Israel, un objetivo popular para la crítica en los debates de la ONU

por franny

Roussef

Presidenta brasileña Dilma Rousseff en la sesión de la ONU. Foto: AFP

Discurso tras discurso en la Asamblea General insta a la creación del”Estado palestino”

Con los refugiados sirios moviéndose hacia Europa y Rusia extendiendo su influencia, el Estado judío sigue siendo un asunto focal en la retórica de la Asamblea General.

El conflicto entre Israel y Palestina puede no estar en el centro del diálogo entre las grandes potencias durante la sesión de apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año, pero discurso tras discurso durante el debate general, los jefes de Estado le han recordado a los presentes que a pesar de la urgencia apremiante de la guerra civil siria, la propagación del Estado Islámico y la extensión de la influencia rusa en Europa del Este y Oriente Medio, la conducta de Israel sigue siendo una preocupación importante.

A diferencia de años anteriores, el tema ha sido apenas mencionado por los líderes europeos – y su mención ha estado notablemente ausente en los discursos de los jefes de Estado más poderosos, entre ellos los de Rusia, Estados Unidos, Unión Europea y China.

Eso no quiere decir, sin embargo, que el conflicto hay sido ignorado.

En el discurso de apertura el lunes por la mañana, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, dijo a los delegados que “ya no podemos retrasar … la creación de un Estado palestino, que conviva en paz y armonía con Israel”. “…en el mismo sentido, no se puede tolerar la expansión de los asentamientos en los territorios ocupados”, agregó.

Los representantes de los estados de la Liga Árabe fueron, como siempre, estridentes en sus críticas a Israel.

Amir Tamim Bin Hamad Al-Thani, de Qatar, pronunció una extensa condena de la política de Israel, argumentando que “la solución justa y duradera de la causa palestina —que sigue siendo el problema de las personas desplazadas de sus tierras, que están todavía bajo el yugo de la ocupación—, no puede ser retrasado hasta la siguiente generación”.

“El logro de una solución justa y duradera que permita poner fin a la ocupación israelí de los territorios palestinos y el establecimiento de un Estado palestino requiere un socio para la paz israelí”, dijo. “Por el momento, no hay un socio israelí para una paz justa, ni siquiera para una acuerdo”.

Al describir el conflicto como “la última cuestión colonial de facto en la historia moderna”, Al-Thani pidió la acción internacional, citando “la actividad frenética en los asentamientos”, así como “las violaciones persistentes a la santidad de la Mezquita Al-Aqsa, son claras indicaciones, no solo de la falta de voluntad de paz en Israel, sino el dominio de los elementos nacionalistas fundamentalistas ultraortodoxos en la política israelí”.

“La prolongación de la causa palestina sin una solución permanente y justa es un estigma para la humanidad”, argumentó. “La comunidad internacional está fracasando en lo que es menos que un arreglo justo, ni siquiera ha tenido éxito en forzar la reconstrucción de la Franja de Gaza a raíz de la agresión.

Al-Thani se quejó de que en Israel “las fuerzas políticas extremistas religiosas tienden a basarse en interpretaciones literales de los textos que se remontan a miles de años con el fin de profanar los lugares santos para otras personas, ocupar sus tierras y establecerse en ellas”.

“¿No es esto equivalente a un fundamentalismo religioso? ¿No es esta violencia un acto de terrorismo llevado a cabo por las fuerzas religiosas radicales?”, preguntó.

Pidió al Consejo de Seguridad a tomar medidas para obligar a Israel a detener la actividad en los asentamientos, levantar su bloqueo a Gaza”, y estar comprometido con la aplicación de las resoluciones internacionales que reconocen al pueblo palestino el derecho a recuperar sus derechos nacionales legítimos, y establecer un estado palestino independiente según las fronteras de 1967, de acuerdo con el principio de la solución de los dos estados”.

 

Sissi

Presidente egipcio Abdel Fattah Sissi ante la asamblea de la ONU. Foto: AFP.

El presidente egipcio, Abdel-Fattah el-Sissi dijo a los delegados que “la resolución de este conflicto y el empoderamiento del pueblo palestino para ejercer su derecho a la libre determinación y a un Estado independiente dentro de [las líneas de 1967], con Jerusalén Oriental como su capital, eliminará efectivamente uno de los factores más importantes que contribuyen a la inestabilidad de la región y uno de los pretextos más peligrosos utilizados para justificar el extremismo y el terrorismo”.

Al igual que Al-Thani y el rey de Jordania, Abdullah II, Sissi citó específicamente las recientes tensiones en el Monte del Templo como una preocupación importante.

Pero no solo los representantes de la Liga Árabe desafieraon a Israel. Robert Mugabe, de Zimbabwe, pasó de la advertencia sobre los “nuevos derechos” —una referencia a las críticas que ha enfrentado su gobierno por sus políticas anti-gay— a la defensa de la causa palestina.

“En el Medio Oriente, el sufrimiento del pueblo palestino no ha disminuido,” se quejó Mugabe. “Reiteramos nuestro firme apoyo a la justa causa del pueblo palestino. También reiteró que la paz duradera en el Oriente Medio solo puede lograrse a través de negociaciones, para lograr una solución de dos Estados basada en las fronteras anteriores a 1967″.

David Harris, del Comité Judío Americano, quien se reunirá con representantes de decenas de países durante la Asamblea General, dijo que las referencias al conflicto palestino-israelí son a menudo el resultado de la costumbre.

“Muchos países se ponen en piloto automático cuando se trata de sus discursos en la Asamblea General”, dijo. “Independientemente de lo que sea que está pasando en el mundo existe la necesidad compulsiva de referirse al conflicto”.

Harris señaló que alrededor de dos tercios de los estados miembros de la ONU pertenecen a organizaciones que han apoyado agendas hostiles a Israel, incluyendo la Liga Árabe, el Movimiento de Países No Alineados y la Organización de Cooperación Islámica. En los dos primeros días de discursos, muchos estados —incluyendo Namibia, Afganistán, Tanzania, San Vicente y las Granadinas, Kuwait, Malí y Nigeria—declararon su apoyo a la causa palestina.

La organización de Harris ha lanzado una campaña para llamar la atención sobre el sesgo anti-israelí de una serie de instituciones de la ONU. En el día de la apertura del debate general, el CJA sacó un anuncio en el Wall Street Journal donde señala la discriminación institucional en el organismo mundial, en particular del Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra, que ha emitido más condenas a Israel que todos los demás Estados miembros combinados y dedica una agenda completa (ítem #7) para escudriñar a Israel.

Sobre el debate general, Harris dijo que el enfoque sobre Israel es “casi como una reacción pavloviana”. “Es una triste realidad”, elaboró. “Hay momentos en que tiene sentido hablar sobre esto. Cuando se firman acuerdos y en el ambiente hay esperanza y sentido de progreso, entonces tiene sentido para muchos países referirse al conflicto y la esperanza de resolución, pero utilizarlo como lenguaje estándar es solo una especie de reflejo”.

Harris dijo que, en cierta medida, las referencias provenían un análisis pobre hecho durante años, que describió como “la creencia de que el conflicto entre Israel y Palestina es la clave de toda la región y al resolver el conflicto, que en términos de la ONU significa presionar a Israel, se habrá resuelto todo el Medio Oriente”.

Tras felicitar a la Asamblea General por “dar voz a los que no tienen voz y a los oprimidos” y al citar la resolución de izar la bandera palestina en el organismo mundial el miércoles el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, declaró que “no puede haber paz, seguridad y desarrollo en Oriente Medio sin la resolución de la cuestión palestina”.

“Una solución es urgente de lo contrario, si nos retrasamos, en la próxima década es posible que ya no tengamos un pedazo de tierra que justifique la solución de los dos estados”, advirtió.

Fuente: WTF

One Comment to “Israel, un objetivo popular para la crítica en los debates de la ONU”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: