Corea del Norte dispara un misil balístico desde un submarino según la agencia estatal

por goal

EL MUNDO

150324_Corea_del_Norte_Investigations

En un nuevo y notable desafío a las sanciones internacionales que le conminan a parar sus programas balísticos, Corea del Norte anunció hoy haber probado con éxito el lanzamiento de un nuevo misil balístico, recientemente desarrollado, desde un submarino. De confirmarse, implicaría que el régimen de Pyongyang está consolidando la tecnología necesaria para mantener su capacidad militar, y potencialmente nuclear, incluso en caso de ataque contra sus instalaciones militares terrestres y que podría llevarla más allá de la península coreana.

MÓNICA G. PRIETO

  • Confirmaría que logra desarrollar la tecnología necesaria para armar sus submarinos

Según la Agencia Central de Noticias Coreana, el líder supremo, Kim Kong-un, asistió personalmente al lanzamiento de lo que el presidente describió como “arma estratégica de nivel mundial”. A una orden del líder norcoreano, siempre según la KCNA, un submarino se sumergió y, tras un intervalo de tiempo, pudo verse cómo el misil “emergía de las aguas y cruzaba el cielo”, se leía en el artículo de la agencia.

La agencia norcoreana acompañó su información con imágenes de Kim Jong-un, con prismáticos en la mano y a bordo de un barco, y también con fotografías de un misil balístico emergiendo del mar. No se confirmaba ni la localización del test ni el tipo de arma empleada, si bien la web especializada NKNews ofrecía su propio análisis al respecto. “El lanzamiento parece haber tenido lugar en la Costa Este, cerca de Sinpo, en la provincia de Hamgyong del Sur. Otras pruebas similares balísticas de submarinos habían tenido lugar en Sinpo”, adelantaba el director de Inteligencia del mencionado diario online, John Grisafi. “Además, la prensa estatal informaba de la presencia de Kim en Shinpo ese mismo día con otro motivo”, añadía el analista.

En una de las imágenes difundidas por KCNA podía verse al dictador norcoreano comentando el lanzamiento con un uniformado mientras, al fondo, se aprecia con claridad el misil cruzando el cielo. “El misil balístico se elevó hacia el cielo desde debajo del agua. La prueba armamentística confirma que el misil balístico lanzado desde el submarino cumple completamente los requisitos de los últimos avances tecnológicos y militares“, informaba KCNA.

Kim era esperado hoy en Moscú con motivo de los fastos por el aniversario del triunfo soviético en la II Guerra Mundial hasta que canceló, hace pocos días, su visita “por cuestiones internas” para enviar, en su lugar, al presidente del Parlamento norcoreano. La KCNA citó al presidente norcoreano describiendo la prueba balística como “un éxito que abre los ojos” y declaró que su país tiene ahora la capacidad de “atacar y borrar de cualquier agua aquellas fuerzas hostiles que amenazen la soberanía y dignidad [de Corea del Norte]”.

El Ministerio de Defensa surcoreano ya había advertido el pasado año que Corea del Norte trabajaba en el desarrollo de tecnología balística para dotar submarinos con ella, en lo que supondría una amenaza potencial para Corea del Sur, Japón y las bases norteamericanas en el Este de Asia. Asimismo, imágenes captadas por el Instituto de Estudios surcoreanos-estadounidenses de la Universidad John Hopkins mediante satélite y analizadas por expertos estadounidenses el pasado octubre mostraban un submarino norcoreano con lo que parecía uno o dos tubos verticales que podrían ser lanzaderas. Esos mismos analistas concluían que Pyongyang está a “varios años” de alcanzar la tecnología necesaria. Sin embargo, la imparcialidad de esos juicios era cuestionable dada la animadversión que confronta a Corea del Sur y Estados Unidos con el régimen de Pyongyang.

“El momento elegido para la prueba cae por sorpresa. Aunque el Gobierno de Estados Unidos había revelado con anterioridad que Corea del Norte ya había probado la tecnología que permite lanzar misiles balísticos desde submarinos desde plataformas flotantes, se creía que un lanzamiento desde un verdadero submarino les llevaría años”, evaluaba Grisafi.

De confirmarse, la información implicaría un nuevo paso en la potencial amenaza nuclear que presenta Pyongyang, ya que podría desplegar su armamento más allá de la península coreana. Algunos analistas comparan la noticia con el lanzamiento de un satélite norcoreano puesto en órbita en 2012, que recabó condenas internacionales y derivó en nuevas sanciones al ser considerado un test balístico camuflado.

Una de las dudas que surgen al respecto consiste en que la reducida flota de submarinos norcoreana está compuesta por naves de fabricación soviéticas, obsoletas, y naves chinas modificadas, pero el rumor de que Pyongyang trabaja en reforzar la tecnología militar de su flota submarina circula desde hace tiempo, alimentado por las filtraciones de la Inteligencia de Corea del Sur, quien sostiene que los submarinos norcoreanos clase Golf, de 3.000 toneladas, pueden ser modificados para disparar misiles de corto y medio alcance.

La noticia se produce un día después de que Pyongyang lanzase una nueva advertencia a Corea del Sur, amenazando con atacar las embarcaciones que violen las áreas del Mar Amarillo disputadas entre ambas Coreas. Según el Ejército Popular Coreano, sólo en la primera semana de mayo 17 lanchas rápidas surcoreanas penetraron en las aguas territoriales en disputa bajo el pretexto de interceptar barcos pesqueros chinos. Eso habría dado lugar a una “advertencia especial de emergencia” que autoriza a la Armada norcoreana a “consumar ataques tras avistamiento sin advertencia previa”. El portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, Kim Nin-seok, avisó ayer de que cualquier agresión será respondida “hasta el grado de que se arrepentirán amargamente”.

Las dos Coreas difieren en la demarcación que divide las aguas del Mar Amarillo: mientras que el Norte reconoce la Línea de Desmilitarización como frontera marítima, el Sur se aferra a los márgenes dibujados por las Naciones Unidas tras la guerra coreana. Estas diferencias ya han llevado a sangrientos incidentes armados en alta mar en 1999, 2002 y 2009 y al bombardeo norcoreano de la isla de Yeonpyeong en 2010, así como al ocasional intercambio de fuego entre ambas Armadas.

PNG_zps1ed15660Zorrete - copia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: