Para que no borre a Israel del mapa

por suso14

Por Roland J. Behar

Hace seis años, en Teherán, Mahmoud Ahmadinejad llamó públicamente a la destrucción de Israel. Proclamó que Israel debía ser borrado del mapa, ya que su existencia era el fruto de la invasión del mundo opresor contra el mundo islámico. Obvió el hecho irrefutable de que el pueblo de Israel ha habitado esas tierras por miles de años antes de la misma existencia del Islam.


Dichas declaraciones fueron condenadas por Francia, Gran Bretaña, la Comunidad Europea, Estados Unidos, Alemania, Australia, Rusia y punto. El resto de los “miembros” de las Naciones Unidas guardó silencio. Algo parecido sucedió en los albores de la Segunda guerra mundial mientras Hitler concentraba y asesinaba judíos por el solo hecho de serlo. Estas declaraciones infringen el Estatuto de las Naciones Unidas y los fundamentos de la Ley Internacional, siendo este llamado equivalente a un crimen contra la humanidad.

En dicha declaración, Mahmoud Ahmadinejad enfatizó que “los roces en el territorio ocupado forman parte de una guerra de destino. El resultado de cientos de años de beligerancia será definido en la tierra palestina. El mundo debe darse cuenta que Israel no es el único objetivo de Irán, sino, simplemente, el primero…”. Pocos pusieron atención a estas palabras.

La historia de las guerras contra Israel hasta hoy ha demostrado que, con el uso de armas convencionales, sus enemigos han sido siempre derrotados. De ahí el interés de Irán de tener armas nucleares para conseguir el objetivo pronunciado y repetido de su gobierno en destruir a Israel, pero, como bien dicen, eso sería sólo el principio. Del resultado de este conflicto no solamente depende la supervivencia de Israel sino del mundo como lo conocemos.

El Oriente Medio ha experimentado cambios importantes en los últimos veinte años. El papel de los países árabes sunitas ha disminuido y, por ende, su influencia regional. Esta tendencia se ha agravado por el aplastamiento de Irak por EEUU y sus aliados así como las debacles en el mismo Egipto, Siria, Túnez y Libia. La eliminación de Irak como el “guardián” del Oriente árabe ha coadyuvado a la penetración estratégica de Irán, en una medida nunca vista en la era moderna, pero que nos rememora la gran Persia de Ciro y sus sueños de hegemonía mundial.

La penetración iraní ha cambiado la cara del Medio Oriente. Irán había sido hasta ahora parte de la periferia regional pero, de hecho, un factor principal en la región. Dado que los estados árabes sunitas, con la excepción de Arabia Saudita, Marruecos y los Emiratos Árabes, se han debilitado en su papel de actores, el papel de organizaciones terroristas como Al Qaida, Hezbolá y Hamas ha aumentado considerablemente. Debido a estas nuevas circunstancias, y la influencia ideológica, militar y financiera que Irán mantiene con dichas organizaciones, lo han convertido, además, en un poder del Golfo Pérsico. Irán cuenta ahora con puestos estratégicos en la costa oriental del Mediterráneo a través de Hamas y la Yihad Islámica en Gaza y en el Líbano, aliado a Hezbolá, además de los enclaves conocidos en la Venezuela de Chávez y la Cuba de Castro.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha pedido al presidente Obama que detenga a Irán en la obtención de armas nucleares urgentemente pues, de lo contrario, Israel no tendrá otra opción que hacerlo por su cuenta y riesgo, ya que le va la supervivencia en ello.
Es la primera vez que Israel anuncia que atacará a sus enemigos antes de hacerlo. ¿Por qué? La sorpresa siempre ha sido una ventaja táctica y estratégica con resultados comprobados en los casos de la destrucción de complejos similares en Irak y Siria. ¿Qué busca Israel con este anuncio? En realidad, la respuesta sólo la tienen los altos dirigentes del Estado hebreo, pero se me ocurre pensar que la razón es que Israel no quiere tener que hacerlo, pues prefiere la paz a la guerra, aunque esté más preparado que nunca para hacerla.

Israel quiere, a mi parecer, que el mundo entienda que las consecuencias inevitablemente afectarán la vida de todos, que no es un problema sólo de Israel, también lo es y lo será para los árabes, los europeos y los latinoamericanos, aunque aún no lo vean así. Sin duda sería grave para la propia población iraní. Nadie gana, todos perdemos.

Las Naciones Unidas tienen la capacidad, como cuando se hizo contra el régimen de apartheid de Sudáfrica, de liderar una campaña de sanciones de todo tipo contra este régimen que amenaza a la humanidad con su beligerancia. Rusia y China ya se han opuesto, como era de esperarse. Ojalá que Dios quiera que prevalezca la cordura y se evite la catástrofe posible, por el bien de todos.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2011/11/19/v-fullstory/1068059/roland-j-behar-para-que-no-borre.html#ixzz1ecZsdzXl

Mil gracias nuevamente a Daniel!

 

4 comentarios to “Para que no borre a Israel del mapa”

  1. El Sr Behar habla con la cordura y el conocimiento que da simple visión de la situación actual.

    Lamentablemente no vive en Esuropa, y más concretamente en España. Donde para mal de todos existen unos rebaños de descerebrados que sin tener capacidad de sumar dos y dos y restarles uno influyen en el apoyo que los gobernantes dan a ese pais totalitario y terrorista incluso para sus gentes.

    Es bueno que alguien levante la voz. alguien con capacidad de llegar al máximo de personas.

    Le deseo lo mejor a este amigo de Israel y por tanto amigo mío.

    Me gusta

  2. Israel quiere, a mi parecer, que el mundo entienda que las consecuencias inevitablemente afectarán la vida de todos, que no es un problema sólo de Israel, también lo es y lo será para los árabes, los europeos y los latinoamericanos, aunque aún no lo vean así. Sin duda sería grave para la propia población iraní. «Nadie gana, todos perdemos»
    ESTO DEBIERA PONERSE EN TODOS LOS ESTADIOS DEL MUNDO CON LETRAS GRANDES Y ROJAS

    Me gusta

  3. Creo que ya le han perdido mucho tiempo dándole vueltas al asunto. O lo frenan ya o no tendremos tiempo de contar la historia

    Me gusta

  4. El conflicto de hecho cambiara la historia y la geografia asi como la vida del mundo, Israel se enfrentara eso, tarde o temprano. Por eso se debe crear conciencia, para solidarizar el mundo, por la dimensión de la catastrofe que se ha vecina, aun que no lo deseamos.
    Debemos estar preparados y ayudar a que otras naciones tambien lo esten.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: