La pareja de criminales de guerra,Mandela,seguramente nunca ira a La Haya…

por bajurtov

Los cadáveres en el armario del apartheid persiguen a Winnie Mandela

La Policía sudafricana investiga dos posibles asesinatos relacionados supuestamente con Winnie Mandela, la exmujer del expresidente Nelson Mandela

Lolo Sono y Sibuniso Tshabalala, dos jóvenes activistas contra el apartheid, desaparecieron en 1988 en el gueto negro de Soweto(Johannesburgo), el foco de la lucha contra el régimen supremacista blanco durante los últimos años del apartheid. Nelson Mandela agonizaba en la cárcel, y en las calles de aquel barrio diseñado para apartar a la población africana de los barrios blancos de Johannesburgo, su esposa Winnie Mandela mantenía vivo su nombre imponiendo su propia ley.

Winnie, uno de los personajes más controvertidos de la historia reciente de Sudáfrica, ha logrado mantener su puesto como «madre de la patria» pese a haber sido condenada por secuestro y tortura. La exmujer de Mandela evitó la cárcel en 2001, pero los fantasmas del pasado han vuelto a encontrarla 25 años después.

La Policía de Sudáfrica exhumó esta semana los cadáveres de dos tumbas anónimas en un cementerio de Soweto, que podrían corresponder a Sono y Tshabalala, aquellos dos jóvenes negros que desaparecieron una noche de 1988. Hoy, Winnie Mandela se enfrenta a una investigación policial que podría volver a sentarla frente a un tribunal, acusada de haber participado en dos asesinatos.

La batalla de los «townships»

La guardia de Winnie Mandela, camuflada bajo la tapadera del «Mandela Club de Fútbol», organizaba las acciones en aquellos momentos de lucha y reclutaba activistas en partidos de fútbol donde lo único que no se hacía era deporte. Uno de sus principales miembros, Jerry Richardson, reconoció ante la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (TRC) haber apuñalado hasta la muerte a Sono y Tshabalala siguiendo las órdenes de Winnie Mandela.

A finales de los años 80, el sistema de segregación racial impuesto por la minoría blanca sudafricana libraba la batalla internacional contra el aislamiento del país al mismo tiempo que peleaba en los guetos negros (Townships) contra la población africana. Pero el máximo enemigo de Winnie Mandela no estaba en los suburbios ricos de Johannesburgo, sino en esas mismas casas de Soweto, en los agentes que la Policía sudafricana infiltraba en el movimiento del Congreso Nacional Africano (CNA).

La respuesta contra los confidentes del régimen era sencilla y brutal, el ‘neckless’, un collar de neumáticos ardiendo entorno al traidor, un claro mensaje a los habitantes del township: «estás con nosotros, o contra nosotros». Winnie Mandela, venerada por una buena parte de la sociedad sudafricana por su contribución a la derrota del apartheid, se reunió con su marido Nelson Mandela tras su puesta en libertad en 1990.

Después de 27 años en la cárcel, Mandela tenía un plan para curar las heridas causadas por décadas de violencia y recelo; una Sudáfrica multirracial destinada a reconciliarse, a asumir sus culpas, para poder así caminar hacia adelante. La Comisión de la Verdad fue puesta marcha en 1995 bajo la dirección del arzobispo Desmond Tutu con el objetivo de esclarecer las atrocidades del apartheid y ofrecer amnistía a los perpetradores de que reconocieran sus actos.

Esa comisión afectaba también a Winnie Mandela y a su club de fútbol. Los investigadores relacionaron a la ya exesposa del presidente Mandela con el secuestro y tortura de al menos una persona, el joven “Stompie” Moeketsi. En 2001 la activista antiapartheid fue condenada por la justicia sudafricana a seis años de cárcel por este crímen, aunque logró evitar la prisión pagando una multa.

Durante todos estos años, Winnie Mandela ha permanecido como una de las figuras más prominentes del CNA, el partido que su exmarido llevó a la Presidencia en 1994, y pese a su carácter controvertido, conserva aún el reconocimiento mayoritario de sus conciudadanos.

La posibilidad de que sea imputada por la muerte y desaparición de Sono y Tshabalala ha causado en una gran conmoción en el país, que necesita más que nunca a sus referentes, acuciado por la corrupción, la crisis económica y el sueño frustrado de una Sudáfrica igualitaria, no racial y no sexista.

Remover el pasado

Uno de aquellos investigadores de la Comisión de la Verdad que llevaron el caso de Winnie Mandela es ahora el director del Grupo Internacional de Crisis para África Meridional, una organización que vela por la gobernanza en el continente africano.

Piers Pigou niega a aquellos que consideran que volver sobre los actos de Winnie durante aquellos años de lucha contra el régimen brutal del apartheid solo sirve para remover el pasado.

«La Comisión de la Verdad ofreció de manera muy generosa la amnistía a los autores de violaciones de derechos humanos, peroWinnie la rechazó y negó todos los cargos en su contra. Los que rechazaron esa amnistía no han pagado por sus actos, y saben que pueden enfrentarse a la justicia en cualquier momento», explica Pigou.

«Algunos sudafricanos sostienen que debemos dejar atrás lo ocurrido y seguir adelante. ¿Pero sobre qué base y a favor de quién? La realidad muestra que hay un acuerdo tácito de no tratar estos asuntos, pero espero que el hallazgo de estos cuerpos nos de una oportunidad de afrontar nuestro pasado».

6 comentarios to “La pareja de criminales de guerra,Mandela,seguramente nunca ira a La Haya…”

  1. Y cuantos blancos habrán mandado masacrar tambien esta parejita de hijos de mil putas?

    Me gusta

  2. nelson mandela es un marxista , el marxismo utilizo la tactica perversa de la guerra de razas en esa zona del mundo … un saludo

    Me gusta

  3. Repito lo que dije en otras ocasiones. Como miembro del staff de Patria Judía estoy en contra de las acusaciones difamatorias contra Mandela. Apoyo su lucha contra el apartheid sudafricano y siento un profundo respeto por ese hombre.

    Me gusta

  4. PARA MI NELSON MANDELA ES UN MISERABLE, MULADAR DE HOMBRE COMO CUALQUIER CRIMINAL ANTI-JUDÍO. PUNTO APARTE ES CUALQUIER CRIMEN QUE REALIZO LA MINORÍA BLANCA EN SUR ÁFRICA.

    Me gusta

  5. Entre la minoría blanca sudafricana, se destaca la comunidad judía de habla afrikaans.
    Israel y Sudáfrica sufren el mismo mal del terrorismo:

    Me gusta

Responder a Karsrils Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: