“El pájaro continúa en el nido… prepárense para la guerra”

por writeintheglobaljungle.com

 

 

 

 

 

 

EL PÁJARO CONTINÚA EN EL NIDO…

Barack Obama ha vuelto a la Casa Blanca después de pelear la silla con un Mitt Romney que de ninguna manera podía ser el adversario adecuado para que los republicanos lo echaran del despacho oval.

A pesar de la escasa diferencia de votos, la distancia que separa a los dos contrincantes es tan grande que no hacía falta ser un genio de la política para señalar a Obama como la única solución de continuidad para recorrer la última milla hacia el “fiscal cliff” de la política económica estadounidense. Daba pues la impresión de que los “halcones” republicanos se olían un final de trayecto que, en enero del 2013, colocaría al inquilino de la Casa Blanca, fuera el que fuera, al borde de un precipicio que despeñaría todas las buenas intenciones que cualquier presidente tuviera para con su pueblo americano pues la terrible combinación de una subida inminente de impuestos y recortes draconianos del gasto público, supondrá una reducción del déficit fiscal pero, lo que es peor, también una brutal contracción de la demanda interna americana que llevará, sin lugar a dudas, a los Estados Unidos, en solo un mes, hacia la pesadilla de una depresión tan grande como la de 1929. El olfato político de los republicanos los llevo a “colocar” a un Mitt Romney que solo sería un simple “sparring” que en el peor de los casos podría no ganar tan fácilmente y el victorioso Obama será (y no el partido republicano) el que llevará todo el peso de la crisis y el que encajará todos los “golpes” del descontento popular en los Estados Unidos de América. Los republicanos pueden ahora definir la victoria de un político “paloma” -que así señalan a Obama- como “pírrica” y dejarlo solo con la maquiavélica intención de que sea el Partido Demócrata el que sufra todo el desgaste en los peores momentos de una recesión que parece no tener salida por ninguna parte…

En el otro lado del mundo, cuando Benjamín Netanyahu convocó elecciones para Enero del 2013, los judíos de Israel se alegraron porque “Bibi” no es muy popular que digamos entre los israelíes y los ciudadanos norteamericanos de a pie lo consideran una mosca cojonera que siempre intenta meter a los Estados Unidos en problemas bélicos en Oriente medio, tampoco hace mucha gracia a nivel internacional porque Netanyahu es ese tipo de “político halcón” dispuesto a solucionar cualquier problema de Israel “por las bravas”, es decir, yendo a por todas como le enseñaron en la unidad de comandos especiales Sayeret Matkal en la que sirvió al igual que sus dos hermanos. Lo que caracteriza pues a Benjamín Netanyahu es una especial mala leche que se le nota incluso cuando por “necesidades de foto” tiene que estrechar la mano de un despreciable terrorista palestino o tuvo que darle un beso al nauseabundo Yaser Arafat. Así que la fama que tiene entre los israelíes es la de un torpe político que no ha hecho más que coquetear con el enemigo que reside en Gaza y de meter la pata, hasta el muslo, en sus relaciones con los Estados Unidos, tomando decisiones -según sus adversarios en la Knéset– “como si Israel fuera suyo”… Por tanto, un “halcón” en Jerusalem y una supuesta “paloma” en Washington son, por un juego del destino, las dos figuras políticas que van a protagonizar uno de los acontecimientos más importantes en la historia de un siglo XXI que tiene toda la pinta de repetir una interpretación neokeynesiana de la continuidad de la política por otros medios: un “ajuste general” en Oriente Medio que solucione el grave problema del terrorismo islámico en el mundo entero y la única salida, por desgracia, para defender los intereses de Estados Unidos, Europa e Israel: la guerra.

Aplicando la Teoría de Juegos a la política militar de los Estados Unidos se puede decir con absoluta rotundidad que Barack Obama no tiene nada de “paloma” y sí mucho de águila americana, un poderoso pájaro capaz de volar mucho más alto y mucho más lejos que los halcones de Israel, aprovechando con inteligencia las corrientes geopolíticas globales que llevarán, sin duda alguna, a los Estados Unidos al afianzamiento de su liderazgo y a la única salida real de una crisis que ha colocado en el abismo a todo Occidente. La Teoría de Juegos es una rama de las matemáticas que se aplica a la estrategia militar desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la descomposición de la Unión Soviética. Para que la gente común se haga una ligera idea del mundo que estamos viviendo ahora, consiste en soportar hasta la extenuación a un gobierno de locos y medievales asesinos que han ideado un juego de guerra total para controlar Oriente Medio sin descartar la idea de derribar el llamado “imperio occidental”, aniquilar a Ysrael y colocar la bandera del Islam en la Casa Blanca… Estos jugadores existen, son los servicios de inteligencia iraníes que han diseñado una “partida global”, una guerra santa contra Occidente que exige todo el sacrificio de una generación, un juego de guerra en el que se puede perder pero, con un poco de suerte y astucia, se puede ganar todo. En este juego se emplean actitudes como “farolear”, pasar a mayores como asesinar en todo el mundo (te voy a destruir, te voy a matar, de hecho ya estoy matando y puedo matar aún más...), infiltrarse en las sociedades democráticas occidentales con un libro de apariencia sagrada que ordena asesinar a todos los infieles y “cagar de miedo” con discursos mesiánicos y apocalípticos a los poseedores de la “banca” que ahora son los occidentales, y jugárselo todo para que la diosa fortuna señale al que ganará la partida…

En este juego de guerra (que es esencialmente económico) el comportamiento humano, tanto de “palomas” como de “halcones”, plantea un tira y afloja, es el llamado equilibrio de Nash” (sí, Nash el de la película Una mente maravillosa) hasta que se pasa a mayores y Barack Obama y Benjamín Netanyahu deciden ir a por todas y subir la apuesta… Ahora se puede perder todo, incluso el propio país… Pero el halcón Benjamín Netanyahu y el águila Barack Obama son los mejores “jugadores” del mundo para esta guerra.

Si a alguien le queda alguna duda le diré que la inteligencia militar europea, en cuanto salió el ganador de las elecciones norteamericanas, lanzó a los cuatro vientos un mensaje en clave: “El pájaro continúa en el nido… prepárense para la guerra”

2 comentarios to ““El pájaro continúa en el nido… prepárense para la guerra””

  1. Reagan se la jugó a la URSS, pero no estaba faroleando. ¿Qué cartas tendrán en la mano el águila y el halcón?

    Me gusta

  2. Tienen los cuatro ases de la baraja, Satur, pero están repartidos entre los dos y ahora hay que saber jugar las cartas… el halcón y el águila (Israel y Estados Unidos) son la única fuerza de choque para que los demás (aliados) tiren hacia adelante y acaben de una puta vez con esta amenaza para todo el mundo. Si no lo hacen… Israel vivirá un infierno y todo Occidente se hundirá en la miseria mientras los terroristas árabes celebran en todo el mundo su capacidad de manipular a los descerebrados antijudíos y antisionistas en todo el planeta… A mi modo de ver… o se ataca de una puta vez o se pierde la partida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: