Terribles noticias desde Europa: Gendarmes de la sharia patrullan por las callas de Dinamarca

por suso14

Ana Martínez para ABC:

Radicales salafistas intentan imponer la ley islámica en Dinamarca. Son «misioneros» que quieren acabar con el robo cortando la mano al ladrón

Si alguien ve cómo le cortan las manos a un ladrón, se abstendrá de cometer el mismo delito», afirma con contundencia Adnan Avdic, mientras camina por las calles del barrio de Nørrebro —Copenhague.

Avdic es miembro de «Ahlu Sunah Wa Jammah» (Los seguidores del Profeta), uno de los grupos fundamentalistas islámicos que pretenden establecer la sharía (ley islámica) en Dinamarca y, por extensión, en el resto de Europa. Su objetivo: reducir la tasa de criminalidad. «Países como Irán o Arabia Saudí no dan una buena imagen del islam, no me gustan. Pero es innegable que su tasa de criminalidad es muy baja porque a los criminales se les castiga según la sharía», explica Avdic.

Inspirándose en «Islam4UK» —un grupo de salafistas británicos—, «los seguidores del Profeta» pretenden empezar patrullando los barrios de Tingbjerg y Nørrebro, para extender después su vigilancia al resto de Dinamarca y asegurarse de que los ciudadanos no beben, no juegan, no van a la discoteca y no violan ninguna de las reglas de la sharía. Una policía «moral» que actúa durante las 24 horas del día.

«Todavía no podemos aplicar ningún castigo, porque estamos en Dinamarca y nos meterían en la cárcel. Pero patrullamos las calles y, cuando vemos a alguien que incumple los mandamientos de la sharía, hablamos con él e intentamos convencerle de que lo que hace está mal», asegura Avdic. «El objetivo final es sustituir la democracia por la sharía. Somos misioneros del Islam». Según «Kaldet til Islam» (La Llamada del Islam), otro de los grupos que apoyan esta iniciativa, más de 1.500 musulmanes daneses apoyan su propuesta. Sin embargo, la asociación «Muslimer i Dialog» (Musulmanes por el diálogo) asegura que son muchos menos, pero que cada vez se les oye más por su radicalización y agresividad verbal.

Asimismo, la Confederación de Musulmanes, que agrupa a la mayor parte de organizaciones islámicas en Dinamarca, ha mostrado su rechazo a esta propuesta: «Son una minoría, pero debemos tomarles en serio. No hay que cerrar los ojos ante estas tendencias extremistas. Mucha gente joven se muestra receptiva a ese tipo de influencia.»

La ministra danesa de Integración, Karen Haekkerup, asegura que «en el caso de que cumplan lo que dicen, y empiecen a amenazar a la gente en las calles, el Gobierno actuará con contundencia». Sin embargo, para Avdic no se trata de amenazar, sino de ayudar: «Somos consejeros, no verdugos».

Reino Unido y Dinamarca no son los únicos países europeos en los que han proliferado estos grupos extremistas. Bélgica, Holanda o España cuentan con sus propias organizacionesprosharía. E internet está atestado de vídeos en los que distintos líderes musulmanes explican con detalle las razones por las que el islam debería sustituir a la democracia.

Lorenzo Vidini, experto en islamismo y violencia en Europa, explica que, aunque se trata de la provocación de una minoría, el riesgo radica en la islamización de la Justicia: «Se han dado situaciones, en las que han aplicado la ley islámica en recurrir a los cauces legales». El criminólogo y periodista Joachim Wagner, autor del libro «Richter ohne Gesetz» («Jueces sin leyes»), describe cómo en mezquitas o en teterías, «jueces» musulmanes dictan sentencia. «Cuando hay un conflicto, ellos median, total.

«Territorio libre de infieles»

Son una minoría, pero cada vez cobran más influencia. Luchan por un objetivo común: implantar el islam en Occidente. Anjem Choudary es uno de los principales líderes musulmanes en Reino Unido. Conocido por sus polémicas palabras en apoyo a los terroristas del 11-S, Choudary asegura a ABC que, muy pronto, el islamismo se hará tan fuerte en Europa como para evitar la entrada de infieles a determinada áreas: «Se prevé que pronto seremos tantos como para conseguir el control, la seguridad y la autoridad en algunos lugares, donde implantaremos la ley islámica y evitaremos la entrada de intrusos. Y un día conseguiremos establecerla en el país entero».

Para Choudary, el camino está claro: «Patrullar las calles para mantener a los jóvenes musulmanes apartados de las drogas y el alcohol, y reclutarlos para este proyecto». Los beneficios también son evidentes: «Erradicaremos todos los vicios de la sociedad actual: alcohol, drogas, pornografía, juego, usura, promiscuidad, aborto, homosexualidad… Además, el gas, la electricidad y el agua serán gratis para todos los ciudadanos, ya que la ley del islam así lo dicta».
Un saludo cordial!
PD: Esperamos impacientemente los comentarios y la qué opinión les merece a los “progres multicultis” y las “feminazis” estas jugosas declaraciones de éste “pobre” inmigrante islamista que ha venido a Europa a “integrarse” y a “empaparse” de nuestros valores procedentes (además de la Grecia Antigua, Roma y nuestra cultura común judeo-cristiana) ¡de la Ilustración!  

3 comentarios to “Terribles noticias desde Europa: Gendarmes de la sharia patrullan por las callas de Dinamarca”

  1. Pues yo me alegro de que sucedan estas cosas, es posible que sea la unica manera de que los europeos empecemos a replantearnos en serio lo que pasa en la puerta de nuestra casa,…..o dentro de ella.

    Me gusta

  2. El edificio de ladrillos que hay detrás y a la derecha es Trinitatis kirke. Durante la 2ª Guerra Mundial se escondieron en esa iglesia los rollos de la Torá.

    Me gusta

  3. mira para mi , que se marchen a su pais a con la shariay su p

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: