Primero fueron los jordanos,ahora también los libaneses se quejan de los refugiados sirios

por bajurtov

Crece el malestar de la población, que achaca a los recién llegados parte del deterioro económico y de seguridad

«Después de que nuestra casa fuera destruida en Siria hace ocho meses, nos movimos de un sitio a otro escapando de la guerra antes de cruzar la frontera libanesa» explica Wafaa, una joven mujer que vive con su marido y sus 4 hijos en un edificio en construcción en Al Marj, un pequeño pueblo situado en el valle de la Bekaa, en el este del Líbano, donde se han instalado buena parte de los refugiados sirios que han escapado al país del cedro. «Dormíamos en la calle hasta que el propietario del edificio nos ofreció quedarnos aquí. Por la noche los 6 compartimos dos colchones y algunas mantas. Es todo lo que tenemos».

Para muchos sirios conseguir alimentar a sus familias o la búsqueda de una simple habitación constituye una lucha terrible tal y como recuerda Médicos sin Fronteras en el Día Mundial del Refugiado. Las perspectivas con respecto al incremento del número de refugiados en este 2013 son incluso peores que el año pasado. De acuerdo con la ONU,aproximadamente 8.000 personas abandonan Siria cada día a través de sus distintos pasos fronterizos, creando un aluvión de huidos que ha desbordado a todos los organismos internacionales.

Encontrar alojamiento se ha convertido en una de las peores pesadillas para la mayoría de recién llegados. Los alquileres entre 600 y 800 dólares al mes de viviendas en malas condiciones están a la orden del día en Beirut y en algunos casos incluso se solicita a los forzosos visitantes el pago de varios meses por adelantado. A la falta de acomodo se suma un sistema de atención sanitaria bastante frágil que apenas puede hacerse cargo de las necesidades médicas más básicas de los refugiados. Médicos sin Fronteras explica que se contabilizan cada vez más casos de diarrea y de infecciones respiratorias y se espera un aumento de los casos de deshidratación a lo largo del verano.

Especialmente delicada es también la situación laboral con muchos refugiados dispuestos a trabajar a cambio de casi nada lo que ha provocado el descenso de los salarios locales, sobre todo de la mano de obra, en muchas partes del país.

Malestar de la población

Pero ¿qué supone para el Líbano, un diminuto país de apenas cuatro millones de habitantes, la presencia de más de 500.000 refugiados sirios? De “desastre” la calificó el ministro de Energía libanés, Gebran Bassil, el pasado mes de mayo a Reuters. El suministro eléctrico del Líbano, que sufre cortes diarios de hasta 8 horas en algunas zonas, ha tenido que incrementarse en un 27% en el último año y medio, según Bassil, lo que ha supuesto una gran presión sobre las reservas existentes.

En las calles está ampliamente extendida la creencia de que el precio de los alimentos ha subido de forma notable con la llegada de los sirios y de la misma forma el precio de los alquileres se ha disparado ante la avalancha de familias que buscan un techo.

El resentimiento popular se explica también por el evidente deterioro de la seguridad en un país que en los últimos años 6 años ha vivido en un estado de relativa paz y en el que los violentos enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen sirio han dejado ya numeros muertos en suelo libanés. Tampoco son pocos los que culpan a los refugiados del incremento de las actividades criminales en la región. Además, la oleada de refugiados se produce en un momento de grave recesión económica después de años de bonanza en los que el Líbano creció a un ritmo del 8% entre 2007 y 2010.

La embajadora de Unicef en el Líbano, Lucy Liu, alertaba a principios de junio de la «grave situación» por la que pasan los refugiados, de los cuales la mitad son niños que precisan ayuda urgente. «Los recursos de las comunidades libanesas de acogida, el Gobierno y las organizaciones humanitarias se han estirado hasta el límite» indicó, sin aclarar cómo piensan hacer frente a la marea de refugiados que viene.

http://www.abc.es/internacional/20130621/abci-libano-refugiados-201306201907.html

One Comment to “Primero fueron los jordanos,ahora también los libaneses se quejan de los refugiados sirios”

  1. Y DONDE ESTA LA SOLIDARIDAD ARABE, QUE NO AUXILIA A ESTOS REFUGIADOS,, LOS ARABES TIENEN UN TERRITORIO DE 50 MILLONES DE KILOMETROS CUADRADOS, Y SON MUY RICOS, BIEN PODRIAN ATENDER A LOS REFUGIADOS, DARLES ALIMENTACION VIVIENDA Y SEGURIDAD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: