SUDÁN El largo de la falda se paga con 40 latigazos en Sudán

por 80rebecca

Aunque cueste créelo, algunos países tienen estipuladas en sus constituciones un código de vestimenta restrictivo para las mujeres que define el concepto de lo que allí se considera decente en la manera de vestir y lo que se considera un escándalo público. Aunque no se exige a las féminas que vayan completamente cubiertas, Sudán es uno de los países donde es más duro ser mujer ya que tiene una de las Cartas Magnas más restrictivas para sus derechos.

actualizado:18/07/2015

CAROLINA VALDEHÍTA

14372190688039

Ahora 10 mujeres cristianas podrían ser condenadas a 40 latigazos en Sudán a causa de la ropa que llevaban puesta, según ha alertado Amnistía Internacional.Las 10 mujeres, con edades comprendidas entre los 17 y 23 años, han sido arrestadas por las autoridades de Jartum, la capital del país. Su delito: estar ataviadas con pantalones o faldas que no les llegaban a la altura de los tobillos. Una indumentaria para una mujer que la Constitución local define como “indecente”.

La policía local detuvo en un primer momento a 12 mujeres mientras se encontraban en un acto de la iglesia baptista evangélica durante el pasado 25 de junio. Dos de ellas fueron puestas en libertad poco después, pero 10 permanecen en libertad con cargos y, a excepción de la joven de 17 años que será juzgada por un tribunal de menores, el resto de las mujeres fueron llamadas a comparecer ante el juez los días 13, 16 y 17 de julio. De ser declaradas culpables, el castigo estipulado podría llegar a ser la flagelación.

Para evitarlo, Amnistía ha lanzado una acción a través de Internet para solicitar al presidente de Sudán, Omar al Bashir, que recule sobre la desproporción del castigo. La organización de defensa de los derechos humanos reclama que las 10 mujeres queden liberadas de los cargos que les imputan y sean puestas en libertad de inmediato. La directora adjunta de AI para África Oriental, Sarah Jackson, ha reiterado la petición alegando que “es indignante que estas mujeres se enfrenten a ser flageladas por el mero hecho de decidir llevar una falda o unos pantalones. El largo del dobladillo no es un delito”.

Indumentaria indecente

A parte de la liberación de las chicas, Amnistía exige al Gobierno sudanés que derogue el delito de “indumentaria indecente” de su Constitución. Según el artículo 152 del Código Penal de 1991, los códigos de vestimenta en Sudán quedan regulados y se establecen los parámetros de lo que se considera “indumentaria indecente”. Jackson ha declarado de igual manera que “el orden público en Sudán se impone de una forma tremendamente discriminatoria y completamente inadecuada que viola los derechos de las mujeres“. Según ha declarado el abogado de las chicas a EL MUNDO.ES, “de acuerdo con dicho artículo, el tribunal tiene la opción de aplicar el castigo con azotes, siempre que no exceda de 40 latigazos, con una multa o con ambos. Por el momento el tribunal opta por imponer únicamente una multa”.

De momento dos chicas que ya se han presentado ante los jueces han sido declaradas culpables de llevar ropa inmoral. Fardous Al Toum de 19 años, una de las acusadas, ha sido además condenada también a pagar una multa de 500 libras sudanesas (83 dólares) o a pasar un mes en la cárcel, ya que, aunque se presentó con una vestimenta diferente a la cita judicial, el juez también la consideró indecente. El abogado es optimista y cree que la presión internacional va a frenar lo que considera una injusticia: “Gracias a esta campaña y a acciones previas que se han realizado por sucesos parecidos, es probable que las chicas no sean flageladas y el Gobierno les imponga únicamente una multa”. Todas ellas son naturales de Nuba, una zona de Kordofán del Sur que fue muy castigada por la guerra que azotó al país hace unos años.

No sería la primera vez que una acción de una campaña de Amnistía tiene efecto en una sentencia injusta. En 2009, la periodista Lubna Hussein fue detenida y condenada por vestir un pantalón y, en 2013, la policía apresó a la activista Amria Osman Hamed por no llevar un pañuelo en la cabeza. Ambas fueron liberadas de sus cargos y no fueron sometidas a ningún castigo físico.

EL MUNDO

Etiquetas:

One Trackback to “SUDÁN El largo de la falda se paga con 40 latigazos en Sudán”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: