SI NO LOGRAMOS SOLUCIONES PACIFICAS, LOS SAHARAUIS VOLVEREMOS A LAS ARMAS

por Triana
  • El Fishara arranca con ausencia de las estrellas españolas y un marcado carácter político

El activista saharaui Sidi Mohamed Daddach, en una jaima del...

El activista saharaui Sidi Mohamed Daddach, en una jaima del campamento de refugiados de Dajla A. DEL BARRIO

ANA DEL BARRIOEnviada especial Campamentos de refugiados de Dajla

Actualizado: 01/05/2014 11:09 horas

Tan sólo los actores Sergi López y Ana Wagener han salvado la honra del cine español y se han acercado al festival saharaui, con un tinte más político en esta edición y dedicado a la figura de Nelson Mandela.

Así, la estrella de este año no es Hiba Abouk ni Natalia Verbeke sinoSidi Mohamed Daddach, el conocido como el ‘Mandela’ saharaui por haber pasado 24 años en la cárcel como preso político. Durante 14 años, este saharaui arrastró una condena a muerte. Cada día que se levantaba, Daddah pensaba que sería ejecutado, que ésa sería su última mañana. Durante ese largo periodo sobrevivió a la tortura y a la represión de sus carceleros marroquíes. Al final, la pena de muerte le fue conmutada por la cadena perpetua y en 2001, fue amnistiado por Mohamed VI.

La juventud empuja cada día e insiste en retomar la lucha armada’

Le privaron de la libertad, pero hay una cosa que no le pudieron arrebatar: la esperanza. Sin embargo, la esperanza de que el pueblo saharaui pueda vivir unido se va difuminando poco a poco tras 38 años de resistencia pacífica y la paciencia para lograr el derecho de autodeterminación se va borrando, año tras año, de la faz de los jóvenes saharauis.

“La juventud empuja cada día e insiste en retomar la lucha armada. Es una petición que no hace sólo la juventud, sino también la diáspora, los que están en el exilio. Los saharauis saben que si no logramos soluciones, la vía pacífica debe tener un fin. Si vemos que no podemos tocar nada de manera tangible, volveremos a las armas“, asegura Daddach con determinación, desde una jaima instalada para el Fishara.

Grafiti en el campamento de refugiados de Dajla

Grafiti en el campamento de refugiados de Dajla. ANA DEL BARRIO

La vuelta a la lucha armada no se contempla como una hipótesis lejana sino que está muy presente en los debates de la población saharaui, harta del olvido de la comunidad internacional, de que la Minurso (la misión de las Naciones Unidades para el Sáhara Occidental) mire para otro lado y de lo que consideran una ‘traición’ del Gobierno español.

‘En la actualidad, no entendemos la debilidad de la política exterior del Gobierno español’

“España cometió un error histórico y entregó el Sáhara a Marruecos de una forma ilegal. En la actualidad, no entendemos la debilidad de la política exterior del Gobierno español. Cuando vienen españoles a visitarnos a los territorios ocupados, la policía marroquí los agrede y los expulsa y el Gobierno no realiza ni una queja ni un llamamiento de repulsa”, denuncia este activista que recibió el Premio Rafto, el Nobel de los Derechos Humanos, en el año 2002.

Daddach vive junto a su mujer y sus hijos en El Aaiún, la zona del Sáhara occidental controlada por Marruecos. Su madre y sus hermanos residen en los campamentos de refugiados situados en Argelia. Su historia es una más entre la hilera de familias saharauis rotas: los que se quedaron en los territorios que ocupó Marruecos durante la Marcha Verde de 1975, sometidos a una fuerte represión y los que decidieron exiliarse en Tinduf, en unos terrenos cedidos por Argelia, donde habitan en condiciones muy precarias sin agua corriente ni electricidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: