Que se morfa en Israel

por bajurtov

LA GASTRONOMÍA ISRAELÍ

La cocina israelí tiene un toque especial, único y exótico a la vez y data de miles de años de la mezcla de diversas culturas que la componen.

Influencias yemenitas, rusas, marroquíes, polacas y árabes conforman la extensa variedad gastronómica de un país geográficamente pequeño.

A continuación los principales platos, las comidas rápidas y restaurantes recomendados.


El "Shawarma", delgadas lonchas de sabrosa carne de cordero sazonada, que gira en un espeto vertical frente al fuego.La Entrada

El primer plato nos muestra que los israelíes – judíos y árabes por igual- son los maestros indiscutibles del arte de los entrantes.

Basándose eclécticamente en las tradiciones culinarias de Africa del Norte, las naciones musulmanas del Oriente Medio y los países europeos de la cuenca del Mediterráneo, los israelíes se han ganado renombre por servir entradas que, además de sus generosas proporciones, ofrecen el contraste justo entre texturas, aromas y sabores para transformar la comida más sencilla en un verdadero festín.

Tan importantes son esos primeros platos -o “mezes”, como se los llama en la región- para el éxito de una comida, que se suele juzgar a un restaurante por la calidad y surtido de los platos que ofrecen para comenzar una comida.

Los “mezes” más básicos contienen “jumus” (puré de garbanzos con aceite de oliva y condimentos), “tejina” (pasta de semillas de sésamo molidas, aceite de sésamo y condimentos), “lábane” (queso levemente agrio hecho con yoghurt), una variedad de aceitunas y pickles, una ensalada de berenjenas (existen por lo menos tres clases) y dos o más tipos de ensaladas y salsas picantes. Primeros platos un poco más sofisticados pueden incluir también por lo menos una especie de pescado en escabeche, una ensalada mixta, hojas de parra rellenas y otras especialidades de la casa.

Naturalmente, a nadie se le ocurriría servir estos “mezes” sin el acompañamiento de panes “pita” o “lefa” calientes, el alimento básico en la región desde hace más de 1.500 años.

El pescado de San Pedro

Antes de que su nombre y su destino cambiasen para siempre tras su encuentro con Jesús el Nazareno, San Pedro era un pescador llamado Simón, que trabajaba en el Mar de Galilea. En aquel entonces, el pescado de agua dulce más popular era el que se conoce hoy en Israel como “Pez de San Pedro”. Este pescado de agua dulce, de carne firme y algo grasosa, tenía la reputación de ser sabroso pero no particularmente sofisticado.La carne de este pescado, de un color grisáceo, no era muy agradable a la vista. Hace algunos años, un biólogo a cargo del laboratorio de piscicultura del kibutz Nir David, decidió cambiarle el color. Su plan fue un éxito y el kibutz consiguió una variedad de exquisito color naranja-rojizo, con un mínimo de grasas y un mejor sabor.

El pescado de San Pedro se exporta en la actualidad a Italia, Francia, Estados Unidos y Japón. En Israel, según la tradición, se fríe en aceite hirviendo, o se asa a la parrilla, después de haberle salpimentado.

El "Shishlik", trozos de carne de cordero o vacuno ensartados en un pincho de madera o metal y asados al carbón.Comiendo a la romana

Hablando de la historia del Siglo I, cuando el alimento básico eran las leguminosas y los lácteos, se comía carney pescado sólo en las fiestas, y el vino se bebía diluido en agua (solamente vino tinto, ya que el blanco o el rosado no existían), cabe saber que hay en Jerusalén un restaurante de estilo romano, donde los comensales se sientan en un “triclinio” (conjunto de tres mesas en forma de “U”), comen platos basados en recetas de la época y el aire acondicionado es reemplezado por “esclavos” que agitan una especie de abanicos de plumas en la punta de una vara. Se permite beber el vino sin aguarlo.

Comidas Rápidas en Israel

Israel no ha escapado a la invasión mundial de los Mc Donalds, Pizza Hut, Burger King, KFC, y otras marcas internacionales de comidas rápidas, pero también hay comida rápida de tradición local.

La comida rápida del Medio Oriente no ha perdido nunca su popularidad. De hecho, muchos de los alimentos servidos hace cinco milenios continúan siendo ofrecidos hoy en día en casi todas las ciudades y poblaciones de Israel, en los puestos callejeros:

El “Shawarma”, delgadas lonchas de sabrosa carne de cordero sazonada, que gira en un espeto vertical frente al fuego.

El “Shishlik”, trozos de carne de cordero o vacuno ensartados en un pincho de madera o metal y asados al carbón.

El “Falafel”, bolitas fritas y picantes de garbanzos machacados.

El “Sambursak”, una empanada rellena de pasta de garbanzos con cebolla.

La “Shakshuka”, huevos cocinados en una condimentada mezcla de tomates, cebolla y ajo.

Todos ellos forman parte del escenario urbano israelí de hoy, tal como lo hacían miles de años atrás. Las recetas pueden haberse modificado algo con el paso del tiempo, pero los sabores básicos son esencialmente los mismos.

La forma más peculiar de ingerir estos alimentos ha permanecido inmutable, y casi todas las variedades de comida rápida son preparadas en un sandwich, usando el pan árabe denominado “pita”. Los orígenes de la pita son más bien mundanos: los árabes, judíos, turcos, griegos y armenios la han comido de una manera u otra desde tiempos inmemoriales.

En su forma más sencilla, la pita es un pan redondo y chato horneado, hueco al ser cortado, lo que lo vuelve ideal para rellenarlo y preparar una gama casi infinita de sandwiches, como así también para sumergirlo en una gran variedad de salsas y ensaladas.

También es popular el pan sirio-kurdo llamado “lafa”, que es una especia de delgada hoja de masa, que permite prácticamente envolver el contenido del sandwich en el pan, como si se tratara de papel.

Un plato autóctono y original de Jerusalén

La mayoría de los platos fueron traídos de diferentes países, y en especial del Medio Oriente, no obstante hay uno que surgió en Jerusalén, ya después de la creación del Estado de Israel: “Meurav Yerushalmi” es su nombre, que quiere decir literalmente “Mezcla de Jerusalén”.

Aunque nacida en el mercado Mahane Yehuda de la capital israelí, esta combinación de carnes de pollo, cebollas y especias orientales dorada sobre una plancha caliente, puede comprarse en todo Israel. Incluye la parte blanca y la más oscura del pollo, en delgadas láminas, además de corazón, hígado y bazo de pollo.

Una mezcla internacional

El “Cuscus” marroquí y tunecino, el “Maláuaj” yemenita, el “Borscht” ruso, el “Mansaf” árabe, el pescado relleno al estilo judeo-polaco, se consideran ya miembros de la o las cocinas israelíes, y conviven con el simple bistec con ensalada, las “Kishes” a la francesa y otros platos de la cocina internacional.

Por supuesto que hay restaurantes con cocina de otros países, y quién busque “Sushi” japonés o mariscos, los encontrará.

Por último, también existe el “cuisine” israelí, es decir que los chefs de hoteles y restaurantes, han creado sus propios platos, generalmente basados en los métodos franco-suizos de cocinar, pero utilizando los productos locales.

Así surgieron platos de paltas o aguacates, naranjas y otros cítricos, pavo, pollo, cordero y pescado, todo sin utilizar nunca mariscos ni cerdo, prohibidos por las leyes de dietética religiosa judía. Y algunos helados originales, como el helado de “halva” (esa especie de turrón de sésamo de orígen turco), o el helado de aguacate con nueces, o las innumerables variedades de tarta de queso blanco.

Para saber dónde comer en Israel, visita “Restaurantes Recomendados“.

http://www.losmejoresdestinos.com/destinos/israel/israel_gastronomia.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: