La solución para muchos ”parados” en España: Abrirse un mini mercadito en Cile

por bajurtov

Emprendedores en Sudamérica

En Chile proliferan los negocios regentados por españoles

Suena una guitarra. Tocan palmas. Se oye una sevillana. Alguien pide un rebujito. La feria de abril también se celebra en Santiago de Chile. Estamos en la «Taberna Andaluza Córdoba», un lugar que, con apenas 6 meses de vida, se ha convertido en un sitio obligado de paso para todo español que resida en este país. Aquí se respetan las tradiciones. Cada consumición va acompañada con su correspondiente tapa. Como en el bar de la esquina. Boquerones, calamares, tortilla, sangría… Ambiente de fiesta con un toque nostálgico. La colonia, cada vez más grande, de españoles en Chile se concentra en este bar en busca de sus raíces.

En noviembre de 2012, Juan Gómez y María Antonia Saorín se decidieron a dar el paso y abrir el local. Éxito. Cada fin de semana estos dos socios atienden a más de un centenar de personas que buscan el auténtico sello de España. Con productos, sobre todo la cerveza, «de casa».

Emprendedores en Sudamérica

O.G.S.

Juan llegó a Chile en 2011 cuando la empresa de telecomunicaciones para la que trabajaba le destinó a Santiago. Pero un año después decidieron prescindir de sus servicios. En vez de regresar a su Córdoba natal decidió quedarse y apostar por emprender. Lo tenía claro. Su padre había regentado durante más de 40 años un bar. La tradición familiar le llamaba. Junto a Toñi, que trabajaba en una fundación de invidentes, se decidieron a dar el paso e invertir en un local para iniciar su propio negocio. Poco a poco la Taberna se ha hecho un hueco en la vida nocturna del barrio Italia en Santiago de Chile. La música se escucha desde la calle. La cocina huele a productos típicos. Dentro, la fiesta está desatada. Los más de 13.000 kilómetros de distancia con Andalucía no impiden que estas fechas sean especiales.

Gominolas, golosinas y pipas españolas

Pero Juan y Toñi no son los únicos emprendedores con acento español. Ya no son sólo profesionales, como arquitectos o geólogos, los que han encontrado en Chile una nueva oportunidad para empezar. Cada vez hay más negocios regentados por aventureros de nuestro país que encuentran en Sudamérica las condiciones idóneas para iniciar ese proyecto que hace tiempo tenían en mente.

«Las pipas son el furor. Siempre me quedo sin existencias»

Embarazada, a la espera de su segundo hijo, y emprendedora. No es una locura. Se puede. Gracias a Mercedes Toscano ya es posible disfrutar de unas pipas saladas, un chupa-chups, regalices o maíces tostados en Chile. «Las pipas son el furor. Siempre me quedo sin existencias.» Las gominolas eran unas auténticas desconocidas hasta que esta gallega se decidió a abrir «Mininolas». «Resulta extraño, pero es un producto muy novedoso para ellos. No hay gominolas aquí. La primera vez que las enseñamos, la gente nos preguntaba qué eran», asegura Mercedes,«ahí pensé, ¡es una buena oportunidad! Además a los chilenos les gusta el dulce.»

Mercedes llegó para trabajar en la bolsa chilena. Por eso conoce perfectamente cómo está el mercado y las condiciones para emprender en el país sudamericano. En España nunca se habría atrevido a dar el paso. «Yo siempre he querido montar algo. Pero no se daba la situación. Aquí las perspectivas son muy positivas. Aunque me la juegue, es un país que está creciendo, que está consumiendo, donde viene gente de todo el mundo» Mininolas lleva ya 7 meses funcionando en el centro de Santiago. Y cada vez recibe más pedidos. Mercedes no se arrepiente de haber dejado su bien remunerado puesto en el banco Santander para iniciar esta aventura.

«Alguna vez he pensado volver al banco. Ser emprendedor no es fácil. Hay mucha soledad. Llevar adelante tú sola un proyecto, tienes que estar pendiente de todo y tomar las decisiones. Pero no. No me arrepiento. Lo volvería a hacer. Estoy muy contenta», afirma. Lo que comenzó como una pequeña importación y una venta por internet, se ha convertido en un negocio en crecimiento y en una gran apuesta de futuro. A nadie le amarga un dulce. Y menos si te lo venden con la pasión y el cariño que se desprende en Mininolas.

Pan casero y «brew coffe»

Pan natural y café colombiano. Son los dos productos estrella de Manolo Aznar. Este chef de origen valenciano lleva apenas 20 días al mando de «Colmado Coffe&Bakery». Un pequeño rincón donde se pueden adquirir embutidos, cecinas catalanas, pan artesano y degustar los cafés más sabrosos de Santiago. También ofrece comidas y otros productos de nuestra tierra. Un lugar donde se respira la pasión por la gastronomía.

Emprendedores en Sudamérica

O.G.S

«Trato de hacer las cosas como dios manda. Pero sobre todo de culturizar. Que la gente descubra que es un verdadero café, que es un verdadero pan.» Además de la calidad de los productos, la diferencia está en el trato con el cliente. Manolo te hace sentir como en casa. «Yo soy un apasionado de lo que hago. Pero en la gastronomía no basta con hacer las cosas bien».

«Estaba cansado de la situación del país, de la gente quejándose»

Tras varios años en Barcelona, harto del ambiente y de trabajar en una cocina en la que ya no disfrutaba, se decidió a cambiar de aires. «Estaba cansado de la situación del país, de la gente quejándose, de siempre estar hablando de la crisis. En España hay miedo. La gente vive acojonada», asegura. Su pareja es chilena, por lo que no hubo mucha discusión a la hora de elegir un destino donde poder empezar de cero. Aunque reconoce que emprender nunca es fácil. Tampoco en Chile. «El pequeño empresario lo tiene complicado en general en todos lados, pero lo conseguimos, con mucha pasión. Hay que ser luchadores natos».

En menos de un mes, Colmado ya se ha hecho con una clientela fiel. Los vecinos han sabido reconocer el buen gusto culinario de Manolo y el entusiasmo que, junto a su novia, ponen en cada pequeño plato.

Tatuaje español

Fran Lazo está de vuelta en Santiago. Nació en Chile, donde tiene a parte de su familia. Pero su formación fue en España. Se nota en su acento. Estudió Bellas Artes en Salamanca y terminó tatuando en un taller en el centro de Madrid. La situación en nuestro país y la masificación en el mundo del tattoo, fueron las razones que le impulsaron a volver a sus raíces. «Todos sabemos cómo está la cosa. No descubro nada. En España mi sector está masificado. Aquí va a más».

«Aquí el tatuaje está algo menos profesionalizado»

Su taller, Moustache, situado en uno de los barrios más comerciales y turísticos de Santiago, lleva apenas dos meses funcionando. Con más de 8 millones de personas y una juventud bastante activa y pendiente de las últimas tendencias en Europa y Estados Unidos, Santiago parecía el lugar ideal para un tatuador. Aunque Fran se ha encontrado con diferencias culturales importantes que se dejan notar en el negocio. «Aquí el tatuaje está algo menos profesionalizado y es difícil encontrar material especializado. La gente quiere hacerse algo barato. No entiende que esto es para toda la vida. En España quieres hacerte una estrellita y te cobran 50 euros. Aquí no puedo cobrar eso. Hay mucha gente que tatúa en su casa. Son tatuadores clandestinos. Hacen chapuzas porque están empezando. Por eso viene mucha gente para que le arregle dibujos».

Emprendedores en Sudamérica

O.G.S

Pese a las complicaciones, el estudio sigue adelante. En España tenía tres trabajos y tatuaba. Ahora Fran se dedica de lleno a su nuevo taller. El boca a boca comienza a funcionar. Las redes sociales también son efectivas. En apenas dos meses, no ha tenido tiempo en pensar si ha sido o no una buena idea. «Yo estoy contento. Y en general nunca me arrepiento de nada de lo que hago. Lo volvería a hacer», asegura.

Según la División de Estudios del Departamento de Extranjería y Migración de Chile, existe un total de 11.286 españoles trabajando en el país, un 3,05% de la población inmigrante. España es el quinto país con mayor presencia en Chile. En 2012 se tramitaron más de 2.500 visas de trabajo a españoles. Este año la tendencia será al alza. El país demanda profesionales en varios sectores, como la sanidad o la minería. Pero quizás muchos apuesten por emprender una aventura comercial en solitario.

Los protagonistas

Juan Gómez (51 años, Córdoba) y Mª Antonia Saorín, “Toñi” (52, Madrid): Estos dos socios han montado la «Taberna Andaluza Córdoba», rincón de visita obligada para todo español que reside en Chile. Importan los productos de la tierra y ofrecen tapas por casa consumición. Algo que no es costumbre en el país sudamericano. A pesar de la distancia, en la taberna se ha vivido intensamente la feria de abril.
Mercedes Toscano (33 años, Vigo): Economista de profesión, dejó su trabajo en bolsa para abrir una tienda de gominolas en Chile. Mininolas comenzó a vender en octubre de 2012. Pipas, regaliz, maíz tostado, y todas las chucherías básicas se encuentran en la Avenida Presidente Riesco 3198 de Santiago. Mercedes está embarazada de su segundo hijo. Su web: www.mininolas.cl
Manolo Aznar (36 años, Elche): Chef y experto en enología, Manolo regenta Colmado, un espacio donde comprar productos artesanales como pan y cecinas catalanas en el barrio de Lastarria. Situado en la calle Merced 346 de Santiago de Chile, este pequeño rincón es ideal para comer y degustar un café. Su especialidad, los «brew coffe» o cafés filtrados. Manolo importa el grano directamente de Colombia y lo tuesta él mismo. Más información en http://www.colmado.cl
Fran Lazo (32 años, Madrid): Aunque nació en Chile, ha vivido toda su vida en España. Estudió Bellas Artes en Salamanca y se dedicó a tatuar. La crisis y la masificación en el sector del tattoo le impulsaron a volver a su país de origen. Su taller, Moustache, está situado en el barrio Italia, en la avenida homónima número 1805.

3 comentarios to “La solución para muchos ”parados” en España: Abrirse un mini mercadito en Cile”

  1. Que les pregunten a los pobres coreanitos como les va en Argentina.
    Te asaltan día por medio en Sudamérica

    Me gusta

  2. No soy racista, pero considero que en Chile están dejando entrar mucha gente de otros lados, pero al final quedaremos como estos españoles, y luego seremos nosotros quién tengamos que emigrar a Europa…espero que no sea así, porque hoy es muy difícil la vida sobre todo para quienes tienen familia que alimentar, la cesantía en Chile es abismante y dejan entrar gente foránea con tanta facilidad. Espero que en el futuro no se arrepientan los gobiernos que hemos tenido, que son tan peperos como lo de estos españoles que han llegado, porque Rajoy es un rajón…

    Me gusta

  3. Antonieta no te preocupes de foráneos que llegan a chile he invierten su dinero , preocúpate del que el que llege no conozca mas sus derechos que sus obligaciones que es lo que ha sucedido en españa , el que entra solo conoce las ayudas y sus derechos pero sus obligaciones nadie las conoce y el trabajar a pocos les gusta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: