La Zamora judia

por Tersites

Evidencias materiales de la presencia judía en Zamora

Como sabemos, en el verano de 1492 había en Zamora una sinagoga mayor, una escuela Talmud Torá, al menos un cementerio judío y una imprenta hebrea. Asimismo, existe documentación histórica de dos juderías, la vieja, localizada entre la cuesta de San Cipriano y la Plaza Santa Lucía hasta la encrucijada que forman las calles Puerta Nueva, y la Cuesta del Caño en el actual barrio de La Horta, siendo la calle Zapatería la principal; y la judería nueva que va desde la calle San Bartolomé, cruzando Riego y Feria hasta la cuesta de Santa Ana y la zona de la Puerta de San Torcuato con la antigua calle Larga, hoy Sancho IV, como centro, en el barrio de La Lana.”

Articulo completo en este enlace:  “Laopiniondezamora”

 

3 comentarios to “La Zamora judia”

  1. En la España bajo-medieval los judíos eran patrimonio real, es decir, estaban bajo la protección directa del rey, quien los consideró siempre como valiosísimos colaboradores en multitud de materias económicas, culturales y espirituales. Pero tras la guerra de los Trastámara en el siglo XIV las envidias y los prejuicios dieron lugar a sucesos horrendos contra la pacífica y honesta comunidad hebrea. Cuando se expulsó a los moriscos en 1614 se perdió gran cantidad de mano de obra rural especializada, pero pronto la población cristiana fue capaz de aprender a la perfección y en poco tiempo el cultivo de las huertas, la construcción de regadíos, la confección de la seda… A cambio se eliminó un enemigo interno que perpetraba con frecuencia rebeliones sangrientas y en cualquier momento hubiera apoyado una invasión turca de mayor magnitud que las constantes incursiones piratas dirigidas desde Estambul y Argel contra el litoral oriental español. Pero, por el contrario, jamás hubo en los reinos hispanos comerciantes ni profesionales de la talla de los judíos. Su injusta expulsión en 1492 supuso una tragedia inmensa para los sefardíes, tan pertenecientes al suelo español como los cristianos más viejos. Pero además truncó irreversiblemente el progreso económico y social en nuestro país en los siglos venideros. Sin lugar a dudas España hubiera sido infinitamente más próspera de no haber eliminado de forma tan equivocada y cruel a una parte de sí misma: los judíos sefarditas.

    Me gusta

  2. Para mí supone una gran emoción encontrar en las ciudades más históricas vestigios de la presencia judía en España. Conocía bien Toledo, Tudela y Segovia, así que ahora tengo una deuda con Zamora; muchas gracias por la información. Además me enorgullece profundamente la labor que muchos diplomáticos españoles como Ángel Sanz Briz llevaron a cabo para rescatar de la pesadilla homicida nazi a miles de hebreos en toda Europa. Los cristianos bien nacidos no sólo no albergamos sentimientos hostiles hacia los judíos, sino que los consideramos nuestros hermanos mayores en sabiduría, cultura y fe. Un saludo afectuoso para la comunidad sefardita internacional y para todos los israelitas en general.

    Me gusta

  3. Gracias por tu comentario Juan

    Me gusta

Responder a Tersites Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: