HOY ES EL DÍA DEL HOLOCAUSTO -YOM HASHOÁ

por bajurtov

Liberados los campos de exterminio fueron numerosos los testimonios de sobrevivientes en los que se detallaban los diferentes sistemas empleados por las tropas S.S. para asesinar de forma masiva a los prisioneros. Lo que en este capítulo se describe son los extractos tanto de los relatos de prisioneros liberados como de las declaraciones de testigos durante los juicios de Nuremberg y que dieron algo de luz a las atrocidades cometidas.

Ahogamientos masivos:

Este método era usado en mayor medida por la Ustasha y tropas S.S. del este de Europa. En algunos momentos y cuando la falta de munición se unía a suelos duros y helados por el frío que no permitía cavar fosas comunes se agrupaban formaciones de prisioneros (hombres, mujeres y niños) a los que se les rodeaba con cuerdas o alambres formando círculos de varias decenas de personas para ser arrojados a un río o pantano. La muerte por ahogamiento era inevitable.

Cámaras de gas (1):

camaragas
Cámara de gas

Las cámaras de gas primarias eran habitáculos toscamente construidos incluso de madera en las que se metían de 500 a 700 prisioneros en apenas 25 metros cuadrados; una vez que quedaban encerrados se arrancaba un motor diesel exterior y que cuyo escape estaba conectado a la cámara. La muerte en estos casos con el monóxido de carbono era rápida e indolora ya que antes de morir el prisionero se aletargaba en un sueño mortal carente de dolor físico aunque brutal por saber que iban a morir.

Cámaras de gas (2):

Con el buen resultado que dieron las cámaras primarias y con la “solución final” en marcha se construyeron cámaras sólidas y dotadas de simuladas duchas por las que se introducía el gas Zyklon B; el proceso para morir estaba inteligentemente estudiado: Primero y tras la selección de la muerte los prisioneros sentenciados eran llevados mediante engaños a una habitaciones en las que se obligaba a desnudarse bajo el pretexto de someterlos a una duchas de desinfección y limpieza. Cuando ya estaban apretados en la cámara, esta se cerraba con puertas metálicas y estancas y comenzaban a expandir el gas por las duchas; los gritos de horror eran espantosos mientras que por las mirillas o ventanucos de la cámara observaban los S.S. la lenta y dolorosa agonía de la muerte. Una vez que todos estaban muertos y el gas eliminado se abría otra puerta en la que los sonderkommandos arrancaban las piezas dentales de oro y recogían anillos y pequeñas joyas que escondían en los orificios vaginales o anales. Tras este proceso los mismos sonderkommandos los introducían en los hornos crematorios para incinerar los cadáveres.

Cámaras eléctricas:

Aunque su existencia no ha sido probada si queda constancia por los testimonios de testigos y los propios acusados de Nuremberg. Eran cámaras en las que el suelo metálico estaba electrificado; una vez que la cámara se encontraba llena de prisioneros se activaba la corriente eléctrica y morían electrocutados de forma terrible.

Camiones de gas:

camiongas
Camion de gas.

Eran camiones con las cajas traseras completamente hermetizadas en las que los prisioneros se colocaban de pie y apretados; una vez cerradas las puertas traseras se conectaba un tubo desde el escape del motor hasta la caja trasera y el vehículo se ponía en marcha. El monóxido de carbono producido por el motor diesel inundaba la caja y ahogaba en pocos minutos a los prisioneros; cuando los camiones llegaban a las fosas comunes bastaba abrir las puertas traseras para que unos sonderkommandos sacasen los cadáveres de los prisioneros y fuesen sepultados inmediatamente.

El ahorcamiento:

ahorcamiento
ahorcamiento2

Prisioneros fornidos eran obligados a talar árboles y construir con ellos toscas construcciones para ahorcar a los reos; en grupos eran subidos a los troncos y se les colocaba una cuerda alrededor del cuello para después derribar el tronco en donde se apoyaban y morir asfixiados.

La horca provoca la rotura del cuello. La horca con plataforma pone inconsciente a la persona, a la que deja sin respiración, produciendo una muerte rápida. Pero el mecanismo principal causante de la muerte de la víctima es la isquemia que se produce a nivel de la corteza cerebral. La cuerda, situada alrededor del cuello, ejerce una presión que colapsa los vasos del cuello, tanto las venas yugulares como las arterias carótidas.

El despeñamiento:

En las canteras y obras en las que trabajaban prisioneros esclavizados a los más débiles o agotados por la fatiga y el hambre se les empujaba al vacío para morir despeñados; a estos muertos habría que sumar los que voluntariamente se arrojaban buscando una muerte rápida y menos dolorosa.

El hacinamiento:

En los vagones de ganado destinados al transporte de prisioneros era tal el escaso espacio para moverse que cuando las puertas eran abiertas se descubría a personas que ya muertas habían permanecido de pié por no disponer de un retículo por el que desplomarse. El hambre, la sed o la falta de oxígeno eran las principales causas de estas muertes.

El hambre:

hambre

Los prisioneros que eran seleccionados para vivir eran sustentados con raciones ínfimas de algo parecido a café (que no era café) por la mañana, una sopa (por llamarlo de alguna manera) al mediodía y en algunas ocasiones un pedazo de pan duro; claro está que en poco tiempo estos festines unidos a la fatiga del trabajo continuado daban cuenta de la deteriorada salud en poco tiempo pero eso no importaba al régimen nazi ya que el continuo flujo de nuevos prisioneros sustituían a los muertos por el hambre. Otra forma de morir por el hambre era el castigo; muchos prisioneros eran encerrados en grupo y atados como animales a las paredes de una celda para dejarlos morir de hambre; tal es el caso del sacerdote Maximilian Kolbe que prefirió dar su vida a cambio de la de un prisionero condenado a morir de hambre y que imploró por vivir para volver con su mujer e hijos; este sacerdote junto a otros seleccionados murió de hambre y sed como castigo por ser simplemente persona.

El martillo:

En algunos campos de concentración y exterminio (sobre todo en los de Polonia) se utilizó un sistema eficaz y barato de asesinar en masa; un prisionero era colocado tumbado y bocabajo y un martillo enorme accionado por una palanca golpeaba brutalmente la cabeza del reo por lo que le producía la muerte inmediata; unos chorros de agua para eliminar la sangre que manaba de la cabeza y otro prisionero se colocaba bajo el martillo. Muchos prisioneros de guerra rusos fueron asesinados por este método.

El veneno: En ciertas poblaciones de este de Europa, oficiales de la S.S. reunían a los niños de los pueblos en grandes grupos y bajo sonrisas y juegos y con la excusa de una excursión campestre se les llevaba a un campo o bosque cercano en donde se les daba bebidas calientes con galletas envenenadas; pocos minutos después de tomarlas morían entre dolores terribles por el veneno.

Fusilamientos masivos (1):

fusilamientos1

Como era típico de un ejército creado para el crimen y a medida que invadían Europa los soldados escogían a inocentes de forma aleatoria para fusilarlos como escarmiento por la muerte de algún soldado a manos de la resistencia o simplemente para eliminar focos de supuestos reaccionarios al régimen nazi. En el frente ruso las tropas alemanas llegaron a aniquilar totalmente más de 511 poblaciones matando a mujeres, hombres, niños y ancianos. Algo parecido al fusilamiento era la costumbre de las tripulaciones de los submarinos alemanes que tras hundir algún barco salían a superficie y montaban las ametralladoras disparándolas contra los sobrevivientes indefensos que flotaban en el agua.

Fusilamientos masivos (2):

fusilamientos2

En cualquier bosque se reunían centenares o miles de prisioneros a los que se les obligaba a desnudarse. Un grupo de ellos bien por su fortaleza física o por humillarlos eran destinados a cavar enormes fosas; una vez que estaban terminadas se reunían pequeños grupos desnudos al borde de las fosas y se les disparaba con las ametralladoras en ráfagas o disparos de pistola; una vez que este grupo estaba muerto se traía otro y el sistema se repetía; familias enteras fueron asesinadas de esta manera y se estima que más de un millón de seres humanos fueron exterminados por este método.

Incineración:

Esta era la forma de morir de quienes informaban a otros presos de lo que realmente ocurría en las cámaras de gas. Si un sonderkommando decía a los recién llegados que iban a morir era introducido vivo en un horno crematorio y asesinado de esta manera cruel como ejemplo para los demás.

La enfermería:

Aunque útil para ser utilizada por los verdugos, era un lugar de terror para los prisioneros. La mayoría de los médicos de los campos de concentración experimentaban nuevos medicinas o productos tóxicos con los enfermos o prisioneros que reunían características especiales como ser gemelos, altos, fuertes, etc..

La estaca:

la-estaca1
la-estaca-en-dachau1

Una de las formas de asesinar favoritas de los S.S.; con los brazos atados a la espalda se les colgaba por la unión de las muñecas por lo que las articulaciones se fracturaban, los húmeros se desarticulan junto con la escápula y la clavícula. Tal dislocación producía horribles deformaciones, a menudo permanentes. La agonía se alargaba hasta que al fin el esqueleto se desmembraba. Al final, la víctima, paralizada, moría tras una dolorosa agonía.

La invitación:

En los campos de concentración era habitual que los verdugos escogiesen a un prisionero cualquiera y le diesen entre todos una brutal paliza; seguidamente se le suministraba una cuerda o cinturón y se le encerraba en las letrinas o cualquier habitación “invitándole” a suicidarse; si tras 10 minutos de espera el prisionero no se había suicidado se le daba otra paliza; evidentemente muchos prisioneros prefirieron suicidarse para evitar la segunda paliza.

La tala de árboles:

En los bosques de árboles altos se obligaba a los prisioneros a subir hasta la copa de los mismos y reunir allí a un buen número de ellos. Después otros prisioneros talaban el árbol desde su base y al caer los reos que estaban en la copa morían por la caída.

Muerte por duchas:

Era común instalar en las regiones heladas duchas de campaña conectadas a bombas de presión; los prisioneros eran obligados a desnudarse en mitad de la nieve e introducirse bajo el agua helada de las duchas por lo que pronto morían de frío. Los S.S. estaban armados de varas y látigos que no dudaban en usar si algún prisionero salía de la ducha. Una vez que los prisioneros estaban muertos se retiraban los cadáveres para que la misma nieve los sepultase. Otra forma de morir por este medio era para el divertimento de los verdugos: Se cavaban agujeros en la nieve en los que metían hasta medio cuerpo a prisioneros desnudos para una vez inmovilizados echarles cubos de agua hasta quedar convertidos en estatuas de hielo. Una macabra diversión de la S.S..

Muerte por el fuego o por bombas:

Este método era habitual de la Ustasha; cuando llegaban a cualquier pueblo del este de Europa reunían a la población y separaban a mujeres, niños y ancianos por un lado y a hombres por el otro. Los hombres eran torturados y fusilados y los demás encerrados en graneros, iglesias o sinagogas a las que se les prendía fuego para morir abrasados en su interior o se introducían por las ventanas granadas de mano y bombas.

Esta son algunas de las formas y sistemas empleados por la S.S. para exterminar a más de 6 millones de seres humanos por toda Europa. El imperio del terror siempre estaba maquinando nuevas formas de matanza para satisfacer sus más despreciables obsesiones.

Durante los juicios de Nuremberg fue impresentable que el fiscal norteamericano se negase a sentar en los banquillos a esos miles y miles de soldados, suboficiales y oficiales alemanes que llevaron a cabo las más sanguinarias matanzas que la historia de la Humanidad puede recordar.

cabeza-de-un-prisionero-seccionada
Cabeza de un prisionero
seccionada.

cabeza-disecada-encontrada-en-buchenwald
Cabeza de un prisionero
disecada.

prisioneros-muertos-durante-ensayos-de-paraicaidas-y-resistencia-a-presiones-elevadas-0prisioneros-muertos-durante-ensayos-de-paraicaidas-y-resistencia-a-presiones-elevadas-1
Prisioneros muertos durante ensayos de paracaídas y resistencia a altas presiones

prisioneros-sometidos-a-heridas-para-pruebas-de-antibioticos-en-dachau-durante-1944-7
Niños sometidos a pruebas de antibióticos.

prisioneros-sometidos-a-resistencia-en-agua-helada-0prisioneros-sometidos-a-resistencia-en-agua-helada-2
Prisioneros sometidos a prueba de agua helada.

FUENTE:”ENCICLOPEDIADEL HOLOCAUSTO”:

6 comentarios to “HOY ES EL DÍA DEL HOLOCAUSTO -YOM HASHOÁ”

  1. Por mucho que se empeñen algunos en negarlo esta es la cruda realidad,pero aun con todo eso seguimos aqui y seguiremos Por mucho que se empeñen algunos.

    Me gusta

  2. TODOS FUERON CULPABLES, POR ACCION U OMISION. NO DEJAREMOS QUE PASE OTRA VEZ, POR LAS ARMAS, LA PAZ Y LA JUSTICIA…. SHOA, NUNCA MAIS

    Me gusta

  3. Que horror vivieron los Judíos, en la segunda guerra mundial Hitler odiaba profundamente a todos los Judíos para practicar estas horribles matanzas, hoy es igual lo que ocurre es que Israel D-s los defiende, le ha dado poder y autoridad sobre sus enemigo.

    Me gusta

  4. AUSCHWITZ FUE EL UMBRAL DE LA MUERTE El antiguo campo de concentración de Auschwitz, situado a unos 60 kms de Cracovia, está ubicado en un paisaje pantanoso. Las SS escogieron un antiguo cuartel de la monarquía austro-húngara para emplazar allí el campo, debido a la situación favorable de las vías de comunicación. La creación del campo principal Auschwitz I fue decidida por las SS en febrero de 1940 sobre antiguos emplazamientos de cuarteles polacos, vacíos desde que la región fue anexionada por el Reich. Los primeros prisioneros polacos llegaron en junio de 1940. Auschwitz fue al principio un campo de concentración y de trabajos forzados. El campo concentró a políticos e intelectuales opuestos al régimen nazi antes de recoger prisioneros de guerra soviéticos, criminales alemanes, prisioneros políticos, así como «elementos asociales En la puerta de entrada a uno de los diversos campos que componían el complejo (Auschwitz se puede leer el lema en alemán (ARBER MACHT FREI el trabajo os hace libres) con el que eran recibidos los deportados por las fuerzas SS que custodiaban el centro durante el periodo de funcionamiento, desde su apertura en mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945, El complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el más grande que creó el régimen nazi. Incluía tres campos principales; en todos ellos los prisioneros eran utilizados para realizar trabajos forzados. Uno de los campos también funcionó durante mucho tiempo como campo de exterminio. Los campos estaban ubicados aproximadamente 59 kilómetros al oeste de Cracovia, cerca de la frontera germano-polaca de antes de la guerra, en la Alta Silesia, un área anexada por la Alemania Nazi en 1939 después de invadir y conquistar Polonia. Las autoridades de las SS crearon tres grandes campos principales cerca de la ciudad polaca de Oswiecim: Auschwitz I en mayo de 1940, Auschwitz II (también denominado Auschwitz-Birkenau) a comienzos de 1942 y Auschwitz III (también llamado Auschwitz-Monowitz) en octubre de 1942. Los alemanes crearon una serie de instalaciones de detención para encarcelar y eliminar a los “enemigos del estado.” La mayoría de los prisioneros en los primeros campos de concentración era comunistas alemanes, socialistas, social demócratas, gitanos), testigo de Jehova, homosesuales clérigos cristianos, y personas acusadas de comportamiento “asocial” o anormal. Después de la invasión alemana de la Unión Soviética en junio 1941, los nazis aumentaron el numero de campos de prisioneros de guerra. Algunos de los campos fueron construidos dentro de campos de concentración ya existentes, como en Auschwitz en la Polonia ocupada. El campo de Lublin, luego conocido como Majdanek, fue creado en el otoño de 1941 como un campo de prisioneros de guerra y fue convertido en campo de concentración en 1943. Miles de prisioneros de guerra soviéticos fueron fusilados o gaseados ahí. En el momento de liberar el campo de Auschwitz, se encontraron 7.000 Kg. de cabellos humanos, que los análisis detectaron restos de cianuro (componente del Ziklon B), esto quiere decir que luego de gasear a ancianos (antes de meterlos en el crematorio), mujeres y niños les cortaban el pelo y las fabricas alemanas lo utilizaban para hacer ropa. en el campo principal un edificio formado por una cámara de gas y un crematorio compuesto por tres hornos. Ésta instalación funcionó desde 1941 a 1942, antes de ser transformada en bunker para protección en caso de ataque aéreo. Por esta razón, el edificio no fue destruido por los nazis. El horno crematorio actualmente visible, fue reconstruido después de la guerra a partir de los materiales originales que quedaron en el terreno. En 1942, el campo vio la llegada de las primeras mujeres. Entre abril 1943 y mayo de 1944, las mujeres judías sirvieron de cobayas para los experimentos Auschwitz es la personificación de las atrocidades del siglo XX. Representa el lugar en donde se llevó a cabo un genocidio planificado y organizado hasta los más mínimos detalles. Las víctimas no fueron enterradas, sino calcinadas. Sus cenizas fueron esparcidas sobre los campos colindantes. Nuestros recursos lingüísticos no alcanzan a describir todas las crueldades a las que fueron sometidos tantos inocentes: hombres, mujeres y niños, en este lugar de horror. No sólo fueron asesinados brutalmente, sino que miles de ellos murieron de hambre, y muchos fueron obligados a trabajos forzados bajo condiciones infrahumanas, hasta morir de agotamiento. Lo que hoy en día queda del Campo y sus instalaciones sólo logra transmitirnos ínfimamente el sufrimiento de cientos de miles de personas. Hoy en día nadie que jamás haya estado en un Campo de Concentración podría creer y menos aún comprender las crueldades cometidas por los nazis en Auschwitz. En Birkenau sólo se encontraban internadas unas pocas presas políticas alemanas, de forma que el campo disponía de muy pocas “funcionarias”. La mayoría de las funcionarias del campo eran prostitutas alemanas. También había unas pocas judías (p. ej. algunas judías eslovacas) que disfrutaban de un estatus especial. Se trataba de una minoría, ya que tanto los judíos como los gitanos y los eslavos eran catalogados de “Untermenschen” (seres humanos inferiores) dentro de la estructura social de la S.S.; es decir, para la S.S. no formaban parte de la sociedad humana. El sufrimiento de las presas en los barracones abarrotados todavía era mayor, si cabe, que el de los hombres. No sólo por la falta de espacio, sino también por las medidas e instalaciones sanitarias insuficientes, los constantes registros, y los malos tratos perpetrados por el personal de guardia de la S.S. Muchas de las mujeres-guardias de la S.S. igualaban en crueldad y en dureza a sus colegas masculinos. Incluso competían por ser los/las más crueles en el trato con los presos. Especialmente temida era la jefa de vigilancia del campo de mujeres, María Mandel, que también tomaba parte en las selecciones. Las mujeres física y psíquicamente se derrumbaban antes que los hombres, convirtiéndose por ello también antes en un “musulmán” (así llamaba la S.S. a los prisioneros que tenían un aspecto sumamente demacrado y ya no podían realizar trabajos duros). La media de esperanza de vida de las mujeres en el campo era en un 50% inferior a la de los hombres. Sólo la esperanza de vida de aquellas mujeres que formaban parte de los “buenos comandos de trabajo” era superior (p. ej. en la cocina, en la sastrería, de asistenta en la familia del comandante, de escritora en la sección política, etc.) Todas las demás presas tenían que realizar, al igual que los hombres, los trabajos más penosos. Las mujeres también estaban obligadas a prestarse a experimentos pseudomédicos. Destacaban especialmente por su crueldad los médicos Dr. Schumann (esterilización con rayos X), Dr. Clauberg (esterilización con preparados químicos, inseminación artificial de las mujeres, castración de los hombres) y Dr. Mengele (experimentación con gemelos, investigación racial en gitanos y enanos). Musulmanes El “musulmán” ya no era dueño de su propio cuerpo. Le salían edemas y úlceras, estaba sucio y olía mal. El aspecto físico de un musulmán se describía de éste modo: Extremadamente delgado, la mirada apagada, la expresión indiferente y triste, los ojos profundamente hundidos, el color de la piel gris pálido; la piel se iba haciendo transparente y seca, como de papel, y terminaba pelándose. El pelo se volvía duro y tieso, sin brillo, y se partía con facilidad. La cabeza parecía aún más alargada al sobresalir los pómulos y las órbitas de los ojos. También las actividades mentales y las emociones sufrían un retroceso radical. El preso perdía la memoria y su capacidad de concentración. Todo su ser se concentraba en una sola meta -su alimentación. Las alucinaciones provocadas por el hambre disimulaban el hambre atormentadora. Sólo registraba lo que se le ponía directamente delante de los ojos y sólo oía cuando le gritaban. Se resignaba sin resistencia alguna a los golpes. En la última fase, el preso ya ni siquiera sentía ni hambre ni dolores. El “musulmán” moría en la miseria, cuando ya no aguantaba más. Personificaba la muerte en masa, la muerte por inanición, el asesinato psíquico y el abandono, un muerto ya en vida. Los presos temían el ingreso en la enfermería, puesto que tenían que contar con “la inyección letal”, incluso cuando sólo sufrían “una enfermedad leve”. “La inyección letal” significaba ser asesinado con una inyección de fenol de 10 ccm, inyectada directamente en el corazón. Las víctimas morían en el acto. Con ese método de asesinato se empezó en agosto de 1941. Las inyecciones de fenol en la mayoría de los casos las administraban los sanitarios Josef Klehr y Herbert Scherpe, así como los presos iniciados Alfred Stössel y Mieczyslaw Panszcyk. Los presos, al igual que los niños seleccionados para la inyección letal, tenían que presentarse en el bloque 20 del campo central. Allí se les llamaba de uno en uno y se les mandaba sentarse en una silla del ambulatorio. Dos presos sujetaban las manos de las víctimas, un tercero les vendaba los ojos. Acto seguido, Klehr introducía la aguja en el corazón y vaciaba la jeringuilla. Así morían entre 30 y 60 personas a diario. Hoy en día el campo de concentración de Auschwitz es un museo declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y uno puede visitar los lagers y las instalaciones reformadas que quedaron en pie tras la derrota de los nazis. De los cuatro campos de concentración que existían en la zona quedan dos en pie y pueden visitarse: Auschwitz I y Auschwitz-Birkenau. Genocidio que, a modo de cámara de gas y trabajos forzados, implantaron los nazis y todavía la palabra Auschwitz causa terror a todo ser humano con un mínimo de sentido humano en sus carnes. El principal, Auschwitz I, lee en su puerta la cruel y famosa frase “Arbeit macht Frei” (el trabajo hace libres). Por aquí desfilaban los presos bajo una marcha militar para facilitar el recuento cada día tras volver de sus trabajos forzados. ABEL REYES TELLEZ PRESIDENTE NACIONAL PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC EMAIL.PRESIDENTE.PSC@HOTMAIL.COM
    TEL.505+2249 3460

    Me gusta

  5. RECORDANDO RABIN, FUE UN GRAN HOMBRE ESTADISTA COMO DE LOS POCOS QUE TUVO ESTE ESTADO DE ISRAEL

    Bajo el lema de «Recordamos a Rabin – Luchamos por la democracia», la concentración reunió a ciudadanos, miembros de diversas ONGs, fundaciones y movimientos juveniles.
    Unas 20.000 personas se concentraron en la Plaza Rabín de Tel Aviv con motivo del 17° aniversario del asesinato del primer ministro
    israelí, Itzjak Rabín, en un acto que por primera vez no apadrinó la familia.
    A lo largo de la jornada se celebrarán dos actos de recuerdo oficiales, uno de ellos ante la tumba de Rabin, en el Monte Herzl de Jerusalén, y el otro en la Kneset (Parlamento israelí).
    Rabín fue asesinado la noche del 4 de noviembre de 1995 al concluir un mitin por la paz que celebró en la Plaza de los Reyes de Israel de Tel Aviv (desde entonces llamada Plaza Rabín), el mismo lugar donde todos los años se convoca la concentración de recuerdo.
    El diputado laborista, Amir Peretz, expresó que «nunca como ahora se siente la magnitud de la falta de Rabín. Bajo su liderazgo, Israel podría estar hoy en una situación completamente diferente de la que se encuentra. Mientras el mundo árabe vive convulsionado, los acuerdos de paz que hubiese firmado Rabín conseguirían aislar a Irán y enfrentar la ola islamista que azota al mundo».

    La ex ministra de Eduación, Yuli Tamir, señaló que el asesinato de Rabín no constituye apenas una discusión entre la derecha y la izquierda. «Rabín estuvo ese día aquí en la plaza porque era un sionista pragmático que sabía qué se podía conseguir y a qué era necesario renunciar. Rabín fue asesinado porque entendió que sin concesiones Israel estaría en constante peligro existencial», aseveró.
    Dirigiéndose a los manifestantes en su mayoría jóvenes, y en clara alución a la reciente alianza política entre Netanyahu y Liberman, Guri afirmó y les recordó: «Un espíritu derrotista recorre Israel; ustedes son el futuro de este país, todo lo que ocurra aquí dependerá de ustedes».
    El asesino, Ygal Amir, condenado a cadena perpetua, era un militante de la ultraderecha nacionalista que trataba de torpedear el proceso de paz con los palestinos iniciado en Oslo dos años antes y del que Rabín fue su principal arquitecto.

    El acto pone énfasis en la democracia, recuerda el período de incitación que precedió al asesinato y los que tomaron parte lo hicieron desde un frente común de lucha por la democracia» dijeron los organizadores.
    Los ministros del Gabinete de Benjamín Netanyahu se pusieron en pie en su reunión semanal y guardaron un minuto de silencio para recordar el asesinato, hace diecisiete años, del entonces primer ministro, Itzjak Rabín. “El asesinato de Itzjak Rabín fue uno de los peores crímenes de la era moderna.

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE .
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO
    NICARAGUENSE .{PSC}
    TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO
    EMAIL.PRESIDENTE.PSC@HOTMAIL.COM

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: