Un « topo » israelí en el Hezbollah ha sido responsable de la securidad de Hassan Nasrallah

por malapeste


Un equipo de rescate israelí examina los restos de un autobús que explotó en Bulgaria en julio de 2012. A continuación, el estado judío acusó a Hezbollah del crimen. Dano Monkotovic / Flash90 / JTA

Pocos días después de la confirmación del rumor de que Hezbolá había descubierto un espía que trabajaba para el servicio secreto israelí, nuevos detalles se añaden a la información ya hecha pública a través de diversos medios de comunicación.

Ahora es seguro que Hezbollah está juzgando actualmente por traición al llamado Chawraba Mohammad, jefe de la unidad 910 responsable de las operaciones externas después de que informase a Israel de cinco operaciones hezbollahies que supuestamente iban a vengar al jefe de guerra Imad Moughniyé, eliminado en 2008. Chawraba y cinco de los miembros del equipo fueron detenidos hace aproximadamente un mes después del fracaso de estas operaciones externas. “Fueron sobre todo las acusaciones contra el Hezb de estar detrás del ataque en Bulgaria en 2012, lo que alertó a las autoridades del partido,” confiaron ayer una fuente terrorista, confirmando al mismo tiempo sin quererlo la responsabilidad del Hezb en el ataque.

De acuerdo con el diario kuwaití Al-Rai, el espía habría estado encargado en un determinado momento de la seguridad personal del líder del partido, Hassan Nasrallah, y habría causado un gran daño a Hezbolá, ocupando enseguida una posición clave dentro de la unidad 910 que dirige las operaciones dirigidas contra objetivos israelíes específicos. Las fuentes también dijeron ayer al periódico al-Rai que el Chawraba procede de una familia conocida por su fidelidad y lealtad al partido chií. Habriendo ascendido gradualmente dentro de la organización para convertirse en responsable de la seguridad de Hassan Nasrallah. El sitio web de al-Janoubia por su parte ha calificado la traición como “la infiltración más grave en la historia de Hezbollah”, revelando que el Mossad habría pagado más de un millón de dólares al espiar, suma escalonada durante varios años, y lo habría reclutado durante uno de sus viajes como un hombre de negocios a unos países de Asia occidental. Su sabotaje de operaciones de Hezbollá y el fracaso de las operaciones de la unidad 910 originó una creciente frustración dentro del partido y la creación de una unidad secreta separada, dirigido por los pasdarans (La “Guardia Revolucionaria” iraní). El espía concretamente permitió la detención de un agente de Hezbollah, llamado Mohammad Amadar, en Perú, el pasado Octubre.

En un análisis publicado en un sitio de noticias, un analista israelí ha estimado que al Hezbolá le interesa alardear de haber conseguido localizar la brecha en su partido “, después de haber mentido durante largo tiempo diciendo haber descubierto agentes israelíes que nunca habían existido para responder a los rumores de infiltración que eran casi ciertos”. “Ha sido un golpe difícil el encajado por el servicio secreto israelí y el agente en cuestión. Nadie sabe lo que habrá tenido que soportar en las celdas de interrogatorio en algún lugar de los suburbios del sur de Beirut. Pero si la información es verdadera, también revela que el Mossad fue capaz de lograr lo que se consideraba imposible durante años: la contratación de un agente dentro de las unidades especiales del Hezbolá.

De acuerdo con las declaraciones de Hezbollah y los informes, el Mossad se infiltró en la unidad 910 en 2008 tras el asesinato del comandante Imad Moughniyé. Entonces, su cuñado Moustapha Badreddine asumió el mando de todas las unidades especiales de Hezbolá. Pero estos proyectos para vengar a su pariente han fracasado en su mayoría, no sólo por ser él mismo un aficionado, sino también por el hecho de que Israel estaba recibiendo información de Mohammad Chawraba y alertaba a la policía y los servicios de los diferentes países en los que la 910 quería perpetrar sus ataques “, continuaba el análisis.

No es la primera vez que se infiltran espías en el partido chiíta. En 2011, el líder del partido, Hassan Nasrallah, reconoció que dos de sus miembros trabajaban para la CIA. Sin embargo, si se cree a los medios de comunicación israelíes, las acusaciones eran falsas, no eran mas que propaganda.

Fuente : L’Orient-le-Jour
Europe-Israël
http://www.europe-israel.org/2014/12/une-taupe-israelienne-au-sein-du-hezbollah-a-ete-responsable-de-la-securite-de-hassan-nasrallah/

Fuente: L’Orient-Le Jour-
Impresión FriendlyImprimer, guardar en PDF, enviar a un amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: