Inteligencia Militar prevé amenazas a Israel en 2015

por edwin2295

Por: Alex Fishman

Una evaluación de un miembro de alto rango del Shin Bet predice que Medio Oriente seguirá siendo peligroso e inestable: No hay un dominador internacional, los estados se están desintegrando y los enemigos están perfeccionando las tácticas.

Se espera que durante el próximo año, Medio Oriente sea un muy mal lugar en el que vivir – tal vez uno de los peores y más peligrosos lugares del mundo. Cuando Inteligencia Militar dirige sus antenas hacia más allá de las fronteras – en la dirección de Irán, Irak, Jordania, Siria, Líbano, Egipto, Yemen, Arabia Saudita y el Norte de África – ve y describe un mundo atenazado por la decadencia social, políticamente desmoronado, y cada vez más pobre.

La crónica crisis económica que afecta a los países de la Primavera Árabe, y que continúa empeorando a la luz de la caída de los precios del petróleo, está acelerando la desintegración interna de países importantes como Siria, Libia e Irak, y podría socavar la estabilización de regímenes como Irán y Egipto.

Miembros del Estado Islámico en Irak (Archivo Foto: AP)

Miembros del Estado Islámico en Irak (Archivo Foto: AP)

Sólo en Arabia Saudita, que es visto como un país estable, el desempleo entre los jóvenes llegará al 30 por ciento en el año que viene. No es de extrañar que haya tantos sauditas en las organizaciones mundiales de la jihad.

Muchos más individuos jóvenes dejarán de encontrar su lugar en las sociedades musulmanas, lo que resultará en el crecimiento de muchos más movimientos radicales alrededor de Israel y en el derramamiento, por parte de musulmanes, de mucha más sangre musulmana en relación con años anteriores. Y este maremoto de violencia podría desbordarse a Israel. Si hay un escenario de pesadilla que mantendrá a los funcionarios de IM despiertos durante la noche en 2015 es la posibilidad de que no puedan localizar este maremoto cuando comience a formarse.

Este sombrío panorama, en la terminología más seca y profesional de los investigadores de IM, es la conclusión del exhaustivo documento del Departamento de Investigaciones que la IM presentó recientemente a altos funcionarios del Estado Mayor en la tradicional ceremonia conocida como Evaluación Anual del IM – un ritual habitual diseñado para presentarles a los jefes del ejército y al liderazgo político una previsión esbozando los desarrollos políticos y militares que se esperan en el próximo año.

Esta evaluación de inteligencia, que consiste esencialmente en una serie de amenazas potenciales para las que hay que encontrar respuestas, se supone que debe servir de base para el plan de trabajo de seguridad-económico-político del Estado de Israel para el año siguiente.

Esta vez, sin embargo, este sombrío pronóstico caerá sobre los hombros de un nuevo gobierno, un nuevo gabinete, un nuevo jefe de personal y, tal vez, también un nuevo ministro de defensa, haciendo que la situación sea aún más preocupante. El Medio Oriente, después de todo, no esperará hasta el verano, hasta que se instale un nuevo gobierno israelí. La incertidumbre, la inestabilidad y la volatilidad de los eventos que tienen lugar podrían sacudir la región sin previo aviso.

No es de extrañar entonces que los propios funcionarios de IM están diciendo hoy que una evaluación de inteligencia para todo un año es demasiado pretenciosa. Dicen que pueden ofrecer una evaluación con un alto grado de certeza sólo para los primeros meses del 2015.

Las explosiones en Quneitra en Siria, no lejos de la frontera con Israel (Archivo Foto: EPA)

Las explosiones en Quneitra en Siria, no lejos de la frontera con Israel (Archivo Foto: EPA)

El Jefe de Estado Mayor electo, Gadi Eisenkot, se sienta hoy en la oficina temporal, destinada a los jefes del ejército entrantes, en el piso 15° de la torre del Ministerio de Defensa. Hay una buena probabilidad de que tendrá que asumir la responsabilidad de todo durante unos pocos meses, por lo menos. Un nuevo gobierno, y tal vez un nuevo ministro de defensa, necesitarán tiempo antes de entender las cosas y empezar a adoptar decisiones a largo plazo. Hasta entonces, Eisenkot será el único en ofrecer continuidad en términos de preparación de seguridad.

También tendrá que actuar como mentor para el nuevo grupo hasta que estén cómodos en sus asientos. Él está muy familiarizado con la evaluación de IM, habiendo tomado parte en su preparación. Ahora se está devanando los sesos: ¿Cómo construir un muro de seguridad para evitar la locura que se está apoderando de Medio Oriente y es probable que empeore a lo largo de 2015 y que se extienda a nuestra casa?

El dominador desapareció

Cada evaluación de IM comienza con una visión general del panorama regional desde la perspectiva de las potencias mundiales. La conclusión es muy simple: El Medio Oriente de hoy no tiene un dominador internacional. No hay un solo elemento que mantenga el equilibrio, que facilite la colaboración internacional para preservar la paz duradera en la región.

La Rusia de Vladimir Putin está haciendo todo lo posible para aumentar su influencia en Medio Oriente por medio de un firme punto de apoyo en Siria. Estados Unidos, que durante años disfrutó de mano libre en Medio Oriente como solista, en estos días no hace ningún movimiento sin coaliciones. En Siria, es una coalición árabe; en Irak, una coalición occidental. Sin una coalición detrás de él, Barack Obama no se habría involucrado en lo del Estado islámico y no se habría bajado de la cerca para ayudar a las más moderadas fuerzas sunitas en Siria y los kurdos en Irak.

Los rusos, que han ido en ayuda de los sirios en varias batallas importantes contra los rebeldes, han perdido la esperanza con el ejército sirio. Expertos sirios e iraníes, trabajando hombro con hombro en Siria, ya han llegado a la conclusión de que el ejército sirio no va a entregar la mercadería y detener la marea.

Por lo tanto están tratando – arrastrando a los estadounidenses – de trabajar hacia una solución de compromiso entre los rebeldes y el régimen de Bashar Assad que conduciría a una división de poderes en el país. Esto no impide que los rusos continúen entregando, cada semana, un cargamento de armas para el Ejército Sirio – desde balas para fusiles Kalashnikov hasta cohetes pesados – en el puerto de Tartus.

La Gran Siria ya no existe. El término aceptado en estos días es la “Pequeña Siria” de Assad, que controla el 20-30 por ciento del país. El resto comprende los cantones independientes que luchan unos contra otros. La parte de Israel en la historia son los Altos del Golán.

El precio que Israel está pagando por suministrar ayuda humanitaria a los rebeldes del Ejército Libre de Siria es el despliegue de estos grupos sunitas moderados sobre una gran parte de los Altos del Golán, frente a Siria. Crean un amortiguador e impiden físicamente que elementos como Jabhat al-Nusra y el Estado Islámico se extiendan a la parte israelí de los Altos del Golán.

Al norte de Quneitra se encuentran varias aldeas drusas que sirven como semillero para las acciones hostiles contra Israel en los Altos del Golán. Las unidades que operan ahí no están respaldadas por Hezbollah y el ejército sirio. Una de ellas está bajo el mando del hijo de Imad Mughniyeh, quien supervisó las actividades terroristas de Hezbollah en el extranjero y fue asesinado por Israel en 2008. Un segundo grupo está bajo el mando de otro rostro familiar – Samir Kuntar, que pasó décadas en una prisión israelí antes de ser liberado a cambio de los cuerpos de los soldados israelíes Eldad Regev y Ehud Goldwasser, que fueron capturados por Hezbollah.

Y, por cierto, la cuestión de las armas químicas en Siria tampoco se resolverá en 2015. El organismo que se ocupa del desarme químico de Siria, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, todavía tiene que cerrar el expediente. Hay razones para creer que el régimen de Assad sigue ocultando los agentes químicos.

El frente iraní presenta también un panorama complejo. Antes del verano no sabremos si Irán y Estados Unidos van a firmar un acuerdo sobre la cuestión nuclear. Funcionarios de IM creen hoy que un acuerdo de este tipo sería malo para Israel.

Por un lado, permitiría una evaluación más precisa en relación la conducta futura de Hezbollah en la frontera norte de Israel; por el otro, si Irán no firma un acuerdo con Occidente y fracasa en sacarse de encima las sanciones globales, podría salirse de control. La decepción con el presidente Hassan Rouhani y la continua desesperación económica podrían producir un retorno al poder en Teherán de la Guardia Revolucionaria. Éstos son dramáticos procesos que podrían tener un efecto inmediato en la frontera norte – pero nadie puede preverlos hoy.

La policía y los manifestantes en Egipto tras la vedict en el juicio de Hosni Mubarak (Archivo Foto: AP)

La policía y los manifestantes en Egipto tras el veredicto en el juicio de Hosni Mubarak (Archivo Foto: AP)

Al menos dos cuestiones más determinarán el aspecto de 2015 en Medio Oriente – las elecciones israelíes y el impacto que la caída de los precios del petróleo tiene sobre los países exportadores de petróleo de la región. Se cree que Arabia Saudita y los Estados del Golfo han acumulado reservas financieras suficientes para permitirles atravesar enteros la crisis. Por el contrario, la crisis de los precios podría provocar la caída de los regímenes en Irán, Irak y Libia y llevar a una mayor anarquía. Los rusos, también, podrían cambiar su tonada en Medio Oriente en vista de la dramática caída de los ingresos petroleros y volverse más agresivos, en un esfuerzo por combatir lo que perciben como un complot estadounidense para destruirlos.

Un rayo de luz en la oscuridad

La evaluación de IM también se ocupa de la cuestión de la desintegración de los estados nación. Libia está dividida en tres estados – Cirenaica en el este, Trípoli en el oeste, y Fezzan en gran parte del desierto del sur. Sudán se ha dividido en dos. Yemen, Siria, Irak y Somalia se están cayendo a pedazos. El proceso, dicen los funcionarios de IM, podría extenderse a otros países y profundizarse en los que ya están en ruinas.

Elementos del Estado Islámico –  por ahora políticos, no militares – se encuentran en la región Ma’an de Jordania. En la península del Sinaí, la organización Ansar Bait al-Maqdis, que una vez estuvo vinculada a al-Qaeda, recientemente prometió lealtad al Estado islámico. Desde la declaración, el Comando Sur de las Fuerzas de Defensa de Israel han estado preparándose para el primer ataque terrorista del grupo contra Israel desde el Sinaí. El emir del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, anunció hace unas semanas que Israel era uno de los objetivos de la organización.

La Jihad global, en todas sus diversas formas, sigue proliferando desenfrenada a través de Medio Oriente y África. Está en el Sinaí, Gaza, Siria, Irak, Somalia y Yemen. El sucesor de Osama bin Laden, Ayman al-Zawahiri, que vino de Egipto, tiene – a diferencia de su predecesor – una agenda para Medio Oriente con Israel en su centro.

Funcionarios de IM hablan de cuatro campos en Medio Oriente que están luchando entre sí. El primero es el eje radical chiita que incluye a Irán, Siria, Hezbollah, la Jihad Islámica y los huzíes en Yemen. Este eje está tratando de aprovechar a Hamas. En las últimas dos semanas, funcionarios iraníes de alto rango han anunciado planes para comenzar a proporcionar ayuda militar a Hamas en la Margen Occidental.

El segundo eje es el campo moderado – Egipto, Jordania, Arabia Saudita y los Estados del Golfo. Qatar, también, se ha incorporado recientemente a este grupo, aunque sólo en parte, después de que los sauditas coaccionaron a los qataríes para llegar a un entendimiento con los egipcios. Este entendimiento entre Qatar y Egipto es particularmente significativo para Israel. Podría demorar o evitar una conflagración a lo largo de la frontera de Gaza. Esta alianza podría distanciar a los iraníes de Hamas y dar un nuevo impulso a la reconstrucción de la Franja de Gaza en cooperación con la Autoridad Palestina.

Este proceso, sin duda, se encontrará con la resistencia de los elementos de la jihad global y depravadas organizaciones en Gaza. Sólo en los últimos días, dos veces hemos recibido la prueba de los esfuerzos para arrastrar a Israel y Hamas a otra ronda de hostilidades – un cohete disparado por jihadistas globales en dirección de la región de Eshkol, y disparos de francotiradores, de una organización no identificada, en la sección sur de la Franja.

Hamas, que puede ver en el horizonte el dinero qatarí y la reconstrucción de Gaza, está haciendo todo lo posible para evitar que la Jihad global y los grupos y organizaciones depravados actúen en contra de Israel. La asociación qatarí-egipcia, todavía en su infancia, podría, en 2015, llegar a ser un rayo de luz en la oscuridad de las relaciones entre Israel y la Autoridad Palestina.

Israel está ahora manteniendo una estrecha vigilancia sobre los movimientos y esfuerzos de Mahmoud Abbas para presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU una solicitud para establecer un estado palestino dentro de dos años. Si Abbas lo hace después de enero, tendrá una mayoría para la decisión, y el evento llevará a diferentes dimensiones. Las tensiones entre Israel y los palestinos aumentarán y podrían conducir a un deterioro de la situación de seguridad.

El deterioro de la situación de seguridad entre Israel y los palestinos, o entre Israel y Gaza, es una opción realista en 2015. Hamas tiene ahora el 30 por ciento de las capacidades de cohetes que tenía en la víspera de la Operación Margen Protector – una mejora del 5-10 por ciento desde el alto el fuego.

Aunque que se están realizando mejoras y reconstrucciones en los túneles defensivos en Shujaiya y Khan Younis, por ahora no hay señales de nuevos túneles que lleven a territorio israelí. Israel tiene pruebas de que Hamas les ha comprado cemento a más de 8.000 propietarios de viviendas de Gaza que recibieron el material de construcción de Naciones Unidas, en cooperación con Israel, con el fin de reparar sus viviendas.

Un cohete disparado desde Gaza en el verano de 2014 (Archivo Foto: EPA)

Un cohete disparado desde Gaza en el verano de 2014 (Archivo Foto: EPA)

El tercer campo es el brazo político de la Hermandad Musulmana. Están en Gaza, Israel, Jordania, Egipto y Siria. La evaluación de IM no descarta la posibilidad de que las manifestaciones de protesta volverán a las plazas públicas en Jordania y Egipto, ya que son muy bajas las posibilidades de estabilizar las economías en los estados árabes.

El cuarto campo es el jihadista-sunita-Estado Islámico, Jabhat al-Nusra, Ansar al-Bait Maqdis y sus filiales.

Los cuatro campos están en guerra entre sí en el campo de juego de Medio Oriente. Israel, por su parte, es el observador que a veces es golpeado con un rebote de los combates.

Estar preparados para un ataque cibernético 

La evaluación de IM también apunta a un cambio en las percepciones del enemigo en relación al uso de la fuerza. Tanto Hezbollah como Hamas han disminuido sus tácticas defensivas y de desgaste basadas en proyectiles en favor de métodos ofensivos y hostilidades a corta distancia con el uso de fuerzas que operan dentro del territorio israelí. El objetivo es también crear la imagen de victoria y socavar la voluntad de los ciudadanos de Israel. Este cambio fue claramente evidente durante el curso de la Operación Margen Protector, en cuanto a las tácticas de túnel y el establecimiento de unidades especiales para llevar a cabo operaciones dentro de Israel.

Al mismo tiempo, tanto Hezbollah como Hamas se están centrando en golpear a Israel con armas precisas – misiles de crucero, vehículos aéreos no tripulados y cohetes sofisticados. Una de las lecciones que las dos organizaciones aprendieron de la Operación Margen Protector se refiere a la introducción de misiles de corto alcance con grandes ojivas explosivas que pueden destruir estructuras cerca de la frontera – una medida percibida durante los combates en Gaza como un elemento esencial en términos de quebrar el espíritu del enemigo. Y, en efecto, Hezbollah ha adquirido misiles Borkan, que tienen un rango de sólo 5,4 kilómetros, pero están armados con una enorme ojiva explosiva.

La nueva doctrina militar a la que Israel se enfrentará involucra también la descentralización de las fuerzas militares que encontrará, sin uno o dos objetivos claros en el otro lado que si se los quita podría dejar al enemigo desequilibrado. La duración de las hostilidades, también, es un factor crucial desde el punto de vista del enemigo, que tratará de desatar campañas militares más prolongadas.

Hezbollah, en el sur del Líbano, está preparada para la orden de Irán, cuando Teherán se sienta amenazado. El apertrechamiento de Hezbollah sigue adelante de acuerdo con un plan de trabajo plurianual. En Líbano, el gobierno central tiene un control muy limitado sobre los cantones nacionalistas. Por ahora, Hezbollah y el ejército libanés están trabajando juntos para frenar a Jabhat al-Nusra y a los grupos de la Jihad global libaneses.

Otra amenaza que este año podría tomar a Israel por sorpresa, involucra un ataque cibernético: Israel debe considerar la posibilidad real de que un día nos despertaremos con un ataque a nuestros sistemas militares y civiles. Fuimos testigos del resultado de tal ataque, recientemente, en Corea del Norte.

La crítica expresada desde dentro del ejército contra la evaluación anual de la IM no se ocupa de los hechos, y en cambio se deriva más de su interpretación. Según los detractores, la evaluación de la IM para 2015 no alcanza a ver las oportunidades y sólo percibe las amenazas, el vaso medio vacío. Y tal vez, dada la modesta condición de Israel en la arena internacional hoy, no podemos darnos el lujo, en cambio, de ver el vaso medio.

Fuente: Y net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: