Ucrania llama a las reservas contra Rusia. Putin rechaza el llamado de Obama con consecuencias en Oriente Medio

por edwin2295

Vehículos militares rusos en la ciudad de Crimea de Balaclava

Le tomó al presidente de EE.UU., Barack Obama 90 minutos de intenso diálogo con el presidente de Rusia comprender que Vladimir Putin se ha decidido inquebrantable en el plan que se ha fijado para Ucrania y no tiene intención de retirar las tropas rusas que ha posicionado en la península de Crimea.

De hecho, detrás de la verborrea diplomática, Putin fue claramente a la ofensiva. Él dio a entender que a menos que los EE.UU. y Europa libren a Kiev de las “bandas fascistas”, que habían hecho con el poder, Moscú moverá fuerzas militares a partes adicionales de Ucrania para defender sus intereses y “proteger a los ciudadanos y compatriotas rusos que viven allí” siempre y cuando el régimen interino se mantenga en Kiev.

Ni un tiro se ha disparado hasta el momento en la toma militar rusa de Crimea. Esto podría cambiar muy rápidamente y degenerar en un choque frontal entre elementos rusos y anti-rusos en suelo ucraniano.

Putin no se sorprendió por la acusación de Obama de estar “claramente violando la soberanía de Ucrania y su integridad territorial”. Tampoco fue disuadido por la amenaza del presidente de EE.UU. de “aislamiento político y diplomático internacional” – o incluso de un boicot occidental de la cumbre del G8 de verano en Sochi.

Después de todo, él se quedó solo en la apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno – sin que asistiera ni un solo líder occidental. Después de esa experiencia, no tiene miedo de estar solo en Ucrania, a pesar de los esfuerzos de EE.UU. y de la UE por obligarlo a abandonar lo que él ve como una amenaza estratégica inminente a las puertas de Rusia.

Así que Occidente sería más productivo apoyándose con fuerza en el grupo de manifestantes surtidos que tomaron el poder en Kiev y consiguiendo que den un paso a un lado, o bien buscando un entendimiento con Moscú. Las poíticas arriesgadas no les llevarán a ninguna parte.
La base de un entendimiento ya existe. Fue firmada y sellada el 21 de febrero, el día antes del golpe pro-occidental en Kiev, en un acuerdo con Viktor Yanukovich, negociado por los ministros alemanes, franceses y polacos extranjeros, para un gobierno de unidad, unas elecciones anticipadas y una nueva constitución para frenar la autoridad del presidente.

Ese acuerdo fue respaldado por Moscú, así como por Washington. Sin embargo, conforme pasa el tiempo y la escalada continúa, ese trato se desvanecerá, junto con las posibilidades de una resolución no violenta del conflicto Ucrania.

Por lo tanto, la táctica de Estados Unidos y la UE de calentar a Moscú no es sólo un ejercicio de futilidad, sino que está demostrando ser un importante error estratégico derivado de la debilidad, que ahora amenaza con promover la violencia real y el derramamiento de sangre.

El Jefe del consejo de seguridad del gobierno interino anunció este domingo 2 de marzo una movilización general de 1 millón de reservistas en Ucrania después de colocar el ejército en pie de guerra. Este paso era prácticamente inútil en la práctica al tiempo que proporciona a Putin un nuevo impulso para continuar su expansión militar. Él sabe que el gobierno de Kiev está roto, así que ¿cómo puede alimentar, equipar, armar y prestar servicios de transporte a cientos de miles de soldados? Y ¿alguien sabe cuántos son leales al nuevo régimen?

Tardíamente, el gobierno interino hizo un llamamiento a Occidente en busca de ayuda

Esta confrontación groseramente desigual se lleva a cabo bajo la mirada crítica a 2000 kilometros de distancia en el Mediterráneo oriental y a 3.500 km, en el Golfo Pérsico de los líderes de Israel, Arabia Saudita, Egipto, Irán, Siria y Hezbolá en el Líbano.

Se puede decir que comparten cuatro conclusiones importantes:

1. El presidente Obama fue visto echándose atrás en el compromiso de los aliados de Estados Unidos por segunda vez en ocho meses. Recuerdan su vuelta de 180 grados en agosto pasado en la intervención militar de EE.UU. para retirar al presidente sirio Bashar Assad por el uso de armas químicas. También consideran que Washington ha renunciando a impedir la utilización por parte de Rusia de la fuerza militar y por lo tanto un socio poco fiable para salvaguardar su seguridad nacional.

2. Los gobiernos de Medio Oriente que optaron por ir con Vladimir Putin – Damasco, Teherán, Hezbolá y, hasta un punto inicial, Egipto, están terminando en el lado fuerte de la ecuación regional. 

El campamento pro-estadounidense sigue cayendo hacia atrás.

3. La debilidad americana en el frente global ha fortalecido el bloque sirio-iraní y sus lazos con Hezbolá.

4. El fuerte apoyo de Putin detrás de Irán es un obstáculo insuperable para un acuerdo global negociado y aceptable con Irán – al igual que la licitación internacional para una solución política del conflicto sirio se hundió el mes pasado.

Con la crisis de Ucrania haciéndose cada vez más grande, la programada reunión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que se reunirá este lunes con el presidente Obama en la Casa Blanca es poco probable que sea más que solo un intercambio de cortesías.

Fuente: Debkafile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: