Bye,bye,Garzón..!

por bajurtov

Garzón dice adiós a la carrera judicial al ser condenado a 11 años de inhabilitación

El juez Garzón, ayer,camino del Supremo,donde quedó
visto para sentencia el juicio por el franquismo.

DOMINIQUE FAGET (AFP)

El juez Baltasar Garzón ha sido condenado a 11 años de inhabilitación por las escuchas en prisión a los corruptos del caso Gürtel, trama vinculada al PP, lo que implica su expulsión de la carrera judicial. La condena añade además el pago de una multa y las costas. En una sentencia durísima, los jueces del Supremo acusan a Garzón de haber utilizado “prácticas de regímenes totalitarios” utilizando los mismos argumentos que el juez instructor, Alberto Jorge Barreiro. Garzón, según su abogado, Francisco Baena Bocanegra, está “desolado” y estudia ya si recurre ante el Constitucional.

Para sus jueces, Garzón causó “una drástica e injustificada reducción del derecho de defensa y demás derechos afectados anejos al mismo”. La sentencia homenajea al instructor Alberto Jorge Barreiro, al utilizar sus palabras y tildar de “laminación” de esos derechos la disposición de las escuchas. Incluso utiliza sus mismos razonamientos en el sentido de que Garzón habría “colocado a todo el proceso penal español, teóricamente dotado de las garantías constitucionales y legales propias de un Estado de Derecho contemporáneo, al nivel de sistemas políticos y procesales característicos de tiempos ya superados”. También le atribuye prácticas que en los tiempos actuales solo se encuentran en los regímenes totalitarios en los que todo se considera válido para obtener la información que interesa, o se supone que interesa, al Estado, prescindiendo de las mínimas garantías efectivas para los ciudadanos y convirtiendo de esta forma las previsiones constitucionales y legales sobre el particular en meras proclamaciones vacías de contenido”.

ENCUESTA

¿Cree que la condena a Garzón por las escuchas de Gürtel perjudicará a las investigaciones contra la corrupción?

  •  Mucho
  •  Poco
  •  Nada
  •  Ns/Nc

Según la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Miguel Colmenero , “ninguno de los métodos de interpretación del derecho usualmente admitidos que hubiera podido seguir el acusado respecto de esos preceptos, le habría conducido a concluir de forma razonada que es posible restringir sustancialmente el derecho de defensa, con los devastadores efectos que ocasiona en el núcleo de la estructura del proceso penal, en las condiciones en que lo hizo”

El tribunal dice que no se podía grabar “sin disponer de ningún dato que pudiera indicar mínimamente, en una valoración razonable, que la condición de letrado y el ejercicio del derecho de defensa se estaban utilizando como coartada para facilitar la comisión de nuevos delitos” . “No se trata, pues, de una interpretación errónea de la ley, sino de un acto arbitrario, por carente de razón, que desmantela la configuración constitucional del proceso penal como un proceso justo”, añade el texto.

El Supremo sostiene que “la injusticia” de Garzón consistió en acoger una interpretación de la ley según la cual podía intervenir las comunicaciones entre el imputado preso y su letrado defensor basándose solamente en la existencia de indicios respecto a la actividad criminal del primero, sin considerar necesario que tales indicios afectaran a los letrados”. “Lo cual”, añaden, “resulta inasumible desde cualquier interpretación razonable del Derecho”.

El tribunal entiende que no se puede reducir con carácter general el derecho de defensa “exclusivamente con base en la gravedad del delito investigado y en los indicios existentes contra el primero, que son precisamente los que determinan su permanencia en prisión provisional”.

“Bastaría entonces para justificar la supresión de la confidencialidad en las comunicaciones del imputado con su letrado defensor con basar la prisión provisional en evitar el riesgo de que el imputado cometa otros hechos delictivos” añade el texto. “Esta forma de actuar causaría una destrucción generalizada del derecho de defensa, que no tiene cabida en la Constitución”.

En suma, la resolución es injusta “ en tanto que arbitrariamente restringe sustancialmente el derecho de defensa de los imputados en prisión, sin razón alguna que pudiera resultar mínimamente aceptable”.

Como “elementos añadidos” el Supremo dice que la aplicación de la ley por Garzón se efectuó “separándose absolutamente de la doctrina del Tribunal Constitucional y de esta Sala del Tribunal Supremo”. A su entender la actuación de Garzón se revela “a ojos de cualquiera, como un acto de mero voluntarismo que, por su contenido, se alejaba de modo arbitrario y absoluto de la aplicación razonada del Derecho causando un daño totalmente injustificado y difícilmente reparable en los derechos de defensa de los imputados y, en su medida, en los derechos de los letrados afectados, especialmente al derecho-deber al secreto profesional como esencial para una correcta defensa”.

La acusación, sustentada por los jefes corruptos, Francisco Correa y Pablo Crespo, además de por el abogado Ignacio Peláez, que representa al empresario vinculado a la trama José Luis Ulibarri, reclamaba entre 10 y 17 años de inhabilitación para Garzón por haber vulnerado su derecho de defensa al haber intervenido sus comunicaciones en prisión.

“Monstruoso”, “infamante”, “injusto”, “barbaridad” “inconstitucional”… La acusación del juez Baltasar Garzón no se ha ahorrado durante el juicio descalificaciones al presentar al acusado como un juez prevaricador y violador sistemático de todos los derechos constitucionales, “una suerte de Gran Hermano que todo lo escucha y todo lo ve”. Eso sí, siempre entre cantos al compañerismo y siempre lamentando la “ingrata tarea” y el “gran malestar” que les produce tener que acusar a un compañero como Garzón, con el que compartieron tantas tareas en la Audiencia Nacional. Pero como hoy visten la toga que visten, pues no tienen más remedio que evitar que se violen sus derechos constitucionales.

Los fiscales del Tribunal Supremo Antolín Herrero y Pilar Valcárcel defendieron la legalidad de la actuación del juez Baltasar Garzón al intervenir las conversaciones a los dirigentes de la trama Gürtel porque su actuación fue “proporcionada” a la gravedad de los delitos y han pedido al alto tribunal la absolución del magistrado.

En su informe, Antolín Herrero mantuvo que el juez Baltasar Garzón no vulneró la ley, ante un vacío de interpretación que da margen al juez para llevar adelante la instrucción garantizando los derechos de los imputados.

El fiscal dejó claro que el acusador Ignacio Peláez no fue “expresamente llamado” cuando se entrevistó en la cárcel con Crespo y Correa, porque no eran clientes suyos y su cliente, el empresario José Luis Ulibarri, no estaba preso. Según el fiscal, “la condición de defensor no corresponde a ese letrado y por eso, a él, la peculiaridad de las comunicaciones no le atañe”.

El abogado de Garzón en este caso, el penalista sevillano Francisco Baena, ha explicado cómo se siente el juez tras conocer el fallo: “Puede usted imaginárselo: Una vida entera dedicada a la judicatura y que de pronto te digan que se ha acabado… Es para estar desolado. Confieso que yo participo de su desolación y dolor”. Baena ha dicho que discrepa “profundamente” del fallo, porque siempre ha sostenido que solo cabía la absolución de su cliente. Además, ha señalado que estudiará la resolución y que, “si su contenido lo permite”, acudirá al Tribunal Constitucional y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. “Pero eso depende del estudio detenido de la resolución y, desde luego, de la voluntad de mi cliente”.

7 comentarios to “Bye,bye,Garzón..!”

  1. grazon esta interesado en juzgar e investigar al franquismo. los franquistas fueron aliados de los nazis. creo que habria que apoyarlo, no censurarlo. saludos

    Me gusta

  2. Era un juez anti-israelí ,amigo Trotta,si me equivoco,que mis compañeros españoles me corrijan.

    Saludos

    Me gusta

  3. Garzón es mentira que fuera antirfranquista..De hecho en tiempos de Franco fué seminarista y juró los Principios Fundamentales del Movimiento Nacional de Franco..Por cierto entre sus causas no había ningún dictador de izquierdas o naZislamista..Casualidad?..Lo que hizo fué saltarse los principios jurídicos que en todo país democrático deben existir para que haya garantías del ciudadano frente al Estado..Si no es una República Bananera que tanto le gustan a Garzón..

    Me gusta

  4. si es anti franquista no creo que sea antisemita. los franquistas si lo son. puede que tenga una mirada pro-palestina… no es mi intencion polemizar pero no estoy de acuerdo con el post.todo al que busque la verdad y la justicia hay que acompañarlo. no olvidemos que franco fue socio estrategico de hitler..

    Me gusta

  5. En nuestro blog no hay franquistas,Trotta,te lo afirmo por si lo dudas
    Apoyar a Franco seria como apoyar a Pinochet o a Mussolini,

    NO ES ESTA LA LINEA DE PATRIA JUDIA

    Cordiales saludos !

    Me gusta

  6. entendido! fuerte abrazo

    Me gusta

  7. Garzón estaba interesado en hacer una carrera espectacular mediante resoluciones muy efectistas -que frecuentemente debía posteriormente anular- no hay que dejarse engañar, y sus gestos sobre el franquismo, no eran mas que gestos de cara a la galería, que podrían interesar por motivos electoralistas al PSOE pero no tenían significado práctico positivo.

    Las relaciones de Franco con los hitlerianos, antes durante y después de la Guerra Mundial era lo que menos le importaba, al igual que tampoco le importaba demasiado la actuación de Pinochet o algunos milicos argentinos.

    En general, la Audiencia Nacional se mostró favorable a secundar una actitud anti-israelí admitiendo inicialmente a trámite bastantes querellas formuladas por pro-terroristas “palestinos” y pretendiendo que compareciesen distintos militares y politicos israelíes, cuando con criterios igual o aún mas válidos se hubiese podido proceder contra los autores de esas querellas por apología de actuaciones terroristas.

    Según la última encuesta que ví la mayoría de los españoles tienen mala opinión de su Justicia. La actuación profesional de Garzón, tanto en sus resoluciones en actividades antiterroristas, como en otras de carácter político o en las que había grandes intereses económicos en juego, no ha hecho nada para que esa apreciación mejorase.

    Y en España, salvo excepciones, la izquierda supera muy sobradamente en antisemitismo a los restos del franquismo. no existiendo ningún partido digno de tenerse en cuenta que sea franquista.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: