Después de Yom Kippur: Construir la Sucá para Sucot

por goal

Después de Yom Kippur: Construir la Sucá para Sucot

Succah-2-890x400

Justo al terminar el día más sagrado en el calendario judío, Yom Kippur, las comunidades judías en Israel y en todo el mundo comienzan la preparación para la festividad de Sucot.

En Yom Kipur, el Día de la Expiación, el pueblo de Israel pasa a ser como los ángeles, un ayuno de 24 horas sin comida ni bebida. Las horas de vigilia del Yom Kippur se gastan en la sinagoga, en la oración solemne, para la purificación espiritual y el perdón. Después de centrarse intensamente en el plano espiritual, los judíos en Israel y en todo el mundo comienzan a centrarse en el plano físico, agarrando sus herramientas y comenzando los preparativos para la festividad de Sucot, ya que los fieles comienzan a construir un refugio temporal al aire libre conocido como “sucá”.

La festividad de Sucot se origina en el mandamiento bíblico de Di-s a los antiguos israelitas, “Durante un período de siete días vivirán en cabañas. Todos los residentes entre los hijos de Israel vivirán en basukot, y las [subsiguientes] generaciones deben saber que los hijos de Israel vivieron en cabañas cuando los saqué de la tierra de Egipto. (Levítico 23:42-43)”.

23:42   En las cabañas habitaréis por siete días; todo nativo de la casa de Israel habitará en las cabañas,

Basukot teshvu shiv’at yamim kol-ha’ezraj beYisra’el yeshvu basukot.

 23:43   para que vuestras generaciones venideras sepan que en cabañas hice Yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto; Yo soy el Eterno, vuestro Dios.

Lema’an yed’u doroteyjem ki vasukot hoshavti et-beney Yisra’el behotsi’i otam me’erets Mitsrayim ani Adonay Eloheyjem.

succah1-300x158

Durante Sucot, que es el tiempo de vacaciones para muchas familias judías, grandes cantidades de comida y bebida se disfrutan durante las muchas comidas festivas dentro de la sucá. La Torá se refiere a Sucot como la fiesta de la alegría, siendo una de las tres fiestas de peregrinación a Jerusalem durante las épocas del Templo Sagrado de la Tierra de Israel, junto con Pesaj y Shavuot. Sucot es también conocida como la Fiesta de las cabañas, una referencia a las viviendas en las que los judíos viven en estos siete días.

Comenzando inmediatamente después de las oraciones finales Yom Kippur, los sonidos de los martillazos se pueden escuchar, ya que el pueblo de Israel comienza a construir sus sucot. Según el rabino Sholom Brodt, el jefe Yeshivat Simjat Shlomo, en Jerusalem, “Hay una cita en el Talmud que cuando una mitzvá viene de esa manera, hay que correr para hacerla en la primera oportunidad que se te presente”.

El carácter temporal de la sucá simboliza la confianza del hombre en Di-s para su sustento. El techo de la sucá es tradicionalmente hecha de ramas de los árboles y de otros materiales naturales, que simboliza las “nubes de gloria”, que albergaban a los antiguos israelitas durante su peregrinación en el desierto.

P9270853-300x225

El residente de Jerusalem, Yosef Sherman, construye su succah reciclando desechos de madera. “A menudo, cuando las personas renuevan sus apartamentos tiran mucha madera. Sucot, también conocida como la fiesta de la cosecha, me conectó a la recogida, a la construcción y a la adición. Yo disfruto profundamente el proceso creativo de la recolección y de la construcción de una sucá con materiales reciclados”.

En Jerusalem, cuando llega Sucot, las aceras, estacionamientos, entradas y balcones se llenan de sucot, transformando la ciudad en un paisaje gigante de celebración y de alegría.

United with Israel-The Global Movement for IsraelCarita de judío con kippa peke

2 comentarios to “Después de Yom Kippur: Construir la Sucá para Sucot”

  1. Què preciosa festividad!!! El judaìsmo es una religiòn de alegrìa y de respeto por el SER, en esta ciudad, en la que hay unas treinta familias judìas, no hay sinagoga (està el edificio), no hay rabino, no hay cementerio (los muy devotos los llevan a Basavilbaso, localidad cercana) y juro que hubo una època, no hace màs de treinta años que en el cementerio municipal (es decir del estado) no se permitìa el entierro de judìos. Cuando uno putea al papa y de ahì para abajo, no lo hace gratis. Dicho sea de paso (lo que debiò ser lo más importante) el LEVÌTICO…què belleza!!! Muchos cariños, gracias por todo, isabel duarte

    Le gusta a 1 persona

    • Si la comunidad es pequeña tal vez no puedan costear la sinagoga, una pena. Lo del cementerio lo veo aún peor ¿No puede habilitar un rincón para esas 30 familias?. Bueno Isabel, anímate y hazte una suca este año XD. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: