EL GOBIERNO ISRAELÍ, AUNQUE INOCENTE DE TODO, DEBE PEDIR DISCULPAS A ESPAÑA.

por Arturo

Con este título inicio uno de los artículos que más desagrado me han causado desde que tengo la fortuna de publicar en esta página.

No por lo que voy a escribir, sino por el motivo que me obliga a ello. Y es ni más ni menos que la injerencia de grupos de comunicación israelíes en la política de un pueblo soberano como es el español.

España es un país con una multiculturalidad muy rica, por sí misma. Desde la honrada cerrazón del noble gallego, hasta el jolgorio gaditano, pasando por el cariñoso empecinamiento de los maños, la alegre camaradería de las gentes de Murcia, el ascetismo del alma soriana, la sincera amistad astur, y el orgullo (a veces desmedido, pero no falto de motivo) de las gentes de nuestra capital, Madrid.

Y pasando por la laboriosidad de los labriegos de los campos de Castilla, y la febril actividad de las ciudades industriosas como Valencia, Bilbao o Barcelona.

¡Y los vascos, que no me olvido de ellos…! Gentes nobles y amantes del buen yantar y de la buena amistad. No en vano tuve la fortuna, la gran fortuna, de dedicar dieciocho años de mi vida laboral a una empresa vasca, de Beasain, en el valle del Goierri, cuna del euskera más puro. Gentes que en absoluto están de acuerdo, en su mayoría, con el bastardo sonido de los disparos asesinos que, como sucedió en esta citada localidad, Beasain, acabaron con la vida de una madre que se había reincorporado a su trabajo como ertzaina tras dar a luz. Su criminal asesino puede estar orgulloso de haber privado de su madre a una criatura de tan sólo un mes de vida.

España es rica. España es multicultural. España es una simbiosis de personas que deberían haber sumado esfuerzos en aras de levantar a su país hasta las más altas cotas de progreso. A punto estuvimos de ello, cuando gobiernos sensatos dirigieron nuestro rumbo. Pero los atentados del 11M, atentados aparentemente islamistas pero tras los que se escondían las cloacas del partido (mejor dicho, mafia) socialista, ese brutal asesinato de casi doscientas personas truncó esa posibilidad de salir del pozo de miseria secular en el que siempre ha estado metido este noble país.

Y por supuesto, como en toda comunidad de personas, también existe la maldad. La maldad de gentes de mal vivir ansiosas de poder. Gentes de espíritu totalitario y de alma negra, empecinadas en alcanzar un dominio absoluto de aquello que tienen a su alcance.

Hace treinta años, los “progres” hablaban de romper fronteras, de alcanzar una hermosa fraternidad universal, sin distinciones de ningún tipo. Sin embargo, hoy en día, esos mismos lacayos de la gula, la avaricia y la pereza han transmutado su discurso en uno de corte separatista, excluyente, opresor, discriminatorio, y sobre todo insolidario.

Tengo amigos catalanes. Excelentes amigos catalanes. Tengo un gran amigo mallorquín, y habla el tal mallorquín que al fin y al cabo no es más que otra de las diferentes ramas en las que se derivó y transformó el primitivo latín. Y sé que son buenos de alma. Que hablan catalán entre ellos porque es lo que se hablaba en sus casas. Y entre nosotros hablamos son problemas… ¡¡Nunca ha habido problema de lenguas en España, mientras estas no han servido a la causa del separatismo…!!

Yo no soy ni catalán, ni gallego, ni camerunés. Yo soy de Burjassot, que es el pueblo al que me fui a vivir con cuatro años y en el que mi vida se forjó día a día. Y también soy valenciano, pero porque Burjassot está en Valencia. Y soy español, porque Valencia está en España.

Creo en la unidad entre las personas de bien, en una tarea común para crecer todos juntos, ayudando al que no puede escalar los peldaños del progreso, siendo solidario con él para que el final todos juntos estemos en la cúspide en el que en nuestro país exista una sincera y verdadera justicia social.

Por eso me ha dolido tantísimo en el alma la imagen que ilustra este artículo. Por eso me he sentido traicionado, pero yo sabía que algo existía detrás de todo esto. Pensé en un primer momento en una manifestación de apoyo a Israel que pudiese haberse visto contaminada por la presencia de banderas independentistas catalanas… al fin y al cabo muchos de los que defienden esa tesis separatista no son sino buenas gentes engañadas por maliciosos políticos que aspiran a coronas doradas que aumenten aún más su ya gran poder.

Pero no… parece ser que un maldito medio israelí llamado Haaretz ha puesto toda su maquinaria informativa a trabajar en defensa del criminal separatismo de unos pocos exaltados, violentos, arbitrarios, opresores y, en el fondo, asesinos.

Un medio que por lo que se dice es un medio “izquierdista”. Ya hemos dado con la guinda de todo este asunto. La famosa “conspiración judeomasónica”, que de judía tenía muy poco, mejor dicho nada, pero de manipuladora e interesada muy mucho. Fieles a la estúpida línea de una ideología que ha demostrado su incapacidad de generar nada bueno, abandonando la línea de luchar y ayudar a los más desfavorecidos en contra de las malas artes del capitalismo más salvaje e inhumano, la izquierda se ha embarcado de lleno en el apoyo de las locuras separatistas de unos pocos. Y en España, además, en el patrocinio de las más viscerales políticas antisemitas y de apoyo al islamismo más salvaje. Pero de esto último parece ser que los mequetrefes del Haaretz no tienen ni puñetera idea.

El texto de dicha noticia puede leerse en este link: http://www.alertadigital.com/2012/10/01/los-judios-contra-espana-israel-apuesta-por-una-cataluna-independiente-y-lopez-tena-habla-ya-de-relaciones-amigables-entre-los-dos-estados/

Me dijo hace pocas semanas una señorita de la embajada de Israel en España que el antisemitismo no es un problema de Israel ni de los judíos, sino de la sociedad española. Cruel estupidez. El antisemitismo es un problema que ataca de base al pueblo de Israel, a Am Israel. Es un estado larvado y latente en el que unos pocos pueden ser capaces de dominar voluntades de gentes faltas de criterio. Y hay que luchar contra él con todos los medios a nuestro alcance. Es OBLIGACIÓN del gobierno de Israel acometer esa lucha, porque si no es con su ayuda la batalla está perdida.

Y este tipo de artículos que suponen una injerencia injustificada e inadmisible en la política interior de un país soberano como es España no tienen disculpa. Y deben ser denunciados. Y se deben tomar contra publicaciones como ese panfleto del Haaretz todas las medidas que permita el ordenamiento legal.

No sólo suponen un golpe en la línea de flotación de un gobierno que está llevando un timón en un momento dificilísimo para todo el mundo, más allá de nuestras fronteras. Suponen una identificación absolutamente equívoca sobre la realidad de Israel con respecto al problema del separatismo asesino de unos cuantos de miles de catalanes viscerales, incultos, ignorantes y pendencieros, movidos y dirigidos por una élite criminal como la que gobierna en ese gobierno autonómico que ha excedido desde hace muchos años ya los límites razonables de la organización ejecutiva del poder regional a que da derecho la Constitución Española.

Cataluña ha sido, es y será España mal que pese a cuatro malnacidos empecinados en alcanzar un poder absoluto e independiente que les permita llevar a la práctica sus criminales políticas. Los catalanes son, por mucho que digan, los españoles que más duramente son castigados por los gobernantes que dirigen esa comunidad. La atención hospitalaria es absolutamente nefasta, en muchos casos enfermos que acuden a los centros de urgencias con complicaciones vitales críticas pierden su vida porque por los recortes resulta que a partir de las cuatro de la tarde no existe en el centro un cardiólogo que pueda salvarles. Las autovías, absolutamente privatizadas en manos de unos elegidos a los que hay que pagar para ir de un lado a otro. Concesiones que hace años deberían haberse retirado, liberalizando la libre circulación, se han prorrogado con oscuros intereses y brillantes compensaciones económicas. Como bien dijo un político catalán de alto nivel, Pascual Maragall, el problema no es otro que el tres por ciento de algunos políticos … la corrupción, el robo, el tráfico de influencias, el totalitarismo.

Y son esos los que persiguen una independencia que sólo servirá para que no exista un gobierno central que les pare los pies. Una nueva república bananera a las faldas del Monserrat en la que un nuevo amanecer iluminará un futuro negro y distante para muchos, pero brillante para unos pocos que hasta el día de hoy han hecho mucho ruido pero que en absoluto representan a la sociedad catalana, noble, digna y de su tierra. Como yo lo soy de mi muy querido Burjassot.

Señor Artur Mas, señores del Haaretz… váyanse a tomar viento, pero muy lejos de nosotros. Déjenos en paz. Cómprense una isla desierta con todo lo que han robado a los catalanes, e instauren allí su reino.

Pero a mi España no me la toquen. Porque si la tocan, me están tocando algo que me molesta mucho que me toquen.

El gobierno israelí debe desmarcarse inmediata y absolutamente de las barbaridades vertidas por ese medio que tan criminalmente ha inmiscuido la imagen de Israel, para mal, para muy mal, en la vida política española.

7 comentarios to “EL GOBIERNO ISRAELÍ, AUNQUE INOCENTE DE TODO, DEBE PEDIR DISCULPAS A ESPAÑA.”

  1. Comprendo tu inquietud, pero a tu amigo no debes nombrarlo en tus problemas privados, sobre nacionalidades, mezclar churras con merinas nunca fue bueno, en cuanto a Israel, creo que vuelves a mezclar cosas, posees una empanada mental complicada habla quizas con el Rab y que te aclare un poco tu sionismo de salon.

    Me gusta

  2. Montsegur.., cualquier tipo de sionismo es bueno. No puedes imaginarte los improperios e insultos que se están dando entre aquellos que no apoyan el independentismo catalán contra Israel porque se ha asociado la publicación de Haaretz con la postura oficial del gobierno israelí.

    El antisemitismo es muy malo, muy cruel. No atiende a razones. No atiende a diferenciar quien es quien realmente hace o dice una cosa. Para la masa ignorante que es manipulada, eso es lo que los “malditos judíos” apoyan, y eso es la secesión de Cataluña.

    De la misma manera que el antisemitismo encuentra falsas razones para atacar al pueblo judío, de esa misma manera, rápida y contundente, hay que desmontar sus falacias. Porque ya está bien de que se permita crecer el árbol de la incomprensión y del odio contra un pueblo que a lo único que aspira es a vivir en paz. Hay que comenzar a podar ramas que nacen para convertirse en argumentos falaces que sólo traen incomprensión y dolor.

    ¿Acaso crees que si esto se hubiese llevado a cabo hace treinta años, hoy en día España sería una sociedad eminentemente antisemita y absolutamente pro-palestina? Ojalá se hubiese cerrado la puerta hace años a las voces que plagadas de mentiras y de intereses han hecho que en España decir que se apoya a Israel sea como decir que se apoya a un país asesino que mata niños y que destruye casas de familias dejándolas en la calle. Todos los que estamos aquí sabemos que eso es mentira. Que Israel sólo ataca para defender a su pueblo. Que aún con la razón de su parte debe andar con mucho cuidado porque la verdad suele ser alterada con el único fin de seguir el discurso “políticamente correcto”

    Me gusta

  3. Te respondo rapido debido a la premura del Shabat y que tu correo privado debe ser respondido en su momento con calma y tiempo, solo decirte que Israel no dbe pedir disculpas a nadie, es un pais democaratico con separación de poderes y libertad de opinión, algo de lo que carece España, me explicare: varios periodicos occidentales tanto de EEUU y Reino Unido han opinado a favor de la secesión de Catalunya y no por eso ningun opinador de Alerta Digital despotrica hacia USA y RRUU, pero si hacia Israel “confundiendo” casualmente a una opinion de un periodico Israeli, con la posición del gobierno, la pregunta es por que? la respuesta es muy sencilla y tu la conces, de hay a mi comentario sobre tu sionismo de salon.

    Carezco de tiempo para explicar mas, pero creo que debes profundizar en el judaismo y el sionismo para liberarte de ciertas ataduras temporales, en un correo privado te explicare lo de tu empanada, que existe, maxime cuando dices que Israel es inocente del todo, pero debe disculparse… no tiene sentido, quizas deberias darte cuenta que los de Alerta son los mismo judeofobos de siempre y tu sintonia con ellos, es simplemente en el sentido de defensa de tu patria, eso te confunde hasta el extremo de pedir que se disculpe un inocente.

    Shabat Shalom.

    Me gusta

  4. Debo decir, Montsegur, que no estoy de acuerdo con la asociación ideológica que haces entre Alerta Digital y yo. Debo decirte que no es que sean para mi gentes de especial aprecio, máxime cuando un excelente compañero de aquí que en absoluto es un “sionista de salón” ha tenido graves problemas con ellos.

    Debo decirte también que cualquier otra publicación de cualquier parte del mundo puede hacer la publicación que estime conveniente. Todos tienen mucho margen de maniobra, y sus opiniones serán pronto olvidadas.

    Pero en el caso de Israel el asunto es más delicado. De la misma manera que no puede ocupar Gaza para acabar con el terrorismo palestino, tampoco debe permitir que la imagen del Estado judío se asocie a la de aquellos que pretender dinamitar un status quo que está avalado por siglos de conhvivencia.

    De la misma manera que Palestina es un concepto artificial y malicioso creado tras el 48, de esa misma manera el concepto de “nación catalana” es una falsedad. Cierto es que algunos de nuestros políticos se han alineado claramente a favor de los árabes “palestinos” , pero la evolución de la historia a tiempo real ha demostrado que eran los de menos capacidad y valía.

    El pueblo catalán merece que se hable de hospitales, escuelas, carreteras, igualdad y libertad. Merece una calidad de vida que hoy por hoy le es negada por quienes se declaran “adalides de la libertad”, y sin embargo impone multas a quienes rotulan en castellano sus negocios, y niega el derecho a la enseñanza en castellano a los niños, condicionando de esa manera su futuro.

    Piensa sobre mi lo que quieras. No soy “un facha” ni creo tener una empanada mental. Sionismo de salón, por supuesto que es lo que practico. Si no es en mi casa es en casa de algunos amigos. Pero siempre suele ser en estancias de algún hogar.

    Por supuesto que puedes echarme por tierra con tus comentarios, por supuesto. Aún tengo un largo camino por delante, y eso siendo algo vanidoso al pensar que pueda llegar al final. Y tengo mucho que aprender, mucho. Pero ello no te dará la razón. Al contrario, creo que tal vez empleando otro tipo de expresiones desde una posición más amable y comprensiva podrías haber demostrado que tú eres mejor que yo, cosa que no dudo, porque yo tengo muchos defectos, y no sólo yo, sino mis amigos, lo saben.

    Pienso que hubiese sido mucho mejor que dedicases el tiempo de que disponías a responderme a mi mensaje privado.

    Shabat Shalóm.

    Me gusta

  5. Una cosa que olvidaba. Veo que Sergio ha entendido perfectamente el sentido en el que decía que el gobierno israelí debía pedir disculpas. Sin ese gesto queda ante la opiniòn pública española como partícipe de esa algarada antiespañola. Un gesto así desmontaría buena parte del odio que se está moviendo en estos momentos en los rincones más sórdidos del mundo antisemita, que lamentablemente en España es muy abundante.

    No quiero que llegue el momento en el que en las sinagogas en España deban poner guardias de seguridad no sólo contra la barbarie islamista, sino también contra los peores elementos de la extrema derecha que pululan a sus anchas por la red y por la calle.

    Me gusta

  6. Yo creo en un punto intermedio entre ambas posturas.

    Israel no debe pedir perdón por lo publicado en Haaretz, pero sí disculpas por la presencia de su consul en una manifestación de fascistas separatistas. Y lo digo tanto para defender mi patria, España, de esa gentuza como para el bién de Israel porque la presencia de un representante oficial de Israel puede asociarse a una postura oficial generalizada en cuanto al tema del nacionalismo catalán. El rechazo hacia Israel puede extenderse.

    Comenté el artículo en varias ocasiones aclarando que Haaretz no es más que un periodico pero de poco valen las aclaraciones que yo u otros puedan dar si un consul acompaña a los manifestantes porque nos dejan sin argumentos. Así de sencillo.

    Me gusta

  7. Sólo quiero añadir una cosa, y es con la expresión “pedir disculpas” no me refiero a que se haga un gesto de contricción por parte del gobierno de Israel. Desde el título del artículo he dejado claro que este, su gobierno, es inocente de todo lo que se ha vertido por ese panfleto.

    Yo me refiero a una declaración dejando claro que Israel no está a favor de la secesión promivida por unos pocos.

    Expresiones del estilo “lamentamos la opinión de Haaretz y no nos hacemos partícipes de la misma” serían perfectas para que se limpie un poco el ambiente. A eso me refería, no a un acto de humillación por parte del gobierno soberano de Israel.

    Como con mucha precisión dice Candela, a quienes nos esforzamos por defender la verdad de lo que día a día sucede en Oriente Medio, este tipo de situaciones nos dejan sin argumentos y a los pies de los caballos.

    La verdad es que creo que todo este mal ambiente ha venido a suceder por el título inicial que puse cuando lo escribí. Aunque al ver alguna reacción lo corregí ya era tarde para que se hiciesen asociaciones equivocadas acerca de mis ideas e intenciones.

    De la misma manera que yo me esfuerzo por el bien de Israel en la humilde manera que puedo, también debo esforzarme en defender a la que es mi tierra. Si no actuase de esta manera no sería digno de ser considerado cuanto menos una persona decente.

    Lo que está meridianamente claro es que mi opinión es la misma que cientos de miles de personas de bien que tratan día a día de seguir adelante pese a las manipulaciones políticas de unos pocos.

    No estoy contra Cataluña, ni contra los catalanes, ni contra su lengua y tradiciones. Pero sí contra aquellos que amparándose en el poder de un partido tratan de llevar a cabo acciones claramente criminales, egoistas y discriminatoras.

    Para aquellos que lean esto tras el Shabat, Savua Tov. Y para mi buenos amigos, un sincero abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: