Teherán 90210: Los niños ricos de Irán viven fuera del alcance de la Guardia Revolucionaria

por edwin2295

por: Daniel Batini

Los coches deportivos, piscinas y fiestas empapadas en alcohol de los jóvenes y ricos de Irán están a un mundo de distancia de lo que se esperaba de la República Islámica.

A primera vista, se parecen a los llamativos niños ricos de cualquier país occidental – pasando el rato en la piscina con vasos de whisky en la mano, bailando cerca uno del otro con mínima ropa, y conduciendo autos de lujo con el sonido de música estridente.

Pero estos niños ricos no viven en Beverly Hills o un prestigioso barrio de Londres, ni en Herzliya Pituach. Viven, hacen fiestas y llenan los sitios web de los medios de comunicación sociales con fotografías de riqueza ostentosa, más una buena dosis de partes del cuerpo expuestas en bikinis diminutas, en el Irán fundamentalista – y lo hacen sin miedo a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria del país ni a la así llamada policía del pensamiento de los ayatollahs.
rich1
[Automóviles deportivos y ropa de marca (Foto: Instagram)]

Este es el Irán que no se conoce, el Irán que se oculta bajo el manto de riguroso pudor y detrás de un régimen radical que persigue fanáticamente a homosexuales, castiga severamente a cualquiera que incumpla los límites del pudor, alienta los llamados de “Muerte a Israel” y “Muerte a Estados Unidos”, y echa un manto de oscuridad religiosa mientras obsesivamente persigue, aparentemente al menos, un único objetivo – la construcción de una superpotencia nuclear.

Los hijos de la élite iraní (Foto: Instagram)

rich2

 

Conducción segura

Al mismo tiempo que el mundo entero estaba informando la explosión en una instalación nuclear iraní, y el líder supremo del país, el Ayatollah Ali Khamenei, brindaba su habitual perorata contra Israel y Estados Unidos durante el fin de semana, los niños ricos de Teherán estaban aprovechando el soleado clima para frotarse unos con otros en diminutos trajes de baño en la piscina y celebrar fiestas privadas en los penthouses de los bloques de apartamentos de clase alta de la ciudad y los patios de las villas de lujo de la capital.

El whisky y el vodka fluían como agua, en violación absoluta de las leyes islámicas vigentes en el país – y una violación por la cual otros pueden recibir pesadas penas de prisión, en el mejor de los casos, si son atrapados en el acto.

rich3
[Licor de grandes marcas en el país estrictamente seco (Foto: Instagram)]

En los últimos meses, las fotografías que documentan la vida de lujo de Teherán han estado apareciendo en los sitios web de medios de comunicación sociales, y en Instagram en particular. Una cuenta de Facebook, Niños Ricos de Teherán, en realidad imita grupos de Facebook con nombres similares de Nueva York y Beverly Hills.

“Hicimos esta página para demostrar que Irán no siempre es malo. Es realmente bueno”, escribió uno de los jóvenes iraníes quien publicó fotografías de las fiestas en Facebook. “Pero algunos (de los navegantes de Internet) están echados a perder y son ordinarios. Escriben cosas malas y mucha gente copia nuestra página. Pero no es importante… Pueden digerirlo”.

rich4
[Un estilo de vida completamente diferente (Foto: Instagram)]

Una cuenta de Instagram, lanzada hace un mes con el mismo nombre, también documenta la vida de lujo y el estilo de vida de los hijos e hijas de la élite adinerada de Teherán. “Hay gente que tiene dinero y hay gente rica. Estamos hablando de un estilo de vida completamente diferente”, decía uno de los correos.

Esta frase, más que cualquier otra cosa, parece representar la exagerada ostentación de las fotografías. Y no pasó mucho tiempo antes de que la cuenta acumulara unos 30.000 seguidores, que reciben decenas de fotos de mujeres jóvenes mostrando orgullosamente los resultados de su reciente cirugía de nariz, y hombres jóvenes fanfarroneando en sus brillantes Porsches y Lamborghinis en los suburbios ricos de Elahiyeh y Fereshteh. La mayoría de los hombres y las mujeres jóvenes son hijos de la elite empresarial y militar de Irán, y las fotos que publican están a años luz de distancia de la imagen que el país tiene en los medios de comunicación mundiales y los ojos de la mayoría del público de occidente.

Hace unos días un periodista estadounidense de origen iraní escribió un artículo acerca del fenómeno para la página web de Al-Monitor, y confirmó que todas las fotografías fueron tomadas efectivamente en Irán, y en Teherán en particular. Y en base a estas fotos, Irán parece haberse convertido en uno de los mayores mercados de alta gama del lujo y coches deportivos de Europa y Estados Unidos – y que el mercado está en auge a pesar de las sanciones internacionales.

rich5
[Fiestas y penthouses (Foto: Instagram)]

Según The Times, cuando el fabricante de automóviles deportivos Porsche salió con su clásico modelo 911, hace dos años, dos compañías iraníes con vínculos con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria se apresuraron a pedir 1.400 de los autos para vender en el sediento mercado de los ricos de Irán. Porsche rechazó el pedido, ya que sólo había fabricado 1.911 del modelo. No obstante, según el semanario The Economist, Porsche “vendió más autos en Teherán, en 2011, que en cualquier otra ciudad de Medio Oriente”.

Igual que sus pares en occidente, estos jóvenes iraníes no tienen remordimientos por su enorme riqueza en forma de Maserati, Ferrari, relojes Rolex, whiskies caros, cirugías plásticas y lo que parece ser una gran celebración de la cultura occidental en su forma extrema.

Las conexiones adecuadas

Junto con los gustos y numerosos elogios, estos iraníes en los veintitantos también reciben una buena cantidad de críticas, y no necesariamente de los conservadores – que ven el fenómeno como una abominación y estarían encantados de enterrar estas cuentas de medios de comunicación sociales y a sus creadores en un profundo y oscuro pozo -, sino también de los ciudadanos iraníes comunes que se oponen al estilo de vida ostentoso y el mal gusto. En los últimos dos años, más o menos, la mayoría de los residentes de la República Islámica han estado luchando para sobrevivir en el duro régimen de sanciones económicas impuestas sobre Irán por la comunidad internacional por negarse a renunciar a su programa nuclear.

Al principio, las sanciones estaban dirigidas sólo contra los líderes del régimen; pero desde entonces han sido extensamente ampliadas, y hace mucho que el daño económico es insoportable y afecta a casi todos los sectores de la población. Los únicos que siguen sin ser afectados, o eso parece, son los del uno por ciento más rico – los que llevan las riendas de la industria, las grandes corporaciones empresariales, el ejército y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, y se las arreglan para proporcionar a sus hijos una vida de lujo, mientras el resto del país se desmorona bajo la crisis económica.

Los administradores de cuentas de Instagram son sensibles al tema y conscientes de la tormenta que se desató a raíz de las llamativas fotografías. “Todos los países tiene su ricos y pobres”, escribieron. “Sabemos que puede ser emocionalmente difícil para algunas personas que no tienen la capacidad de vivir el tipo de vida que se documenta en las fotos, pero no tienen que seguirnos”.

Detrás de las paredes de sus casas, informa The Times, los niños ricos iraníes también se entregan al alcohol y las drogas, que obtienen ilegalmente de numerosas fuentes y lejos de la atenta mirada del Gran Hermano – miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria y otros funcionarios del régimen, esos mismos funcionarios que reiteradamente arrestan y humillan a jóvenes iraníes que no se apegan a las normas en cuanto a su apariencia, vestimenta o comportamiento. Hace apenas un mes, seis jóvenes iraníes fueron condenados a seis meses de cárcel y 91 latigazos cada uno por filmarse a sí mismos en los techos de Teherán en un videoclip de la conocida canción de Pharrell Williams, Happy.

¿Las autoridades del régimen ignoran realmente lo que está sucediendo bajo sus propias narices? La respuesta, con toda probabilidad es no. Las imágenes levantan sospechas de que los hijos e hijas de los ricos de Irán son inmunes, también, al largo y opresivo brazo del régimen, que podría hacer temer una confrontación con los magnates del país. Y por lo tanto los niños ricos de Irán pueden estar de fiesta sin castigo.

“Todo el mundo conoce a esa gente”, dijo una mujer joven llamada Sarah, que trabaja en el campo de computadoras en Teherán. “La mayoría tienen padres que no pueden ser tocados. Si se meten en problemas, el problema simplemente desaparece por medio de las conexiones adecuadas. Otros no son tan afortunados”.

 

Fuente: Y net

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: