¿Una isla de normalización en el Oriente Medio?

por Edwin2295

Por: 

Una implosión en Oriente Medio parecería un escenario poco probable para finalmente realizar el sueño sionista del progreso hacia la normalización de las relaciones con los vecinos de Israel. Así que tuve que frotarme los ojos cuando leí el siguiente informe : La semana pasada, Israel y Egipto corrieron un stand conjunto en la mayor feria de ropa del mundo, en Las Vegas. Además, se están discutiendo planes para duplicar las exportaciones textiles de la clasificación para la Zona Industrial entre Egipto e Israel, y también para ampliar la zona a otros productos, como alimentos y plásticos. Dado que la normalización con Israel ha sido durante mucho tiempo un anatema en Egipto, se trata de un giro sorprendente.

El QIZ, que los EE.UU. creó hace 10 años con el fin de reforzar la paz egipcio-israelí, fomentando la colaboración económica, permite a Egipto exportar textiles a Estados Unidos libres de impuestos si Israel contribuye con un cierto porcentaje de su valor. Pero hasta ahora, Egipto ha mantenido su cooperación con Israel como de bajo perfil y lo mas limitado posible debido al consenso de barrido contra la normalización.

Después de todo, este es un país donde un destacado autor fue expulsado de la Unión de Escritores y vio sus libros prohibidos por el “delito” de viajar a Israel y escribir sobre sus experiencias. Es un país donde los libros israelíes traducidos provocaron tal indignación que el ministro de Cultura tuvo que defenderse de las acusaciones de “normalización” diciendo que las traducciones estaban destinadas sólo para permitir a los egipcios “conocer al enemigo” y prometiendo que el proyecto no implicaría ningún contacto con editores israelíes, sino sólo con los editores extranjeros de los autores israelíes. Es un país donde cada candidato en la elección presidencial del 2012 se comprometió a negociar, o “renegociar” el tratado de paz con Israel. Y nada de esto sucedió hace mucho tiempo.

Sin embargo, ahora, de repente, Egipto está ejecutando un stand conjunto con Israel en una feria comercial discutiéndo formas de ampliar la ZIC.

En parte, esto puede indicar que el presidente egipcio, Abdel-Fattah el-Sisi es más serio acerca de tratar de mejorar la maltrecha economía de su país de lo que a menudo ha dado crédito por hasta el punto de que está incluso dispuesto a reforzar cooperar con Israel para hacerlo, a pesar del riesgo de enemistarse con los trolls anti-normalización, que, definitivamente, aún existen .

Sin embargo, es difícil imaginar que esto ocurra sin el reconocimiento creciente de que Egipto e Israel se enfrentan a un enemigo común: los terroristas islamistas en el Sinaí y sus colaboradores palestinos de Gaza. Como resultado, no sólo la cooperación en materia de seguridad entre los dos países en cuanto a la defensa nunca ha sido mas extrecha, sino que las actitudes también han comenzado a cambiar entre los egipcios ordinarios. Durante la guerra del verano pasado en Gaza, por ejemplo, algunos comentaristas de los medios egipcios apoyaron abiertamente a que Israel derrotara a Hamas (Organización esta a la que un tribunal egipcio ha declarado una organización terrorista).

Lo mucho que ha cambiado la lista de enemigos de Egipto en los últimos años queda de manifiesto un tanto irónicamente destacado por una primera página de un artículo en el diario Al Ahram la semana pasada, después de que ISIS mató a 21 coptos egipcios en Libia y el gobierno de Obama se negó a apoyar los ataques aéreos de represalia de Egipto. En la mejor tradición de las teorías de conspiración egipcios, el artículo acusó a Qatar, Turquía y los EE.UU. de colaborar para sembrar el “caos y la destrucción” en Egipto. Notablemente ausente de la lista estaba el habitual sospechoso, el mismo que se utiliza para calcular de forma rutinaria como el villano en toda teoría de la conspiración de Egipto, como el clásico del 2010 que culpó al Mossad por ataques de tiburones en las playas del Sinaí.

La mayoría de los israelíes, que ya habían renunciado hacía mucho al sueño de que la paz fría con Egipto se descongelaría algún día para convertirse en normalización, consideraba que la nueva y reforzada coordinación en cuestiones de seguridad era lo mejor que se podía lograr y no esperaba nada más. Y, sin embargo, por improbable que fuera, parece que sí está ocurriendo algo más. A fin de cuentas, es difícil imaginarse algo más normalizado que un stand conjunto en una feria internacional. Y eso brinda esperanzas de que puede, tan solo puede, que surja algo bueno en medio de la actual locura de Oriente Medio.

Fuente: Commentary

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: