La forja de un eje contra el Estado Islámico

por goal

La forja de un eje contra el Estado Islámico

Portaaviones Charles de Gaulle

Soldados franceses ponen a punto cazas Super Etendard, en la cubierta del portaaviones Charles de Gaulle, ayer, en el Mediterráneo. A. POUJOULATAFP

Cameron y Hollande sellan hoy una alianza para lanzar bombardeos inminentes contra los bastiones del grupo yihadista en Irak y Siria.

CARLOS FRESNEDA y CAROLINA MARTÍN ADALID

Las potencias mundiales buscan forjar una alianza para combatir el terrorismo del Estado Islámico en Siria e Irak. El eje principal es Francia, país en torno al que -tras los atentados de París del 13-N- están alineándose el Reino Unido, Estados Unidos y Rusia. Setenta años después de la II Guerra Mundial la entente que venció al nazismo tiene visos de volver a reeditarse por primera vez contra la hidra terrorista.

El premier británico, David Cameron, sellará previsiblemente hoy en París una informal alianza anglofrancesa contra el grupo yihadista, a la espera de la autorización parlamentaria para extender los bombardeos de la RAF sobre suelo sirio. La intención de Cameron es poder lanzar las primeras operaciones aéreas antes de Navidades.

El primer ministro británico se entrevistará con el presidente galo, François Hollande, que acto seguido viajará a Washington para reunirse con el presidente estadounidense, Barack Obama, y estrechar la colaboración militar con el ejército norteamericano.

Mientras, el portaaviones francés Charles de Gaulle se encuentra ya posicionado en un punto sin desclasificar del Mediterráneo oriental, preparado para intensificar, a partir de hoy, los bombardeos contra el Estado Islámico (IS) que Francia ya está llevando a cabo desde hace semanas, desde sus bases en Emiratos y Jordania. Los 26 cazas Rafale y Super Etendard que transporta el Charles de Gaulle realizaron ayer sus últimas maniobras de puesta a punto. Según el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, están preparados “para actuar a partir de mañana [por hoy]”.

Entre tambores de guerra, Cameron viaja a París con un mensaje muy concreto: extender a Hollande su decisión de unir fuerzas en los ataques aéreos en Siria. A su vez, avanzará con el presidente galo en una estrategia conjunta para golpear los bastiones del IS en la zona conocida como la franja de Manbij, que se extiende a lo largo de casi 100 kilómetros con la frontera turca, con los cazas Tornado británicos estacionados en bases de Chipre y que hasta ahora tenían autorización sólo para actuar sobre suelo iraquí.

Tras el respaldo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que instó esta semana a luchar contra el ISIS, David Cameron considera que tiene en sus manos las bazas para sacar adelante la votación en el Parlamento. “El Reino Unido no es un país que se queda en la cuneta y permite que otros le protejan”, declaró a la BBC el secretario del Tesoro, George Osborne, en el momento de anticipar los planes para la votación parlamentaria de la próxima semana. “No podemos esperar a que acabe la guerra civil en Siria para atacar la base del Estado Islámico en Siria. Los aviones de la RAF tienen que formar parte de los esfuerzos internacionales para golpear al ISIS”.

Hollande, a Washington

El frente común para derrotar al Estado Islámico llevará a Hollande mañana a Washington, donde tiene previsto reunirse con Obama. Ambos líderes reafirmaron en una conversación telefónica hace unos días su “compromiso inquebrantable para degradar y derrotar al ISIS”, según informó la Casa Blanca. Obama se mostró ayer convencido de que la coalición internacional logrará su objetivo de derrotar al IS: “Les destruiremos. Recuperaremos las tierras en las que se encuentran actualmente, les quitaremos su financiación, perseguiremos a sus líderes, desmantelaremos sus redes, sus líneas de suministro”. Desde la cumbre del Sudeste Asiático, en Kuala Lumpur, el presidente estadounidense instó a los ciudadanos a “no sucumbir ante el miedo”.

En el mismo lugar, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a Rusia y a EEUU que cooperaran para derrotar a los yihadistas. “Todos estos terroristas y esta ideología extremista debe ser derrotada en el nombre de la humanidad”, proclamó en la capital de Malasia. “Necesitamos unión y solidaridad”, afirmó Ban ante las “graves amenazas globales”. El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, al reunirse ayer con Ban, le pidió su colaboración para crear una coalición antiterrorista bajo los auspicios de Naciones Unidas.

Atraer a Rusia a esta alianza es vital para Occidente. Así se interpretan las declaraciones del ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, que ayer afirmó que Moscú podría volver al grupo de los países más industralizados del mundo, el G-8. En un guiño crítico, Obama señaló que sería “útil” que Rusia se centrase en combatir al ISIS en sus ataques sobre territorio sirio. Medvedev le respondió que “el fortalecimiento del ISIS fue posible por la irresponsable política de EEUU”, evidenciando las diferencias que aún existen entre ambas potencias.

EL MUNDOPNG_zps1ed15660Zorrete_zpsa7d818fb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: