Al ritmo de un NBA,Maccabi bailó al Madrid

por bajurtov

Farmar le hace un traje a un Madrid frágil atrás

El ex de los Lakers rompió la defensa blanca con sus penetraciones.

Maccabi 88
Real Madrid 82

Maccabi Electra (21+25+28+14): Smith (15), Eliyahu (2), Farmar (27), Ohayon (5) y Schortsanitis (16) -equipo inicial-, Papaloukas, Hendrix (7), Blu (16), Pnini, James y Langford.
Real Madrid (21+20+21+20): Rudy (13), Suárez (5), Mirotic (2), Llull (3) y Begic (4) -equipo inicial-, Tomic (2), Pocius (4), Reyes (15), Carroll (18), Rodríguez (7) e Ibaka (9).
Árbitros: Ilija Belosevic (SRB), Fernando Rocha (POR) y Anastasios Piloidis (GRE). Sergio Llull fue eliminado por cinco personales en el minuto 40.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo C de la Euroliga disputado en el Nokia Arena de Tel Aviv ante 11.060 espectadores.

Farmar le hace un traje a un Madrid frágil atrás

ampliar imagen

 

Ricardo González | 04/11/2011

Lo más positivo de la visita del Madrid a Tel Aviv es que llegó al último minuto con una mínima opción de victoria: 85-80 y doble amago de robo. Al final, sólo seis abajo. Sin duda, lo mejor de la noche. Porque quedó claro que si las plazas para la Final Four de Estambul se repartieran ahora, el Madrid se quedaría sin billete.

Los dos equipos se retaron con un estilo veloz, nada especulativo, de transiciones rápidas y anotación fluida. Pero el Maccabi­ juega a eso con intensidad máxima, con un plan defensivo, y el Madrid aún no. Schortsa­nitis, que pesa más de 150 kilos, atrapó cada balón dividido tirándose al parqué como una pantera de figura oronda mientras sus rivales miraban.

El Madrid fue incapaz de contener las penetraciones de Jordan Farmar, el exjugador de los Lakers, que golpeó como un abnegado herrero a la defensa blanca: 9 de 11 en tiros de dos para 35 de valoración (MVP de la jornada). Calcó sus acciones una tras otra, ante la impotencia del perímetro madridista. Anotó y sirvió en bandeja tiros liberados para sus compañeros, que en la brecha abierta en el tercer cuarto ametrallaron el aro repetidas veces desde el mismo sitio. No había barricada y sí un caminito de rosas que Blu y Smith aprovecharon con maestría.

Porque plantear un duelo a campo abierto no es presentar batalla alocada. En el Maccabi cada movimiento parece responder a una estrategia diseñada. Enfrente, el Madrid sufrió cuando se vio en apuros con su defensa, cuando tuvo que atacar en estático, con Rudy errático, con Mirotic temeroso. Carroll evitó la sangría con triples de genio, sin espíritu colectivo. Debieron aprovecharle más antes y debió forzar menos luego. Faltó dirección pese a las ocho asistencias de Sergio. Begic e Ibaka compitieron con Schortsanitis, pero Sofo es mucho Sofo. El triunfo del Maccabi resultó exiguo; las sensaciones, más abultadas. Le queda trabajo a Laso.

One Comment to “Al ritmo de un NBA,Maccabi bailó al Madrid”

  1. En basquet se aprovecha cualquiera de los ”gallegos” pero si fuera al futbol ? je,je,je…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: