Ucrania prepara a sus tropas para responder a ‘un acto de agresión de Rusia’

por edwin2295

Kiev ha perdido el control sobre el este del país. Comisarías, ayuntamientos, oficinas de los servicios secretos y hasta cruces de carreteras siguieron cayendo en manos de separatistas prorrusos.

En muchos casos iban vestidos con uniformes militares y armamento de soldado profesional: igual que en la invasión encubierta que Moscú llevó a cabo en Crimea. Para el Gobierno ucraniano se trata de “un acto de agresión de Rusia” y sus responsables de Interior y de Defensa preparaban anoche “un operativo de respuesta”.

“¡No me vengáis con negociaciones, que dimita el jefe de la policía o tomamos el edificio ahora mismo!”. Este aullido de un veterano encapuchado desató una ovación general entre los centenares de manifestantes prorrusos que ayer sitiaron la jefatura de la policía en la región de Donetsk, en el este de Ucrania. Minutos después, un funcionario anunciaba la dimisión del principal mando policial, Kostantin Pozhidayev, considerado un colaboracionista con Kiev por seguir las órdenes del Ministerio del Interior.



‘Esa es nuestra única patria!’

Sobre el edificio ondeaban las banderas de la autoproclamada “República Popular de Donetsk” y de las “milicias populares de Donbass. “¡Esa es nuestra única patria!”, explicaba a EL MUNDO.es Olga, una joven ama de casa que jaleaba a las decenas de activistas, algunos de ellos pertrechados con varas o bates de béisbol, que custodiaban la entrada de la sede del departamento del Interior. En la puerta instalaron un poste fronterizo ruso que marcaba simbólicamente el territorio.

Los agentes que se encontraban en las dependencias no sólo no ofrecieron resistencia a la toma del edificio, sino que incluso se pasaron a las filas de los manifestantes, que aplaudieron y les regalaron cintas de San Jorge, una enseña habitual en el ejército ruso.

“No vamos a dispersar a civiles porque no queremos que nos traten como en el Maidán”, repetía un agente ante los medios. Los policías en Donetsk no obedecen a las órdenes de Kiev porque no tienen claro que representen al poder legítimo. De hecho el disuelto cuerpo de élite Berkut se deja ver estos días en Donetsk y es aclamado por la población local.

Ucrania todavía no ha perdido su parte oriental a manos de Rusia. Pero en estos territorios rusoparlantes ha crecido en cuestión de horas un nuevo país donde manda quien lleva el fusil más grande.

El Gobierno de Kiev parece atado de pies y manos, mientras la agitación prorrusa se filtra hacia el interior de las regiones. El grupo de operaciones especiales Alfa, perteneciente al Servicio de Seguridad de Ucrania, se ha negado a asaltar los edificios oficiales ocupados en Donetsk y Lugansk.

Activistas prorrusos armados y vestidos con uniformes de camuflaje tomaron el sábado por la mañana una comisaría de policía en Slaviansk, a 120 kilómetros de Donetsk, y después tomaron otras instalaciones en Krasny Liman y Kramatorsk.

En algunos casos se oyeron disparos. Y tras las sucesivas tomas de edificios, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, convocó una reunión de emergencia del Consejo Nacional de Seguridad. Pero para entonces grupos de rebeldes ya habían instalado controles de carretera entre las ciudades del este.

En muchos casos contaron con la ayuda de la población local: los policías de Donetsk no pudieron acudir en ayuda de sus compañeros de Slaviansk porque una barrera humana de vecinos impidió salir a los vehículos de los cuarteles.



Asaltos profesionales

Cerca de la comisaría tomada en la localidad vecina a Donetsk algunas mujeres llenaban sacos de arena para controlar los accesos. Pero más allá de estas muestras de apoyo ciudadanos, muchos asaltos han destacado por su corte profesional, que difícilmente podrían llevar a cabo un grupo de camorristas descontentos con el Gobierno.

“Rusia está invadiendo Ucrania, son los ‘hombres verdes armados’ los que están actuando en Donetsk” decía anoche el analista Taras Kuzio en referencia a los soldados rusos sin enseña que tomaron la península de Crimea el mes pasado.

Controlan el Ministerio del Interior de Donetsk

La sede del departamento del Interior es el segundo edificio gubernamental de Donetsk, capital de la región del mismo nombre, que cae en poder de los activistas prorrusos, después de que el domingo pasado tomaran la sede del Gobierno regional, que mantienen ocupado y protegido por alambradas y barricadas.

Mientras esta capital industrial se revolvía contra los intentos de Kiev de controlar la revuelta, por sus calles discurría una marcha donde los manifestantes entregaron octavillas en las que se declaraba la República Popular de Donetsk, en línea con los sentimientos independentistas que han aflorado en el Este del país.

Las protestas, que en algunos casos piden la federalización del país y en otros directamente la anexión a Rusia, siguen sacudiendo varias regiones del este de Ucrania mientras las nuevas autoridades amenazan desde Kiev con graves penas para detener lo que consideran maniobras en favor del separatismo. Las concesiones del primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que se mostró dispuesto a permitir que las regiones elijan a sus gobernadores parecen haber caído en saco roto.

Fuente: El Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: