Turquía: ¡cuidado con el olivo judío!

por edwin2295

Debido al sectarismo del presidente Recep Tayyip Erdogan, Turquía se ha vuelto un lugar bastante inhóspito para las minorías religiosas, sean éstas la judía, la cristiana, la aleví o la yazidí. En los últimos años, radicales turcos han asesinado o tratado de asesinar a sacerdotes. Mientras que el Gobierno ha tratado de suscitar simpatías en la crisis de los refugiados acaecida como consecuencia del auge del Estado Islámico en los vecinos Irak y Siria, el tratamiento que otorga Turquía a los refugiados cambia radicalmente en función de su religión. Por decirlo claramente, cuando Turquía reparte ayuda humanitaria, no hace falta que los yazidíes se molesten en solicitarla. En cuanto a los alevíes –una secta escindida del sunismo de la que forma parte al menos una quinta parte de la población turca–, Erdogan se ha negado a reconocer sus lugares de culto y considera que sus niños deberían ser educados sólo en la doctrina suní. Los judíos se enfrentan a un antisemitismo sin precedentes, hasta el punto de que la comunidad ha empezado a hacer las maletas y marcharse; como hizo la mayor parte de la comunidad judía iraní durante y después de la revolución islámica.

¿Cómo de malo se ha vuelto el antisemitismo en Turquía? Erdogan, por supuesto, no ha simpatizado en absoluto con el movimiento ecologista turco. Las protestas del parque Gezicomenzaron como un intento de salvar una de las pocas zonas verdes del centro de Estambul frente al desarrollo urbanístico promovido por el Gobierno; pero se transformaron en un movimiento opositor más amplio como consecuencia de las duras tácticas de Erdogan. En los meses posteriores, Erdogan ha acelerado la urbanización, lo que ha suscitado la ira de quienes pretenden proteger los espacios verdes del país. Ahora, al parecer, los partidarios del presidente han encontrado una forma nueva y creativa de justificar que se arranquen árboles. En un artículode un diario turco se expone una campaña difamatoria que promueve la idea de que los olivos sonpro judíos y que, por tanto, deberían ser destruidos. Un colega turco ha traducido el párrafo fundamental:

Cuando esté cerca el fin del mundo, estallará una guerra entre musulmanes y judíos, que ganarán los primeros. Los judíos tratarán de huir y de esconderse tras los árboles. Todos esos árboles gritarán: “¡Hay un judío detrás de mí, ven y mátalo!”. Sólo el olivo no los delatará, porque es un árbol judío; por eso Israel promueve que se planten olivos.

Por consiguiente, parece que es bueno talar olivos. Así, no debería haber quejas cuando el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) destruya miles, cuando no cientos de miles, de olivos en la Turquía occidental a fin de despejar el terreno para el desarrollo minero e industrial. Pues la finalidad no es otra que preparar al mundo para el fin de los tiempos y la aniquilación de los judíos.

Claro que sí, presidente Obama. Turquía pertenece a Europa. ¿Qué podría salir mal?

Fuente: Commentary

One Comment to “Turquía: ¡cuidado con el olivo judío!”

  1. Lo primero que se piensa es ¡Menuda estupidez! Lo segundo que estos anormales mahometanos que pretenden imponer el islam a todos los demás y memorizan el Corán, no saben qué significa lo que memorizan. En el Corán se menciona en varias ocasiones a los olivos y en ninguna de ellas se dice que sea “el árbol de los judíos”, en donde se dice es en un hadiz (Sahih Muslim, Libro 041, Nº 6985) y el árbol en cuestión, más bien un arbusto, es el gharqad (lycium).
    https://bajurtov.wordpress.com/2011/05/31/este-es-arbol-judiosegun-el-coran/

    Por los motivos que sean (evidentemente económicos) este demagogo quiere arrancar los olivos y el método mas cómodo para que se acepte una acción impopular y que previsiblemente causará muchos perjuicios económicos es invocar el antisemitismo… y funciona…

    Cómo es dudoso que en Turquía no haya ningún “estudioso del Corán” que no lo sepa, pero nadie ha rechistado ¿Cual es la conclusión? Que los mahometanos son unos dementes, en cuyo esquema mental lo prioritario es el odio y el sectarismo, después, mucho después, los motivos para tenerlo y muchísimo después aún el conocimiento y el sentido común.

    Que sus dirigentes son unos corruptos demagogos a los que nadie se atreve a oponerse, ni siquiera por obedecer a esa misma religión que les manda asesinar a otros y cometer las mayores atrocidades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: