones de dólares del banco iraní Melli, en el marco de la lucha interna entre el presidente y la autoridad religiosa.

Según la agencia local Fars, Shamsedin Hoseini, resultó favorecido con una votación de 141 votos a su favor, 93 en contra y 10 abstenciones.

Por su parte, el ministro Hosseini, negó la acusación y dijo que aclarará las cosas. También el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, defendió al miembro de su gabinete, informó DPA.

Este ataque de los legisladores contra el miembro del gabinete presidencial iraní, se inscribe en la lucha que vienen manteniendo el Parlamento y la guía espiritual suprema iraní, ayatollah Ali Jamanei, con el presidente Ahmadineyad.

Uno de los colaboradores más cercanos de Ayhmadineyad, y suegro de su hijo es, Esfandiar Rahim-Mashei, a quien los sectores más reaccionarios tienen en la mira.

Círculos conservadores acusan a Rahim-Mashaei y otros asesores del presidente de querer financiar la campaña para las elecciones presidenciales con dinero del banco Melli, algo que el presidente niega.

Por su parte Ahmadineyad acusa a la oposición de utilizar el escándalo bancario como pretexto para desestabilizar a su gobierno.

Un amplio grupo de parlamentarios ultra conservadores, que al inicio de su mandato apoyaban a Ahmadineyad, se convirtieron en sus mayores opositores dentro del régimen y acusan al entorno presidencial de “desviacionismo” y de poner en duda la preeminencia del poder religioso en el sistema.

En los últimos meses, los sectores más conservadores del Parlamento y las autoridades religiosas incrementaron la presión sobre el presidente, acusando a algunos de sus asesores de debilitar el sistema islámico.

Una mayoría de parlamentarios se unió en torno de la figura del presidente de la Cámara, Ali Lariyani, una de las principales figuras políticas del país y rival de Ahmadineyad, para formar el grupo de los “principalistas”, el ala más conservadora que defiende las esencias del régimen islámico.

Los principalistas buscan unirse en un frente para acceder a las 310 bancas que se elegirán en las próximas elecciones legislativas que se realizarán en marzo de 2012, previas a las presidenciales de 2013.

El Banco Melli, también llamado el Banco Nacional de Irán, es el primer banco nacional iraní. Fue creado en 1927 por orden del Majlis (Parlamento iraní) y desde entonces siempre fue uno de los bancos iraníes más influyentes.

Durante los últimos 80 años, el Banco Melli se convirtió en un gran banco minorista con varias sucursales nacionales e internacionales.

El Banco Melli es ahora el mayor banco comercial minorista en Irán y Medio Oriente con más de 3.300 sucursales y 43.000 empleados, cuenta con 18 filiales internacionales y brinda servicios en 11 países.

Además de Hoseini, el Parlamento de Teherán ha convocado también para una moción de censura a ministro de Energía, Mayid Namyou, acusado de mala gestión, planificación deficiente, fracaso en sus compromisos y retrasos en la construcción de presas hidroeléctricas, que ya superó en marzo pasado una convocatoria similar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: