La podredumbre islámica.

por malapeste

En la época de la guerra fría el bloque soviético organizó el asalto sistemático a las instituciones internacionales con el fin de utilizarlas como plataforma de propaganda en su lucha contra Occidente. Para asegurarse la mayoría en las mismas estableció una alianza con los países musulmanes, identificando a Israel con los EE.UU. siguieron una estrategia común en la que los ataques a uno servían para atacar al otro.

Por supuesto, este contubernio entre regímenes enemigos de la libertad y los derechos humanos significó que las organizaciones e iniciativas internacionales asaltadas por esta infame alianza quedasen desvirtuadas y dejasen de cumplir la tarea para la que habían sido concebidas o la desempeñasen muy insatisfactoriamente.

Hoy, 21 años después de desaparecida la U.R.S.S. el bloque musulmán secundado por distintas dictaduras no islámicas pero tambien tercermundistas sigue siendo la manzana podrida que corrompe todas las iniciativas en favor del progreso y la convivencia de los pueblos en su afán de extender el antisemitismo y aislar al Estado de Israel:

Olimpiada tras olimpiada, vemos como lejos de resucitarse el espíritu de los antiguos juegos olimpicos en los que se suspendían las hostilidades, se pretenden instrumentalizar los Juegos para fomentar el odio a Israel y su aislamiento, recordemos el asesinato del equipo olimpico israelí en Munich, o las retiradas de atletas musulmanes cuando han de enfrentarse a atletas israelíes, actitud que se repite en todo tipo de competiciones internacionales en las que se pretende impedir la participación de Israel y de no ser posible se impide a los propios atletas competir con los israelíes.

La Conferencia Mundial contra el Racismo de Durban fue una autentica canallada en la que practicamente fueron ignorados todos los genocidios en diversas partes del mundo (Sudán, tal vez el mas grave, pero no el único), y persecuciones a minorías étnicas (y no solo étnicas, tambien religiosas y de otras características) que en aquel momento se estaban cometiendo y muchos de ellos precisamente por quienes tuvieron una intervención mas destacada, para centrar todos los esfuerzos en condenar al país menos racista y mas tolerante del mundo: Israel

El Consejo de Derechos Humanos ¿Que se puede decir de un organismo que sistemáticamente condena a Israel y no formula condena alguna -o en número increíblemente limitado- contra países que son conocidos sin discusión alguna como auténticas tiranias, por propios y extraños? que cuando tiene noticia de que ha ocurrido algo, primero y sin saber aún que es lo que ha ocurrido condena a Israel y después de esa condena nombra un comité investigador para que determiné que crímenes se han cometido, como hizo en el asunto del Marmara, que tiene o ha tenido entre sus miembros a paises en los que expresiones como «derechos humanos» o «libertd» son de hecho consideradas delictivas, como la Libia de Gadafi o Siria.

La UNESCO ha sido la última organización corrompìda en demostrar que extremos de vileza y desviación de sus objetivos originales pueden llegar a alcanzarse aceptando como miembro de pleno derecho a un estado, sin fronteras, sin capital, sin moneda, sin soberanía, del que no se sabe el nombre oficial, en donde las elecciones solo sirven para saber quien cuenta con mas votos, pero no suponen por ello que el mas votado vaya a gobernar sin necesidad de desalojar violentamente al anterior gobierno, en donde las diferencias politicas son solventadas a tiros por las calles… en realidad se trata nada mas que de un gran grupo de parásitos caracterizados por su odio a todo lo que significa pluralidad, convivencia, cultura, paz… por supuesto estamos hablando de «Palestina»

Esa organización declara estar inspirada por el principio “Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” (Constitución de la UNESCO)  Según un texto de la propia organización, la misión de la UNESCO consiste en contribuir a la consolidación de la paz, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información. La Organización se centra particularmente en dos grandes prioridades:

• África;

• la igualdad entre hombres y mujeres;

y en una serie de objetivos globales:

• lograr la educación de calidad para todos y el aprendizaje a lo largo de toda la vida;

• movilizar el conocimiento científico y las políticas relativas a la ciencia con miras al desarrollo sostenible;
• abordar los nuevos problemas éticos y sociales;

• promover la diversidad cultural, el diálogo intercultural y una cultura de paz;

• construir sociedades del conocimiento integradoras recurriendo a la información y la comunicación.

En otro de sus textos se afirma que uno de los medios de conseguir esos fines mediante la educación es:
• •  elaborando manuales escolares y carpetas de formación para docentes y difundiéndolos, así como las mejores prácticas, todo ello en relación con una amplia gama de temas, desde el desarrollo sostenible hasta la educación.

Sobre el papel queda bien, pero ¿cual es la realidad?

Los 198 Estados Miembros y los siete Miembros Asociados de la UNESCO están organizados en cinco grupos regionales – África, Estados Árabes, Asia y el Pacífico, Europa y América del Norte, América Latina y el Caribe – a partir de definiciones que no son únicamente geográficas. Hay países cuya aportación cultural debe ser tan grande, como Argelia, Egipto o Libia que figuran en dos grupos y otro, Israel, que no figura en ninguno, lo que limita bastante sus posibilidades de actuación. Israel en la «Lista del Patrimonio de la Humanidad» aparece en el grupo de Europa y América del Norte, pero por lo demás para la UNESCO debe estar en una especie de Limbo

En cuanto a la libertad de prensa y de mercados, ha observado posiciones contrarias a ellas en particular la iniciativa NOMIC (1980) que reconocía el derecho de los estados a censurar la prensa y sus injerencias en países occidentales declarando lugares de «Patrimonio de la Humanidad» de una manera que parecia ir encaminada a generar conflictos antes que a proteger nada. Su servil actitud desde 1970 respecto al bloque comunista y países «en desarrollo» (socialistas) y en contra de los EE.UU. obligó a estos a abandonarla en 1984 sin que volviesen hasta el 2002

En los años 70 y 80 las críticas de corrupción y nepotismo estaban a la orden del día, el caso mas destacado el nombramiento de Serge Vieux como Director de Personal, sin mas mérito que ser primo de la esposa del Director General, M’Bow

Entre 1974 y 1984, el presupuesto bienal de la UNESCO se expandió de 165,1 millones de dólares a 374,4 millones. Hasta 1984, la organización sólo había gastado 32.000 dólares en la educación de los refugiados.

En 1974, la UNESCO votó a favor de excluir a Israel de uno de sus grupos de trabajo regionales, debido a que Israel había supuestamente alterado «las características históricas de Jerusalén» durante las excavaciones arqueológicas y «lavado el cerebro» de los árabes  en los territorios que partidistamente calificaba de ocupados. Después de que el Congreso USA suspendiese la financiación, la UNESCO modificó sus sanciones y re-admitió a Israel en 1976. Aunque el Congreso restauró la financiación en el año 1977, la organización mantuvo sin disminuir tanto la actitud anti-occidental como las prácticas de corrupción sin que disminuyeran lo mas minimo.

En 1981 y a petición de Jordania, la UNESCO declaró «Patrimonio de la Humanidad en Estados Árabes» la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus murallas, es decir parte de la capital de Israel

En 1987 fue elegido Director General Mayor Zaragoza y a partir de él comenzó un cierto proceso de saneamiento, sin embargo aunque algo de la corrupción y malversación fue corregido, no ocurrió lo mismo con el trato privilegiado de que los «palestinos» gozaban. Un informe del Departamento de Estado de los EE.UU., de Abril de 1990, señaló que la UNESCO había dado un estatus especial a la Organización de Liberación de Palestina «superior a la de cualquier Estado miembro.» El mismo informe también indicaba que el alcalde había asignado un alto nivel al «coordinador para la cooperación con Palestina». Durante un viaje a Israel, Mayor había «rechazado una oferta para reunirse con el gobierno israelí», y se «disculpó» con los países árabes por realizar ese viaje en primer lugar. Este informe también indica que el «Nuevo Orden Mundial de la Información», (NOMIC, la censura) estaba «vivo y bien» en 1990

El sucesor de Mayor, Matsuura avanzó más en la lucha contra la corrupción y el robo, admitiendo que muchos de los programas de la organización duplicaban lo realizado por otras organizaciones, redujo a unos trescientos empleados el personal de la sede central en Nueva York sin embargo de cara al exterior hizo pocos cambios: protestó cuando los talibanes destruyeron dos estatuas gigantes de Buda en Afganistán, a pesar de que la UNESCO era impotente para detener la destrucción. Sin embargo, la UNESCO mantuvo un extraño silencio cuando, en octubre de 2000, una turba «palestina» destruyó la Tumba de José, un importante sitio religioso judío en Nablús, y construyó una mezquita en el sitio. Para una organización que se encarga de salvaguardar el patrimonio cultural, la UNESCO ha hecho un trabajo muy pobre y los duros y discriminatorios ataques verbales contra Israel se mantuvieron sin cesar.

El 11 de abril de 2002, el Comité del Patrimonio Mundial condenó a Israel por «la destrucción y los daños causados al patrimonio cultural en los territorios «palestinos» como «un crimen contra el patrimonio cultural común de la humanidad «… en particular, el daño causado a la Basílica de la Natividad en Belén, lugar de nacimiento de Jesucristo y uno de los lugares más significativos e históricos en la tierra, el centro histórico de Nablus, incluyendo sus mezquitas y la ciudad vieja de Hebrón «. En una carta a Matsuura, el Dr. Shimon Samuels, director del Centro Simon Wiesenthal, calificó esta condena como «la mas profunda hipocresía.» Samuels señaló la decisión «palestina» de «ocupar la Basílica de la Natividad para tomar a las monjas y los sacerdotes como rehenes, … Los soldados israelíes han respetado el carácter sagrado de estos lugares a costa de sus propias vidas.» Samuels también señaló que al embajador de Israel, Yitzhak Eldan, se le negó el derecho de responder a esta condena. Esa organización presuntamente relacionada con la educación y la salud parece muy indiferente a la representación en el mundo árabe de los Judios como subhumanos y la violencia que inspira contra ellos

La UNESCO protestó porque Israel incluyese en su programa de Patrimonio Nacional las tumbas de Raquel y los Patriarcas y posteriormente incluiría esos lugares en el «patrimonio musulmán» refiriéndose a las mezquitas con que los musulmanes profanaron el lugar y sin hacer mención al carácter de lugar sagrado judío. Este mismo año un judío desarmado fue asesinado por un policía «palestino» cuando volvía de orar pacificamente en aquel lugar.

Este mismo año la UNESCO condenó las excavaciones en los alrededores del Kotel, porque ponían en peligro las mezquitas que mancillan el lugar, ¡como si a los musulmanes les preocupase lo más minimo cualquier mezquita, son los primeros en destruirlas! a pesar de estar hechas con el máximo cuidado y con un entibado de viguetas de acero tan denso que soportaría pesos mayores de los que soportaría la propia piedra y guardó absoluto silencio sobre el vaciado sistemático y salvaje del subuelo hecho por los «palestinos» sin mas finalidad que destruir las huellas de la presencia judía.

Pero centrémonos en el campo de la cultura y la educación.

Cuando Egipto y Jordania se anexionaron la Franja de Gaza y Judea y Samaria así como parte de Jerusalem proporcionaron a la gente de los territorios anexionados (entonces ni se soñaba en llamarles «palestinos») unos libros de texto que rebosaban de expresiones antisemitas y continuas llamadas a la violencia, cuando Israel liberó esos territorios esos libros siguieron utilizándose eliminándose antes todo el material ofensivo contra los judíos y contra los israelíes. Cuando la AN»P» asumió competencias en educación retiró los libros enmendados y los sustituyó por los antiguos con todo el material ofensivo. Tras varias quejas por parte de Israel, los Estados Unidos y los países europeos (incluidos aquellos que otorgaban financiación a las actividades de la A»N»P en el campo de la educación), los «palestinos» adujeron que los libros de texto no habían sido publicados por la A»N»P sino por las autoridades egipcias y jordanas, afirmaron que publicarían sus propios libros de texto y que entonces estarían dispuestos a responder a reclamaciones si el material fuese considerado incompatible con el proceso de paz.

En los nuevos libros se transmite claramente el mensaje de que «Palestina» fue robada a sus antepasados por ocupantes extranjeros que no tienen derecho alguno sobre la tierra y que como consecuencia numerosos «palestinos» viven como refugiados. Por lo demás esas son las únicas menciones que se hace de la población judía que es ignorada deliberadamente. Por ejemplo, en un estudio sobre los habitantes de la «Palestina» actual, que aparece en el libro de texto del 6º curso “Nuestro bello idioma” (página 11), se hace referencia al número de residentes árabes de Cisjordania, Gaza y residentes “internos” (en otras palabras, en las fronteras de Israel antes de 1967), y se cuentan incluso los «palestinos» de la diáspora, pero no se hace mención alguna de los judíos que viven en esos mismos lugares. No existe un llamamiento explícito al genocidio y a la destrucción de Israel, pero si numerosisimas referencias a situaciones que lo implican, tampoco se menciona la necesidad de la paz con Israel. Al contrario, hay palabras de elogio a la defensa de cada “trozo de patria robada”. Como la “patria” se refiere claramente a «Palestina» en su totalidad y no sólo a los territorios de Judea, Samaria y Gaza, el alumno recibe una insinuación obvia de que la guerra para la liberación total aún no ha acabado.

Y por si quedase alguna duda existe una abundante actividad tanto escolar como extra escolar a la que no se menciona en los libros de texto que la disipan: por ejemplo el poner nombres de terroristas a centros escolares o deportivos, el calificarlos de «martires», las funciones teatrales en las que se disfraza a niños de terroristas, la instrucción militar y un amplio etcétera. No es casualidad que uno de los puntos que abordó la parte israelí en las conversaciones con los «palestinos» y que fue rechazado por estos como reveló Wikileaks fue la creación de una «cultura de paz»

En Jerusalém, ¡en la propia capital de Israel! en centros escolares que funcionan gracias a fondos del Gobierno Israelí, la AN»P» tuvo la desfachatez de pretender que se utilizasen unos libros de texto en los que para empezar en la portada en lugar del logo del Ayuntamiento de Jerusalem estaba el de la AN»P», las banderas «palestinas» o menciones a ellas, incluso en los cuadernos de colorear para los niños de seis años, abundaban no así las isralíes que apenas se daban y siempre en condiciones que provocasen el rechazo, se incluían relatos sobre mujeres terroristas que regresaban a casa (sin mencionar el crímen por el que habían sido encarceladas y el daño que causaron), poemas y relatos que presentan a Israel como ocupante y a Jerusalem como ciudad ocupada, que hablan de los puestos de control sin mencionar para nada los atentados terroristas que los hicieron necesarios y que gracias a ellos han desaparecido, ¿relatos, canciones y poemas glorificando las intiadas? ¡todos los que se puedan imaginar! Por supuesto el llamamiento-orden a los «palestinos» efectuado en 1948 por los líderes árabes para que se fuesen y siete ejércitos árabes pudiesen echar a los judíos al mar en matanzas que harían palidecer las cometidas por mongoles y cruzados (como si los musulmanes no las hubiesen cometido iguales), y su desigual cumplimiento (hubo muchos árabes que se quedaron) y la invasión de Israel son ignorados, en su lugar se habla de que una buena gente, pacifica y laboriosa, dedicada a la bucólica contemplación de las margaritas un buen día sin mas ni mas fueron expulsados de las mansiones en que vivian y vieron arrasadas las mezquitas desde las que se llamaba a los fieles a orar de cara a la Meca desde mucho antes de que al primer Neanderthal se le ocurriese tallar un hacha de piedra…

El sistema escolar «palestino» es, financiado en parte, por la UNRWA, un estudio del CMIP (Centro para el Monitoreo del Impacto de la Paz) mostró claramente que los fondos de las Naciones Unidas estaban siendo utilizados para difundir propaganda antisemita. En 1999 los oficiales de la UNRWA verificaron y autentificaron las 173 citas de los extractos de los libros de texto de las escuelas «palestinas» correspondientes a los grados manejados por la agencia incluidos en el reporte del CMIP, confirmando la existencia de los originales en árabe y la precisión de las traducciones.

Los libros de texto fueron cuidadosamente examinados en base a los siguientes dos criterios:
1. CMIP
Imagen de los otros pueblos y comunidades (en este caso, israelíes y «palestinos»): ¿Se reconocen uno al otro? ¿Son aceptados? ¿Son respetados? o ¿Son descritos en base a estereotipos y prejuicios?
Paz y el proceso de paz: ¿La educación fomenta paz? ¿Apoya el proceso de paz? ¿Puede mejorarse?
2. UNESCO
¿La información proporcionada es correcta y completa?
¿Las ilustraciones, los mapas y las gráficas son correctos y actuales?
¿Se reconocen los logros de los otros?
¿Se aplican estándares iguales?
¿Las disputas políticas son presentadas de forma objetiva y honesta?
¿La utilización de las palabras puede generar prejuicios, malas apreciaciones y evasión de conflictos?
¿Se defienden los ideales de libertad, dignidad y fraternidad?
¿Se enfatiza la necesidad de la cooperación internacional para alcanzar ideales comunes y avanzar hacia la paz así como para el cumplimiento de la ley?

Los textos «palestinos» analizados * no dejan la menor duda del sectarismo, la visión maniquea del conflicto, de la constante incitación al odio y la violencia que se hace en ellos, lo cual además ha sido confirmado por visitas de congresistas estadounidenses en Judea y Samaria que han podido observar además la existencia de gran cantidad de actividades «extra-curriculares» dentro y fuera de la escuela en el mismo sentido. En la Franja de Gaza instalaciones de la UNRWA han sido destruidas por Hamás, sus profesores amenazados para que no enseñen nada más que lo que esté dentro de la cultura y tradición «palestina» tal y como las interpreta Hamás… Por lo tanto la UNESCO conoce perfectamente en que consiste la «cultura palestina» y a que se dedican los que la promueven

Tras su aceptación en la UNESCO, la AN»P» anunció su intención de ingresar en otros 16 organismos internacionales que no precisó, otras 16 manzanas a pudrir…

* Se puede ver una selección en la entrada «Muestras de la cultura «palestina»»

One Comment to “La podredumbre islámica.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: