¿”Tierra por Paz” o “tierra para la guerra”?

por goal

¿”Tierra por Paz” o “tierra para la guerra”?

640px-Syria-from-Golan-Heights

El conflicto sirio actual ilustra cómo el concepto de “tierra por paz” podría muy acertadamente se llamado “la tierra para la guerra”.

MI OPINIÓN: por Noah Beck, autor de The Last israelis

Desde 1948 a 1967, los sirios disparan proyectiles de artillería desde sus posiciones dominantes en los Altos del Golán hacia las comunidades fronterizas de Israel. Pero ya que las conversaciones auspiciadas por Estados Unidos entre Israel y Siria comenzaron en 1999, los pacifistas han postulado que una retirada completa de Israel de la meseta estratégica, a cambio de la paz con Siria no implicaba un riesgo justificado. Su razonamiento era que, en una era dominada más por las amenazas aéreas (aviones y misiles) que por las terrestres (los soldados y los tanques), el territorio ya no sería vital para la seguridad de Israel y podría ser cambiado por una doble bendición: la paz con Siria y la eliminación del mayor aliado estratégico de Irán.

Pero los acontecimientos actuales demuestran cuán equivocado estaba este pensamiento. No se necesita ninguna concesión territorial israelí para que Irán pierda a su único aliado árabe, ya que la guerra civil siria en última instancia, logrará eso. El régimen de Basher Assad finalmente caerá porque la masacre diaria es insostenible cuando cada atrocidad puede ser inmediatamente subida a Internet. El que sustituya a Assad no será amigo de los que han armado, financiado y prolongado su masacre: Irán y Rusia. Irán y su apoderado Hezbollah también han participado sustancialmente en la lucha contra los rebeldes en la zona, y por lo tanto se distanció de las eventuales consecuencias que tendrán lugar durante la posguerra Siria, mucho más que cualquier eventual acuerdo de paz entre Israel y Siria podría haber separado Irán y Siria.

FSA_Fighter-300x184

Más importante aún, la fórmula paz por territorios con Siria transferiría el territorio estratégico de Israel a un régimen alauita liderado por los rebeldes, mayoritariamente suníes, que difícilmente cumplirían sus compromisos – incluyendo cualquier acuerdo en los Altos del Golán y ya han amenazado abiertamente con atacar a Israel.  Si esos mismos rebeldes están tan cerca del lado israelí, Israel estaría mucho más cerca de los proyectiles “fallidos” de la guerra civil en Siria, y mucho más expuesto a cualquier terrorista que quiera atacar Israel. Por lo tanto, la sangre de los más de 2.100 soldados de las Fuerzas de Defensa Israelíes que murieron entre 1967 y 1973, en las guerras de Israel con Siria habría sido cambiada por la “paz” con Assad, para que los rebeldes que ostentarán pronto el poder, manejados por los islamistas radicales sirios tengan a tiro un eventual ataque a Israel tan sólo unos pocos años más tarde.

De hecho, en el ámbito de ataques hacia Israel los islamistas de la región (incluyendo al Líbano) tienen un historial convincente. En 2000, Israel se retiró del sur del Líbano y en 2006 fue atacado desde allí por Hezbollah. Sólo la fuerza de la respuesta militar de Israel en la guerra que siguió – y no cualquier concesión territorial – impidió cualquier posterior ataque hacia Israel por parte de Hezbolá, aunque el grupo terrorista todavía lo continúa intentando.Flickr_-_Israel_Defense_Forces_-_13th_Battalion_of_the_Golani_Brigade_Holds_Drill_at_Golan_Heights_7-300x199

Desde que Israel abandonó la Franja de Gaza en 2005, los terroristas palestinos han lanzado cerca de 12.000 misiles desde allí contra civiles israelíes (incluyendo durante la visita de Obama a Israel, violando otro acuerdo de alto el fuego). Mientras que el Acuerdo de Paz de Oslo de 1993 requiere que Israel entregue partes de Cisjordania a la Autoridad Palestina y que los palestinos dejen de una vez por todas de utilizar el terrorismo, los ataques terroristas palestinos han matado a miles de israelíes desde entonces.

En ocasiones, como por ejemplo el caso del sur del Líbano, Gaza, o el Acuerdo de Munich de 1938 que transfirió los Sudetes a los nazis,  la tierra a cambio de paz resulta ser una promesa ilusa que sólo alienta la agresión militar.

Noé Beck es el autor de The Last israelís , sobre la amenaza nuclear iraní y las cuestiones geopolíticas actuales en el Medio Oriente.

UNIDOS CON ISRAELPNG_zps1ed15660Zorrete - copia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: