El EIIS y el caso de la tribu árabe sunita Shaitat

por bajurtov

logo

 

Por: Alberto M. Fernández*-23 de Junio de 2015

Introducción

Desde que irrumpió en escena como Al-Qaeda en Irak, la organización ahora conocida como el Estado Islámico o EIIS, se ha impuesto en una amplia y sangrienta franja a través del Medio Oriente, especialmente en Siria e Irak. Muchas de sus más notorias acciones de alto perfil involucran a grupos étnicos y religiosos que el EIIS ha declarado objetivos viables: numerosas masacres de todo tipo contra la población chiita de Irak, que culminaron en la masacre al Campamento Speicher en el 2014; el intentar extinguir a la población yazidi de Irak, incluyendo los atentados Qahtaniya de agosto, 2007 y los múltiples ataques contra cristianos, entre ellos el ataque a la catedral siro-católica de Bagdad en octubre, 2010 y la expulsión total de las históricas comunidades cristianas en Mosul y en las planicies de Nínive en el 2014.

23863
Captura de pantalla de vídeo del EIIS, originalmente de Twitter, agosto – 2014.

Pero la violencia perpetrada por el EIIS contra la población musulmana sunita, aparentemente su principal distrito electoral, es a veces menos entendida o conocida, a pesar de que existen abundantes evidencias. Los recientes asesinatos en masa de miembros de las tribus Anbar en el 2014-2015 y la masacre masiva cometida contra la tribu Shaitat [1] en el 2014 en la parte oriental de Deir Al-Zur, Siria son particularmente significativa debido a su enorme alcance. La masacre de casi un millar de miembros de los Shaitat por el EIIS es particularmente interesante debido la existencia de material de vídeo y de los medios sociales existentes sobre esta y gracias a los esfuerzos de los extenuantes medios de comunicación del EIIS, continuando bien luego de cometer los hechos, para justificar sus acciones. [2]

La masacre de los Shaitat por el EIIS

Los 90,000 poderosos y tradicionales bastiones de la tribu Shaitat yacen al sur de la ciudad de Deir Al-Zur, junto a las orillas del Éufrates en las ciudades de Abu Hamam, Al-Kashkiyah y Ghranij. Esta es una zona sólida árabe musulmana sunita, sin minorías étnicas o religiosas que hablar y los Shaitat residen cerca de los valiosos yacimientos petroleros de Al-Omar. Durante la anarquía y confusión de la guerra civil en Siria, la región fue capturada por Jabhat Al-Nusra (JN) y se localizaron unidades de la FSA en noviembre, 2013 de las fuerzas del régimen de Assad sólo para perderlas al EIIS a comienzos de julio. 2014. [3]

La toma del EIIS fue inicialmente fácil, diseñada con meses de trabajo preparatorio entre las tribus árabes de la región, incluyendo el establecer relaciones con los miembros más jóvenes de las tribus locales, prestando apoyo y dinero. Algunos combatientes del JN y del Consejo Shura Muyahidín parecen haber cambiado de bando. El EIIS fue más lejos como para nombrar supuestamente a un Amir para asuntos tribales, un individuo saudí llamado Dhaigham Abu Abdullah, [4] quien si su nombre sirve de alguna guía puede estar conectado a la importante confederación tribal Shammar encontrada en Arabia Saudita, Siria e Irak. [5]

Entre los Shaitat, algo salió mal a finales de julio, 2014. [6] Ya sea que fuese una lucha generacional, infelicidad tribal con una censura islamista contra el fumar, o una lucha sin cuartel por el poder y la riqueza, luego del arresto de tres miembros tribales por el Estado Islámico, el poderosamente armado Shaitat se alzó – solo y sin ayuda de ninguna otra unidad de la FSA o tribu – y mató al menos a 11 combatientes del EIIS, cinco de los cuales eran del propio Shaitat, incluyendo a un líder local del EIIS llamado Abu Ali Al-Shaiti. [7] El video de los Shaitat haciendo alarde descaradamente de su acción era un desafío irresistible. [8] El mucho mejor armado EIIS, a ras de lo inesperadamente obtenido en poderío militar tras la caída de Mosul y sus cuatro divisiones del ejército iraquí, respondió rápidamente.

El EIIS extrajo ahora una terrible venganza decapitando y asesinando a balazos a cientos de hombres y niños mayores de 15 años el 13 de abril. Supuestamente, esto fue en retribución similar a la destrucción de la tribu judía Banu Qurayza en los tiempos del Profeta Mahoma, en donde el EIIS consideró a la tribu totalmente apostata. El video de las decapitaciones masivas, grabado en vivo sin cortes de cámara, se encuentra entre lo más terrible que el EIIS ha hecho. [9] Esto no es producción de primera, sino cruda, el inmediato salvajismo. El vídeo está repleto de risas, mientras los asesinos parecieran verse vertiginosos e histéricos con su masacre. A un hombre inmovilizado se le preguntó si quería morir acuchillado o a balazos, este responde “a balazos”, y es decapitado de todas maneras. Una cabeza decapitada es colocada junto a un hombre inmovilizado para aterrorizar sus últimos segundos. Maldijeron y se burlaron de las víctimas repetidamente. Aunque el EIIS utilizó supuestamente a algunos miembros Shaitat para asesinar a los Shaitat, uno también puede escuchar acentos egipcios y sauditas. El camarógrafo tranquiliza a los verdugos de que no los está filmando sino sólo a sus “agentes apóstatas infieles de las víctimas del régimen”. Un video algo diferente del mismo periodo muestra el ex rapero alemán Deso Dogg (Denis Cuspert, también conocido como Abu Talha Al-Almani) decapitando a diferentes Shaitat.

23864
Captura de pantalla de vídeo del EIIS, originalmente de Twitter, agosto – 2014.

Increíblemente, mientras la masacre ocurría, el Jeque de los Shaitat Rafaa Aakla Al-Raju, siendo este entrevistado en Estambul, señaló que la batalla iba bien y que las rápidas operaciones dirigidas contra los iraníes “nusayri safavid” por el EIIS continuaban. [10] Este si pidió ayuda urgente de otras tribus y poderes regionales. En otro video, miembros de la tribu eran menos optimistas y prometieron lealtad al EIIS y pidieron que los jóvenes “inocentes” tribales que no participaron en la lucha sean liberados. [11] Muchos Shaitat que no fueron sacrificados huyeron, cientos fueron encarcelados y otras tribus árabes sunitas finalmente le pidieron al “Califa” Al-Baghdadi que perdone a los Shaitat. [12]

ISIS perdona formalmente a los Shaitat

Se utilizaron repetidamente partes del video de la masacre por críticos del EIIS, incluyendo un vídeo del gobierno de los Estados Unidos. [13] Para otoño del 2014, el EIIS se dignó a perdonar formalmente a los Shaitat y a miles se les permitió regresar a sus tierras en noviembre. Comandantes del EIIS le dijeron a los ancianos tribales que los Shaitat no se les permitiría reunirse en grandes congregaciones sin permiso, se les prohibía portar armas sin razón alguna, deben entregar todas las armas, revelar la ubicación de los depósitos de armas, entregar a cualquier traidor y “admitir que cualquiera que se oponga al Estado Islámico es un apóstata”. [14]

El perdón condicional a los Shaitat será documentado en un video mucho más resaltado del EIIS que las crudas imágenes de la masacre de agosto, 2014. En enero, 2015 la oficina mediática del EIIS Wilayat Al-Khayr (Deir ez-Zur) dio a conocer una producción de 12:48 de duración titulada “Excepto Aquellos Que Creen”. [15] El vídeo de alta definición abre con imágenes de combate de móviles capturados que muestran a líderes tribales pidiendo un alzamiento contra la “Organización Daesh Nusayri”. Filas de jóvenes derrotados siendo llevados a sus muertes son luego mostradas, con uno burlándose de que “este chico rechazó el Sharia de Dios en una manifestación”. Los líderes del EIIS y “algunos de los hijos de los Shaitat” continúan explicando de dónde proviene el problema: Hubo cuatro grupos entre los Shaitat que se opusieron al Estado Islámico: “los ladrones de petróleo” y comerciantes, los asaltadores de carreteras que “corrompieron la tierra, los agentes del régimen de Assad (“Shabeeha”) y los sufís que siguen las “prácticas oscurantistas” y nunca hicieron nada para oponerse al régimen de Assad.

El resto del video documenta el retorno de la arrepentida tribu alineados para recibir los documentos de arrepentimiento, la entrega de sus armas y desenterrar los escondites de armas. Estos son amonestados para que sean fieles, mientras que chicos y jóvenes elogian a Al-Baghdadi y al Estado islámico.

El asesinato grabado en video de los Shaitat es probablemente el asesinato masivo más detallado de sunitas por el EIIS. Los asesinatos contemporáneos en masa más o menos similares a los de los Albunimr en la provincia de Anbar en Irak no están nada disponibles. El EIIS continuara regresando al tema, como si sintiera la necesidad de explicarse a sí misma una y otra vez en los próximos meses.

En marzo, 2015 la misma oficina de prensa de Wilayat Al-Khayr dio a conocer un video que muestra el arrepentimiento de Mansur Al-Shaiti, visto por última vez liderando a combatientes tribales contra el EIIS en un vídeo utilizado en la producción anterior del EIIS sobre los Shaitat. [16] Mansur culpó a las “pandillas que no le temen a Dios”, que llegaron a las mezquitas y le dijeron a la gente que el EIIS se llevara a las mujeres, asesinaran a los niños y destruirán las casas de los locales. Esto no fue cierto. Este había cometido un error, se arrepintió, fue perdonado y ahora las cosas estaban bien entre el EIIS y la población local.

Una de las razones por las que el EIIS parece haber continuado produciendo material sobre los Shaitat es que al menos algunos elementos tribales han seguido combatiendo. Mansur se muestra con un AK-47 para hacer notar que al menos algunos Shaitat de confianza no necesitan ser desarmados. Pero en mayo, 2015, otro video del EIIS mostró a un combatiente albanokosovar asesinando al individuo de la tribu Shaitat Ibrahim Shraideh con un RPG. [17] Shraideh había matado a dos combatientes del EIIS con un RPG. Aún así otros Shaitat murieron luego que el EIIS se apoderara de la histórica ciudad siria de Palmira a finales de mayo. [18]

El EIIS fue una vez más a la fuente en junio, 2015, con un corto vídeo mostrando el retorno de más Shaitat, esta vez a su pueblo de Abu Hamam. [19] Un de los ancianos tribales amonestó repetidamente a los Shaitat que todavía combaten para “regresar a su religión” y dijo que estaba listo para luchar contra ellos incluso antes que el EIIS lo haga. Aun así otro de los que regresaron pidió a todos los sunitas unirse para luchar contra sus enemigos y conquistar Damasco.

Una lección del más crudo terrorismo

El uso de una violencia gráfica masiva del EIIS contra los Shaitat fue una lección objetiva de terrorismo crudo, pero que sintió la necesidad de explicarse a sí mismo y de llevar algún tipo de final a una audiencia de habla árabe. Tal como Haian Dukhan y Sinan Hawat han señalado, esta violencia “sutilmente invita a los reclutas ya sea a elegir el caballo ganador o morir”. [20] Mientras que la masacre grotesca inicial del primer vídeo no se ha repetido, el concepto de castigo ha sido martillado en casa en repetidas producciones de vídeo del EIIS que buscan hacer frente a un problema constante entre una población – es decir, miembros de tribus árabes musulmanes sunitas en Siria – que son de suma importancia para el floreciente Estado Islámico. Los Shaitat, al menos en vídeo, siguen arrepintiéndose, siendo estos perdonados, regresando a casa, muriendo y, evidentemente todavía luchando contra el Estado Islámico.

*Alberto M. Fernández es Vicepresidente de MEMRI.

 

 

One Comment to “El EIIS y el caso de la tribu árabe sunita Shaitat”

  1. Es una pena que nadie ayude a estas pequeñas poblaciones indefensas victimas de estos criminales deberia de formarse una fuerza multinacional para raerlos de la tierra de una vez por todas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: