ABC de España: Otro reportaje antisemita

por rafasionista

Una vez mas el ABC se vale de la “licencia literaria” para desvirtuar una leyenda judía no relevante: Lilit. 

El diario digital acusa al judaísmo, indirectamente, de misoginia. Su intención es conectar la idea de una leyenda no exclusiva de la tradición judía en la cual existió una segunda mujer en la creación, con la de encontrar en la figura femenina el origen de todo mal. De esta manera promueve entre los no entendidos en el tema la idea que el judaísmo degrada la mujer al grado de “demonio” y “maldad”.

Captura de pantalla de 2015-09-14 18:33:22

Aquí les presentamos una breve pero verdadera reseña judía ortodoxa sobre el tema:

Al amigo Arye le cuento que yo no he concebido la idea de Adam copulando con Lilit y concibiendo hijos, como usted dice, sino que es una referencia al midrash -exégesis rabínica-. Más adelante en esta respuesta le brindaré una explicación totalmente racional que espero sea compartida, pues, como suele ocurrir con los midrashim, es de segura importancia para llevar una vida más constructiva.

Al lector anónimo de Colombia, y a todos los que se interesen en esta temática, les comento que sobre esto ya hemos escrito, así que les ruego que busquen ahondar en la breve respuesta que daré ahora, con alguno de los textos ubicados en esta sección: “Seres“.

Es interesante notar que nuestros originarios libros consagrados apenas si dedican algunas frases a entidades espirituales, y generalmente de manera tangencial y superflua, pues le dan preponderancia a tópicos que hacen a mejorar la conducta humana en pos de la trascendencia, en lugar de perder el tiempo con descripciones legendarias (sea de entidades reales oimaginadas).
Por otra parte, es necesario reconocer que el lenguaje del Tanaj, y de los Sabios, contiene además de su sentido literal, otros planos de interpretación.
Por lo que, ante las indicaciones en las fuentes tradicionales a entes espirituales tenemos al menos tres posibles maneras de entenderlas:

  1. Se están refiriendo realmente a seres que no son de nuestro plano de existencia, sino que pertenecen a dimensiones alternativas a la nuestra. Por ser sus condiciones de existencia diferentes a las de nuestra realidad, necesariamente serán esquivas y fugitivas las interacciones entre humanos y entidades espirituales.
    Estas referencias son escasas en el Tanaj (el mal llamado “Antiguo Testamento”), y pueden corresponder a agentes positivos (habitualmente) o a negativos (casi nunca).
    Como ejemplo, le pido que recuerde al mensajero que anunció a la esposa de Manoaj, madre de Shimshón/Sansón, que tendría próximamente un hijo.

    De acuerdo al excelso Maimónides estos seres son imperceptibles a través de los sentidos, por lo que el humano se puede percatar de ellos por visión profética y por obra de la facultad imaginativa.
    Facultad que nos liga con el hecho que:

  2. En muchas ocasiones, quizás la mayor parte, aluden a realidades psíquicas, es decir, a manifestaciones de fuerzas interiores a las personas que suelen exteriorizarse en conductas ostensibles (o que permanecen sumidas en el inconsciente y que afloran en sueños, ilusiones o delirios).
    Cuando las exégesis rabínicas mencionan a Lilit, generalmente están en este plano, pues quieren indicar las poderosas pulsiones sexuales que vibran en el interior del organismo humano (con más precisión, del varón). Como ya mencionamos en otra oportunidad, Lilit es fácilmente asimilable a ciertos aspectos del “Ellos” esgrimido en la teoría freudiana.

    Aún es posible hallar otro plano de interpretación asociado a la imaginación, como suponer que las menciones a entidades espirituales:

  3. Son imágenes simbólicas de fuerzas o poderes (corrientemente naturales, pero a veces también producto de la fantasía del que cree percibirlas).
    Por ejemplo, los ángeles descritos como bajando y subiendo por la escala del durmiente Iaacov/Jacobo suelen ser tomados como símbolos de reinos que atosigarán a Israel, o también como alusiones a aptitudes y defectos en el patriarca.

Creo que resulta evidente que entre las interpretaciones precedentes, la que yo (humildemente) prefiero para entender el relato del midrash acera del apareamiento de Adam con Lilit, es la segunda.
Adam fue poseído por sus propias inclinaciones sexuales, es decir, debía luchar contra sus propias apetencias naturales exacerbadas hasta grados enfermizos; y no contra entidades espirituales externas (es decir, un demonio llamado “Lilit”. Al estilo de un masturbador compulsivo, o de un obsesionado hombre que actúa de modo insaciable sexualmente, podemos entender que Adam se sometió al regodeo con el ejercicio libertino de su sexualidad y sensualidad. Así, la alegoría rabínica que dice que mantuvo relaciones sexuales con Lilit, y ésta parió sus hijos, se puede interpretar como que Adam mantuvo abundantes y poco gratificantes relaciones sexuales tanto con su mujer (Java/Eva), como con otras criaturas (semejantes a humanos), o incluso con bestias. Estas relaciones vergonzosas no eran impulsadas por el deseo de construir una relación de pareja afianzada en el amor o un proyecto de vida en conjunto, o incluso por el regocijo de la sensualidad sana. Sino que eran empujadas por Lilit: el apetito desenfrenado por el placer sexual.

En un resumen, Lilit es (probablemente) una criatura demoníaca, si entendemos por tal a los impulsos naturales inconscientes de la persona, que no son educados y llevados a alturas angelicales.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: