Los cachorros de los ‘progres’ de los 70 dominan España

por Triana
María Rosenfeldt, Miranda Makaroff, Marina San José, Candela Serrat...

María Rosenfeldt, Miranda Makaroff, Marina San José, Candela Serrat y las hermanas Cuesta. G3

JESÚS DEL RÍO- Periódico El Mundo

Actualizado: 04/04/2014 04:52 horas

Nacieron en hogares combativos, repletos de ideales políticos y lucha social, han mamado de la teta del inconformismo y saben lo que cuesta salir a delante, pero ellos prefieren llevar ropa de marca, hacerse fotos en fiestas y disfrutar de la frivolidad que permite un buen apellido. Son los hijos de los «progres» de los 70 y son el futuro de España.

Poco podían imaginar Ana Belén cuando, a principios de la década, decidió tomar posición por la izquierda progresista desafiando al franquismo y recorrer España cantándole a la libertad y a la revolución, que sus propios hijos, sus sobrinos y las vástagos de sus compañeros de lucha acabarían representando a la burguesía más absoluta. Jóvenes que, lejos de inspirarse en la valentía que tuvieron sus padres al desafiar a los partidarios de la dictadura, deciden aprovecharse de un apellido repleto de fama y popularidad, para vender su imagen y promocionar su carrera -en caso de que tener alguna-.

 

Marina San José, hija de Ana Belén y Víctor Manuel

Sin embargo, no todos los hijos de los progres están tan comprometidos con las injusticias como Miranda. Marina San José (30), hija de los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel, se mantuvo en la sombra durante mucho tiempo hasta que decidió debutar como actriz -las ventajas de tener unos padres que utilizan nombres artísticos es que puedes pasar mucho más desapercibida-. «Mis padres fueron de un partido político en un determinado momento histórico y estaba justificado. Hoy día, en lo que a mí respecta, no siento la necesidad de manifestarme políticamente. Yo creo que no estoy para eso. Para eso están los políticos y deberían hacer su trabajo. Yo, obviamente, no soy de derechas, pero tampoco tengo que decir a qué partido voto. No me parece que deba hacerlo», ha declarado San José, quien considera que tener unos padres famosos abre puertas al principio, pero que luego puede ser un arma de doble filo.

Candela Serrat, hija de Joan Manuel Serrat

En la misma estela se sitúa Candela Serrat (28), actriz e hija del cantante Joan Manuel Serrat. «Tengo muy presente que prácticamente todo lo que me ofrecen es por ser hija de. Sé cómo se mueve esto, no me creo lo más y que me adoran porque sí. Pero también sé que después se me puede valorar por mí misma y que hay que aprovechar. La vida es eso: aprovecharse unos de otros», comenta la actriz. «Mi padre me dice: ‘Cariño, recuerda, sé discreta'». Ojalá algunos otros padres les dijeran lo mismo a sus hijos. Por ejemplo, Julio Cuesta, hermano y mánager de Ana Belén y padre de Helena y Lucía Cuesta, unas gemelas de largas melenas rubias que también se han subido al carro de las ‘it-girls’, por mucho que ellas nieguen serlo: «Es guay que te digan que lo eres cuando no lo buscas, pero es que ahora hay un montón de chicas en Madrid obsesionadas con serlo. Poner toda nuestra energía en algo así nos aburre totalmente».

Gemelas Cuesta, sobrinas de Ana Belén

Las gemelas Cuesta saltaron a la fama gracias al mítico anuncio de Loewe en el que se veía a un nutrido grupo de jóvenes paseando con bolsos de 1000 euros en la cabeza y repitiendo frases tan emblemáticas como «me encanta el oro». Junto a ellas, María Rosenfeldt, Martiño Rivas, hijo del escritor Manuel Rivas, o María Forqué, hija de la actriz Verónica Forqué, retrataban a una juventud absolutamente despreocupada, ajena a todos los problemas sociales. «A nosotros también nos preocupan muchas cosas, pero es que la campaña no iba de eso. Además, ¿es la crisis incompatible con un poco de diversión y de broma? La gente que sale en el vídeo estudia y trabaja, hace cosas. Y creo que en ningún momento se presume de que seamos modernos o ricos ni nada de eso. De hecho, yo no he tenido nunca dinero para comprarme un Loewe», declaraba muy molesta María Rosenfeldt, vivo ejemplo de una generación que ha dejado en ridículo a la izquierda caviar. Y es que ellos ni siquiera son de izquierdas, solo les interesa el caviar.

María Rosenfeldt, hija de Ouka Leele

A los hijos de los «progres» les queda muy lejos aquello de «libertad sin ira». Ellos son más de gastarse miles de euros en unos zapatos de Prada, mientras se quejan de la maldad de la gente, que juzga sin conocer, y lamentan lo difícil que lo han tenido en la vida. «Realmente, todos somos hijos de alguien y tenemos una educación diferente. Los padres y madres son los referentes de un hijo y yo le debo toda mi educación a mi madre. Hay mucha gente que piensa que si haces algo es por enchufe y que realmente sólo te dedicas a vivir del cuento. Cada uno es libre de pensar y sentir rabia. Pero lo más molesto del tema es que hay mucha gente que te juzga sin conocerte». La que habla es María Rosenfeldt (23), diseñadora, DJ, habitual de cualquier fiesta madrileña, personaje nocturno y, claro, hija de la fotógrafa Ouka Leele. Junto a su madre ha vivido rodeada de artistas, de exposiciones, de personalidades influyentes y de un lujo al que la mayoría no puede acceder. Pero eso no es problema suyo, es que la gente tiene muy mala leche.

Ahora María forma parte de Heridadegato, una marca de ropa que ha creado junto a su novio Jacobo, y que ya desfiló en El Ego -la sección para jóvenes diseñadores de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid- hace dos temporadas. Para la ocasión, presentaron una colección inspirada en los gitanos húngaros, con miles de prendas superpuestas y estilismos más propios de un contenedor de ropa amiga que de una pasarela. «La prenda estrella de Heridadegato sería un abrigo, precioso, lleno de cortes y de detalles increíbles, pero que parece que lo has sacado de una basura», declaró el novio de María. Pero no contentos con el primer despropósito, volvieron a desfilar en la temporada siguiente. ¿Casualidad? ¿Méritos propios? Puede ser, pero, ¿quién atrae más la atención de los medios, una diseñador anónimo recién salido de su ciudad natal o la hija de una de las fotógrafas más famosas del país?

María ha paseado de la mano de su madre por todo el mundo, ha salido en sus fotografías y, pese a una gran timidez, ha concedido entrevistas desde que era una niña. Ahora, claro, está recogiendo los frutos.

Miranda Makaroff, hija de Lydia Delgado

Pero, desde luego, no es la única. Tenemos por delante toda una generación que vive ajena a la crisis, que desconoce la cultura del esfuerzo y se dedica a posar con la mejor de sus sonrisas a cambio de un caché suculento. Jóvenes mediáticos, ejemplo a seguir por aquellos que han tenido menos suerte, que viven de fiesta en fiesta y dan por normal una situación económica de la que sólo ellos disfrutan. Son diseñadores, ilustradores, fotógrafos y dj’s, han pasado por las mejores escuelas privadas de diseño, tienen blogs de moda, acumulan seguidores en las redes sociales y no tienen ningún pudor en promocionar productos con tal de recibirlos gratis. Y por si «hijos de papá que viven del cuento» quedaba demasiado evidente, se han inventado un término que lo engloba todo: «It-girl».

De esto sabe mucho Miranda Makaroff (29), hija del músico Sergio Makaroff y de la diseñadora Lydia Delgado. «Necesito que cada día sea diferente del anterior. Hacer cosas distintas todos los días. Me gusta que mi cerebro tenga que mentalizarse un día para ser actriz y otro día para pinchar música, ilustrar o diseñar. Funciona como una droga, si tuviera que hacer todos los días lo mismo me moriría del aburrimiento», ha declarado esta «it-girl» que desconoce lo que es madrugar. Miranda se ha convertido en toda una estrella, capaz de salir hasta en una portada de ‘Interviú». ¿Por qué? Pues por su presencia mediática. Ella dice ser actriz -de hecho ha participado en algunas películas como ‘En la ciudad’, de Cesc Gay-, pero si en algo es especialista es en estar ahí. No hay evento, desfile o inauguración que no cuente con la presencia de Miranda. Ahora, ella afirma que nunca se aprovecha de sus apellidos. «Me llamó la atención una vez que quería ver un desfile y me echaron. En cuanto dije que era la hija de Lydia Delgado me sentaron en primera fila. Me parece fatal». Tan mal no debió parecerle cuando más tarde creó su propia línea de ropa, Miranda for Lydia, alojada, como no, en la marca de su madre.

Aún así, Miranda es una idealista, un espíritu libre, una inconformista que tan pronto ejerce de reportera para uno de los principales medios del país como diseña unas zapatillas Reebok. «Me controlo mucho porque, si por mí fuera, iría desnuda por la calle con una gran pamela y unos pendientes, pero claro, no está permitido», ha declarado esta abanderada de la lucha social. «No es que me considere una revolucionaria, ni muchísimo menos, me considero una persona de lo más normal. Considero que la vida no está hecha para sufrir y que, en la medida que podamos, deberíamos ser lo más felices posible. Obviamente es difícil, y hay muchas personas con problemas muy complicados, pero de vez en cuando me pregunto: ‘¿Por qué estamos aquí?’ ‘¿Cuál es nuestro cometido?’ ‘¿Por qué hay tanto dolor en el mundo?’ Y no encuentro respuestas…».

4 comentarios to “Los cachorros de los ‘progres’ de los 70 dominan España”

  1. Creo que si juntamos a todos estos pijisprogresguayshijosdeidem no hacemos un solo cerebro

    Claro es que tampoco sus padres me merezcan mucho respeto, y el que menos el sr Victor Manuel que inicio su carrera artistica con loas al caudillo y se lucio con su frase «soy comunista pero no gilipollas» (obviamente no es ni lo uno ni lo otro) cuando le preguntaron por la mas que aparente contradiccion entre su condicion de millonario y su, presunta, ideologia comunista

    Me gusta

  2. Serrat vino a Israel tambien,Tersi.

    Me gusta

  3. Cierto, creo que con Sabina, algo bueno han de tener

    Me gusta

  4. Son los progres de diseño, que dicen:»Haz lo que yo te diga, pero no lo que yo hago». Viven en masiones, compran los artículos más «snobs» y los más caros, hablan en contra de las buenas costumbres y todo lo que va contra natura «les pone»…..
    »
    Es verdad, dónde está Sabina?? mas le vale que cuide un poquito sólo un poquito su salud, porque la verdad cuando le he visto aparecer está muy, pero que muy demacrado y ojeroso¡¡¡¡ estará enamorado , de qué y de quien?? estoy en un sin vivir…..Toda esta panda son los de «la ceja»,ahh , por cierto corre por internet algo sobre los signos de los «iluminati». Lo que he observado es que en la izquierda/progresita/pancista y no lo he observado lo he vivido, más que una idea política, es hablar mal de dios, hay que ser «agóstico» o «ateo», porque eso como que «pone» y además como la moral es un «cajón de sastre», donde vale todo¡¡¡¡¡ Ahora, sólo falta que aprueben el matrimonio entre «bestias», de un mal llamado humano y un animal….y no tardará¡¡¡¡¡

    No quiero comentar más sobre ésto, porque de verdad que me entra como sueño…..pero de lo aburridos que son

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: