Assad vive en un mundo imaginario

por edwin2295

Un cuadro surrealista, una pintura creada por sí mismo a su gusto y antojo, una historia que solamente él mismo puede creer. La negativa de ver a su alrededor y reconocer la realidad.

El Presidente Assad, aprovecha momentos de silencio en las noticias para filtrar a la opinión pública su convicción de que todo está más que bien y que encima merece un galardón, cuando dice “Merezco el Premio Nobel de la Paz”. Su principal argumento es haber ordenado detener la producción de armas químicas en 1997. Dice haber tomado esa decisión ante la realidad que representan sus misiles que promociona como de gran alcance y suficientes para destruir todos los aeropuertos israelíes. Deja en claro sus intenciones para con Israel aunque hasta ahora nunca ha tomado armas en el asunto en forma cierta. Declara que Hamás es parte de los Hermanos Musulmanes a quienes define como traidores. Está a la espera de ser convencido para participar en la Convención de Ginebra, seguro de que alguien tratará de hacerlo. Assad, sólo puede mantenerse en el poder por la fuerza y lo está logrando gracias a la pasividad y los pasos en falso de Barack Obama así como la displicencia de la comunidad internacional. Que la oposición esté infiltrada por grupos extremistas y terroristas de todo calibre lo hacen aparecer como “más bueno” o por lo menos el menos peor de las partes. Juega con ello en sus apariciones públicas.

Obama se desentiende de Siria y pone los ojos en Irán
Luego de sus fallidas amenazas, sus idas y vueltas más la falta de apoyo del pueblo estadounidense, Barack Obama se siente aliviado de que un tema nuevo tape el que ya lo tenía contra las cuerdas. Aunque la negativa que recibió del Congreso y las encuestas negativas sobre un ataque a Siria hayan sido generadas más por política interna y presiones electorales, ha quedado muy mal parado por la situación. Ha perdido el respeto que impone quien sabe lo que hace, quien da pasos en firme previamente analizados en forma seria, serena y convincente. De repente se le abre una puerta en Irán cuando el presidente Rohani, catalogado como un gran negociador le envió mensajes de todo tipo y declaraciones a la prensa indicando la decisión de cambiar la relación con los Estados Unidos y con Occidente, claro que exceptuando a Israel. En caso de que alguien lo pueda creer, vayan sabiendo que todo es una estrategia. Su perfil mucho más moderado que el de su antecesor no es totalmente auténtico a la hora de hacer concesiones conciliadoras. Las sanciones económicas están haciendo estragos en la economía iraní y ese es el verdadero motivo del cambio de actitud. La población está cada vez más disconforme. Cuando cambio el gobierno abrigaba alguna esperanza de cambio, pero no tardarán en volver a manifestar su malestar. Obama compró la propuesta y manifestó su disposición a conversar, aun incluso, permitiendo que Irán mantenga sus instalaciones nucleares. Lo que es suficiente para los Estados Unidos no es suficiente para Israel. ���

El gobierno israelí no está de acuerdo con Obama
Netanyahu y los israelíes no confían en Rohani y mucho menos en los Ayatolah que gobiernan sobre su cabeza. Es más que lógico que quienes son los principales amenazados en caso de que ese país obtenga armas nucleares no le crean ni una palabra a quienes han amenazado con hacerlos desaparecer del mapa.
Pueden cambiar las caras, la imagen, la estrategia, la política, pero los sentimientos anti israelíes están allí, latentes, vivos y dispuestos a matar sin piedad a cualquiera que viva en tierra santa y a destruir todo lo que hay sobre el terreno. Saben que no es fácil y mucho más difícil si Estados Unidos está activamente del lado israelí dispuesto a participar en forma conjunta. Por ello tratan de molestar, de romper parte de la alianza y la sociedad que Obama estaba tejiendo con Netanyahu. El presidente israelí no va a firmar ningún acuerdo con Irán. Está preparado para defenderse y también para atacar en forma intensa para limitar o disminuir la posibilidad nuclear tan cercana en el tiempo. Sabe que Obama no está en condiciones de darle mucha ayuda, ni aún si quiere hacerlo. Luego de la calma vendrá la tempestad. Vivimos días de negociaciones aunque en ellas no participan los verdaderos involucrados, los verdaderos amenazados. Pero el mundo sigue girando y cualquier cambio de personajes en el teatro del concierto mundial volverá todo al mismo punto en el que un país como Irán quiere destruir a un país miembro de las Naciones Unidas ante su pasividad absoluta. El tiempo corre en contra .Habría que dar una oportunidad al diálogo si quienes participan fueran sinceros y estuvieran interesados en lograr un objetivo común. En este caso el diálogo es una parodia y esta destinado a ganar tiempo, a engañar, a mostrar al lobo con piel de cordero.
El tiempo diluye la sensación de peligro y todo se relaja
Hay pocas noticias sobre Siria en los medios, poca información sobre las muertes que siguen ocurriendo. Hay pocas noticias sobre Egipto donde el ejército parece tomar por completo el dominio de la situación. Hay pocas noticias sobre Hamás que espera su turno y su oportunidad. De Nasrallah sólo nos acordamos porque se ha encontrado un vehículo cargado de explosivos en una de las ciudades dominadas por Hezbollah. Nadie habla demasiado de las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos. Esa era una de las condiciones para sentarse a negociar impuesta por el Secretario de Estado John Kerry que al parecer se está cumpliendo en gran porcentaje.
Así, con este panorama, todo parece estar en orden, todo parece tranquilo. Sin embargo nada se ha resuelto y por ello todo volverá a su punto anterior más temprano que tarde. Los gobiernos están relajados, pensando más en sus problemas internos. Los ciudadanos han dejado el tema como algo prioritario. Vuelven las telenovelas, los partidos de fútbol, los reality show, las cosas intrascendentes. La gente no quiere pensar en cosas malas que afectan su vida cotidiana. Una actitud altamente peligrosa y en cierto modo irresponsable. Cuando las noticias vuelvan a la primera página de los medios, volverán las preocupaciones y la tensión será otra vez el tema cotidiano con el cual nos fuimos acostumbrando a vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: