Hizbollah blanqueaba el dinero del terrorismo con automóviles estadounidenses

por malapeste

La Fiscalía de Nueva York presentó cargos contra cuatro bancos libaneses por haber supuestamente blanqueado en Estados Unidos más de 329 millones de dólares para financiar al grupo terrorista chiíta Hizbollah en el Líbano.

Esas entidades, indica la acusación, usaron el sistema financiero estadounidense para canalizar fondos procedentes del narcotráfico y otras actividades ilegales desde EEUU a países de África Occidental y de ahí al Líbano, informó en un comunicado la oficina del fiscal del Distrito Sur de Manhattan.

Según la denuncia, los fondos primero se enviaban por transferencia bancaria desde el Líbano a Estados Unidos, donde el dinero se destinaba a comprar automóviles usados para venderlos en países africanos.

La Fiscalía sostiene que en la red de blanqueo de dinero participaban unos 30 concesionarios de coches repartidos por todo EEUU, a los que implicó en la trama pero por ahora no ha probado que supieran que el dinero iba a terminar en manos de Hizbollah, que fue incluido por Washington en su lista de grupos terroristas desde 1997.

Según la acusación, los bancos permitieron mover cada día hasta 260.000 dólares a través de sus cuentas, sin conocer el origen o el propósito de las transferencias.

La recaudación de las ventas de automóviles y del tráfico de drogas en los mismos países africanos se desviaba luego mediante una red de mensajeros de confianza a empresas vinculadas a Hizbollah (Hizb Allah o Partido de Dios), añade el texto de la demanda de la Fiscalía.

“El esquema detallado en la denuncia revela las maneras tan creativas a través de las cuales se financian y mueven su dinero las organizaciones terroristas”, indicó el fiscal neoyorquino, Preet Baharara.

Uno de los bancos acusados y el que más dinero movió ilegalmente es el Lebanese Canadian Bank (LBC), incluido el pasado febrero por el Gobierno de Estados Unidos en su “lista negra” de entidades sospechosas de blanquear dinero procedente del tráfico de drogas internacional.

Washington acusó entonces al LBC -que dispone de 35 sucursales en el Líbano y una oficina en la ciudad canadiense de Montreal- de haber blanqueado fondos de una red de narcotráfico de América Latina y tener lazos con Hizbollah.

La Fiscalía de Nueva York reclama a todas las partes implicadas el pago de una cifra total superior a 483 millones de dólares, que según la acusación equivale a la suma de los fondos que blanquearon en Estados Unidos. Agencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: