Análisis del documental “flipping out”

por bakeadenontzat

“Treinta mil jóvenes israelíes viajan anualmente a la India después de haber cumplido su servicio militar para entregarse al consumo de  drogas. El director de cine Yoav Shamir viajó durante dos años con ellos y realizó un documental.

El film “Flipping out” es interesante, sobretodo, por el largo desfile de jóvenes israelíes que Shamir ha logrado poner ante la cámara y que, sin excepción alguna, están bajo los efectos de la droga en mayor o menor grado. A la pregunta de cómo lo pudo conseguir, Shamir bromea diciendo “simplemente les suministrábamos droga” y “no tenían un esquema muy apretado”.
Las actividades diarias de los ex militares en India consisten en fumar porros a la hora del desayuno, seguido frecuentemente de una droga dura más tarde: cocaína, xtc, lsd o ketamina, también utilizada como anestésico. Y esto durante meses, incluso en ocasiones durante años. Este estilo de vida destroza cada año a un par de miles de jóvenes, convirtiéndoles en sicóticos. En argot israelí se llama “Flipping out”.


Shamir vuelve a optar por no hacer comentarios explícitos en su último documental. Entonces, queda una pregunta sin respuesta: ¿por qué viven a rienda suelta los jóvenes en la India durante tantos meses? ¿Qué es lo que buscan allí? Shamir dice que no quiere lanzar ningún mensaje en su documental. “Sólo quiero contar una historia interesante. Si la gente aprende algo, siempre viene bien.”Aunque Shamir dice que no intenta transmitir ningún mensaje, su documental sí deja entrever que él  relaciona los desenfrenos en la India con las experiencias vividas durante el servicio militar; ya que durante las entrevistas y las imágenes de los jóvenes ha montado películas sobre acciones militares en los territorios ocupados. Es posible que el director mantenga cierta reserva sobre el significado del documental porque confiaba poder proyectarlo en las salas israelíes.

Pero, por lo demás, todos parecen estar muy satisfechos de su servicio militar y elogian la camaradería reinante en el ejército. Un joven israelí describe, incluso la “sensación de poder” que siente ahora que está en la India rodeado de tantos compatriotas.”

 

Desde la óptica cultural es necesario mantenerse informado/a y de vez en cuando ver algún documental, y ciertamente ese número de jóvenes israelíes que viaja a la India en busca de “experiencias místicas” con todo el riesgo que conlleva es preocupante.

No obstante si se desea documentar el hecho del viaje se puede, mas sin caer en la relación simplista ejército-drogas que deja entrever Shamir, ya que esos jóvenes pueden estar motivados por múltiples razones:

-La primera y más evidente; porque son jóvenes y como tales tienen cierta tendencia a experimentar y desmelenarse, máxime tras estar durante tres años en un ejército que requerirá bastante disciplina.

– La segunda y no menos importante que la primera, la vida y por tanto la personalidad y las experiencias, los sucesos estresantes o traumáticos no empiezan en el ejército si no que vienen de antes, y tienen una importancia capital que no puede ni debe olvidarse.

-Tercera, si tras acabar el periodo en el ejército, Israel cuida tanto de sus jóvenes como para abrir la Warm  House y estar pendiente de ellos, que va un político en persona para oír de sus propias bocas qué dificultades tienen, se supone que mientras están en las IDF les tienen bien protegidos y seguro que cuentan con psiquiatras y psicólogos cuando tengan el menor problema.

Ser joven es difícil y encontrar el sentido de tu vida, el “quién soy yo”, “quién quiero ser” es dificultoso siempre, y es una pregunta que te acabas haciendo antes o después, y que es lógico que estos jóvenes se la hagan al dejar el ejército, dado que en cierta

manera para ellos el periodo puramente “juvenil” termina al acabar el periodo militar obligatorio.

Querer unir estas preguntas y este “no saber qué hacer” con uno supuestos traumas causados en el ejército me parece simple y muy arriesgado, ya que lo más importante que es; cuales son los sucesos vitales en la vida de estos jóvenes, cuáles son sus biografías emocionales, afortunadamente es información que los telespectadores desconocemos.

El documental hala de un joven, Ran, que ha tenido varios brotes esquizofrénicos y cómo se movilizan diferentes personas para ayudarle; tanto la Israelí Warm House como la Chabad House..y¡¡ hasta un ex agente del servicio secreto!!

El documental se centra en los esfuerzos de las agencias israelíes para encarar el problema de las drogas entre los exsoldados. Por una parte la Warm House,fundada por la agencia anti droga israelí y la cual la dirige un coronel retirado; y por otra parte se han establecido las Chabad Houses, a cargo de un grupo  religioso.

Al contemplar cómo el ex agente del Mossad Magnus va al encuentro del joven, y llama a los padres del joven para comunicarles la situación, no he podido evitar pensar que era un enchufado, porque en España es inconcebible que los organismos del estado velen así por los jóvenes, ¿que te da un brote esquizofrénico en un país extranjero? apareces en un par de días en una cuneta, y no pasa nada. Luego investigando he visto que Hilik Magnus trabaja tanto para particulares como para la agencia antidroga israelí, por lo tanto parece, comprobarlo del todo es difícil por el secretismo, que el gasto de llevar a los hijos e hijas sanos y salvos a casa corre por parte de Israel.

Que un político se acerque hasta los jóvenes de su país y les pregunte qué les ocurre, porqué no quieren volver a Israel, en suma que un político se preocupe verdaderamente por los jóvenes y les considere como “nuestra infancia, nuestros niños y niñas” no es algo que se vea todos los días.

Y el final es glorioso, Eli Ishay y ese chaval volviendo en el mismo avión.

Ahora yo tampoco estoy conforme con mi pasaporte… AM ISRAEL JAI!!

 

One Comment to “Análisis del documental “flipping out””

  1. Buen post. Esto de ir a la india, a “Flipar fuera” es muy antiguo en occidente. Antes las playas de Goa estaban llenas de americanos y europeos. Ahora no se, vi un documental y los comerciantes de Goa estaban cansados de ellos y de sus cuelgues, pero nunca oí que fuera ningún político o agente del CNI a ver que le ocurría a los muchachos españoles y estos nunca pasaron por el ejercito o situaciones de combate pero igualmente se marchaban allí siguiendo la estela de los Beatles y otros.
    Saluditos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: