Nuestro compañero de blog David Jovel ha sido expulsado de España.Hagamos pública su historia para reclamar su regreso!

por bajurtov

El caso de lesa humanidad que no le importa a nadie

MQAK_lesa_humanidad_david_2

DIARIO LA PÁGINA tiene documentos de las diferentes instancias incluyendo el fallo de la PDDH que califica la muerte de los padres de David como un crimen de lesa humanidad que debe investigarse hasta dar con los autores materiales y quienes conspiraron para ejecutarlo.

 

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 23 DE AGOSTO DE 2011 03:29 | POR JAIME ULISES MARINERO

 Manuel de Jesús Jovel Zelaya era un pequeño comerciante con vocación de servicio que  a principios de la década de los 80 decidió sumarse a la Cruz Verde  en el barrio Santa Anita, de San Salvador.

Como voluntario casi a diario salía a recoger heridos y muertos producto del conflicto armado, lo cual no era del agrado de algunas personas supuestamente ligadas a los escuadrones de la muerte, los cuerpos de seguridad y el ejército mismo.

Casi todos los días recibía advertencias anónimas para que dejara su voluntariado, incluso llegaron a amenazarlo de muerte. Lo acusaban de auxiliar a personas lesionadas que eran cómplices de la guerrilla.

Jovel en ningún momento se amilanó y, al contrario, cada vez se entregaba más a las labores de socorrista. Él no era el único en ser amenazado, otros compañeros también recibían amenazas y acusaciones de ser colaboradores de la guerrilla por el hecho de auxiliar a heridos. La Cruz Verdeauxiliaba heridos sin importar si eran guerrilleros, militares o personas ajenas al conflicto armado.

La tarde del viernes 24 de septiembre de 1982, las amenazas se convirtieron en ejecuciones, cuando varios individuos armados llegaron a la vivienda de Jovel a quien acribillaron. Ante los gritos aterrorizados de su esposa Juana Merino Rivas, los asesinos también la mataron. Para sembrar más terror hasta desollaron un mapache que era mascota de la familia.

El crimen se lo atribuyeron los escuadrones de la muerte, quienes consideraban a los esposos Jovel Merino colaboradores de la guerrilla.

A pocos días de la muerte de los esposos, investigaciones familiares determinaron que los informantes de los escuadrones de la muerte fueron dos hermanos de Jovel, identificados como G. Jovel  y  el  policía nacional J. F. Jovel, quienes entre 1983 y enero de 1984 huyeron hacia Los Ángeles, California, Estados Unidos, donde actualmente residen. Ambos fueron amenazados por la guerrilla que los identificó como los informantes.

Una vez firmados los acuerdos de paz en 1992, David Omar Jovel Mejía, hijo de la pareja asesinada, decidió iniciar su propia querella contra los que supuestamente ayudaron a conspirar para la muerte de sus padres.

Desde que inició las acusaciones recibió numerosas amenazas por lo que casi vivió ocultándose en diferentes sitios sin tener una residencia fija en el país.

Llegado 2001 se inició la campaña “Nombres para no Olvidar”, que consistía en construir un muro en el parque Cuscatlán que incluyera los nombres de los civiles muertos y desaparecidos durante los años del conflicto armado. Ahí fueron incluidos los de Manuel de Jesús Jovel Mejía y Juana Merino.

Sin embargo, para su hijo David eso no era suficiente, porque la justicia no terminaba en un homenaje póstumo, por lo que mientras Juan Romagoza  Arce iniciaba un proceso contra el ex ministro de defensa Eugenio Vides Casanova y otros ex generales salvadoreños, en Estados Unidos, por los delitos de lesa humanidad relacionados con torturas y violaciones a los derechos humanos, David iniciaba el suyo en El Salvador.

Romagoza, médico, fue capturado por la desaparecida Guardia Nacional, en cuyo cuartel lo torturaron durante 22 días. Actualmente trabaja en una clínica de Washington y ganó el caso contra el ex ministro por una suma de 54 millones de dólares en concepto de indeminización.

El proceso

En enero de 2002, David acudió en primera instancia a la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos no Gubernamental, quienes se excusaron de ayudarle y le recomendaron pedir ayuda al Instituto de Defensa de los Derechos Humanos de la Universidad José Simeón Cañas, UCA, donde el abogado Pedro Martínez escuchó su caso y le recomendó acudir a la Fiscalía General de la República.

En la FGR, el entonces jefe de la División Penal, Ovidio Portillo, se interesó en el caso, especialmente porque la denuncia de David aportaba nombres de personas supuestamente vinculadas a la muerte de sus progenitores.

No obstante, en la FGR le hicieron ver que tras la Ley de Amnistía vigente desde 1993 esos casos no eran  procesados penalmente en El Salvador. Asimismo le hicieron ver que ese era el primer caso de un civil queriendo reabrir un crimen cometido por supuestos escuadrones de la muerte, luego de la amnistía, lo que debilitaba el proceso porque dicha ley había cerrado toda posibilidad.

Si el caso llegaba a un juzgado salvadoreño cualquier defensor podía alegar la vigencia de la Leyde Amnistía y de esa forma evitar el proceso judicial declarándolo nulo. Incluso se le llegó a inferir que el asesinato de la pareja era producto de un pleito familiar.

David decidió acudir a la INTERPOL, que conociendo su relato inició realizó una investigación a fondo tras lo cual lograron individualizar a G. Jovel y  J. F. Jovel como los que proporcionaron falsa información a los escuadrones de la muerte para que cometieran la ejecución.

Con base a dicha individualización solicitaron a la Fiscalía que gestionara una orden de extradición, pero el ministerio público se negó a reabrir el caso y lo archivó, por dos razones: La Ley de Amnistía estaba vigente y el caso era demasiado viejo y ya había expirado el tiempo para reabrirlo.

Un fallo desvalorado

Mientras el caso se archivaba en el país, Juan  Romagoza iba ganando el caso a los generales, lo que motivó a David a enviar correspondencia al Centro de Justicia y Responsabilidad  (CJA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, los mismos que habían asesorado a Romagoza.

La respuesta fue que enviara datos que permitieran ubicar a los que participaron directa e indirectamente en el doble asesinato. David dio datos de una pariente residente en California que se rehusó a colaborar.

Ante dicha situación, le dijeron que buscara ayuda en el IDHUCA, pero en dicho institución ya se la habían negado.

Siempre en 2002, David contactó a Vilma Fillicci, en Canadá, para solicitar asilo político debido a las amenazas de muerte que había recibido. Pero pese a las pruebas (llamadas anónimas registradas) no fue posible.

Sabiendo que David había acudido a organismos internacionales, la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES) lo recibe para escuchar su caso, siendo atendido por Amílcar Cáceres y dicha institución lo puso en contacto con estudiantes de leyes de la Universidad de Harvard que viajaron a San Salvador para conocer los casos que ameritaban ser presentados ante una Corte estadounidenses. El único caso que detectaron fue el de la muerte de los esposos Jovel Merino.

Paralelamente, el caso fue del conocimiento de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, específicamente por la procuradora Beatrice de Carillo.

Tras analizar el caso, los estudiantes recomendaron a David presentar la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para lograr una indemnización y nuevamente contactaronn con la pariente en busca de colaboración. El caso se volvió a caer.

Mientras eso sucedía, las amenazas de muerte contra David se incrementaron a tal punto que acudió al entonces vicepresidente de la Asamblea Legislativa, Manuel Melgar,  que poco pudo hacer para ayudarle.

Ese mismo año, 2002, la PDDH resolvió que el caso sí es de lesa humanidad y que debe investigarse al igual que el de la muerte de los padres jesuitas. La resolución fue notificada a la Policía Nacional Civil, a la Embajada de Estados Unidos y a otras instituciones.

A estas alturas, los expedientes habían sido extraviados y cuando David llegó a la PNC a tramitar solvencias tampoco aparecía registrado.

Motivado por la falta de investigación y las amenazas en su contra, así como el extravío de expedientes, David logró reunir 1,500 dólares y en 2004 se marchó hacia España, donde inició los trámites para pedir asilo político y procurar que el caso sea investigado desde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, luego que el caso sea rebotado a la embajada estadounidense en el país ibérico.

No obstante haber presentado el caso documentado con el fallo de la PDDH, hasta la fecha David no ha recibido asilo ni el caso ha sido remitido a la embajada estadounidense.

Actualmente vive ilegalmente en España a la espera de recibir el asilo y que su caso se reabra.

Sus padres fueron asesinados en 1982 y los jesuitas y sus colaboradoras en 1989, antes de la Leyde Amnistía decretada en 1993.

Su caso no ha sido reabierto aunque se tienen identidades de sospechosos, mientras que el de los jesuitas hasta hay una orden de arresto vigente contra militares de alta jerarquía castrense.

DIARIO LA PÁGINA tiene documentos de las diferentes instancias incluyendo el fallo de la PDDHque califica la muerte de los padres de David como un crimen de lesa humanidad que debe investigarse hasta dar con los autores materiales y quienes conspiraron para ejecutarlo.

Ni la Fiscalía salvadoreña ni Estados Unidos, pese a que los supuestos involucrados ya tienen la ciudadanía estadounidense han abierto proceso. El doble crimen sigue impune.

 

 

 

9 comentarios to “Nuestro compañero de blog David Jovel ha sido expulsado de España.Hagamos pública su historia para reclamar su regreso!”

  1. ¿Porqué no conectais con alguna organización que reuna firmas? Se le podría dar una mayor difusión.

    Me gusta

  2. CON RAZON NO ENTRABA AL BLOG..!
    Como para boludear con la computadora estaba el pobre…

    Me gusta

  3. Yo decía lo mismo bajur, como te has enterado?

    Me gusta

  4. Montemos jaleo con el caso, esto no es conocido aquí en España, es la primera vez que lo oigo. El de los jesuitas es muy conocido pero de este no se sabe nada. David debería de acudir a las Tv’s y dar difusión al caso y reclamar sus papeles.

    Me gusta

  5. Lo que sucede es que Espania no quiere romper la ley de amnistia con que cubre a los descendientes del GENOCIDA DICTADOR FRANCISCO FRANCO y mucho menos van a permitir que a un hombre que ellos consideran inferior les resquebraje su cortina de impunidad , el gobierno de Espania ha cometido el grave delito de NEGACIONISMO CONTRA UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD y con el silencio ha ayudado a los miembros del grupo terrorista conocido como:

    ” escuadrones de la muerte Salvadorenos ”
    a que sigan viviendo tranquilamente dentro de los Estados Unidos despues de mentirle al gobierno para jurar la ciudadania Norte Americana usando mentiras.

    Seguro que esos malditos asesinos no le dijeron a inmigracion a cuantas personas habian asesinado o desaparecido en la guerra de El Salvador , ni a cuantos torturaron o desaparecieron.

    Son aprendices de las SS de Adolf Hitler solo que en muy penosa y baja version de poca calidad.

    Espania prefiere guardar silencio y asi ayudar a los
    ESCUADRONES DE LA MUERTE SALVADORENOS
    a que sigan con la mentira al gobierno de USA.

    En una corte Federal de EEUU seria muy interesante presentar una demanda contra ese pais lleno de corruptos , ladrones , sinverguenzas y ahora complices de terroristas y asesinos del tercer mundo.

    Vaya a lo que llegan los colegas de Adolfito Hitler

    Me gusta

  6. Ahora esta viviendo como refugiado político en Oslo.Le deseamos toda la suerte del mundo !

    Me gusta

  7. Totalmente de acuerdo contigo, Sergio.

    Mientras que España esta llena de delincuentes multi-reincidentes de procedencia foránea y encima el Estado les ampara y les da todo tipo de prebendas (sobre todo económicas), a los verdaderos refugiados políticos, como es el caso de David, se les trata en el mejor de los casos con indiferencia y en el peor como a delincuentes ejecutando procedimientos de expulsión de manera “express”.

    Un saludo cordial!

    Me gusta

  8. Espero, deseo y creo que David tendrá bastante mejor fortuna en Noruega que en España.

    Me gusta

  9. Primeramente, felicitar al juez Pedro Monreal Mengual, por haber impedido que DAVID OMAR JOVEL MERINO se case con una mujer EUROPEA. Ahora, David sería Europeo;
    Menudo liánte era el tal Omar Jovel, espía de la guardia civil, criticón y bastante problemático para todos los vecinos de Cullera.

    Calumniador, embustero y tremendo LADRÓN.
    Pero no LADRÓN de robarse una manzana o una cartera, NO.
    LADRÓN DE NEGOCIOS.

    Él sabe… a qué me refiero.

    Gracias a la JUSTICIA este sujeto ya no vive ni en Cullera ni en España y así, podemos vivir tranquilos en nuestro precioso pueblo valenciano.

    Muchas Gracias, Letrado Pedro Monreal Mengual por su veredicto.

    Confiemos en que el señor David Omar no vuelva a pisar España jamás en la vida.

    Saludos a todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: