Los estadounidenses se dieron cuenta demasiado tarde de que Israel no es el problema

por edwin2295

Por: Guy Bechor

En los últimos dos años, mientras John Kerry perdía el tiempo en Israel, Siria se convirtió en una guarida jihadista, Irak se vino abajo e ISIS se hizo más fuerte.

Hace sólo dos años, el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, estaba convencido de que había encontrado el Eureka de Arquímedes que, si se aferraba a él, podría resolver todos los problemas de Medio Oriente – Israel.

Esta fue también la percepción del Presidente Barack Obama y su secretario de Defensa, Chuck Hagel: Una solución en Israel permitiría la estabilidad en todo Medio Oriente.

Esta delirante percepción es una continuación del enfoque, desde hace décadas, de que Israel es la raíz de todos los problemas de Medio Oriente, una especie de enfoque casi antisemita. Nuestro conflicto ha sido tan inflado, por parte de políticos y académicos, que a lo largo de los años muchos han caído en la trampa de pensar que nosotros somos realmente el problema.

Ahora ese mismo Kerry está tratando de construir una “coalición” para combatir a ISIS, y ni siquiera se molestó en venir a Israel, porque ¿qué puede hacer Israel? ¿Somos sunitas o chiítas? ¿O tal vez somos parte del conflicto del nacionalismo árabe contra el Islam radical?

De hecho, se dio cuenta muy tarde de que no sólo no somos el Eureka de Arquímedes, con el que los problemas de Medio Oriente pueden ser resueltos, sino que tenemos una conexión muy débil con estos problemas. Recién ahora los estadounidenses se han dado cuenta de que nuestro conflicto está en los márgenes de los márgenes de los reales problemas de la región.

Pero, mientras tanto, han pasado dos años. Mientras Kerry gastó al menos 13 viajes aquí, que demostraron lo equivocados que los estadounidenses estaban en la comprensión de Medio Oriente, Siria se convirtió en una guarida de asesinos jihadistas, Irak se vino abajo e ISIS se hizo más fuerte, junto con el desafío islámico de establecer por la fuerza un califato islámico que aspira llegar a Europa occidental y también a Estados Unidos.

Kerry debería haber dedicado ese tiempo a los problemas reales, no a los problemas imaginarios, y todos en Medio Oriente pusieron atención a esta pérdida de tiempo y sacaron sus propias conclusiones.

No es de extrañar que la coalición que los estadounidenses están ahora reclutando, está acordando tomar forma sólo a través de palabras. La incapacidad de Washington para entender el Medio Oriente sigue desanimando porque, para los factores locales, la incomprensión significa un peligro existencial. La incomprensión del régimen de Obama está manteniendo lejos de esta coalición a cada socio potencial, ya que tienen miedo de que también serán traicionados y abandonados por los estadounidenses, como de costumbre.

Las partes musulmanas de Medio Oriente quieren que Estados Unidos combata contra ISIS, y EE.UU. quiere que los grupos musulmanes locales combatan contra esta organización. Por todo esto, una coalición real es imposible y se mantiene en el nivel de la retórica.

Lo que es irritante, mientras tanto, es que ISIS no ha perdido el tiempo y ahora está construyendo una coalición basada en acuerdos de armisticio pasivo, mientras que la coalición de Obama y Kerry se supone que debe estar basada en la guerra activa, a la que a nadie le interesa, incluyendo a los propios estadounidenses.

La coalición de ISIS ya incluye a Turquía, a través de la cual se están reuniendo equipos militares y miles de combatientes para la organización (ISIS ya cuenta con 31.000 combatientes, y todos llegaron a través de Turquía), e incluso compra petróleo barato de ISIS, que está fluyendo al país a través de tuberías en Irak y Siria. No tiene sentido establecer una coalición global contra ISIS, mientras Turquía apoye a esta organización y asegure su prosperidad.

La coalición incluye a algunos de los rebeldes moderados en Siria, e incluso el presidente sirio Bashar Assad es un socio silencioso de ISIS, con un acuerdo de no luchar uno contra el otro.

Es vergonzoso que EE.UU. haya perdido tanto tiempo y esfuerzo en cosas marginales de importancia secundaria, en lugar de hacer frente inmediatamente a los principales y claves problemas. Ahora ya es demasiado tarde.

Fuente: Ynetnews

2 comentarios to “Los estadounidenses se dieron cuenta demasiado tarde de que Israel no es el problema”

  1. El problema de el que gobierna,es donde está puesto su corazón.Obama,siente demasiadas simpatía por los musulmanes.Esto no sería el problema,si su función no fuera la de dirigir la nacion mas poderosa.La lealtades,nos producen conflictos,que afectará el buen juicio.Llamar a la tolerancia,mientras masacran,sin respeto,al que no piensa o profesa otra fe,no tiene sentido.Israel, será para los musulmanes,motivo de odio religioso siempre.Estamos ante el desarrollo de la última cruzada religiosa.Israel,siguira despertando ira,y mientras se busque a Israel;como chivo expiatorio,el mundo continuará ardiendo.Isis cuenta con el apoyo musulmán,porque en su interior,cada nacion musulmana,se alegra de qué ellos peleen por su fe.EU,necesita un presidente,que se identifiqué con su pueblo, antes de que sea tarde.

    Me gusta

  2. Reblogueó esto en Generacion Judiay comentado:
    Por: Guy Bechor. En los últimos dos años, mientras John Kerry perdía el tiempo en Israel, Siria se convirtió en una guarida jihadista, Irak se vino abajo e ISIS se hizo más fuerte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: